Connect with us

Sociólogo

Auguste Comte

Publicado

en

Biografía de Auguste Comte
Dominio Público

Biografía de Auguste Comte

Auguste Comte (19 de enero de 1798 – 5 de septiembre de 1857) pensador, fundador del positivismo y de la sociología. Nació en Montpellier, Francia. Su nombre de bautizo fue Isidore Marie Auguste François Xavier Comte. Nació en un hogar de origen y tradición católico y también en una familia proveniente de la monarquía francesa. Pero, Comte rompió los esquemas de la tradición familiar, durante la época de la Restauración se inclinó hacia el agnosticismo y las ideas revolucionarias. Fue un joven radical y rebelde.  Ingresó en 1814 en la Escuela Politécnica de París, donde estudió ciencias exactas e ingeniería, se sintió atraído fuertemente, por la «revolución de los técnicos» predicada por el Conde de Saint-Simon.

No pudo culminar sus estudios porque el gobierno reaccionario de 1816 clausuró dicha institución.  Comte, contra la opinión de sus padres, permaneció en París para completar sus estudios de forma autodidacta. Para sobrevivir dictó clases particulares de matemáticas, que se convirtió en su fuente principal de ingresos. Desde 1817 trabajó de secretario de Saint-Simon. En 1824 tuvo una confrontación con su jefe al presentar un trabajo titulado: Plan de los trabajos científicos necesarios para reorganizar la sociedad pero que fue reprobado por su maestro. La confrontación se dio porque Saint-Simon quería pasar de los planes científicos a la organización práctica de aquel «sacerdocio», en tanto que Comte no consideraba todavía completos los desarrollos teóricos.

Así que, Comte publicó su obra individualmente, lo que le granjeó la amistad y aprecio de numerosos historiadores, políticos y científicos, tales como: François Guizot, Alexander von Humboldt, el duque Albert de Broglie. A partir de ese momento, Comte empezó a trabajar en la enciclopedia de las ciencias positivas que luego sería el Curso de filosofía positiva (1830-1842). Mientras tanto, sin el apoyo de sus padres, se había unido en matrimonio civil con cultísima dama de París, mujer de eminentes cualidades intelectuales, enérgica, pero quizá no tan sumisa como él hubiera deseado.

Por aquel tiempo sufrió Comte su primer acceso de locura; los padres hubiesen querido recluirlo, pero su esposa supo retenerlo para curarlo. Luego de un periodo de recuperación y reposo, Comte concentró sus energías en el Curso de filosofía positiva desde 1830 hasta 1842. De este trabajo podemos decir que se nota la influencia de Saint-Simon, sobre la urgencia del problema social, Comte consagró su esfuerzo para resolverlo, cerrando la crisis abierta por la Revolución Francesa y sus consecuencias. Para este pensador francés el conocimiento objetivo que proporciona la ciencia debía aplicarse a los asuntos políticos, económicos y sociales, dejando de lado las ideologías apoyadas en la imaginación, los intereses o los sentimientos.

Gracias a la difusión de su Curso de filosofía positiva, Comte le dio vida a un nuevo movimiento cultural del que sería el máximo representante: el positivismo. Esta corriente fue muy popular buena parte del siglo XIX. Para Comte la «ciencia positiva» proporcionaba el único punto de apoyo sobre el que se podría edificar un futuro de «orden y progreso». Contrario al individualismo y a la democracia, creía en un mundo regido por el saber. Tales ideas, basadas en el pensamiento positivista, tendrían un gran éxito en los países occidentales desde mediados del siglo XIX, promoviendo el capitalismo liberal y la industria triunfante.

Pero la vida de Comte no brillaba tanto como sus teorías, su salud cada vez era peor, los trastornos psicológicos que padecía minaban su estado físico, tal fue el caso que intentó suicidarse. Esta situación acabó con su matrimonio. Comte no estuvo en el mundo académico porque su personalidad: rebelde e intransigente, se lo impidió. Fue fundador de la Escuela Politécnica la Asociación Politécnica, creada para difundir las ideas positivistas, y, a pesar de la enorme fama conseguida, no logró nunca una sólida posición oficial; nunca pudo tener un puesto como catedrático solo como profesor en la Escuela Politécnica desde 1832 hasta 1844 que fue expulsado.

Luego de su separación tuvo un nuevo amor senil con Clotilde Devaux. Pero para 1845 tuvo una nueva crisis mental. Esta situación puede ser vista en sus últimas obras; el Sistema de política positiva (1851-1854) y el Catecismo Positivista (1852). En esta expuso el evangelio de la nueva religión positivista de la humanidad, en varios aspectos es desconcertante al igual que su lenguaje. En este momento duro de su vida recibió el auxilio de Émile Littré y John Stuart Mill. Para Comte era necesario que en la historia y en el progreso de la humanidad se desarrollara la ciencia y la tecnología.

Por último, el positivismo de Comte entiende los problemas sociales como desórdenes orgánicos del sistema y para su solución propone reformas que integren funcionalmente a la humanidad entera. Debemos indicar que el pensamiento positivista se extendió por toda Europa durante su vida y también después de su fallecimiento. En Inglaterra también se desarrolló y el responsable de replicarlo fue John Stuart Mill.

Otro de los personajes que difundió el pensamiento de Comte fue el positivismo de Herbert Spencer, convencido defensor de la aplicación del evolucionismo de Charles Darwin a la vida social. Ahora bien, el positivismo inglés se convirtió con Spencer en la expresión ideológica paradigmática de la burguesía, o sea, en una doctrina individualista, liberal y enemiga radical del socialismo. Aunque la vida de Auguste Comte terminó el día 5 de septiembre de 1857, por sus recaídas de salud, su pensamiento quedó intacto y, actualmente es objeto de estudio en las ramas de las ciencias sociales.

 

Artículos recomendados

Políticos

Edgar Morin

Publicado

en

Biografía de Edgar Morin
Tomado de: https://www.instagram.com/p/Btjh3FAHn39/

Biografía de Edgar Morin

Edgar Morin (8 de julio de 1921) sociólogo, político y antropólogo. Nació en París, Francia. Es miembro del Partido Comunista Francés. Durante su infancia sufrió varias enfermedades, por ello tenía que guardar reposo por varios periodos y esto incentivo su gusto por la lectura, se instruyó especialmente en temas como la aviación y el ciclismo. Más adelante se interesó por temas más álgidos como la filosofía: leyó diversos representantes de la Ilustración del siglo XVIII. Desde ese momento demostró su cercanía con el socialismo, su primer acercamiento fue en el Frente Popular y en la Federación de Estudiantes Frentistas (dirigida por Gaston Bergery). Morin se interesó por el gobierno republicano español.

En 1940 huyó a Toulouse luego de la invasión de la Alemania nazi y buena parte del tiempo lo invirtió en la ayuda a refugiados y en su crecimiento intelectual sobre el socialismo marxista. Sin ninguna vacilación tomó parte en la resistencia y se unió al Partido Comunista Francés en el año de 1941, claramente los miembros de la Gestapo estarían en su contra y lo asediaron brutalmente. Participó en la liberación de París y al poco tiempo, contrajo matrimonio con Violette Chapellaubeau, vivieron en Landau in der Pfalz, mientras él asumía el puesto de teniente del Ejército Francés de Ocupación en Alemania.

Su vida militar terminó en el año de 1946 cuando tomó la decisión de darse de baja para seguir con su militancia en el comunismo. Por desgracia, su relación con el partido se deterioró debido a su postura crítica y fue expulsado en 1952 por la publicación de un artículo en France Observateur. Luego, ingresó al Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), gracias al apoyo de algunos intelectuales. Morin empezó a desarrollar su comprensión del «individuo sociológico» a través de la «investigación multidimensional», esta se sustenta en la crisis interna del individuo.

Debemos mencionar que, utilizó los recursos de la sociología empírica y de la observación comprehensiva.

Su visión interdisciplinar le ha permitido ser un intelectual y científico social muy admirado y referenciado en el campo académico. La Segunda Guerra Mundial no fue impedimento para que Morin continuará desarrollando su análisis. Después de abandonar el PCF no dejó de interesarse y participar en la política. Por un periodo se dedicó a dirigir la redacción de un periódico parisino. Dirigió además la revista Arguments y Communications.  Hizo parte del grupo de los diez, dirigido por el doctor Jacques Robin estaba integrado por los mejores exponentes de ramas como la biología, cibernética, física y diversas áreas. En 1987 presentó un estudio sobre la pluralidad cultural y social del viejo continente.

Ante esto, indicaremos que Edgar Morin defendió la Europa de los pequeños espacios culturales, afirmando que:

la internacionalización y la particularización en la cultura son procesos antagónicos y complementarios

El francés es considerado uno de los grandes pensadores franceses del momento. Colaborador de numerosas publicaciones científicas y autor una decena de libros. Sus obras más populares son: El cine o el hombre imaginario (1956) y Las stars (1957), La naturaleza humana (1973), La naturaleza de la Naturaleza (1977) y La vida de la vida (1980). Sus obras El paradigma perdido y El método son casi de referencia obligada en la carrera de filosofía. En un plano más político escribió sobre el marxismo en Autocrítica (1959), En Mayo 68: la brecha (1968) y en Veinte años después (1988). Ahora bien, sus obras y su labor fueron reconocidas con los premios en 1992: premio Médicis de comunicación, la Legión de Honor y el premio Internacional de Cataluña.

 

Otras obras del autor son:

El espíritu de la época (1962)

Introducción a una política del hombre (1965)

La Comuna en Francia: la metamorfosis de Plodémet (1967)

El rumor de Orleans (1970)

Diario de California (1971)

De la naturaleza de la URSS (1983)

Tierra-patria (1993)

Para salir del siglo XX (1996)

Amor, poesía, sabiduría (1998).

Continúa leyendo

Sociólogo

Ferdinand Tönnies

Publicado

en

Biografía de Ferdinand Tonnies
Tomado de: https://www.instagram.com/explore/tags/ferdinandt%C3 %B6nnies/?hl=es-la

Biografía de Ferdinand Tönnies

Ferdinand Tönnies (26 de julio de 1855 – 9 de abril 1936) sociólogo y miembro fundador de la Asociación alemana de sociología. Nació en Oldenswort, Alemania. Vivió gran parte de su vida en una granja ubicada en Schleswig-Holstein, ciudad que se encontraba bajo dominio danés. Se mudó para comenzar sus estudios en la universidad de Jena. Posteriormente, se doctoró en Tubinga en el año de 1877. Luego tuvo un cargo como profesor particular de la Universidad de Kiel. Su postura política y simpatía con el partido socialdemócrata, además de su participación en las huelgas obreras de 1896 en Hamburgo le trajeron problemas a nivel laboral.

Su trabajo fue interrumpido cuando los nazis lo expulsaron en 1933 debido a las críticas que les había hecho en sus primeras obras. A pesar de ello, Tönnies fue un científico social entregado a la creación de conocimiento y publicó más de 900 trabajos que contribuyeron en la sociología y la filosofía. Muchos de sus trabajos sobre teorías sociológicas fueron precursoras de la Sociología Moderna: Gemeinschaft und Gesellschaft (1887). Aportó también al estudio del cambio social. Tenía un gran interés en la estadística y la investigación sociológica, de ahí surgió la técnica de la asociación estadística.

Al desarrollar el concepto de comunidad y sociedad, destaca que en una comunidad hay una diferencia en cuanto a los tipos de relaciones sociales según el tamaño de la población y su grado de complejidad en la división social del trabajo a diferencia de una sociedad. Las comunidades no necesitan del Derecho para regir sus relaciones, al contrario que las sociedades. Por ejemplo, Tönnies afirma que las relaciones sociales personales y afectivas en el campo no tienen un alto nivel de impersonalidad e instrumentalización, propias de una gran urbe. Para concluir, siguiendo al filósofo alemán, la división del trabajo es más compleja, más competitivas e individualistas y esto se refleja en las relaciones entre las personas.

Los economistas liberales como Vilfredo Pareto o Max Weber introdujeron la noción de acción social como la unidad de observación de los estudios sociales. Tönnies, Durkheim y Freud estudiaron dicha noción en tiempos distintos. Debemos mencionar que ellos se sustentaron en los postulados modernos positivistas. Y sin embargo todos ellos aceptaron la subjetividad como elemento esencial para elaborar sus teorías.

Tönnies es responsable de la existencia de una nueva ciencia que estudia las nuevas manifestaciones de la convivencia humana en la modernidad. Esta surgió en una época de dominio del positivismo y del historicismo. Ahora bien, desarrollo un individualismo metodológico sustentando en Hobbes, este le dio las herramientas para discernir que la realidad social se origina en actos de afirmación querida y consciente. Actualmente hay varios estudios en donde se destaca la importancia de este sociólogo en el campo de la opinión pública, la sociología urbana o la sociología del orden.

Continúa leyendo

Filósofos

Jürgen Habermas

Publicado

en

Biografía de Jurgen Habermas
Tomado de: https://www.instagram.com/p/Bj2GsbkFuvS/

Biografía de Jürgen Habermas

Jürgen Habermas (18 de junio de 1929) filósofo y sociólogo. Düsseldorf, Provincia del Rin, Alemania. Sus teorías son conocidas a nivel mundial. Desde su infancia fue un niño muy culto y educado. Tuvo que ser testigo de la penosa Segunda Guerra Mundial. Luego de la recuperación de Alemania comenzó a estudiar en la Universidad de Gotinga, luego en la de Zürich y Bonn. Habermas estudió filosofía, historia, psicología, literatura alemana y economía. Este conglomerado de estudios le permitió desarrollar teorías desde las ciencias sociales muy admiradas en todo el mundo. Siendo entonces un referente de la segunda generación de la Escuela de Frankfurt. Gracias a ello, sus trabajos han sido traducidos a unos treinta idiomas.

Habermas es uno de los exponentes de la Teoría crítica desarrollada en el Instituto de Investigación Social. Entre sus aportes podemos mencionar la construcción teórica de la acción comunicativa y la democracia deliberativa. Sus mayores influencias fueron Nicolai Hartmann, Wilhelm Keller, Theodor Litt, Johannes Thyssen, Hermann Wein, Erich Rothacker y Oskar Becker. Defendió en la Universidad de Bonn su tesis doctoral llamado: El Absoluto y la historia: De las discrepancias en el pensamiento de Schelling. Trabó amistad con Karl-Otto Apel, una fructífera relación intelectual.

Su primer artículo fue publicado en 1953 se trata de una recesión crítica de la obra de Heidegger Introducción a la metafísica, este artículo le proporcionó una cierta notoriedad. Trabajó en el Instituto de Investigación Social de Fráncfort durante cinco años hasta que en 1960 defendió en Marburgo la noción de esfera pública a lo largo de la historia europea de los últimos tres siglos. Entre 1964 y 1971 ejerció como catedrático en la Universidad de Fráncfort, en ese lapso publicó Conocimiento e interés, libro que le concedió mucha popularidad.

De 1971 a 1983 fue director en el Instituto Max Planck. En 1983 volvió a la Universidad de Fráncfort a dictar cursos de filosofía y sociología, donde permaneció hasta su jubilación en 1994. Se mantiene, no obstante, activo como docente. En 1986, recibió el Premio Gottfried Wilhelm Leibniz de la Deutsche Forschungsgemeinschaft, es la máxima distinción en el ámbito alemán de investigación. En 2001 obtuvo el Premio de la Paz que conceden los libreros alemanes y en 2003, el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales.

Ha recibido doctor honoris causa por las universidades, entre otras, de Jerusalén, Buenos Aires, Hamburgo, Northwestern University Evanston, Utrecht, Tel Aviv, Atenas y la New School for Social Research de Nueva York. Del mismo modo, fue miembro de la Academia Alemana de la Lengua y la Poesía. Durante su trayectoria ha analizado las sociedades del capitalismo avanzado desde los fundamentos de la teoría social.  Su pensamiento desempeña un papel decisivo en el desarrollo de la filosofía. Su pensamiento se diferenció del sociólogo Niklas Luhmann y del filósofo John Rawls.

La integración de filosofía y ciencia social es el rasgo distintivo de la obra habermasiana. Habermas maneja el concepto filosófico de razón y lo emplea en términos de filosofía del lenguaje. De ahí que resulte unilateral entender a Habermas como mero filósofo de la fundamentación argumentativa y de la ética discursiva. En este análisis de la esfera pública se aproxima de forma crítica al concepto de opinión pública y recupera su visión eminentemente democrática, con su distinción entre opinión pública manipulada y opinión pública crítica.

En algunas de sus obras posteriores, Habermas tratará de reconstruir el materialismo histórico frente a las nuevas problemáticas de las sociedades del capitalismo tardío. Ahora bien, Habermas considera que existen tres crisis: la crisis de la legitimación del Estado contemporáneo, la crisis de las filosofías de base teológica o metafísica y la crisis del positivismo jurídico. Su obra fundamental es la Teoría de la acción comunicativa (1981) sus reflexiones se han orientado hacia la fundamentación de la ética discursiva, la defensa de la democracia deliberativa y de los principios del Estado de derecho.

 

Premios

— Premio Hegel de la ciudad de Stuttgart (1974)

— Premio Sigmund Freud de la ciudad Darmstadt (1976)

— Premio Theodor W. Adorno (Theodor W. Adorno Preis) (1980)

— Premio Sonning («Sonningprisen») de la Universidad de Copenhague (1987)

— Premio Karl Jaspers de la ciudad de Basilea (1995).

— Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales (2003)

— Premio Kioto de la ciudad de Kioto (2004)

— Premio Holberg de la ciudad de Bergen (2005)

— Premio Internacional Jaime Brunet de la Universidad Pública de Navarra a la promoción de los Derechos Humanos (​2009)

— Premio Heinrich Heine6​ de la ciudad de Düsseldorf (2012)

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas