Síguenos en redes

Historia

Justiniano I

Publicado

en

Biografía de Justiniano I
Autor: Petar Milošević / Licencia: Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International

Biografía de Justiniano I

Justiniano I (11 de mayo de 483 – 13 de noviembre de 565). Nació en Tauresio, Macedonia. Cerca del actual Yugoslavia Pertenece a una familia humilde y el nombre de su madre es Vigilantia. A la muerte de sus padres fue adoptado por su tío materno Justino, y junto a él se traslada a Constantinopla para recibir una educación de calidad. Recibió instrucción en teología, historia y jurisprudencia.  Comenzó a dedicar su vida a la carrera militar. Justiniano emprende su radiante carrera hasta alcanzar los más altos cargos del Estado; se casa con Teodora, una actriz de teatro conocida en la época por su vida libertina. Mientras su tío se convierte en el nuevo emperador en el 518. Justiniano consigue que lo nombre co-emperador en abril de 527.

Mientras Justiniano I reina, persigue el renacimiento del poderío romanoclásico, reconquistando variados territorios. Fue responsable de construir un período histórico distinguido por la edificación de rimbombantes monumentos arquitectónicos y por su labor legisladora. Se inicia con él una época tupida en acontecimientos culturales, bélicos y jurídicos. El emperador dejó su huella en la antigua colonia griega de Megara, Constantinopla, que más adelante fue la capital del Imperio romano de Oriente.

Justiniano I se mostró inquieto por las invasiones bárbaras a su territorio. Exhorta a su ejército para luchar fuertemente contra los persas y se organiza la reconquista de las provincias romanas de Occidente, sometidas al yugo de los invasores bárbaros. Les encomienda esta labor a sus generales más destacados, Belisario y Narsés, quienes magistralmente derrotaron a sus tradicionales enemigos e incorporan al imperio el norte de África y de Italia, así como numerosas ciudades costeras del sureste de España.  Justiniano I, uso su habilidad diplomática para extender los límites del imperio haciendo oportunos beneplácitos a los bárbaros vecinos. Su política se basó en mezclar las armas y la diplomacia, Justiniano firma con el rey persa Cosroes I el tratado de la paz eterna, muy favorable a los bizantinos, quienes no perdieron parte alguna de su territorio.

No todo se centró en el arte de la guerra, el espacio cultural también fue abonado por la semilla de este polifacético emperador, y la universidad acogió en sus aulas a figuras como el historiador Procopio y el poeta Romano el Melódico. La máxima expresión arquitectónica de la época de Justiniano I es la basílica de Santa Sofía, que por siglos se sitúa como centro principal de los ortodoxos. El arte bizantino quedó plasmado también en otras ciudades: en Ravena se puede admirar en las iglesias de San Vital y San Apolinar, que alojan maravillosos mosaicos.

Justiniano I era un hombre muy curioso, así que comenzó a indagar en el campo de los estudios jurídicos, posteriormente formó una comisión delegada de producir un nuevo código de las leyes imperiales promulgadas desde el período de Adriano. El trabajo de este grupo de comisionado, era preparar un manual para el uso de los estudiantes de leyes, que recibió el nombre de Instituía. Un año más tarde surgió una edición más completa del Código de Justiniano, que contenía las propias leyes elaboradas y promulgadas por el emperador. Su trabajo jurídico, como, por ejemplo, la producción de las nuevas leyes que reflejaron las necesidades contemporáneas, fueron supervisadas e influidas por Triboniano. Este sutil jurisconsulto era juez del palacio sagrado, uno de los ministros judiciales más importantes del imperio.

En la década de los años 540 se propago una terrible epidemia conocida como la plaga de Justiniano, situación que merma la mano de obra, mata cientos de personas y genera un estado de inestabilidad, esta causa natural pone en jaque el esplendor del momento. Hipótesis afirman que esta epidemia fue la peste negra. El imperio entonces comienza a perder los territorios que ha subyugado, debido a que los invasores y salteadores aprovecharon la ocasión para quitarle tierras al imperio hecho que solo se revierte hasta el siglo IX.

La aguda dedicación de Justiniano a los proyectos públicos disminuyó formidablemente hacia el final de su reinado, entregándose al estudio de los problemas referentes a la teología. El interés por los asuntos religiosos le llevó a publicar en el año 564 un edicto en el que afirmaba que el cuerpo humano de Cristo era incorruptible. Esta aseveración suscitó las protestas airadas de muchos eclesiásticos. Justiniano I se consideraba como el representante de Cristo en la tierra, y, por otra parte, el Imperio romano de Oriente no había desarrollado la concepción distintiva entre Iglesia y Estado que luego se desplegaría con el cristianismo latino.

El período de Justiniano en su rol de emperador se ha perpetuado en la memoria histórica universal merced a su legado como legislador, diplomático, teólogo y amante de la cultura. En su última fase de vida pasa su tiempo indagando la doctrina cristiana. Lo que le generó luego de su muerte la veneración como santo por la iglesia ortodoxa y por algunos organismos luteranos, su fecha de celebración religiosa es el 14 de noviembre. Justiniano I muere en el 565 sin engendrar hijos.  Por ello su sobrino Justino II ocupa el trono.

Historia

Historia del telégrafo

Publicado

en

Historia del telégrafo

Historia del telégrafo

El telégrafo, dispositivo que utiliza señalas eléctricas para la transmisión de mensajes, fue el primer medio de comunicación de gran rapidez a larga distancia. Uno de los inventos más revolucionarios del siglo XIX,  fue inventado por Samuel F.B. Morse, el creador del código Morse en 1837. El mismo Morse se encargó de instalar las primeras líneas telegráficas en los Estados Unidos. Antes de la creación del telégrafo eléctrico, de Morse, existieron otros tipos de telégrafos como el telégrafo óptico de Claude Chappe o el telégrafo electrostático de Samuel Soemmering. Estos telégrafos y los aportes otros científicos, como Antoine Nollet y Alessandro Volta, fueron la base para el desarrollo de la telegrafía en el siglo XIX. Con el tiempo, este invento, sería reemplazado por el teléfono.

Antecedentes y primeros modelos

Aunque se suele dar su autoría a un solo hombre, Samuel F. B Morse, la invención del telégrafo fue realmente el resultado de una cadena de aportes realizados por varios científicos e investigadores. El primero, y quizás menos conocido, fue el aporte del científico y religioso francés Antoine Nollet, que en el año de 1746 llevó a cabo un experimento con 200 monjes conectados entre sí con alambres de hierro. Cuando estuvo todo dispuesto, el científico descargó una batería de botella de leyden y al ver reacciones de los monjes,  pudo comprobar la rapidez con la que se propaga la electricidad.

Más adelante, en el año de 1800,  Alessandro Volta inventaba la pila voltaica, dispositivo que reemplazó la botella de Leyden y se convirtió en la nueva fuente de energía artificial. Unos años antes, en 1794,  Claude Chappe había inventado el telégrafo óptico. Sin embargo, este era un dispositivo poco practico, utilizaba un alfabeto basado en la teoría de los semáforos y dependía totalmente de la linea de visión. Por lo que fue remplazado rápidamente.

En 1809 apareció en Baviera telégrafo electrostático, inventado por Samuel Soemmering. Este tenia 35 cables con electrodos conectados al agua y el mensaje viajaba largas distancias gracias al gas producido por electrólisisLa historia de las comunicaciones cambio cuando el científico británico

 William Sturgeon  presentó el electroimán en 1825. Tres años después, Harrison Dyar creaba el primer telégrafo de origen estadounidense.

Le siguieron los telégrafos de Pavel Schilling, basados en el modelo de Soemmering, y  el de Gauss y Weber, quienes en 1833 instalaron una línea telegráfica entre la universidad y el Observatorio de Góttingen. El primer telégrafo eléctrico conocido fue inventado en 1836  por el científico estadounidense David Alter. Y aunque este probó su funcionalidad, el científico decidió no seguir con su desarrollo. Un año después aparecían los telégrafos de Cooke y Wheatstone y de Morse.

El telégrafo eléctrico de Morse.

Mientras impartía clases en la Universidad de Nueva York en 1837, Samuel Morse, quien era pintor y fotógrafo, consiguió crear el primer telégrafo. Además, creó el alfabeto usado para las trasmisiones  también conocido como Código Morse. El sistema era simple, usando el electroimán de Sturgeon, el telégrafo de morse  producía códigos en una tira de papel. El mensaje viajaba grandes distancias, para luego ser interpretado por una persona versada en el código.

El 6 de enero de  1838 se hizo la primera demostración pública, pero no fue hasta cinco años después de que el gobierno de los Estados Unidos, le otorgó 30,000 dólares para construir la primera línea telegráfica experimental de Washington a Baltimore.  La trasmisión del primer mensaje se hizo el 1 de mayo de 1844 y el mensaje era “Lo que Dios ha creado”.

El telégrafo sigue evolucionando

El telégrafo no dejó de evolucionar con el paso de los años, pues desde su primera trasmisión y con el apoyo de varios fondos privados, Morse y sus asociados consiguieron extender la linea telegráfica. Llegó hasta a Filadelfia y Nueva York. Al mismo tiempo otras empresas telegráficas comenzaron a surgir en el Este, Sur y Medio Oeste, con lo que la comunicación telegráfica se extendió a todo el país.  En 1851 comenzaron a funcionar los despachos por telégrafo, mientras que en 1861 aparecía la linea transcontinental de Western Union. Con el tiempo, surgieron los operadores Morse, quienes escuchaban el código en vez de leerlo en el papel; en 1900 fue inventado el sistema telegráfico Creed,  con el que el código era convertido a  texto

Los avances siguieron con la creación de la multiplexación, sistema que permitía trasmitir ocho mensajes simultáneamente por un mismo cable. Más tarde fue introducido el varipolex, permitiendo la trasmisión de 72 mensajes simultáneos en un solo cable. Asimismo, apareció el  teleprinter (1925) y  los dispositivos de facsímil automáticos.

Hasta el año de 1877, toda la comunicación rápida y a distancia dependdel telégrafo. Ese año, fue desarrollada tecnología la rival que a la larga lo reemplazo: el teléfono.

Continúa leyendo

Historia

Pfizer

Publicado

en

Historia de Pfizer

Historia de Pfizer

Pfizer, Inc (anteriormente Charles Pfizer and Company) es una empresa farmacéutica de origen estadounidense fundada por los primos Charles Pfizer y Charles Erhart en 1849. En sus inicios la compañía fabricaba ácido cítrico y vitaminas y en 1945, se convirtió en el primer productor de la penicilina. Su primer medicamento, la terramicina, vio la luz en 1950, seguido de una amplia expansión. La compañía llegó  a países como España, Colombia y Perú, alcanzando el éxito entre los años 80 y 90, gracias a la comercialización del Besitrán, Norvas, Zitromax y el Viagra. Para el año 2000, Pfizer se convirtió en una de las farmacéuticas más exitosas y conocidas a nivel mundial, luego de la incorporación de Warner Lambert.  Pfizer sería la primera de varias compañías en desarrollar una vacuna efectiva para el tratamiento del Covid-19.

Inicios

La historia de Pfizer se remonta hasta mediados del siglo XIX, cuando los primos de origen alemán Charles Pfizer, un químico, y Charles Erhart, pastelero, deciden fundar su propia compañía en el barrio neoyorquino de Brooklyn. Su primera apuesta fue un medicamento antiparasitario con olor almendras. Durante la Guerra Civil estadounidense, la empresa supo aprovechar la demanda de analgésicos y desinfectantes, convirtiéndose en pionera en la producción de acido tartico y duplicando sus ingresos en la década de 1860.

Para 1880 la compañía comienza la fabricación del ácido cítrico, principalmente utilizado en refrescos, y años después desarrolla una nueva y exitosa fórmula. Esto tras la escasez del citrato de calcio provocado por la Primera Guerra Mundial.

En 1936 incursiona en la producción y comercialización de vitaminas.

La compañía supo aprovechar otro momento histórico, cuando se dedicó a la fabricación masiva de la penicilina durante de la Segunda Guerra Mundial

. Su primer medicamento, el antibiótico terramicina vio la luz en 1950, facilitando la expansión de la compañía. Para 1952 nace Pfizer España, seguido de Pfizer Colombia, Perú… entre otros países. La compañía creó sedes tanto en Latinoamérica, como en Europa, al tiempo que incursionaba en el rubro de los medicamentos para animales.

Estabilidad, éxitos y vanguardia

Durante las décadas de 1980 y 1990, la compañía experimentó un crecimiento sostenido gracias al descubrimiento y la comercialización de varias drogas. Comenzando con el antinflamatorio Feldene. Feldene se convirtió en el antiinflamatorio de prescripción más vendido en el mundo en 1982. Más tarde vinieron los exitosos Besitrán, Norvas y Zitromax, seguido del anticolesterol Lipitor y el Viagra. Este último, lanzado en 1998, para tratar la disfunción eréctil, es posiblemente el medicamento más conocido de la farmacéutica, junto al antidepresivo Xanax.

El grupo también ofrece medicamentos para tratar el cáncer, así como las enfermedades cardiovasculares y neurológicas. Algunos de sus mayores éxitos son los tratamientos Xtandi e Ibrance para el cáncer, el anticoagulante Eliquis, la vacuna Prevnar 13 y los productos para la artritis reumatoide Enbrel y Xeljanz.

A comienzos del siglo XXI, Pfizer se convirtió en la farmacéutica con mas valor y de más rápido crecimiento a nivel mundial gracias a la incorporación de Warner Lambert y Pharmacia. Con Warner Lambert llegaron a la compañía los medicamentos Cardyl, Zarator y Viracept. Mientras que con Pharmacia, la farmacéutica se abrió espacio en el área de la endocrinología y oftalmología desarrollando nuevos medicamentos. En 2009 se unió a Pfizer la farmacéutica Wyeth.

Actualmente la compañía emplea a más de 80.000 personas en todo el mundo y vende sus productos en más de 120 países. Pfizer salió a Bolsa en 1942, tiene un valor actual de más de 210 mil millones de dólares y es uno de los líderes en farmacia a nivel mundial.

En 2019 anunció su fusión con el grupo farmacéutico Mylan.

Pfizer y la vacuna contra covid-19

En marzo de 2020, mientras la pandemia del covid-19 se propagaba por todo el mundo, la farmacéutica se asoció con BioNTech para desarrollar una vacuna. Rápidamente, en abril, comenzaron las primeras pruebas, que dieron como resultado a la primera vacuna frente a la pandemia. En julio iniciaron los ensayos clínicos con el Tozinamerán, administrada en dos dosis a más de 40 mil participantes y una vez probada su efectividad comenzó el tratamiento en diferentes países.  Los primeros países en aprobar el uso de la vacuna fueron Estados Unidos y Reino Unido. A la fecha la vacuna, sigue siendo pionera en el tratamiento contra el covid, junto a la vacuna de Oxford, AstraZeneca.

Continúa leyendo

Historia

Historia de la palabra cuarentena

Publicado

en

Historia de la palabra cuarentena
Unknown authorUnknown author, Public domain, via Wikimedia Commons

Historia de la palabra cuarentena

La cuarentena, palabra que originalmente significa “cuatro veces diez”, comenzó a utilizarse para referirse aislamiento en la Venecia del siglo XIV, durante la expansión de la peste negra. Sin embargo, esta medida sanitaria tiene su origen mucho más atrás, como es el caso del aislamiento por la lepra mencionado en el Pentateuco. Otras formas de confinamiento surgieron en los siglos XIII y XIV, hasta que finalmente aparece la cuarentena como el aislamiento de los enfermos por 40 días. Desde entonces la palabra se ha utilizado para referirse a los confinamientos prolongados relacionados con las enfermedades infecciosas.

Origen

Etimológicamente, la palabra cuarentena proviene del italiano Quaranta giorni, que a su vez se deriva del latín quadraginta y traduce “cuatro veces diez”. En el sentido médico, la palabra comenzó a utilizarse en el siglo XIV para referirse al aislamiento de 40 días impuestos a los enfermos de la peste negra en Venecia. Ahora bien, el aislamiento como medida sanitaria tiene su origen mucho antes. Por ejemplo, en el Pentateuco se mencionaba como los enfermos de lepra eran separados bajo la ley mosaica para evitar la propagación de la enfermedad.

Confinamientos y el surgimiento de la cuarentena

Más tarde se verían otros confinamientos durante la plaga de Justiniano, entre el siglo VI y VIII. Y ya a partir de los siglos XIII y XIV, las formas de aislamiento comenzarían a avanzar. Especialmente por la llegada de la peste negra.  Es entonces cuando Venecia toma el liderazgo en materia de medidas sanitarias estableciendo la cuarentena para los enfermos de la peste. Estos eran aislados por un periodo de 40 días ya que en la mayoría de las enfermedades el periodo de incubación es menor a este (existen algunas excepciones). El país también nombró a tres guardianes de la salud publica durante los primeros años de la llegada de la peste.

Desde entonces, hasta la fecha la cuarentena ha sido ampliamente utilizada para la prevención de la propagación de las enfermedades infecciosas. Fue usada contra la fiebre amarilla, la gripe española, las epidemias de ébola, el cólera y en la actualidad con la pandemia por el Covid-19

. El numero de días en aislamiento varía, sin embargo, según la enfermedad.

Covid-19

En el caso del covid-19, la primera cuarentena directa empezó en China, cuando el gobierno ordeno el confinamiento de la provincia de Hubei, que incluye a Wuhan, ciudad donde apareció el SARS-CoV-2 originalmente. La cuarentena extendió hasta abril del mismo año, cuando comenzó a reducirse el número de contagios. Con la expansión del virus por todo el mundo y los rebrotes, se impusieron diferentes medidas de aislamiento y restricciones. Desde periodos de confinamiento prolongados al aislamiento por 14 días, luego de entrar o salir del país o entrar en contacto con alguien enfermo.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad