Historia

Historia de la Edad Media

Historia de la Edad Media
Arild Vågen [CC BY-SA 3.0], from Wikimedia Commons

Historia de la Edad Media

Edad Media. (476 d. C. – 1492) una larga época que supuso el cambio en una sociedad. En muchos aspectos desde ese momento se define lo que hoy somos, nuestras creencias y en gran parte, nuestras estructuras de pensamiento. El conocimiento fue parte importante en este periodo, se confirmó que la tierra no era plana, sino redonda. La Edad Media inició en el siglo V hasta el siglo XV. Todo comenzó con la caída de Imperio Romano de Occidente, y culminó con el descubrimiento del Continente Americano. Aunque muchos historiadores han afirmado que termina más adelante con la Caída del Imperio Bizantino.

Cuando el gran Imperio Romano cayó se dividió entre Imperio de Oriente y de Occidente en época romana, esto generó una separación de culturas y un hermetismo. Además, el islam terminó de separar a las distintas creencias. Las invasiones extranjeras que sufrió la Europa Occidental, generaron una mayor seguridad en sus fronteras. Debemos indicar que Europa Occidental fue el único territorio que vivió como tal la Edad Media. Aunque sí dejó un legado en la totalidad del continente europeo. Durante este importante periodo se dieron diversos cambios culturales, políticos, religiosos, sociales y económicos.

Es uno de los periodos más estudiados por la Historia. A nivel económico cambia el modelo de producción esclavista por el de producción feudal. A nivel social desaparece la ciudadanía romana y la definición de los estamentos medievales. Ahora bien, en cuanto a la política surge una descomposición de las estructuras centralizadas romanas y los pueblos bárbaros se dispersan. En suma, aparece el teocentrismo cristiano o musulmán. Estos son los cambios más drásticos que podemos presenciar en este periodo histórico.

Si analizamos el contexto podemos ver que estaba en eclosión el Renacimiento, se estaban realizando etapas de exploración antes de que se diera el descubrimiento de América, la Imprenta cambió la manera de socializar y dio paso a una nueva forma de difundir las ideas y el conocimiento. Debemos agregar a este periodo el desarrollo de la Reforma de Lutero. La Edad Media tiene tres etapas: la Temprana Edad Media, Alta Edad Media y la Baja Edad Media. La primera inicia a fines del siglo V y llega hasta fin del siglo VIII. Se caracterizó por la fusión de las culturas germánicas y la latina. Luego de la desintegración del Imperio Romano de Occidente, se forman los Reinos Romano Germánicos.

Hay una transición desde el modo de producción esclavista al Sistema Feudal que se reforzará en la siguiente etapa. La siguiente etapa abarca los siglos IX a XI. El feudalismo y la producción feudal entran en vigor, con una producción basada en una mano de obra servil y centrada en los Señoríos. Se experimenta una descentralización del poder, en el que los Reyes quedan casi a la posición de los Grandes Señores y su poder efectivo disminuye.

También debemos mencionar que, En la Alta edad Media el cuerpo se concebía desde una concepción dualista originada por los filósofos griegos   y reafirmada por el cristianismo, en esta se asemeja el cuerpo a una cárcel en donde el alma se encuentra cautiva, y esencialmente separadas, el dualismo disuelve totalmente lo malo de lo bueno, lo material de lo inmaterial, en este orden de ideas, el cuerpo vendría personificando la perversidad y el alma todo lo contrario.

Las ideas platónicas iluminaron tanto el pensamiento de los romanos como el de la Iglesia en la Edad Media. En este sentido, el cuerpo es el pecado, la maldad, lo negativo, el instrumento de condenación del hombre, pero existe una opción para contrarrestar esta condenación y es la alimentación del alma, de ahí la urgencia de liberarse de él, para el hombre volver al espíritu, una opción dada sólo al hombre,  porque la mujer en esta etapa aparece desprovista de alma, veamos como la mujer desde los tiempos de Platón (o quizá mucho antes) se le ha   condenado y se le ha desconocido de cualquier tipo de autonomía sobre su cuerpo.

Es un momento de reapertura, donde lentamente vuelven a ganar importancias las ciudades y las actividades comerciales, por lo anterior nace la burguesía. Desde ese momento se dan las primeras transformaciones que darían paso al sistema capitalista. Aunque se cree que esta época fue bárbara, violenta y donde la cultura era algo sin importancia, la Edad Media fue testigo de grandes avances en el ámbito de la cultura. La cultura carolingia y el florecimiento de la cultura islámica, generaron muchos avances en el ámbito de la medicina, las matemáticas y el arte.

Se dio el nacimiento del arte islámico, caracterizado por sus grandes construcciones cubiertos por atauriques, lacerías, decoraciones coloridas y grandes avances arquitectónicos: imponentes arcos, grandes cúpulas y cuidados jardines, ejemplo de ello es la preciosa Alhambra de Granada. Si hablamos de estilos artísticos, los más destacados son el románico y el gótico, aunque también se apreciaron otros como el prerrománico, el bizantino o el carolingio. Pero son los primeros los estilos predominantes de la Edad Media.

Así como la concepciones filosóficas tenían gran influencia en la vida de la Edad Media, La iglesia también  adquirió  un control estricto  sobre la vida diaria de los hombres y mujeres, y por ende su vida privada, entonces hablamos por ejemplo de la tradición mariológica, o los intentos por salvaguardar el matrimonio como pilar central del cristianismo occidental, primero porque era concebido como el núcleo central de la sociedad, y segundo porque tenía como objetivo asegurar la autenticidad de la descendencia, conservar o elevar el status de poder en los ámbitos político o económico.

Desde este nuevo prisma religioso fueron muy importantes las enseñanzas de grandes filósofos precristianos como Platón y Aristóteles. Se encuentran otros filósofos destacados como San Agustín de Hipona, Guillermo de Ockham y, sobre todo, Santo Tomás de Aquino. Por último, las obras literarias de la literatura religiosa y la profana son múltiples. Claramente, las obras literarias tuvieron un gran protagonismo, destacando las obras hagiográficas, los poemas religiosos como los famosos poemas de corte mariológico de Gonzalo de Berceo. En cuanto a los textos profanos, como son la famosa Ciudad de las Damas, de Christine de Pizán, los célebres Cuentos de Canterbury, de Chaucer o, la Divina Comedia, de Dante o El Decamerón de Boccaccio.

Las figuras mas relevantes de este periodo fueron: San Luis de Francia (Luis IX), Carlomagno y Cristobal Colón entre muchos otros. Luis IX se caracterizó por una profunda devoción y fe, mezclada con el espíritu guerrero de la nobleza. El segundo fue el promotor de un avance cultural y legislativo unificando los pueblos que se encontraban bajo su mando. Durante su mandato se vivió un período de prosperidad arquitectónica. Con relación a Cristóbal Colón, fue el personaje que expandió las raíces europeas en el nuevo continente, marcando el fin de la Edad Media.

La época conservo muchos pensamientos medievalistas, aunque se percibe un mediano cambio en el ámbito de la sexualidad y el cuerpo. De igual manera el matrimonio seguía siendo un contrato económico y jurídico en el que se buscaba conservar o conseguir poder, privilegio y riqueza.  La mujer no logra una autonomía, ya que siempre aparece subordinada al hombre, aunque empieza a tener mayor movilidad, logrando éxito en las artes y profesiones

Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba