Enrique Bunbury

Biografía de Enrique Bunbury
Carlos Delgado [CC BY-SA 3.0]

Biografía de Enrique Bunbury

Enrique Bunbury (11 de agosto de 1967) cantante de la banda de rock Héroes del Silencio. Nació en Zaragoza, España. Su nombre de nacimiento es Enrique Ortiz de Landázaru. La familia de Bunbury hacia parte de la burguesa española. Por ello, gozó de comodidades y privilegios. Desde pequeño tuvo gusto por la música, él mismo creo una batería casera con objetos que había en su casa. A los 8 años su gustó creció al ver a Elvis Presley en la película El barrio contra mí, desde ese momento fue su ídolo. Su hermano Rafa, también aporto al proceso musical de Bunbury porque le compartía la música de los artistas más reconocidos del momento.

En la escuela se caracterizó por ser un niño educado, inteligente y de buena conducta. Pero en la adolescencia, su actitud cambió totalmente. Fue expulsado de varias instituciones. Trabajó como DJ en un lugar llamado El bandido. Con el dinero que ganó se compró el disco The Dark Side of the Moon de Pink Floyd, una de sus bandas favoritas. A pesar de ser un joven indisciplinado su gusto por la lectura seguía intacta. Sus autores favoritos eran Friedrich Nietzsche con su teoría del Superhombre y Franz Kafka, Rafael Alberti y Antonio Buero Vallejo. William Blake, Charles Baudelaire, Arthur Rimbaud, Julio Verne, Charles Dickens, entre otros.

La música también era un refugio para él, desde los trece años, aprendió a tocar guitarra eléctrica, estuvo en un grupo llamado Apocalipsis. Entre 1981 y 1983 tocó también la batería, y también descubrió su talento vocal en una banda llamada Rebel Waltz. Bunbury estuvo en otra banda: Proceso Entrópico. Tras dejar Proceso Entrópico, Bunbury pasó a ser el vocalista de un grupo llamado Zumo de Vidrio, banda que representa los inicios de la reconocida banda Héroes del Silencio. Sus fundadores fueron Enrique Bunbury, Juan Valdivia y Pedro Andreu. Se presentaron al concurso de Pop Rock de Huesca y tuvieron el segundo puesto.

En 1987 brindaron un concierto pequeño pero que fue un éxito total, lo anterior puso al cuarteto en el punto de mira. Gustavo Montesano colaboró en su primer contrato con la discográfica multinacional EMI. Se publicó Héroes del Silencio (1987), un maxisingle. De este disco se vendieron más de 30.000 copias. Más tarde lanzaron El Mar No Cesa, LP producido por Montesano y que rápidamente fue un disco de platino. Dentro de este LP estaba: ​ Mar adentro o Flor venenosa pasaron a ser canciones de referencia para la generación joven. Sin embargo, el grupo no se sintió representado con el trabajo al considerarlo muy pop.

Roxy Music Phil Manzanera se interesó por Héroes tras verlos en vivo y decidió apostar por ellos, poco después saldría Senderos de Traición (1990). Los videoclips aumentaron la popularidad del disco. Actuaron en playback en programas como «Un, dos, tres» con Jordi Estadella. La primera vez que realizaron una gira internacional fue por Bélgica, Suiza​ (fueron bien recibidos por los emigrantes españoles), también estuvieron en Alemania. En Alemania e Italia consiguieron disco de oro. Senderos de traición fue una locura, luego de ello, Héroes se darían un respiro de más de un año. Bunbury viajó a la India, lugar que le sirvió de inspiración para sus futuras composiciones.

El Espíritu del Vino (1993) fue lanzado de manera internacional. Héroes del Silencio estuvo en más de 20 países. Las letras de las canciones venían ya en castellano e inglés. Esto fue un acto estratégico porque, aunque tenían claro que no dejarían de cantar en su lengua si era necesario que su música fuera entendida por un mayor público. Su popularidad fue tal que el Príncipe Felipe recibiría a Héroes en audiencia y se declararía admirador y seguidor de su música. Bunbury aceptó que ​estaba en contra de la institución monárquica.

Bunbury, compartió varios escenarios con el grupo colombiano Aterciopelados, quienes les grabaría posteriormente coros en el álbum La pipa de la paz (1997).

Los últimos conciertos de Bunbury con la banda no le habían resultado muy gratificantes, así que, fraguó la idea de lanzar un proyecto diferente. Trabajó entonces como solista, lanzó un álbum, cargado de aires electrónicos, sonidos étnicos del Magreb, textos muy directos. Producido por Phil Manzanera, quien realizó un trabajo muy limpio con ayuda de músicos tan virtuosos como el guitarrista Alan Boguslavsky, el teclista Copy, Morán al bajo y Gacías en la batería. Los temas más populares fueron: «Salomé», «Encadenados» o «Polen» sonaron insistentemente en las emisoras españolas.

La carrera de Bunbury tuvo un cambio con la edición de Radical Sonora. Su estilo era totalmente apartado de lo que había sido la aventura del grupo. Bunbury encontró su identidad musical. Con varios conciertos ofrecidos en México D.F. se editaron los temas bajo el título de Pequeño cabaret ambulante. Luego se dio la edición de un nuevo álbum, Flamingos, que apareció en el mercado en el año 2002. El zaragozano puso en marcha una nueva y exitosa gira de actuaciones por España y América, simultáneamente trabajó en su nuevo álbum, Bizarros. Enrique Bunbury había participado previamente en otros proyectos musicales.

Bunbury se casó en 2012 con su fotógrafa oficial, con quien tiene una hija, llamada Asia, nacida en 2011. Antes el músico estuvo casado con Nona Rubio, se separaron en el año 2001. También tuvo una relación con Benedetta Mazzini, a quien le compuso varios de sus temas: Bendecida, Bendecida II y La chispa adecuada (Bendecida III). Es un artista muy comprometido con los derechos animales y por ello es vegano.

To Top