Gérard de Nerval

Biografía de Gérard de Nerval

Biografía de Gérard de Nerval

Gérard Labrunie (22 de mayo de 1808 – 26 de enero de 1855) Poeta y novelista francés, mejor conocido como Gérard de Nerval. Nerval es considerado uno de los poetas más destacados del simbolismo francés y uno de los precursores de la literatura moderna. Autor del “El desdichado”, “Las hijas del fuego” y “Los iluminados”, Nerval comenzaría a escribir tras abandonar sus estudios de medicina. Trabajó por un tiempo como periodista y escribió algunas obras en colaboración con Alejandro Dumas. De su obra sobresalen especialmente sus sonetos. También fue traductor e impresor. A largo de su vida atravesó varias crisis, las cuales al final lo llevarían a su muerte.

Primeros años

Nació en París, Francia, el 22 de mayo de 1808. Hijo de Étienne Labrunie y Marie-Antoinette Laurent, Nerval se crió con su tío en Valois, tras la muerte de su madre. Nerval, que por ese entonces tenía dos años, no superó la tragedia como se aprecia en su obra. A los seis regresó a París con su padre, visitando esporádicamente a su tío en Valois.  Siguiendo los pasos de su padre cursó estudios de medicina, sin embargo, al poco tiempo los abandonó para dedicarse por completo a la literatura.

Gérard de Nerval: trayectoria y obra

A finales de la década de 1820, comenzó su traducción del “Fausto” de Goethe, la cual se convertiría en un todo éxito, a tal punto que el mismo Goethe la prefería sobre la original. Entonces entro en contacto con Heinrich Heine y Victor Hugo y conoció la obra de Hoffmann y Schiller. Estos últimos influirían profundamente en su estilo literario. Inmerso en el ambiente político de la época, Nerval participaría en los motines del 32, además tendría un estilo de vida bohemio lo cual lo llevo a estar en la cárcel en varias ocasiones.

En 1835, cuando ya era conocido por su nombre artístico, Nerval heredó 30.000 francos. Con estos viajó por Italia y a su regreso a París vivió por un tiempo como un dandy. Paseó por los cafés y salones e hizo de su hogar un centro de reunión para intelectuales y ocultistas, área por la que desarrolló un gran interés. Fue por ese entonces que conoció a su gran amor la actriz inglesa Jenny Colon, a la cual lanzó a la fama a través de su periódico y varios escritos. Colon fue la musa de su “Sylvie”, novela romántica que sería más tarde incluida en “Las hijas del fuego” (1854)

Aconsejado por Balzac, fundó la revista de teatro Le Monde Dramatique, proyecto pronto lo llevaría a la ruina. Una vez vendió la revista, comenzó a trabajar como periodista, acompañando a Alejandro Dumas por toda Europa. Estuvo por un tiempo en Bélgica junto a Teófilo Gautier, quien fuera su compañero de liceo. Conoció luego en Viena a M. Pleyel, una de las discípulas de Liszt de la que se enamoró.

A comienzos de los cuarenta tuvo su primera crisis. Entonces fue encontrado desnudo en la calle siguiendo a una estrella que le guiaría al oriente, por lo que fue ingresado a un hospital bajo el cuidado del doctor Blanche. Desde entonces tendría varias crisis y alucinaciones, por las cuales seria internado en varias ocasiones. Una vez recuperado, viajaría al Oriente y escribiría “Escenas de la vida Oriental” (1851), una de sus obras más conocidas. Luego tradujo algunos escritos de Heine y continuó con sus viajes, visitando Inglaterra, Alemania, Holanda y Bélgica.

Entretanto publicó “Lorely, recuerdos de Alemania” (1852), “Los iluminados” (1852), “Las noches de octubre” (1852) y “Pequeños castillos de Bohemia” (1853). En 1854, visita Alemania y publica sus últimas obras: “Paseos y recuerdos” (1854), “Las hijas del fuego (1854) y “Las quimeras” (1854). Esta última lo convertiría en el precursor del simbolismo.

Muerte

Nerval se suicidó el 26 de enero de 1855 en París. Fue encontrado ahorcado en el callejón de la Vielle-Lanterne, por un borracho. En su cuerpo se encontraron las últimas páginas de “Aurelia o el sueño y la vida”, obra que fue publicada de manera póstuma en 1855. También se publicaron, tras su muerte, “La bohemia galante” (1855) y “El baile de los muertos” (1855).

En la actualidad, Nerval es considerado uno de los escritores más destacados de la segunda mitad del siglo XIX, así como uno de los precursores de la literatura moderna. Su obra sentó las bases del simbolismo de Charles Baudelaire y Stéphane Mallarmé e influenció a escritores como Antonin Artaud, Marcel Proust y René Daumal.

To Top