Síguenos en redes

Filósofos

Séneca

Publicado

en

Biografía de Séneca
Harvey Barrison from Massapequa, NY, USA [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons
Información personal
Nombre CompletoLucio Anneo Séneca
OcupaciónDramaturgo, poeta, filósofo, aforista, estadista, político y escritor
NacionalidadRomana
Cónyugue

Pompeya Paulina

Padres

Marco Anneo Séneca

Biografía de Séneca

Séneca (4 – 65) filósofo hispanorromano. Nació en Roma, Italia. Su nombre de pila era Lucio Anneo Séneca. Creció en una familia acomodada de la provincia Bética del Imperio Romano. De su padre aprendió la habilidad dialéctica, posteriormente los escolásticos apreciaron dicha habilidad. Séneca recibió una educación en las artes retóricas en Roma, aunque Séneca se sintió igualmente atraído por la filosofía, tuvo varios maestros que lo iniciaron en las diversas modalidades de la doctrina estoica por entonces popular en Roma. Séneca se desarrolló también en la política y el derecho, fue muy reconocido y admirado.

En el 39 tuvo una fuerte discusión con Calígula, quien estuvo a punto de condenarlo. Al subir Claudio al trono en el año 41, Séneca fue desterrado a Córcega, porque lo acusaron de haber cometido adulterio con una sobrina del emperador. Ocho años más tarde fue llamado de nuevo a Roma como preceptor del joven Nerón. En el 54, pasó a ser uno de sus principales consejeros, cargo que conservó hasta el 62 cuando decidió retirarse de la vida pública. Tres años después, participó en la conspiración de Pisón, según algunas fuentes, aseguran que pretendió suceder en el trono al propio Nerón.

Nerón sabiendo esto le ordenó suicidarse, decisión que Séneca aceptó como liberación final de los sufrimientos de este mundo, siguiendo su propia filosofía. Su filosofía estuvo influenciada por el pensamiento estoico, aunque también adoptó su propia visión personal y hasta la de pensadores de escuelas antagónicas, como Epicuro, autor al que usualmente citaba; con ello no hizo sino ejemplificar el espíritu ecléctico y sintético propio del estoicismo nuevo propio de su época, del que se mostró como máximo exponente. La filosofía era utilizada para él como un camino para los hombres hacia la virtud, compartiendo el conocimiento de la naturaleza del mundo.

«Compra sólo lo necesario, no lo conveniente. Lo innecesario, aunque cueste un solo céntimo, es caro» – Séneca

En este sentido, en su vida la lógica y la física no ocuparon un lugar importante, sino que afirmó que estaban subordinadas a ella como lo estaban ya en el antiguo estoicismo; a este último, Séneca insistió en la necesidad de persuadir el deber de obrar y pensar rectamente, más que demostrar la verdad de un conjunto de enunciados éticos normativos. Según Séneca un verdadero sabio debe liberarse de sus emociones

, juicios equivocados acerca del valor de las cosas para llegar a la virtud. El tono moral de Séneca está cargado de acentos religiosos que lo aproximan al teísmo y al cristianismo.

Séneca hablo y escribió sobre las ciencias naturales trató, en particular, temas como los terremotos y su relación con los volcanes; aunque, en general, se basó en las opiniones de los antiguos sobre diversos temas, añadió algunas reflexiones personales: el vaticinio de una futura explicación de los cometas como verdaderos cuerpos celestes. Fue también autor de nueve piezas dramáticas, inspiradas en modelos griegos clásicos, de hecho, estudió las tensiones emocionales a que se ven sometidos los personajes, también escribió así mismo una magistral y mordaz sátira de la deificación del emperador Claudio.

Séneca a diferencia de varios filósofos romanos siempre ha gozado de gran popularidad, especialmente en la Europa continental; en el mundo anglosajón tomó popularidad a partir del siglo XX. Erasmo de Rotterdam, Michel de Montaigne, René Descartes, Denis Diderot, Jean-Jacques Rousseau, Francisco de Quevedo, Thomas de Quincey, Dante, Petrarca, San Jerónimo, San Agustín, Lactancio, Chaucer, Juan Calvino, Baudelaire, Honoré de Balzaccomo, entre otros. Tomaron su obra como modelo, la admiraron y la tomaron como influencia. En definitiva, muchos intelectuales occidentales mostraron admiración por la obra de Séneca.

«A algunos se les considera grandes porque también se cuenta el pedestal» – Séneca

Junto a la de Cicerón, la obra de Séneca era una de las mejores. Como sus doctrinas son compatibles con la idiosincrasia cristiana, los padres de la Iglesia como San Agustín lo citaron a menudo; Tertuliano lo consideraba parte de la comunidad cristina, y San Jerónimo llegó a incluirlo en su Catálogo de santos. Por otro lado, la influencia de Séneca se deja ver en todo el humanismo y demás corrientes renacentistas. Luego de su muerte se le dio relevancia a su defensa de la igualdad de todos los hombres, la propugnación de una vida sobria y moderada para hallar la felicidad, su desprecio a la superstición, sus opiniones antropocentristas. Lo anterior fue impulsado por el pensamiento renacentista.

Muchas obras importantes fueron escritas mientras estuvo en el exilio: Sobre la providencia, dedicado a Lucilio hijo. De la consolación a Helvia: el diálogo más exquisito y el más lleno de detalles personales, que escribió a su madre. también fue autor del tratado Sobre la providencia, De la constancia del sabio, escrito probablemente después del año 47. Cuando estuvo en el gobierno redactó el diálogo Sobre la brevedad de la vida, escrito con toda probabilidad en el año 55. A su hermano adoptivo Galión le dedicó el diálogo La vida bienaventurada, una curiosa defensa de su forma de vida de filósofo estoico. Por último, escribió un libro de Cuestiones naturales, dedicado a Lucilio, que trata de fenómenos naturales, y donde la ética se mezcla con la física.

Artículos relacionados con Séneca

Biografía

Harriet Martineau

Publicado

en

Biografía de Harriet Martineau
National Portrait Gallery, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Harriet Martineau

Harriet Martineau (12 de junio de 1802 –  27 de junio de 1876) Escritora, filósofa, activista social e intelectual inglesa, que realizó importantes contribuciones a la economía política, la teoría sociológica y la cuestión de la mujer en la era victoriana (temprana y tardía). Esta considerada la primera mujer socióloga. Hija de un prospero comerciante, recibió una mejor educación que la mayor parte de las mujeres de su época. Estudió matemáticas, economía, filosofía, historia y ciencias sociales y aprendió varios idiomas. Tras la muerte de su padre comenzó a trabajar y publicar sus primeros escritos teniendo gran éxito. Proto-feminista, en sus escritos trato la cuestión de la mujer, abogando por una mejor educación y oportunidades de laborales; también defendió el movimiento abolicionista y los derechos de las personas pobres.  Se destacan sus obras Ilustraciones de economía política y Society in America.

Primeros años

Nacida en una familia de la clase media en Norwich (Inglaterra), su padre era un prospero comercialmente textil, lo que permitió el acceso a una buena educación. Asistió a escuela Unitaria de chicas y estudió física, matemáticas, astronomía e historia. También hablaba varios idiomas, aunque con solo doce años empezó a quedarse sorda.  Más tarde experimentó una pérdida de sensibilidad olfativa y gustativa y en sus 30 estuvo postrada por más de cinco años en una cama. Sin embargo, su frágil salud no la detuvo, desarrolló un intelecto poderoso y profundo y se mantuvo activa luchando en la esfera publica durante más de medio siglo.

Se enfoco en el estudio de la filosofía y las ciencias sociales y dirigió sus conocimientos a los sectores menos cultos.

Trabajos Tempranos

Aunque recibió una mejor educación respecto a la mayor parte de las mujeres de su tiempo, tras la  muerte de su padre, Martineau tuvo que empezar a trabajar haciendo bordados.  Al mismo tiempo decidió perseguir la carrera de escritora, una de las pocas profesiones legítimas abiertas para las mujeres de la clase media en la Inglaterra de la era victoriana. Al principio escribió artículos sobre temas varios para el periódico The Monthly Repository. También colaboró en Daily News, donde llegó a publicar más de 1.000 artículos.

A finales de los 1820 su escritura se torno más radical en su contenido (al igual que política), anticipando lo que se vería en sus Ilustraciones de Economía Política. Luego de su éxito inicial como periodista, Martineau se trasladó a Londres y allí llegó a tratar con grandes  intelectuales, escritores y eruditos, como el poeta William Wordsworth, el filósofo Thomas Carlyle , los economistas John Stuart Mill y Thomas Malthus y el matemático Charles Babbage.

Mujer de letras

Su popularidad cruzó también el Atlántico; ya en 1832,

Martineau visitaba los Estados Unidos. Durante su estancia se interesó y abogó por el movimiento abolicionista. Activista social, Martineau luchó por los derechos de los esclavos y de las personas pobres; comparó la situación de los esclavos con la dominación que se ejercía sobre el cuerpo femenino. Una vez de regreso en Inglaterra publicó la Sociedad en América (1837) y Retrospectiva de un viaje al Oeste (1838). Más tarde vinieron las novelas Deerbook (1839) y The Hour and the Man (1841), con las que contribuyó a la critica social y el debate sobra la condición de Inglaterra y la cuestión de la mujer en la sociedad victoriana.

Martineau fue esencialmente un periodista filosófica, preocupada por los cambios contemporáneos y la sociedad de su tiempo. Sin embargo,  también escribió narrativas ficticias con un marcado tiente social dirigido a los lectores populares. En su momento, apoyó el Movimiento de Reforma Radical pues buscaba el progreso económico y social. También dio la bienvenida al desarrollo del ferrocarril y la industria, esperando que la calidad de vida de las clases bajas mejorara con el tiempo.

Economía política

De joven, llegó a estar muy interesada en la economía política. Martineau escribió e intento difundir sus conocimientos sobre el tema a las clases menos cultas, simplificando y popularizando los principios de la economía en su obra  Ilustraciones de Economía Política (1832-1834), una serie de narrativas ficticias de fácil comprensión. Entonces ya había leído Conversations on the Nature of Polítical Economy(1827) de Jane Marcet. Desde muy joven creyó que la educación libre y popular mejoraría la vida de las clases bajas.

En sus ideas económicas y sociales, Martineau siguió las enseñanzas de David Ricardo, James Mill y Adam Smith. Asimismo, tuvo entre otras influencias a Malthus y Bentham. Uno de sus mejores cuentos fue Una huelga en Manchester (incluido en Ilustraciones de Economía Política), en el que describe la degradación y el sufrimiento de las personas pobres mientras luchan por una mejor vida. Este cuento es ahora considerado la primera obra de ficción en presentar la lucha industrial. Martineau también anticipó la idea de autoayuda de Samuel Smile.

La primera socióloga

Considerada la primera mujer socióloga, Martineau escribió varios ensayos tratando las costumbres sociales y las diferencias de clases en Inglaterra y Estados Unidos. Se destaca su obra How to Observe Morals and Manners, una especie de tratado sobre la metodología de investigación sociológica en el que examina las clases sociales, su vida, el desarrollo social, la religión, las relaciones domesticas y las interacciones entre los individuos y las instituciones, así como la cuestión de la mujer en la sociedad victoriana.

Feminista

Proto-feminista, Martineau fue una de las primeras escritoras victorianas en tratar la Cuestión de la Mujer en sus escritos. Revindicó la importancia de la educación de la mujer y su inclusión activa en los diferentes aspectos públicos y políticos de la sociedad. A través de su obra, Martineau contribuyó considerablemente a un debate público sobre los derechos de la mujer. En este respecto se destacan escritos como On Female Education(1823), Female Industry(1859) y el capitulo de American Society(1837), titulado The Political Non-Existance of Women, donde hablaba de la inexistencia de la mujer en lo político.

También tradujo y condensó el Curso de filosofía positiva de Auguste Comte. Tras su muerte, su legado se disperso en varias revistas y publicaciones misceláneas.

Muerte

Luego de haber enfermado gravemente en 1855,  Martineau se dispuso a escribir su Autobiografía, al tiempo que trabaja como colaboradora en el Daily News. Murió  el 27 de junio de 1876, a la edad de 74 años, en Ambleside (Inglaterra).

Algunas sus obras más importantes

  •  Illustrations of Political Economy, (1832-34)
  • Poor Laws and Paupers ( 1833)
  • Society in America (1837)
  • How to Observe Morals and Manners (1838)
  • The Philosophy of Comte, Freely translated and condensed (1853)
  • Autobiography (1877).

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Nicolás de Cusa

Publicado

en

Biografía de Nicolás de Cusa
Master of the Life of the Virgin, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Nicolás de Cusa

Nicolaus von Kues o Chrypffs (1401-1464), más conocido como Nicolás de Cusa, fue un teólogo, filósofo y místico alemán. Uno de los primeros filósofos en abandonar la concepción geométrica del mundo. Doctor en derecho canónico, estudió en Heidelberg, Padua y Colonia y ordenado sacerdote, participó en el Concilio de Basilea. Siendo el obispo de Brixen, en 1450 fue hecho cardenal. La idea principal de su pensamiento fue la conciliación de los contrarios en la unidad infinita (el Uno). Se destacan sus obras  De la visión de Dios y De la docta ignorancia. Es considerado por algunos el padre de la filosofía moderna alemana.

Vida

Hijo del comerciante Johan Cryfftz o Chrypffs y de Katherina Roemer, Nicolás nació en Cusa en el año 1401. De ahí, que se lo apodara El Cusano. Se educo en Deventer junto con los Hermanos de la Vida Común, asimilando el misticismo platonizante y en Heidelberg se puso en contacto con el nominalismo de Occam. Más tarde estudió derecho canónico, medicina y matemáticas en Padua y en Colonia entró contacto con el pensamiento de San Alberto Magno

y Santo Tomás de Aquino. Tras terminar sus estudios, se ordenó sacerdote en 1430. En 1432, intervino en el Concilio de Basilea,  mostrándose a favor del Papa y en contra del conciliarismo.

En el año 1437 fue a enviado a Constantinopla junto con una embajada, la cual tenia como fin la unificación de las iglesias de Oriente y Occidente. Se dice que fue precisamente en el viaje de regreso que, mientras contemplaba el mar, Cusa concibió la idea central de su pensamiento: la conciliación de los contrarios en la unidad infinita. De acuerdo a esta idea, el grado máximo de la realidad corresponde al principio primero o el Uno, que a su vez consiste en la unidad de los contrarios.  Con esta tesis, Cusa retomó una teología negativa, en la cual Dios era a la vez el máximo y el minino. Según su doctrina es la ignorancia humana la que impide comprender la contradicción interna de lo Uno.

Obras

Sus ideas sobre esta incompresible paradoja quedaron recogidas en De la docta ignorancia y De la visión de Dios. Cusa también se adelanto a los pensadores de su tiempo, al afirmar que la Tierra lejos de ser el centro inmóvil el universo, se movía como el resto de los cuerpos celestes. Fue uno de los primeros filósofos dejar de lado la concepción geométrica del mundo. En 1450 fue nombrado cardenal.

Otras obras suyas son: De concordantia catholica (1433), De coniecturis (1441), Apologia doctae ignorantiae (1449),  De potestate (1460), De beryllo (1458), De ludo globi (1460), De non aliud (1462), y  De apice theoriae (1464).

 Falleció en Todi en 1464.

 Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Al-Ghazali

Publicado

en

Biografía de Al-Ghazali
Unknown authorUnknown author, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Al-Ghazali

Abu Hamid Muhammad al-Gazzali o al-Ghazali, también conocido como Algacel (1058-1111)  fue un teólogo, jurista, filósofo y místico musulmán. Uno de los hombre del medioevo oriental mejor conocido. Nacido en Tus, realizó estudios en Jorjan y en Nisabur y fue alumno del jurista Iman al-Haramain. Tras la muerte de su maestro, se unió a la corte del visir Niẓām al-Mulk,quien lo nombró maestro de la escuela superior Al-Nizamiyya en 1091. A raíz de una crisis espiritual, en 1095,  renunció a su trabajo, familia y posesiones, se hizo sufí y errante, busco la paz interior y el éxtasis. Fue autor de varias obras, entre estas, el tratado El resurgimiento de las ciencias religiosas, obra que ha sido considerada el texto religioso de origen musulmán más importante después del Corán. También sobresale su autobiografía  La liberación del error y su critica  La incoherencia de los filósofos.

 Vida

Al-Ghazālī nació en Ṭūs, cerca de Meshed, Persia (ahora el este de Irán). Fue educado en su ciudad natal, luego en Jorjān, y finalmente en Nisabur. En Nisabur, tuvo como maestro al jurista y teólogo Iman al-Haramain y su formación fue entonces teológica y jurídica. Tuvo un acentuado espíritu crítico, el cual le hizo presa de un temprano escepticismo. Tras la muerte de su maestro en 1085, Al-Ghazālī  fue invitado a la corte de Niẓām al-Mulk, un poderoso visir de los sultanes selyúcidas.  El visir quedó tan impresionado con su talento, que en el año 1091, lo nombró profesor en jefe de la escuela religiosa superior Al-Nizamiyya de Bagdad.

Mientras daba conferencias a más de 300 estudiantes,  Al-Ghazālī también dominaba y criticaba la filosofía neoplatónica y el aristotelismo musulmán de autores como Al-Fārābī y Avicena. Victima de su propio escepticismo,

 Al-Ghazālī pasó por una crisis espiritual, la cual lo dejo incapacitado para enseñar. En 1905 abandonó su carrera y trabajo y se retiro a Siria con el pretexto de peregrinar a La Meca. Hizo entonces arreglos para su familia, abandonó sus posesiones y haciéndose se sufí, se dedicó por completo a la vida mística. Estuvo un tiempo en Damasco y Jerusalén y en 1096 terminó su peregrinación llegando a La Meca. Después de pasar casi un decenio en el retiro,  Al-Ghazālī  consintió en volver a la enseñanza en la Madrasa Nizamiyya de Nishapur (1106), pero al poco tiempo acabó retirándose definitivamente a su ciudad natal. Allí, rodeado por un grupo de fieles discípulos, el místico se entrego a la piedad y a la enseñanza privada.

Obra de Al-Ghazali

Teólogo, jurista y filósofo, Al-Ghazālī escribió varias obras relativas las ciencias coránicas, por lo que es considerado uno de los más grandes teólogos del Islam. En su obra autobiográfica La liberación del error, cuestionó temeroso el camino racional para llegar a Dios. En  La incoherencia de los filósofos, criticó a Avicena y el aristotelismo musulmán demostrando de manera racional la irracionalidad del filosofar. Esto ultimo le valió la critica de Averroes y Abentofail, entre otros filósofos de la época. Como místico, encontró insuficiente una interpretación puramente racional del universo, el hombre y su relación con el Creador, entendiendo que hay cosas que se escapan a la razón.

Su obra más importante, El resurgimiento de las ciencias religiosas, la escribió durante su peregrinación a La Meca ( entre los años 1095 y 1096). Este tratado, que abraza tanto la teología, como el derecho, la mística y la ética, ha sido considerado el texto religioso más importante después del Corán. No solo ejerció un fuerte influencia en la vida ulterior del Islam, si no que también ha servido de guía a decenas de generaciones musulmanas.

 Al-Ghazālī  falleció en Tus el 18 de diciembre de 1111.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad