Pedro I El Grande

eluniversal.com.mx

Pedro I Alexéievich, llamado el «Pedro el grande» por su gran estatura, nació en Moscú el 9 de junio de 1672 y murió en San Petersburgo el 8 de febrero de  1725. Hijo del Zar Alejo Mijailovich, de la dinastía Románov y de su segunda esposa, Natalia Narishkina. Por su salud, inteligencia y curiosidad, sobresalió de sus hermanastros, los hijos de la primera esposa de su padre María Miloslavskaia, a la muerte de su padre solo contaba con 4 años, entonces ocupo el trono su hermanastro Teodoro III (Fiódor Alekséievich) y,  al morir éste a los 20 años en 1682 fue su sucesor destacándose como uno de los mejores gobernantes de Rusia.

Dada una guerra de poderes entre los Miloslavski y los Narishkin, antes de 1696 tuvo que gobernar junto a su débil y enfermizo hermano, Iván V de Rusia y dada la minoría de edad de ambos se encargo la regencia  a La princesa La zarevna Sofía Alekséievna , que entonces contaba veinticinco años esta gobernó por 7 años como una autócrata.

Siguieron unos años en que la educación de Pedro I estuvo abandonada, paso su niñez entregado al libertinaje y dada su curiosidad  entró en contacto con comerciantes europeos, en el barrio de los extranjeros en Moscú (slobodá) donde fue enterándose de los progresos occidentales y con estos se formó política y militarmente. Ahí conoció  al suizo Franz Lefort quien lo formo militarmente. Lefort fue el precursor del regimiento Preobrajenski, núcleo del futuro ejército ruso.

Para 1689  a los 17 años se caso obligado por su madre con Eudoxia Lopujiná, este matrimonio lo hizo para demostrar que su hijo era capaz de llevar las riendas de su propia vida, pero solo duro  por 10 años, pues entre otras cosas Pedro no soportaba la mentalidad tradicionalista de la hermosa eudoxia  y la confino en un convento. Por el mismo año Pedro dio golpe de estado a Sofía retomando el poder y cediéndoselo a su madre.

Para 1696, Pedro I de Rusia creó  su propia la flota de barcos y viajó por Austria, Alemania, Polonia, Inglaterra y Países Bajos ampliando así su insipiente formación cultural y contratando técnicos que le ayudaran en la occidentalización  de  Rusia.

Reorganizó el ejército ruso de acuerdo con los estándares europeos de la época, y proyecto hacer de Rusia un poder marítimo. Con una fuerte oposición y rebelión interna a sus políticas,  acabó brutalmente con estas: los streltsí, Los baskires, Los Astracán  y con la gran revuelta civil, la rebelión de Bulavin.

Las visitas de Pedro a occidente le dejaron la idea de que las costumbres europeas eran superiores a las tradiciones rusas e inmediatamente empezó a modernizar iniciando con la prohibición de las barbas y la imposición del vestido occidental, excepto el clero y los campesinos. Reformó el sistema fiscal con nuevos impuestos y amplio el número de contribuyentes, para poder crear y sostener el ejército, con el ánimo de ampliar las fronteras rusas hacia el mar Negro y el Báltico; protegió además las manufacturas y el comercio y se establecieron monopolios estatales.

Administrativamente para 1722 el país lo organizo por Gobiernos, Provincias, distritos y cantones. El, senado de 10 miembros y, 9 consejos ministeriales de 13 miembros.
Consolidando su nuevo modelo de gobierno, necesitaba evitar la intervención de la iglesia ortodoxa en política entonces el patriarcado lo sustituyo por un sínodo presidido por el Zar.

Fue prioritario para Pedro I era mejorar la salida al mar, pues solo la tenia al mar blanco por Arjángelsk, le interesaba el mar báltico controlado por Suecia en el norte el cual le costó 25 años de guerra durante la cual Carlos XII de Suecia fue derrotado en la batalla de Poltava (1709). y el mar negro controlado por el Imperio Otomano en el sur, para derrotar al imperio, intento infructuosamente la toma de Azov en 1695, Volvió a Moscú comenzó la construcción de un gran armada de 30 naves y un año después en 1696 tomo Azov. Dada la dureza del imperio Otomano y la imposibilidad de enfrentarlo solo, emprendió un viaje a Europa de incognito para buscar alianzas con los monarcas de España, Austria y Francia con una gran delegación rusa que llamo LA GRAN EMBAJADA al no lograr su cometido siguió por Inglaterra y el sacro imperio romano aprendiendo cada vez más de la cultura occidental. Estudio construcción naval en Ámsterdam y zaandam y artillería en Königsberg.

El partido nacionalista ruso inicio una oposición a la política occidental del zar y los strelzi sublevados por el regreso del soberano proclamaron al zarevich Alejo, hijo de Pedro y Eudoxia pero pronto fueron reprimidos por los nuevos regimientos creados por el zar, a sangre y fuego. Los príncipes fueron ejecutados con toda su familia, cientos de rebeldes
fueron colgados ante el convento donde estaba confinada Sofía.

Pedro fundó la gran ciudad de San Petersburgo en Ingria en 1703. No permitió que se construyeran edificios de piedra fuera de San Petersburgo, pues esperaba que se convirtiese en la capital rusa, para que todos los constructores de piedra participasen en la construcción de la nueva ciudad. Se caso en secreto en 1707 con Marta Skavrónskaya una sueca de oscuro pasado (Catalina I de Rusia) esta se convirtió al cristianismo ortodoxo y tomó el nombre de Yekaterina, Catalina en español.

A los 52 años tras un reinado de 42 años, el 28 de enero —8 de febrero según el calendario juliano— de 1725 murió entre las cuatro y las cinco de la mañana, su vejiga estaba gangrenada.

 

Le sucedió en el trono Catalina I, a quien el zar había hecho coronar dos años antes de su muerte. Sus dos hijas, Ana se casó con el duque de Holstein, e Isabel fue coronada emperatriz de Rusia. Los herederos de Pedro I el Grande recibieron el imperio desde el mar Blanco hasta Mazanderan en el Caspio, y desde el mar Báltico hasta el océano Pacífico.

 

To Top