Síguenos en redes

Historia

Historia del Titanic

Historia del Titanic
F.G.O. Stuart / Dominio Público

Historia sobre el Titanic

El Royal Mail Ship Titanic, conocido simplemente por el nombre de RMS Titanic o sólo por la palabra Titanic, fue un transatlántico británico considerado en su fecha de creación como el mayor barco del mundo. Su proceso de construcción se llevó acabo entre los años 1909 a 1912, en los astilleros de alto prestigio Harland and Wolff perteneciente a la ciudad de Belfast. El Titanic formaría parte del grupo clase Olympic en compañía del RMS Olympic y HMHS Britannic. Este barco ostenta el catastrófico reconocimiento respecto al más terrible de los naufragios, pues en su viaje inaugural en el año de 1912 terminó hundiéndose tras chocar con un iceberg, dando como resultado la muerte de 1514 pasajeros de 2223 en total.

La concepción respecto al proyecto de fabricar el HMS Titanic y sus dos embarcaciones hermanas nace como una ambiciosa idea el 10 de junio del año 1907, en medio de una cena entre el presidente de la compañía White Star Line, Joseph Bruce Ismay en compañía del presidente de los astilleros Harland and Wolff, con el fin de buscar una forma para competir con los buques de empresas rivales. La solución a la que llegó este dúo fue construir embarcaciones de gran lujo, tamaño y que garantizasen la seguridad indiscutible de todos los pasajeros, pues consideraban que de estos factores carecían las creaciones de su competencia. Posteriormente se vislumbró la capacidad de elaborar únicamente tres, los cuales serían nombrados de acuerdo a tres categorías mitológicas relacionadas a un gran tamaño: Olympic, Titanic y Gigantic (olímpico, titánico y gigante). Tiempo después, este último participaría en la Primera Guerra Mundial cambiando su nombre a HMHS Britannic.

Los encargados de darle forma al proyecto de las tres embarcaciones fueron William Pirrie, Thomas Andrews y Alexander Carlisle, quienes brindaron grandes aportes para la creación de sus diseños. En el año de 1908 el grupo finalizó con los planos a seguir y al año siguiente se iniciaría en simultaneo la construcción del Olympic y el Titanic. Al ser necesaria una visible diferencia en cada uno de los barcos, no sólo en su denominación, se optó por emplear diferentes ornamentos y colores. Así pues, en la decoración interna de los barcos se abarcarían diferentes estilos, mientras que el casco sería de color negro para el Titanic y blanco para el Olympic. Debido a que el Gigantic sería el último en ser construido, no poseía un color asignado, pero este podría haber exhibido el color gris o plata para compaginar con las otras embarcaciones del grupo.

El 31 de mayo de 1911 se realizarían las primeras pruebas de flotabilidad del casco dispuesto para el Titanic. Estas preparaciones contaron con un gran número de espectadores de todas las clases sociales y diferentes lugares del país. Luego de comprobar que no fallaba nada con la capacidad para navegar en el mar, se inició con el equipamiento y decoración, para este trabajo se contó con la asistencia de al menos tres mil profesionales en diferentes áreas como la plomería, carpintería, pintura, etc. Al año siguiente estas preparaciones habían sido concluidas, disponiendo al Titanic como el primero del grupo en estar listo para transportar pasajeros.

El día 10 de abril del año 1912 el Titanic zarpa de Belfast, realizando posteriormente dos paradas para recibir pasajeros en la comuna francesa Cherburgo y la ciudad de Queenstown en Irlanda. Entre las personas que lo abordaron se encontraban distinguidos artistas, el mismísimo Joseph Bruce Ismay, el reconocido capitán  Edward John Smith, entre otros. Debido a que la embarcación se dividía en diferentes cubiertas, estas fueron clasificadas según el rango social de los pasajeros definido por el boleto de ingreso que compraron, dando la posibilidad a hombres y mujeres de bajos recursos económicos de ser vivir la experiencia. Muchos de estos se disponían a viajar hacia América e iniciar una nueva vida.

Tres días después de zarpar, el Titanic recibiría constantes informes sobre posibilidades de encontrar en su recorrido enormes bloques de hielo. Sin embargo, se subestimó el peligro y estos avisos fueron ignorados para no culminar insatisfactoriamente el viaje, ni alterar el ánimo de los pasajeros que disfrutaban de una agradable y apacible estancia. Por tanto la velocidad del crucero se mantuvo a casi su máxima capacidad, pues era estrictamente necesario cumplir con los plazos de tiempo que se tenían establecidos. Este hecho fue un factor determinante para la posterior colisión que sufriría el Titanic el día 14 de abril contra un iceberg, pues a tal velocidad las maniobras de evasión eran casi imposibles de realizar.

Tras el terrible accidente y las numerosas vidas perdidas se realizó una convención en Londres para la creación de una serie de medidas que garantizarían cabalmente salvaguardar a los pasajeros en toda embarcación. Para el año de 1914 nacería el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida en el Mar, la cual dictamina muchas medidas aplicadas hasta la actualidad para garantizar un viaje tranquilo y sin dificultades para el pasajero. La influencia del Titanic no termina solamente en este punto, pues ha servido de inspiración para diversos textos, películas, pinturas, documentales, etc. Los cuales tratan de dar cierta mística a la embarcación, haciéndola todavía presente, para no ser olvidada por futuras generaciones

Escritores

Celebridades

Hostnew