Síguenos en redes

Religión

Juan Calvino

Publicado

en

Biografía de Juan Calvino
Dominio público

Biografía de Juan Calvino

Jehan Cauvin, castellanizado como Juan Calvino (10 de julio de 1509 – 27 de mayo de 1564). Teólogo y reformador protestante. Nació en la localidad de Noyon, Francia. Fue educado en un ambiente católico. Desde la infancia expresó su gran talento para el estudio y, sobre todo, para los estudios religiosos. Por ello, sus incipientes aprendizajes los realizó alineados a la carrera eclesiástica. Cursó estudios de teología, humanidades y derecho, estas dos últimas por disposición de su padre que lo envió la Universidad de París, su padre no estaba muy conforme con los gustos por la teología de Calvino. A pesar de ello, Calvino estudió teología en el College de la Marche, distinguido centro donde estudiaron otros personajes coetáneos importantes como Erasmo de Rotterdam. Luego, consigue doctorarse en Derecho en la Universidad de Orleans. Su estancia en los claustros universitarios fueron claves porque cultivaron sus ideas humanistas y reformadas.

Con poco más de veinte años Calvino abandonó el catolicismo y empezó a manifestarse como protestante, tras indagar las concepciones y postulados de Martin Lutero, se centraban en resumidas cuentas en: la negación de la autoridad de la Iglesia de Roma, importancia fundamental de la Biblia y la consecución de la salvación a través de la fe y no de las obras.  En esa época Calvino asistió a un discurso, pronunciado por el rector Nicolás Cop, a favor de la tesis luterana. Este momento primero marcó un momento decisivo en su conversión total y segundo provocó un escándalo que obligó al rector dejar París y refugiarse en Basilea, Suiza.

Juan inquietado por la situación decide contactar a Cop y toma la decisión de ir a Basilea para reunirse con él, allí con los conocimientos compartidos por Cop, Calvino comienza a redactar su obra La Institución  de la religión cristiana publicada en latín en 1536. Esta obra, que alcanzaría enseguida una gran difusión, está conformada por cuatro libros, en ella exponía los tratados sobre la fe reformada y expresó su visión propia del protestantismo.

Juan Calvino tuvo un encuentro con el reformador ginebrino Guillaume Farel, él le convenció que se estableciera en Ginebra, en donde había una creciente comunidad protestante y podría desempeñarse como guía espiritual. Pero también se experimentaba una situación teológica tensa, agravada por la situación política. Vivió dos años en Ginebra, donde sentó las bases de la doctrina reformada. Por medio de su influencia y predicación, gran cantidad de clérigos abandonaron el catolicismo y se convirtieron al protestantismo. No obstante, tuvo problemas con las autoridades por el excesivo rigor moral que había impuesto a sus habitantes.

“Sin conocimiento de uno mismo no hay conocimiento de Dios.” Juan Calvino

En 1541 los ginebrinos volvieron a pedir su presencia y, esta vez, Calvino además de predicar y e influir en las costumbres, asumió un verdadero poder político. Aunque mantuvo formalmente las instituciones tradicionales, estableció un control estricto sobre la vida pública de los habitantes, basado en la asimilación de comunidad religiosa y comunidad civil. De este modo, estableció un Consistorio de ancianos y de pastores para vigilar y reprimir las conductas y adaptarlas estrictamente a la religión protestante, por ejemplo: se prohibió y persiguió el adulterio, la fornicación, el juego, la bebida, el baile y las canciones obscenas; se hizo inexcusable la inasistencia a los servicios religiosos; y fue intolerante con los que consideraba herejes. Por otro lado los templos se caracterizaban por ser extremadamente austeros, no había  altares, santos, velas y órganos.

Justo cuando la identidad reformada se elevaba en Zúrich, las guerras religiosas, desencadenaron en el asesinato de Zuinglio, y volvieron a imponer el catolicismo. La muerte de Ulrico Zuinglio en 1531, convirtió a Calvino en el principal dirigente del protestantismo europeo, capaz de hacer frente a la Contrarreforma católica. El calvinismo superó pronto en influencia al luteranismo, más arraigado en el norte de Alemania y los países escandinavos, el calvinismo tuvo mayor influencia en Suiza y Holanda, y dio pie a la creación de otros grupos religiosos como los hugonotes franceses, los presbiterianos escoceses o los puritanos ingleses  y otras comunidades importantes de tendencia calvinista surgieron en países como Hungría, Polonia y Alemania.

Calvino se opuso persistentemente en la fusión de las iglesias reformadas de corte calvinista con las de corte luterana, tomando como motivo las diferencias teológicas. Entre éstas se destacó la doctrina de la predestinación: Calvino opinó que Dios ha decidido de antemano quiénes serán salvos y quiénes no, independientemente de su comportamiento en la vida; el hombre se salva si ha sido elegido para ese destino por Dios; y las buenas obras no tendrán cambios  relevantes a ese respecto, sino una conducta también prevista por el Creador.

Aunque era el más joven de la primera generación de reformadores, la influencia de Calvino fue muy marcada en los grupos protestantes y evangélicos. En el momento de su conversión, la reforma ya tenía más de una década de antigüedad y el movimiento reformista ya estaba en marcha con Zuinglio y Bullinger en Zúrich, así como otras ciudades suizas.

“Nadie está excluido de pedir a Dios, la puerta de la salvación está en abierta para todos los hombres. Frases de Salvación.” Juan Calvino

En el ocaso de su vida logró convertirse en una voz dominante internacional de la teología reformada. Es necesario aclarar que no fue el fundador de la reforma y mucho menos el único líder de la reforma. Aun así su influencia no fue accidental, como podríamos decir hoy. Fue el resultado de sus enormes capacidades para explicar, defender, y publicar los postulados, tratados y compendios de la nueva religión protestante.  Enfermo y exhausto por su acelerada vida como predicador, profesor, escritor y redactor de cartas, Juan Calvino murió el 27 de mayo de 1564 y fue sepultado en el cementerio de Plainpalais.

Biografía

Pedro Páez

Publicado

en

Biografía de Pedro Páez
Dominio Público

Biografía de Pedro Páez

Pedro Páez Jaramillo (1564-1622) fue un misionero jesuita español del siglo XVII. Pasó a la historia como el descubridor de las fuentes del Nilo Azul, en 1618. Proveniente de una noble familia, Páez ingresó en la comunidad jesuita en 1582 , mientras estudiaba en Coímbra. En 1588 se hizo misionero  y trasladó a la India, para posteriormente emprender su viaje a Etiopía. En el camino fue capturado por los árabes, quienes lo vendieron a los turcos y estuvo retenido por siete años. No llegó a Etiopía hasta 1603.

Bio

Páez nació en Olmeda de las Fuentes, en 1564, hijo de una familia noble.  Ingresó en la comunidad jesuita en 1582, mientras estudiaba en Coímbra, y en 1588, hecho misionero, partió hacia Goa, en la India.  Un año después inicio su viaje a Etiopía acompañado por sacerdote Antonio de Monserrate, sin embargo en el camino fueron capturados y vendidos por los árabes a un grupo de piratas turcos. Durante siete años vivieron retenidos, encadenados y torturados en Yemen. Una vez liberados, los dos regresaron gravemente enfermos a Goa. Monserrate, a diferencia de Páez, falleció poco después.

Con su salud restituida,  Páez pidió que lo enviaran nuevamente a Etiopía. Allí llegó finalmente en 1603 y permaneció hasta el final de su vida. Aprendió rápidamente el amárico, la lengua oficial del país, y compaginó sus deberes como pastor, con el estudió de la historia y la religión del lugar. Además de traducir el catecismo, escribió una Historia de Etiopía y consiguió convertir al catolicismo al  emperador Susinios, aunque sus sucesores abrazaron posteriormente la fe ortodoxa.

Nilo Azul

En abril de 1618, Páez se convirtió en el primer europeo en llegar al lago Tana, la  fuente del Nilo Azul,  en el noroeste de Etiopía. Desde muchos siglos atrás, la localización de las fuentes del Nilo había sido el foco de todo tipo de especulaciones. Expediciones egipcias, griegas, persas, y romanas habían navegado el río en busca de su fuente, sin embargo no hay constancia de que lograran su objetivo.

Dos siglos y medio después de su descubrimiento, John Hanning Speke avistó por primera vez las fuentes del Nilo Blanco (1859).

Páez falleció en Etiopía en 1622.

Continúa leyendo

Biografía

Pío II

Publicado

en

Biografía de Pío II
Pinturicchio, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Pío II

Pío II, nacido como Enea Silvio Piccolomini (18 de octubre de 1405 – 14 de agosto de 1464)  fue un papa de la iglesia católica entre los años 1458 y 1464. Nacido en una familia aristocrática empobrecida, realizó estudios de derecho en Siena e inicialmente se dedicó a la poesía y al estudio de los clásicos. En 1432 asistió al concilio de Basilea, tras lo cual entró al servicio de los prelados, mostrándose en un primer momento a favor del bando antirromano. Fue autor de varias obras y un notable humanista. Una vez elegido Papa, rechazó el conciliarismo y se enfocó en la organización de una cruzada en contra de los turcos otomanos, la cual no llegó a presenciar.

Vida

Natural de Corsignano, cerca de Siena, Piccolomini nació en el seno de una familia aristocrática empobrecida. Adquirió su formación mediante grandes esfuerzos, trabajando con su padre en las labores del campo hasta los dieciocho años. A esa edad, se trasladó a Siena, donde cursó estudios de derecho.  Participó en la vida bohemia  e inicialmente se inclino por la poesía y el estudió de los clásicos.

Para ganarse la vida se convirtió en secretario del cardenal Domenico Capranica. Con este asistió al concilio de Basilea en 1432, tras lo cual entró al servicio de los prelados. Realizó encargos y misiones peligrosas; se sabe participó en la tentativa, después descubierta, de rapto al papa Eugenio IV en Florencia en el marco del cisma por el antipapa Félix V.

Por su popularidad entre los asistentes al concilio y su adhesión a las corrientes antirromanas, en 1436 se le nombró secretario de los trabajos ligados al concilio. Con posterioridad fue secretario del antipapa en 1439, y legado del Concilio en la Dieta de Francfor en 1442. Allí recibió a modo de reconocimiento un laurel poético de manos del emperador alemán Federico III.

De este periodo datan algunos de sus escritos más conocidos, como el polémico Libellus (1440) en defensa del Concilio, la comedia Criside (1443-44)   y su novela al estilo de Boccaccio, Historia de dos amantes (1444). También escribió una compilación de poesías líricas amorosas completamente en latín.

Sus posiciones político-religiosas se tornaron moderadas luego de ejercer como secretario de la cancillería, al servició del emperador, en 1442. Fue embajador de éste en la Curia pontificia a partir de 1445. Al año siguiente se inició en la vida eclesiástica convertido en sacerdote (1446).Posteriormente fue obispo de Trieste en 1447, y de  Siena en 1450. En 1452 actuó como legado de los países alemanes  y en 1456 ascendió al cargo de cardenal.

Papa

A la muerte de papa Calixto en 1458, Enea fue elegido Papa con el nombre de Pío II. Como papa, intento fortalecer la Iglesia y  conciliar los estados italianos, constantemente en guerra. Sin embargo, poco pudo hacer ante los continuos dramas políticos. Aunque se destacó como humanista, durante su pontificado sus esfuerzos  se enfocaron casi por completo en la organización de una nueva cruzada en contra del imperio otomano. Llegó a convocar una dieta en Mantua, pero la iniciativa fracasó. No consiguió el apoyo necesario hasta 1464.

Entre tanto promovió la canonización de San Vicente Ferrer y de Catalina de Siena y fue protector de las artes, aunque con cierto recelo.

Murió en Ancona el 14 de agosto de 1464,  cuando se disponía a embarcarse a la gran cruzada.

Otras obras suyas son: Comentarios sobre los acontecimientos del Concilio de Basilea, Historia bohemica, Historia rerum Friderici III imperatoris y Cosmographia. Escribió numerosas epístolas.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Nicolás V

Publicado

en

Biografía de Nicolás V
Peter Paul Rubens, CC0, via Wikimedia Commons

Biografía de Nicolás V

Nicolás V, nacido como Tommaso Parentucelli (1397-1455) fue un papa de la iglesia católica. Elegido sumo pontífice en 1447, fue conocido como el Gran Papa Humanista por su amor a las letras y a las artes. Protegió artistas y eruditos humanistas y fundó la Biblioteca Vaticana. En sus primeros años de regencia puso fin al concilio de Basilea y al cisma de Félix V, el antipapa. Uno de sus mayores logros fue la restauración de Roma. Intentó impulsar una cruzada en contra de los turcos luego de que tomaran Constantinopla (1453).

Vida

Nicolás nació Sarzana, en el seno de una familia de origen humilde. Llevó a cabo sus estudios gracias la protección del obispo de Bolonia. Una vez terminada su formación comenzó carrera, ascendiendo poco a poco en la escala eclesiástica. A la muerte del papa Eugenio IV en 1447, fue elevado a sumo pontífice con el nombre de Nicolás V. Se encontró, entonces, con una difícil situación: tuvo que enfrentar la división provocada por el pseudosínodo de Basilea y el cisma del antipapa Felix V.

Por medio del Concordato de Viena firmado con Federico III (1448), ganó para su causa a los príncipes alemanes,  puso en jaque al antipapa y aseguró la continuidad de la iglesia católica en el Sacro Imperio Romano Germánico.

Con la causa perdida, el antipapa no tuvo más opción que abdicar en 1449.Ese año, Nicolás, fue reconocido plenamente como papa. En materia política, su esfuerzos para poner fin a la guerra entre Inglaterra y Francia no tuvieron ningún resultado; tampoco lo tuvo su intento de unión entre la Iglesia griega y la latina. Cuando los turcos tomaron  Constantinopla  en 1453, intentó convocar a una nueva cruzada pero no obtuvo ningún éxito. Esto probablemente termino acelerando su muerte.

Gran amante de las artes, protegió a artistas y literatos humanistas, y favoreció con todas sus fuerzas el Renacimiento, aunque intento darle una tendencia cristiana. Fue quien llevó a Roma a  pintores y artistas como Piero della Francesca y Fra Angélico. Bajo su regencia se fundó la Biblioteca Vaticana y  logró la restauración de Roma.

Falleció en Roma en 1455. Su sucesor fue Calixto III.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad