Síguenos en redes

Historia

Cristóbal Colón

Publicado

en

Biografía de Cristóbal Colón
Sebastiano del Piombo / Dominio Público
Información personal
Nombre CompletoCristóbal Colón
Fallecimientomayo 20, 1506
OcupaciónNavegante, cartógrafo, almirante, virrey y gobernador
NacionalidadItaliana
Cónyugue

Felipa Moniz

Padres

Domingo Colón y Susana Fontanarossa

Biografía de Cristóbal Colón

Cristóbal Colón es el nombre con el cual es ampliamente conocido el navegante y cartógrafo italiano, llamado Cristoforo Colombo. No hay duda de que Colón pasó a la historia como el descubridor del denominado Nuevo Mundo, es decir, por haber realizado el descubrimiento de América. Sus viajes oceánicos abrieron el camino para el descubrimiento, la colonización y la explotación de un nuevo continente; en lo que se constituye como el descubrimiento más importante de la historia moderna.

 

¿Quién fue Cristóbal Colón?

Se estima que Cristóbal Colón nació en el año de 1451 en Génova, Italia; hijo de Domenico Colombo y Suzanna Fontanarrosa, recibió por nombre el de Cristoforo Colombo.

Según relatos del mismo Colón, su experiencia como navegante empieza a los 14 años de edad, para ese entonces ya andaba embarcado en alta mar, específicamente en galeras genovesas que cruzaban el Mediterráneo. En 1470 hizo las veces de pirata al servicio de René d’Anjou, y años más tarde arribaría a la isla griega de Kios.

En uno de sus viajes, en 1476 naufraga y desembarca en tierras portuguesas; es famosa la historia que indica que nadó con la ayuda de un remo. Ya en Lisboa, trabajó como agente de una casa naviera, y empezó a acortar su apellido, algunas veces como Colomo, y otras como Colom.

Se dice que en convento de Santos conoció a quien sería su esposa, Felipa Perestrello Moniz, hija del gobernador de la isla de Porto Santo, en Madeira y de origen genovés. Su matrimonio se dio en el año de 1477, sin embargo, murió un año más tarde justo después de nacer su hijo Diego.

Bajo la influencia de su suegro, Colón ya demostraba un gran interés por los aspectos geográficos de la navegación, y desde entonces soñaba con una travesía marítima que lo desembarcara en los lejanos reinos de oriente.

De su experiencia en navegación en mismo Colón hace una poco modesta descripción:

“Todo lo que fasta hoy se navega lo he andado. Trato y conversación he tenido con gente sabia, eclesiásticos y seglares, latinos y griegos, judíos y moros, y con otros muchos de otras setas. En la marinería me hizo Nuestro Señor abundoso; de astrología me dio lo que bastaba, y ansí de geometría y aritmética, e ingenio en el alma y manos para dibujar la tierra, y en ella las ciudades, ríos y montañas, islas y puertos.” Cristóbal Colón

Alrededor de 1483, Cristóbal Colón expuso su propuesta para navegar hasta Catai (China) y Cipango (Japón), al Consejo Real Portugués. Sin embargo, una junta de matemáticos rechazó la empresa, se dijo que por incierta.

Según lo cuenta el mismo Colón, vio y puso en estudio muchas obras y escrituras guiado por Dios; obras entre las que se encuentran El libro de las Maravillas de Marco Polo, la Historia Natural de Plinio, la Imago Mundi del cardenal Pierre d’Ailly y La Historia de las cosas del papa Pío II. A partir de entonces defendió con bríos la idea de que existiese una ruta comercial para llegar a Asia. Vale la pena recordar que por esos tiempos era ampliamente aceptada la teoría del geógrafo griego Ptolomeo, aquella que rezaba que el Océano Índico estaba encerrado; por el contrario, Colón creía fervorosamente que la circunferencia de la Tierra era mucho menor de lo que en realidad es; es decir un acierto y un error. Colón situaba a Cipango a 2.400 millas náuticas al este de Canarias: Aproximadamente la posición de la primera tierra avistada en el primer viaje.

En 1484, Cristóbal Colón, Colombo por ese entonces, viajó a Castilla en compañía de su inseparable familia, su hijo Diego y su hermano Bartholomeo. Desembarcaron en Palos, lugar en el cual tuvo la oportunidad de conocer y compartir con el prior Juan Pérez, ex confesor de la reina Isabel; del mismo modo conoció a fray Juan Marchena, superior de la Orden de Sevilla, experto amante de la astronomía y la cartografía.

Su proyecto de navegación logró convencer a ambos monjes, quienes lo recomiendan a la corte de Castilla.

Colom, era un hombre hábil, consiente de su condición y del contexto, empezó a castellanizar su familia, primero él se hizo conocer como Cristóbal Colón, luego su hermano Bartolomé y Giacomo, su otro hermano, como Diego. Así entonces, en la primavera de 1486, fue recibido por la reina Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón en su corte en Córdoba; de este primer encuentro, las recomendaciones a Colón fueron: tiempo y paciencia.

En 1488 nació Hernando, su segundo hijo con una nueva amante, Beatriz Enríquez, mujer 20 años menor que él.

Al reunirse nuevamente con los cortesanos, Cristóbal Colón apostó más fuerte, incluso solicitó ser nombrado Almirante de la Mar Océana, pretensiones que a todas luces podrían resultar descabelladas, además de ser nombrado Virrey y Gobernador de las tierras descubiertas; solicitó tener derecho a una décima parte de todo el oro y otros tesoros encontrado, la octava parte de los beneficios de las empresas comerciales y el derecho de intervención en las disputadas mercantiles que se suscitarán. Las pretensiones de Colón, que podrían terminar por cancelar la empresa naviera; por el contrario, fueron una fiel muestra del convencimiento y la determinación del genovés, de manera que la reina Isabel I de Castilla terminó por aceptar sus descabelladas condiciones, tal como se puede constatar en las capitulaciones de Santa Fe.

 

El descubrimiento de Cristóbal Colón

El primer viaje de Colón tuvo que ser financiado casi que en su totalidad por la Santa Hermandad; un poderoso cuerpo de policía tuvo que prestar a los reyes 1.140.000 maravedíes, con un interés del 14% en dos años. Por su parte, Colón invertiría 250.000 obtenidos de comerciantes y la comunidad de Palos, la cual además aportó dos carabelas.

El 3 de agosto de 1942 zarpó la pequeña flota con rumbo a Asia. Una nao, la Santa María; y dos carabelas, la Pinta y la Niña, junto a 90 hombres. Su primer arribo se hizo a Canarias, lugar en el que se repararon los barcos, reanudando el viaje el 6 de septiembre, un viaje que presentaría conatos de amotinamiento y creciente desesperación en la tripulación; sin embargo, el 12 de octubre de 1942 se avistó tierra.

La tierra avistada en la cual desembarcó la tripulación, era la isla Guanahaní, Cristóbal Colón de inmediato la bautizó con el nombre de San Salvador. La expedición prosiguió en búsqueda de oro y bautizando tierras a su paso. El 27 de octubre llegarían a la costa norte de Cuba, nombrándola Juana; luego a Haití, a quien llamó La Española.

Era navidad de 1492, momento en el cual la Santa María encalló, dejando sus restos, los cuales fueron utilizados para erigir el Fuerte Navidad, el primer asentamiento occidental en La Española. Antes de regresar a Castilla, Colón dejó a 39 hombres en el Nuevo Mundo. Llegó a Lisboa el 3 de marzo y desembarcó en Palos el 15 del mismo mes.

Cristóbal Colón realizaría tres viajes más al Nuevo Mundo. Luego del tercer viaje regresaría Castilla preso ante las reclamaciones sobre supuestos abusos cometidos por él y su hermano Bartolomé, aunque los reyes ordenarían su liberación, fue privado de ejercer el rol de gobernador el cual se encontraba estipulado en las capitulaciones.

Al perder el litigio por sus derechos, que consideraba vulnerados, Cristóbal Colón se retiraría a Valladolid, cansado, enfermo, pero con muy buenos réditos financieros, murió el 20 de mayo de 1506, entre la indiferencia de la gente, y sin conocer que había descubierto un nuevo continente, murió convencido de haber descubierto una nueva parte de Asia oriental.

Historia del Día de la raza

 

Cristóbal Colón y un error histórico

“Del error del Colón surgió la palabra indio, término ampliamente utilizado para distinguir a los nativos de las Indias occidentales”. Cristóbal Colón

El error de Colón se extendería por más de 300 años, aún los nativos de América se denominan indios.

 

Curiosidades, mitos y secretos de Cristóbal Colón

  • La leyenda sobre el huevo de Colón es tan asombrosa como incomprobable documentalmente. En un banquete, Colón, tras ser cuestionada la importancia acerca de su descubrimiento (en cuanto todos se referían a una nueva ruta a las indias, no al nuevo continente), tomó un huevo y desafió a los presentes a lograr que este se sostuviera de pie. Todos fracasaron en el empeño. Colón agarró el huevo y aplastó levemente su base sobre el plato; el huevo se sostuvo. Colón dijo que había sido fácil, pero que primero había sido necesario tener la idea.
  • No se conserva ni un solo retrato de Cristóbal Colón realizado en vida de este, si es que se hizo alguno. A su muerte sí que se hicieron retratos, algunos en extremo fantasiosos, otros basados en descripciones que dejaron escritas sus contemporáneos.
  • Según consta en el Diario de a bordo de Colón, el marinero Juan Rodríguez fue el primer en avistar tierra desde La Pinta, frotándose las manos al creer haber ganado la recompensa prometida por los Reyes Católicos: una pensión anual de 10.000 maravedíes. Sin embargo, Colón reclamó para sí la gloria y la plata.

Artículos relacionados

 

Referencias

  • Casa Editorial El Tiempo., (2005). Cristóbal Colón: El descubridor del nuevo mundo. Libro de biografías CEET. Bogota DC. Colombia.
  • Ortega, V., (1979). El descubrimiento de América. Universitas: Gran enciclopedia del saber (Tomo I). Salvat Editores. Barcelona, España.
  • Enciclopedia Online (diciembre 12, 2018). Crónica histórica. Recuperado de: https://enciclopediaonline.com/es/cronica-historica/

Historia

Historia del Cubo de Rubik

Publicado

en

Historia del Cubo de Rubik
Foto pixabay.com

Historia del Cubo de Rubik

El Cubo de Rubik es rompecabezas mecánico tridimensional inventado por el arquitecto húngaro Ernő Rubik  en 1974. El cubo surgió como un instrumento, usado por Rubik, para explicar conceptos geométricos a sus estudiantes. Inicialmente se difundió en círculos científicos; en 1977 comenzó a comercializarse abiertamente en Hungría. Sin embargo, su popularidad  estalló luego de que fuera presentado en la Feria del Juguete de Nuremberg en 1979. Así, la década de 1980 quedó marcada con su aparición a nivel internacional. Desde entonces se han vendido más de 350 millones de cubos.

Inicios

 

La idea y la realización del primer prototipo del cubo de Rubik nació en 1974. Entonces, Rubik era docente en la Facultad de Artes Aplicadas de Budapest y el invento se llamaba Cubo Mágico. Había sido creado como un instrumento para explicar conceptos de espacio y geometría tridimensional a estudiantes arquitectura. Pero, con el paso del tiempo, el objeto dejo de ser un instrumento de aprendizaje para convertirse en juguete.  Uno de los más vendidos de la historia.

 

El cubo se difundió inicialmente sólo en algunos círculos científicos y de forma muy limitada. Por ese entonces, los únicos interesados en el prototipo eran matemáticos, amigos y alumnos. Después de presentar el prototipo, y gracias al conocimiento de su padre, Rubik decidió patentar el juguete en 1975. Tuvieron que pasar dos años más para comenzara comercializarse en Hungría, en 1977.

Primeros cubos

Los primeros cubos mágicos fueron fabricados y distribuidos en Budapest en la década de 1970. Durante esos años, Hungría pertenecía al régimen comunista, por lo que la exportación del juguete resultaba difícil. Con todo, el invento llegó a diferentes partes gracias al entusiasmo mostrado por varias personas.

Feria del Juguete de Nuremberg y la popularidad

La historia del cubo cambió cuando llegó a las manos de Tibor Laczi, un entusiasta de origen magiar, quien lo vio y llevó hasta la Feria del Juguete de Nuremberg de 1979. En la feria el cubo hizo delicias de los asistentes, tanto que un especialista del mundo de los juguetes, llamado Tom Kremer, se comprometió a comercializarlo por todo el mundo.  Finalmente, Rubik se asoció con la compañía estadunidense Ideal Toy para su fabricación a gran escala. El cubo llegó entonces a Estados Unidos y de ahí a todo el mundo. Para 1982 se habían vendido más de 100 millones de unidades.

Difusión

La década de los ochenta quedó marcada con la aparición del Cubo de Rubik a nivel internacional. Este con su dificultad desafió a millones de personas a resolverlo. Con los años, se convirtió en el juguete más conocido y vendido del mundo. Un item frecuente en todo hogar. De hecho, con su popularidad, el cubo hizo de Rubik el hombre más rico de Hungría.

Debido a que no había tutoriales para lograr que  sus filas de cuadros quedaran del mismo color, el cubo rompió varios récords. De hecho, al mismo Rubik le costo un mes solucionarlo. El cubo se convirtió en uno de los juguetes más atractivos y con más libros publicados.

Desde su creación se han constituido varios campeonatos y competencias. En la actualidad el récord de armado gira en torno a los 3-4 segundos.

Continúa leyendo

Historia

Historia de la Torre Eiffel

Publicado

en

Historia de la torre Eiffel

Historia de la Torre Eiffel

La Torre Eiffel es una construcción de hierro pudelado de 300 metros de altura diseñada por los ingenieros Maurice Koechlin y Émile Nouguier, con motivo de la Exposición Universal de París de 1889; dicha exposición marcaba el centenario de la Revolución Francesa. La preparaciones para la torre comenzaron en el año 1884, pero fue hasta tres años después que inició su construcción.  La torre fue prevista de su aspecto arquitectónico- arcos y base- por el arquitecto  Stephen Sauvestre y construida finalmente por el empresario francés Alexandre Gustave Eiffel. Actualmente la Torre Eiffel es el símbolo más representativo de París, así como uno de los monumentos más visitados del mundo.

El nacimiento de la torre

En junio de 1884, los ingenieros de la empresa Eiffel, Maurice Koechlin y Emile Nouguier, comenzaron el proyecto para la elaboración de una torre metálica de 300 metros de alto. La apuesta era construir una torre, en el Campo de Marte, con base cuadrada, de 300 metros de alto y 125 metros de ancho, que fuera el centro de atención durante la celebración de la Exposición Universal de 1889, fecha en el que se conmemoraban los 100 años de la Revolución Francesa.

Primer boceto

Primer dibujo de Maurice Koechlin Maurice Koechlin, Émile Nouguier, Public domain, via Wikimedia Commons

El 6 de junio de 1884, Koechlin realizaba el primer boceto del edificio. El dibujo representaba una torre con cuatro caras curvas unidas por plataformas cada 50 metros hasta llegar a la cumbre. Originalmente, Effiel no estaba interesado en el proyecto, sin embargo dio permiso a los diseñadores para continuar con el estudio. Para hacer el proyecto más aceptable, Nouguier y Koechlin solicitaron la ayuda Stephen Sauvestre, el arquitecto en jefe de la empresa de Eiffel. Sauvestre volvió a dibujar completamente el edificio dándole una apariencia más artística y pulida. Así, al diseño original, Sauvestre añadió patas recubiertas con mampostería, arcos monumentales para unir las columnas, salas acristaladas para cada planta y una forma de bulbo para la cima. Más adelante, el proyecto se simplifico, aunque conservó varios detalles proporcionados por Sauvestre.

 

El nuevo diseño

Proyecto revisado por Sauvestre
Stephen Sauvestre, Public domain, via Wikimedia Commons

La nueva versión del proyecto, embellecida con barniz, obtuvo la aprobación de Eiffel. A tal punto que el 18 de septiembre, el mismo patentaba el proyecto, con su nombre y el de los dos ingenieros. Más tarde, Eiffel compró los derechos de Koechlin y Nouguier, para obtener la titularidad exclusiva sobre la torre; de ahí que esta lleve su nombre.

Con todo, el genio de Eiffel no radico tanto en el diseño del monumento sino en la energía que empleo para que este se construyera. Eiffel no sólo dio a conocer la idea a las figuras más importantes del país; entre ellos varios gobernantes, magnates y el publicó en general,  sino que también recolecto fondos y uso los propios para la empresa. Inicialmente, Eiffel, intentó convencer a Édouard Lockroy, el entonces Ministro de Industria y Comercio, para que lanzase un concurso que tuviese por objeto la exploración de la posibilidad de construir una torre de gran altura en el Campo de Marte. Aunque su idea no lo convenció, el concurso sí tuvo lugar. Para 1886, la idea de Eiffel era seleccionada entre otros 107 proyectos.

Acta

La ubicación, construcción y forma operar del monumento estuvieron sujetas al acuerdo que fue firmado el 8 de enero de 1887 entre Édouard Lockroy, actuando en nombre del Estado francés, Eugène Poubelle, prefecto del Sena, como representante de la ciudad de París y Gustave Eiffel, actuando en su propio nombre y no en el de la empresa. El acta especificó el coste estimado de construcción en 6,5 millones de francos pagados en ese momento, otros 1,5 millones para gastos no previstos (emergencias, situaciones no planeadas) y los demás gastos serían costeados por una sociedad anónima creada por Eiffel.

El texto también establecía disposiciones, como: el precio de la entrada durante la Exposición Universal y  la creación de 300 entradas gratuitas por mes; además cada piso debía tener una sala reservada  para la realización de experimentos científicos y/o militares. Asimismo, se establecía  que después de la exposición la ciudad se convertirá en propietaria de la torre con todos sus beneficios y costes, aunque el Eiffel conservaría ciertos beneficios por su construcción hasta un plazo de 20 años contando desde 1890. Terminado este plazo todo sería devuelto a la ciudad de París.

 

Construcción

La fase de construcción de la torre comenzó el 28 de enero de 1887 y terminó el 31 marzo de 1889, poco antes de la apertura oficial de la Exposición universal. La construcción tomó poco más de dos años, terminando en tiempo récord, más teniendo en cuenta la gran envergadura del proyecto. En tan sólo cinco meses se construyeron los cimientos y en veintiún meses se ensambló la parte metálica.La unión de las grandes vigas del primer nivel culminó el 7 diciembre de 1887. Desde ahí, la construcción no se detendría hasta finalmente acabar en marzo de 1889. El número de trabajadores nunca superó los 250.

Una vez construida la torre, Eiffel fue condecorado con la Legión de Honor; esta le fue puesta en la plataforma de la cima.

Debates y polémicas sobre la torre

Incluso antes de su construcción, la torre ya estaba en el ojo del huracán de los debates. Muchas de las criticas provenían de los grandes nombres del mundo de las letras y las artes, aunque la torre supo sobreponerse. El 14 de febrero 1887 tuvo lugar la protesta de los artistas contra la torre. Dirigida al director de obras de la Exposición, Sr. Alphand,  la manifestación fue publicada en el periódico Le Temps, y entre sus firmantes se encontraban nombres, como el de Guy de Maupassant,Charles Gounod, Alexandre Dumas, Leconte de Lisle, , Ernest Meissonier, así como otros menos favorecidos por la posteridad. Las polémicas se terminaron por sí solas una vez la torre estuvo construida, ante la presencia indiscutible de la obra  y el inmenso éxito que cosechó. Durante la exposición de 1889, la torre recibió dos millones de visitantes .

Tras finalizar su función como parte de las Exposiciones Universales de los años 1889 y 1900,  el monumento fue utilizado en pruebas del ejército francés con antenas de comunicación. Actualmente  además de ser un atractivo turístico, la torre sirve como emisora de programas radiofónicos y televisivos. Con los años se ha convertido en el símbolo más representativo de París.

Curiosidades

Continúa leyendo

Historia

Noche de Paz

Publicado

en

Historia del villancico “Noche de Paz”
Pixabay

Historia del villancico “Noche de Paz”

El villancico Noche de paz, noche de amor  (en alemán:Stille Nacht, heilige Nacht) fue escrito  originalmente en 1816 por el sacerdote austriaco Joseph Mohr. La música estuvo a cargo del organista Franz Xaver Gruber, a quien Mohr conoció tras trasladarse a Oberndorf en 1817. El villancico se interpretó por primera vez un año después, la noche del 24 de diciembre.  Desde entonces su difusión no cesó, ha sido  traducido y grabado  a más de 300 idiomas y es uno de los villancicos más conocidos de la historia. En 2011, la Unesco lo declaró Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad.

 

Origen

Sobre la composición de la obra existen numerosas versiones. La historia verdadera no se conoció hasta 36 años después de que fuera interpretado por primera vez en la Misa del Gallo celebrada en  iglesia de San Nicolás de Oberndorf en 1818. En una carta, Gruber dio a conocer la historia del villancico y su autor, pero años después de que este muriera.

 

La historia del villancico comienza en 1816, año en el que el sacerdote Joseph Mohr lo escribía. Mohr fue ordenado sacerdote en 1815 y ese mismo año enviado a Mariapfarr. En Mariapfarr, Mohr compuso el poema Stille Nacht, heilige Nacht,  luego  convertido en el famoso villancico.

 En 1817  Mohr se trasladó a Oberndorf debido a una grave enfermedad. Allí, conoció al organista y maestro de escuela Franz Xaver Gruber, quien finalmente compuso la música. De acuerdo a la versión más conocida de la historia. En la navidad de 1818, mientras Mohr se encontraba preparando la tradicional Misa del Gallo o de Nochebuena, descubrió que el órgano de la Iglesia estaba inutilizable. No tardo mucho  tiempo en encontrar una solución, pues le pidió a su amigo Gruber que compusiera la música  para el poema, adaptando el tema para ser interpretado por el coro y una sola guitarra.

El 23 de diciembre de 1818, tras unas  unas cuantas de ensayo, el villancico quedó terminado. Fue interpretado por primera vez la noche del 24 de diciembre en la iglesia de Oberndorf.

 

Mundo Canticuentos (2015) Noche de Paz. [Video] .YouTube https://www.youtube.com/watch?v=C0YImrwIypo

Difusión

La difusión del villancico fuera de aquella población comenzó  unos años después gracias al constructor de órganos Carlos Mauracher, quién,  tras conocer el texto y la partitura, se los llevó a Tirol. Desde allí, sus dos amigos, los hermanos Strasser, se dedicaron a difundirla interpretando el tema por todo el país. La canción tardo algún tiempo popularizarse. Trece años después de su composición,  era cantada por grupos de católicos en Leipzig, Alemania. Lenta pero exitosamente,  fue llevada al resto del mundo.

Desde entonces, Noche de Paz  ha sido traducido a más de 300 idiomas e interpretada y grabada por numerosos artistas. Son particularmente célebres las versiones de Bing Crosby ,  Stevie Nicks, Enya y Mahalia Jackson, así como las versiones instrumentales de Mannheim Steamroller.  También existen versiones corales muy apreciadas en todo el mundo, aunque en la actualidad el tema difiere levemente de su original.

En 2011, la  UNESCO declaró Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad