Aristipo

Aristipo
dominio público

Biografía de Aristipo

Aristipo (435 a. C. – 350 a. C.) filósofo hedonista y fundador de la escuela cirenaica. Se caracterizó por asimilar el bien con el placer. Nació en Cirene, Grecia. Fue uno de los grandes discípulos de Sócrates. Lo acompañó hasta el momento de su ejecución. Luego de su muerte regreso a su localidad para enseñar filosofía. A través de la escuela cirenaica, propugnó el hedonismo. Varios de sus postulados filosóficos divergen de las ideas socráticas.

El filósofo griego despreció la dialéctica y dotó de importancia a la ciencia positiva. Tuvo algunas similitudes con Antístenes: defendió el nominalismo y el sensismo. Aristipo es conocido por su idea de felicidad; a mayor placer, mayor felicidad. Solo interesa el placer presente (parón páthos), puesto que el futuro es incierto y no debería traer ningún tipo de preocupación. En este sentido, hay que cultivar la prudencia, entendida como la guía en la búsqueda del placer. Sin embargo, el hombre debe dominar el placer y no lo contrario.

Era muy importante la inteligencia para lograr dicho objetivo, en ese punto se une con las ideas de Sócrates, quien consideraba la ciencia como condición indispensable para lograr la felicidad humana. Se distinguen los placeres sensuales de los intelectuales, los puros de los que llevan mezcla, los egoístas de los desinteresados. El pensamiento de Aristipo prosigue en cierto modo el de Epicuro, Stuart Milll, Hobbes, Bentham, Locke, Hume, y Spencer.

Aristipo vivió en la corte del tirano Dionisio I de Siracusa. Recibió un alto salario a cambio de enseñar escritura. Fue un consejero muy admirado en la corte, pero, según los informes antiguos, aunque también se indica que dedicaba mucho tiempo a la diversión. Aparentemente, vivió una vida llena de lujos. Por otro lado, enseñó a su hija Arete sobre el hedonismo

filosófico.  Falleció en el año 350 d.C. en Cirene.

 

Obras

Diógenes Laercio, aseguró, en sus relatos, que su obra fue extensa, muchas de carácter frívolo y no todas relacionadas con el campo de la filosofía. Por desgracia no se encuentra registro de la mayoría. Se conservan cuatro Cartas bajo su nombre, evidentemente apócrifas.

To Top