Carlos I de España

Biografía de Carlos I de España
Dominio público

Biografía de Carlos I de España

Carlos I de España (24 de febrero de 1500 –  21 de septiembre de 1558), rey de España y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Su lugar de nacimiento fue Gante, Flandes, España. Fue bautizado Carlos en memoria de su bisabuelo Carlos el Temerario, último Duque de Borgoña. Su abuelo Maximiliano le relegó los territorios centroeuropeos de Austria y los derechos al poder del Imperio, de su abuela María heredó de Borgoña los Países Bajos, de Fernando el Católico consiguió los reinos de la Corona de Aragón, conjuntamente de Sicilia y Nápoles, y de su abuela Isabel I la Corona de Castilla, Canarias y todo el Nuevo Mundo descubierto y por descubrir. Debido a la poca estabilidad mental de su madre, se hicieron cargo del pequeño Margarita de Austria, su tía, y el cardenal Adriano de Utrech, quien en un futuro sería el Papa Adriano VI. Su educación se desarrolló en los Países Bajos.

Tras la muerte de su abuela paterna, Maria de Borgoña, en 1515 asumió el mando de los territorios de la Casa de Borgoña, tales eran: los Países Bajos, el Franco Condado, Borgoña y el Charolais, que le correspondían por herencia de su abuela paterna. A los pocos meses, murió Fernando II El Católico, su abuelo, por derecho heredó las Coronas unificadas de Castilla, incluidas las colonias de las Indias, y de Aragón, con sus potestades mediterráneas de Nápoles, Sicilia, Cerdeña y el Rosellón. En tan solo unos meses Carlos I ya tenía entre sus manos una gran parte de Europa.

En un principio, Carlos I no fue bien aceptado en España. Llegó a la península en 1517. Su modo de proceder, no fue aprobado, ya que no procuraba el bienestar de los territorios peninsulares. Apenas respetó la autonomía municipal, y su presencia en el país era escasa. Fue tildado de extranjero, ya que se había criado en los Países Bajos y no era puramente español, además la corte de nobles que lo asistían eran en su mayoría extranjeros.

Para el año 1519, también muere su otro abuelo, en este caso el padre de su padre. Maximiliano I de Austria. En ese sentido, heredó los extensos estados patrimoniales de los Habsburgo, tales como: Austria, Tirol, Bohemia, Moravia, Silesia, Estiria, Carintia y Carniola. Ese mismo año Carlos I fue efectivamente elegido, aunque la ceremonia de coronación para formalizar su reinado tardó hasta 1530. Así, Carlos fue rey de España de 1516 a 1556 y emperador de Alemania de 1519 a 1556.

Carlos I era seguidor Erasmo de Rotterdam, influido por el erasmismo en los primeros años de reinado, trató de establecer un imperio universal cristiano, para conseguirlo necesitaba tener entre sus manos al ducado de Milán, como medio de unión de sus reinos. Lo consiguió a través del Tratado de Madrid, y también persiguió el ducado de Borgoña, al vencer a Francisco I pudo obtenerlo. Pero el rey francés se alió con Clemente VII y los príncipes italianos independientes en la Liga de Cognac, declarando la guerra al emperador.

Al sucumbir en la guerra, establecen la paz de Cambrai en 1529, en dicho acuerdo se resolvió la recuperación del ducado de Borgoña por Francisco I. por otro lado, Carlos I debía afrontar el problema religioso alemán, mostró una actitud conciliadora, manifestada en la Dieta de Habsburgo. Pero el radicalismo de los príncipes protestantes alemanes no permitió su ejecución. Esta política imperial no fue bien entendida por los españoles y motivó el levantamiento de las Comunidades en Castilla, protagonizado por la pequeña aristocracia y burguesía de las ciudades.

Los príncipes alemanes que habían rechazado la Dieta de Augsburgo se unieron en la Liga de Esmalcalda, que se alió con Francisco I en 1832, y éste con el sultán turco Solimán el Magnífico. Carlos obligó a Solimán a levantar el cerco de Viena y tomó Túnez en 1535, pero no evitó que Francia ocupase Saboya. Se generó la tregua de Niza en 1538, tiempo después los turcos, rompió la tregua, y se apoderó de Budapest.  Francisco I se enfrentó con el emperador; la paz de Crépy en 1544 puso fin a este conflicto. Francia se comprometió a romper la alianza con Turquía y a luchar por la unidad de los cristianos.

La elección del Carlos I como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico en 1519, inició la Revuelta de los Comuneros. Ellos sentían que Carlos I estaba sacrificando el bien común de Castilla, el capital propio del reino, por sus intereses personales y dinásticos. El movimiento elaboró un programa de reorganización política, caracterizado por la intención de limitar el arbitrario de la Corona. La alianza de la nobleza y de la monarquía generó su derrota.

El final del reinado del emperador alemán, se dio por los conflictos germánicos. Pudo vencer a los príncipes alemanes en Mühlberg en 1547, pero esta victoria duro hasta que el nuevo rey francés, Enrique II se alió con la Liga de Esmalcalda. De ahí se desencadenó un periodo de guerras, donde estuvo a punto de ser prendido. Por ello, se vio obligado a negociar la Paz de Augsburgo en 1555, reconocía la libertad religiosa en Alemania y significaba la renuncia del emperador a su ideal de la unidad religiosa del imperio.

El rey Carlos I le dio a España una etapa de máxima prosperidad económica; la colonización y conquista de América impulsó el comercio. Además, la llegada de metales preciosos fue un incentivo a la economía del país, facilitando también la realización de campañas bélicas del emperador. Aunque dicha prosperidad iba a declinar con el aumento constante de precios, tributos y la política imperialista, antieconómica, que terminaron por arruinar las actividades económicas de Castilla y germinar una decadencia que se dejaría sentir a fines del siglo XVI.

En los últimos años de su reinado del imperio alemán fueron deprimentes, las perennes amenazas y la dura situación financiera hizo que el emperador depusiera en Bruselas el 25 de octubre de 1555. Las propiedades del imperio quedaron en manos de su hermano Fernando; y de su hijo Felipe II, quedaría a cargo España y sus colonias, Italia y los Países Bajos. Agobiado por el desvanecimiento de esta gran empresa y por la reciente muerte de su esposa Isabel de Portugal, hecho que desencadenó en un cuadro depresivo. Decide alejarse de todo, así que tomó como destino el monasterio de Yuste en Extremadura, donde experimentó varios periodos de ayuno, seguidos de grandes ingestas de alimentos. Finalmente acaeció el 21 de septiembre de 1558.

To Top