Historia y biografía de

Políticos

Historia de la disolución del Congreso de la República del Perú en 2019

Disolución del Congreso de la República del Perú en 2019
Presidencia de Perú [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

Disolución del Congreso de la República del Perú en 2019

Perú afronta una crisis política desde la llegada caída del expresidente Alberto Fujimori, Martín Vizcarra en la presidencia decretó la disolución del Congreso puesto que este era dominado por el fujimorismo y sus aliados de derecha. Esta situación generó una gran crisis puesto que 50 diputados aceptaron tal decisión, pero la facción fujimorista decidió mostrar su rechazo asegurando que el presidente estaba violando la Constitución. Por ello, votaron una resolución que suspendía por “incapacidad moral” a Vizcarra y nombraron a la vicepresidenta Mercedes Aráoz como presidenta interina.

 

Antecedentes

Existe una tensión política abierta entre el Gobierno y el Congreso desde las elecciones generales de 2016, el parlamento dominado por el partido Fuerza Popular que utilizó su poder en la cámara para presionar al Gobierno y gobernar desde el Legislativo, la población demostró su rechazo. Para ese momento, presidia el país Kuczynski quien se vio salpicado por el caso Odebrecht, lo anterior le costó el cargo, que fue abandonado el 21 de marzo de 2018 y Vizcarra asumió este puesto. Expresó abiertamente que su misión era enfrentar la corrupción. Así, se decretaron varias reformas que lo enfrentaron con el Congreso, realizaron varios boicots para modificar las normas.

Una de las estrategias que más tensión causó fue la de adelantar el proceso electoral con el fin de renovar tanto la presidencia como el Congreso, su propuesta no fue tenida en cuenta porque se archivó sin debate por la Comisión de Constitución del Parlamento. Además, se realizó un procedimiento, tildado como poco transparente, para renovar a los magistrados del Tribunal Constitucional.

Presidencia interina de Perú

Luego de la disolución del Parlamento el 30 de septiembre de 2019, 86 congresistas reanudaron sesión plenaria en el Hemiciclo para debatir y votar una respuesta: la suspensión. Milagros Salazar, congresista de Fuerza Popular, presentó una moción para separar al presidente de sus funciones por “incapacidad temporal”. La propuesta recibió los votos por unanimidad de todos, y en este sentido el presidente del Congreso, Pedro Olaechea, le tomó juramento a Mercedes Aráoz, vicepresidenta y congresista. Sería la primera mujer presidente del Perú. Pero, ocupó este cargo solo por un día, su argumento es que el caos político y la falta de un congreso no le daba seguridad para cumplir sus funciones.

Mientras tanto, los congresistas de izquierda demostraron su apoyo al presidente y su deseo de cierre del Parlamento. Además, se sostienen en el artículo 134 de la carta magna en donde expone la capacidad que tiene el presidente para cerrar el Parlamento cuando éste rechaza la confianza a dos gabinetes dentro de un mismo Gobierno.

Vizcarra busca con la disolución del Congreso terminar la etapa de entrampamiento político que ha generado el estancamiento del país. Por otro lado, agregó:

esta medida excepcional permita que la ciudadanía finalmente se exprese y defina en las urnas y mediante su participación el futuro de nuestro país.

 

Tras el anuncio, los responsables de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se reunieron con Vizcarra para mostrar “su pleno respaldo al orden constitucional y al presidente”.

Consecuencias

La grave crisis política está en crecimiento y el choque de poderes es aún mayor. Las elecciones parlamentarias están convocadas para el 2020. Mientras tanto, Vizcarra trabaja en la conformación de su nuevo gabinete de ministros. Además, se ha convocado una Comisión Permanente para garantizar soluciones democráticas ante la crisis política. Las Fuerzas Armadas realizaron un despliegue en las afueras del Congreso para evitar disturbios.

La OEA demostró su interés de intervenir en el marco de la democracia, del mismo modo, el Congreso saluda dicha disposición. Durante el tiempo que no haya Congreso, la Comisión Permanente es la encargada de mantener las funciones hasta que se dé la elección popular. Sin embargo, esta comisión no puede legislar y tiene impedimentos en materia económica y financiera. Así las cosas, solo corresponde al Ejecutivo legislar por medio de “decretos de urgencia con fuerza de ley”, cuando sea un tema de interés nacional.

To Top