Historia

Historia de la Revolución de Octubre

Historia de la Revolución de Octubre

Historia de la Revolución de Octubre

La revolución de octubre (25 de octubre de 1917 – 7 de noviembre de 1917). Este suceso histórico es la segunda fase de la revolución rusa de 1917. En esta segunda fase los bolcheviques a través del Partido Comunista de Rusia (bolchevique) (PCRb) terminaron con la república, régimen zarista de 3 siglos, e implantaron su poder. Este fue un suceso inédito en la historia de la humanidad, por vez primera se implantó un gobierno de tipo comunista. La revolución tuvo su epicentro en Petrogrado, capital de Rusia en su momento. En esta ciudad se había conformado un consejo de diputados de obreros y soldados (Soviet), poco a poco se fueron extendiendo por el país.

La situación de la nueva república era inestable, el problema más grave era la guerra. El Gobierno decidió continuar con esta, en contra de la mayoría de la población. El nuevo gobierno temía la reacción de las potencias aliadas contra ellos en caso de que abandonaran la guerra. En esa medida, Las reformas prometidas era difícil materializarlas por la falta de dinero que estaba destinada a la guerra. La respuesta a esto, fueron las Jornadas de Julio. Las tropas de Petrogrado se rebelaron, pero las tropas gubernamentales consiguieron sofocar la insurrección. Lenin se exilió en Finlandia y el partido Bolchevique quedó parado.

Kornilov trató de dar un golpe de Estado, pero fracasó. Con el avance alemán en el frente ruso y una república débil, Lenin vio la oportunidad para llegar al poder. Lenin aprovechó que la confianza recuperada por los bolcheviques para beneficiarse. Lenin regresó a Rusia y sugirió realizar una insurrección armada para tomar rápidamente el poder, dicha sugerencia fue aprobada por el Buró político. Empezaron a planear el suceso, era fundamental el apoyo militar y social. Los bolcheviques dispusieron de milicias de obreros y de militantes socialistas. Especialmente, el apoyo de la Guardia Roja.

En la madrugada del 25 de octubre inició la revolución de octubre. Los bolcheviques tomaron las estaciones de tren y las oficinas de correos y telégrafos. Tomaron el control de las guarniciones militares. Además, interrumpieron las comunicaciones con el Palacio de Invierno, que quedaba aislado. La resistencia no llegaba por parte del gobierno. Pocas horas después, el Comité Militar Revolucionario pronunció una proclama en la que comunicaba el derrocamiento del Gobierno provisional de la república rusa, anunciando que el poder pasaba a los Soviets de la capital.

El Gobierno Provisional ha sido depuesto. El Poder del Estado quedó en el Comité Militar Revolucionario; órgano del Soviet compuesto por diputados obreros y soldados de Petrogrado. Su objetivo inicialmente era establecer una paz democrática, la supresión de la propiedad agraria de los terratenientes, el control obrero de la producción y la constitución de un Gobierno Soviético. En el Palacio de invierno se encontraba Kerenski y varios ministros de su gobierno estaban atrapados.

El crucero Aurora, apuntó sus cañones hacia el Palacio. En horas de la noche se ordenó iniciar un ataque con balas de fogueo al Palacio, Kerenski logró escapar disfrazado de enfermera. Con este suceso, la caída del Gobierno estaba cerca. El asalto al Palacio de Invierno se produjo en la madrugada del 26 de octubre. El asalto fue fácil y no se tomaron represalias contra los defensores del Palacio ni contra los ministros allí presentes, los ministros fueron detenidos en nombre del Comité Militar Revolucionario. Ahora bien, la revolución de octubre había triunfado.

La situación se desarrolló de manera pacífica. Posteriormente, el II Congreso de diputados de los soviets de obreros y soldados confirmó el traspaso de la autoridad del poder a los soviets. Lenin sabía de la importancia de este Congreso, por ello, Lenin quiso que el nuevo gobierno agrupara una cantidad de bolcheviques. Aunque muchos preferían una coalición entre bolcheviques, mencheviques y socialistas revolucionarios, pero Lenin no veía con buenos ojos compartir el poder.

Para asegurar dichos deseos, Lenin instó a proclamar el poder antes de que empezara el congreso, así mencheviques y socialistas revolucionarios quizá cambiarían sus planes de ingresar en el poder. Se dio inicio al II Congreso desarrollado en el instituto Smolny. Allí la situación fue tensa, Yuri Martov y su grupo de mencheviques, abandonaron la sala describiendo un golpe de estado de los bolcheviques. En suma, una parte de los socialistas revolucionarios abandonaron también el instituto.

De esta forma, el partido bolchevique pasaba a tener una mayoría de delegados, situación favorable para Lenin. Trotski propuso que el nuevo gobierno tuviera el nombre de Sovnarkom. Este nombre fue aceptado. Lenin era nombrado presidente del Sovnarkom, Trotski sería el comisario del pueblo para los Asuntos Exteriores, Ovseenko sería ministro de Guerra. Definitivamente el triunfo de la revolución era claro y también del bando bolchevique. En la última sesión del II Congreso, Lenin firmó dos importantes decretos: El Decreto de la Paz y el Decreto de la Tierra.

El Decreto de la Paz básicamente propuso la negociación de la “paz justa y democrática” a los gobiernos en guerra. La intención era evitar más muertes, especialmente de la clase obrera y campesina de Europa. Esta fue una estrategia para atraer a campesinos y obreros de Europa a la revolución rusa.  Realmente, la consecución de ello era algo casi imposible, este decreto servía de propaganda para el pueblo ruso que anhelaba acabar la guerra.

El Decreto de la Tierra, buscaba la realización de una radical reforma agraria. Mediante este decreto las fincas pasarían a ser del estado sin que sufrieran una fragmentación y las más pequeñas serian repartidas entre los campesinos, también se disponía que la tierra pasaba a convertirse en un patrimonio del pueblo. Por tanto, no se podía vender, comprar o arrendar. Con este decreto se buscó la abolición de la propiedad privada de la tierra. Posteriormente, fueron surgiendo varias reformas y decretos correspondientes a todos los ámbitos de la sociedad.

En definitiva, la revolución de octubre de 1917 acabó con el gobierno provisional ruso. El mundo entero presenció la instauración de un nuevo gobierno, el Sovnarkom. Con este suceso histórico comenzó un nuevo periodo en la historia de Rusia y de la humanidad. Por primera vez se instauraba un gobierno cercano a las ideas marxistas. A partir de la revolución de octubre nació la República Socialista Federativa Soviética de Rusia y de la Unión de República Socialistas Soviéticas (URSS).

Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba