Henri de Saint-Simon

Biografía de Henri de Saint-Simon
Dominio Público

Biografía de Henri de Saint-Simon

Claude Henri de Rouvroy, Conde de Saint-Simon (17 de octubre de 1760 -19 de mayo de 1825) Nació en París, Francia. Historiador y teórico político, fue uno de los fundadores y teóricos del socialismo moderno. El Conde de Saint-Simon fue uno de los militares que luchó en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos (1775-1783), posteriormente se unió a la causa revolucionaria en París convirtiéndose en republicano. Fue nombrado presidente de la Comuna de París en 1792, momento en el que renunció a su título nobiliario y cambio su nombre por el de Claude Henri Bonhomme, tras ser acusado de especulación y pasar corto tiempo en la cárcel se enfocó en la escritura, publicando los libros El sistema industrial (Du système industriel) y Nuevo cristianismo (Nouveau Christianisme).

Nació en el seno de una familia aristocrática que por diversos motivos perdió su fortuna; entre sus parientes se encuentra el duque Louis de Rouvroy de Saint-Simon, autor de Memorias (1739-1752), libro en el que describió la corte de Luis XIV de Francia. Debido a la tradición familiar comenzó su carrera militar a temprana edad participando activamente en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos (1775-1783), a favor de las colonias. Tras regresar al país comenzó a gestarse el movimiento revolucionario que terminó en el estallido de la Revolución Francesa (1789-1799), conflicto político y social que marcó la historia del siglo XVIII, impulsando profundos cambios en diversos lugares del mundo como la instauración del modelo republicano. Durante el desarrollo de la revolución Saint-Simon se convirtió en republicano y fue nombrado presidente de la Comuna de París en 1792, año en el que renunció al título de Conde y cambio su nombre a Claude Henri Bonhomme.

En el trascurso de su gobierno fue acusado de especulación de bienes nacionales y criticado por su estrecha relación con Georges-Jacques Danton, lo que provocó que fuera detenido entre 1793 y 1794. Durante el Directorio (1795 -1799), Saint-Simon vivió de forma cómoda, puesto que contaba con una buena fortuna, en este entonces su domicilio era visitado por destacadas figuras de la época como Gaspard Monge, Joseph-Louis de Lagrange y Guillaume Dupuytren. Posteriormente viajó a Alemania, Reino Unido y Suiza, en el trascurso del viaje comenzó la redacción de su primera obra.

 

Obra de Henri de Saint-Simon

A comienzos del siglo XIX publicó su primera obra titulada Carta de un residente en Ginebra a sus contemporáneos (Lettres d’un habitant de Genève à ses contemporains), en donde bosquejo lo que más tarde definiría como teoría de la capacidad. Tras pasar varios años viviendo de manera holgada su fortuna comenzó a decrecer, motivo por el cual enfrentó serios problemas económicos, para sostenerse escribió variados artículos científicos y filosóficos con los que consiguió estabilizar su situación económica. Por este mismo periodo mencionó una de sus frases más conocidas en el periódico L’Organisateur:

Si Francia perdiera sus principales físicos, químicos, banqueros, negociantes, agricultores, herreros, etcétera, sería un cuerpo sin alma; en cambio, si perdiera a todos los hombres considerados más importantes del Estado, el hecho no reportaría más pena que la sentimental

Esta afirmación fue vista de manera negativa siendo procesado por ello; iniciando la década de 1820 publicó su siguiente obra llamada El sistema industrial (Du système industriel, 1821) y cuatro años más tarde publicó su obra más exaltada Nuevo cristianismo (Nouveau Christianisme, 1825), obra en la que criticó la doctrina de Jesús y sentó las bases para establecer un nuevo cristianismo que fuera más acorde las enseñanzas evangélicas originarias. Tras la publicación del libro volvió a quedar en la ruina, motivo por el cual planeó quitarse la vida de un tiro, sin embargo, falló y quedó herido en un ojo, poco tiempo después impulsado por uno de sus discípulos decidió crear el periódico Le Producteur, pero poco antes de su aparición falleció. El reconocido teórico francés murió el 19 de mayo de 1825 en Paris.

Después de su muerte sus planteamientos e ideas fueron difundidas por sus discípulos los cuales crearon el movimiento ideológico conocido como sansimonismo, que fue de gran relevancia en las generaciones posteriores influyendo en la formación del socialismo utópico; sus ideas fueron exaltadas por los filósofos Karl Marx y Émile Durkheim. El pensamiento de Saint-Simon se basó en su experiencia personal durante el desarrollo de la Revolución francesa y la caída con el golpe de Estado orquestado por Napoleón Bonaparte; en este planteaba que el gobierno debía ser manejado por industriales como los obreros, campesinos y propietarios, mencionaba que el lugar que tenían los clérigos en el orden social debía ser ocupado por los científicos; la religión debía guiar a las clases sociales para que estas mejoraran su calidad de vida; por ultimo mencionaba que la redistribución de los bienes debía ser en función de la capacidad de cada individuo. Estas ideas influyeron en la obra de Auguste Comte, John Stuart Mill y variados filósofos socialistas.

To Top

#FrenarLaCurva