Síguenos en redes

Historia

Historia de Bugs Bunny, el conejo animado

Publicado

en

Historia de Bugs Bunny, el conejo animado
Tomada de picryl.com

Historia de Bugs Bunny

Bugs Bunny o el Conejo de la Suerte, famoso personaje de animación, fue creado por Warner Bros en 1938.  Hizo su primera aparición, el 30 de abril de 1938, participando como secundario en el corto “La caza a la liebre de Porky”  de la mano de Ben Bugs Hardaway. Entonces, no tenía nombre ni su encantador acento. Luego de rediseñarse en 1939, Bugs hizo su debut oficial el 27 de julio de 1940 en el corto “A Wild Hare” dirigido por Tex Avery. A partir de entonces se convirtió en un fenómeno de masas y un símbolo de la tevé estadounidense.

Antecedentes

El 30 de abril de 1938 apareció el primer  prototipo de Bugs Bunny, Happy Rabbit, un conejo gris y juguetón, personaje secundario en el corto “La caza a la liebre de Porky” dirigido por Ben “Bugs” Hardaway y Cal Dalton. El corto tenía un tema muy similar al de “Porky’s Duck Hunt” (1937), de  Tex Avery, pero en lugar de un pato negro (Lucas), aparecía como objetivo de caza a un conejo.  En 1939 el conejo comenzó a rediseñarse y poco a poco, fue tomando su aspecto actual.


Ese año, Happy Rabbit hizo otra aparición, primero en “Prest-O Change-O” (1939), dirigido por Chuck Jones y  luego, en “Hare-um Scare-um” (1939), de Dalton y Hardaway.

Nace Bugs

“¿Qué hay de nuevo, viejo?”

El diseño original de Bunny fue creado uno de los mejores diseñadores de Warner Bros,  Robert “Bob” Givens, quien dio vida finalmente al conejo en 1940. Bugs hizo su primera aparición, propiamente, el 27 de julio de 1940  en “A Wild Hare” dirigido por Tex Avery.  En este corto, Bugs emerge por primera vez de su madriguera para preguntarle a Elmer Gruñón: ¿Qué hay de nuevo, viejo? Esta frase le dio su fama.

Más tarde, Bugs reaparece en la obra “Elmer’s Pet Rabbit”, de Chuck Jones, dando a conocer a la audiencia  su nombre «Bugs Bunny», que hasta entonces solo era conocido por los empleados de Termite Terrace.  Bugs pronto se convertiría en uno de los personaje más sobresalientes y populares de la compañía; esto tanto durante como después de la Segunda Guerra Mundial.

Bugs aparec en cinco cortos más en 1941, entre ellos “Tortoise Beats Hare”, de Tex Avery, “Hiawatha’s Rabbit Hunt”, de Friz Freleng, “All This and Rabbit Stew”, nuevamente por Tex Avery y “ The Heckling Hare”,  el último de Avery antes de ser despedido de Warner.

Un fenómeno de masas

Para 1941,  Bunny ya era la estrella de Merrie Melodies”, serie que marcó la infancia de la postguerra y se convirtió en un fenómeno de masas. Resultaron importantes en la historia del conejo Robert McKimson, quien le dio a Bugs su condición física definitiva (tras la imagen de los 40´s), y Mel Blanc, actor de voz que dio al personaje su acento coloquial “mitad Bronx, mitad Brooklyn”, un acento bastante difundido en Nueva York.

Otras influencias

Su  pose clásica masticando su zanahoria, se basó en una escena de la película “Sucedió una noche” (1934), de  Frank Capra, en la que Clark Gable se asienta sobre una valla, comiendo zanahorias  y hablando con la boca llena. La escena fue muy conocida en su tiempo y registro a Bugs como una verdadera sátira, propia de la época de guerra.

Otra figura del humor que influyó en los creadores de Bugs fue el comediante Charlie Chaplin. De este, tomó expresiones como el plantar un beso inesperado para exasperar al enemigo o su forma de caminar al pasar por las esquinas.

Aunque se convirtió convirtió en un personaje absolutamente exitoso y el líder prácticamente de los “Looney Tunes”,  Bugs fue  no fue creado con ese fin. Fue el éxito entre la audiencia,  lo que hizo del el conejo una de las principales marcas de la casa Warner.

Óscar

Knighty Knight Bugs / Tomada de Pinterest

Esta popularidad lo llevó a estar nominado en tres ocasiones a los premios Oscar. En 1958 ganó el l Oscar al mejor corto animado por  Knighty Knight Bugs, una fantasía ambientada en el Camelot del Rey Arturo, donde el rey pide a sus caballeros que recuperen la espada cantora en manos del caballero negro. Bugs, que aparece vestido de bufón, es amenazado por el rey para emprender la aventura.

A lo largo de su historia, Bunny ha mostrado diferentes facetas de su personalidad. Durante la Segunda Guerra Mundial, Bugs fue tomado como una especie de emblema nacional de los Estados Unidos. Su imagen aparecía en como mascota en muchos escuadrones de la Fuerza Aérea del país.

Posguerra y últimas cintas

Después de la guerra, Bunny apareció en numerosos cortos y cintas de “Looney Tunes” y “Merrie Melodies”;  su última aparición en cines fue “False Hare” en 1964.

Posteriormente apareció en películas que mezclaban la ficción con actores reales como “¿Quién engañó a Roger Rabbit?” (1988) con Bob Hoskins; “Space Jam” (1996) coprotagonizada junto a Michael Jordan y “Looney Tunes: Back in Action” (2003). Bugs también participó en la segunda entrega de “Space Jam: A New Legacy” (2021), con LeBron.

Frases populares de Bugs Bunny

  • “¿Qué hay de nuevo, viejo?”
  • “Por supuesto, sabrás que esto significa la guerra.”
  • “Que te sepas que esto no se va a quedar así.”
  • “No era contigo cachetón.”
  • “Mmm, conejos. Eso suena delicioso… (mientras hierve una olla) …Ahh!! ¡¡¡Conejos!!!”
  • “Loco si, desalmado no.”
  • “Esto es todo amigos.”
  • “Yo sabía que debí haber girado a la izquierda en Albuquerque!”

 

Curiosidades

  • En “El Show de los Looney Tunes”, Bugs y el pato Lucas, son mejores amigos en lugar de ser enemigos jurados
  • Tiene su propio videojuego “Bugs Bunny: Perdido en el Tiempo”.
  • En 1985 consiguió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.
  • De 2015 a 2017 protagonizó “Wabbit: A Looney Tunes Production”.
  • En 1990 se publicó su biografía “Bugs Bunny: 50 Years and Only One Grey Hare”.

 

Historia

Historia de la publicación de los “Principia” de Newton

Publicado

en

Historia de la publicación de los Principia de Newton
UCL Mathematical & Physical Sciences from London, UK, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons

Historia de la publicación de los Principia de Newton

El 5 de julio de 1687 Isaac Newton publicaba Philosophiæ naturalis principia mathematica o los “Principios matemáticos de la filosofía natural”, más conocido como “Principia”, a instancias de su amigo, el astrónomo Edmund Halley. Probablemente el libro científico más importante de la historia. Este trabajo marcó un punto de inflexión en la historia de la ciencia, revolucionando para siempre el pensamiento occidental al describir por primera vez lo que serían las tres leyes del movimiento. En el libro, Newton también establecía los fundamentos de la ley de gravitación universal.

Su publicación se había retrasado enormemente debido el temor de Newton a que otros intentaran apropiarse de sus hallazgos.

Antecedentes

En enero de 1864, Edmund Halley, Christopher Wren y Robert Hooke mantuvieron una conversación en la que Hooke afirmó haber derivado todas las leyes del movimiento planetario. Halley, que podía derivar la ley del cuadrado inverso, no pudo derivar la relación en general, por lo que resolvió preguntarle a Newton. Estas visitas de Halley a Newton en 1684 fueron las que proporcionaron a Newton el impulso necesario para desarrollar y escribir lo que se convirtió en “Philosophiae Naturalis Principia Mathematica”.

Biografía de Edmund Halley

Edmund Halley

La visita de Halley a Newton ocurrió probablemente en agosto de 1684. Cuando Halley pidió a Newton su opinión sobre el problema de los movimientos planetarios, Newton sorprendió a Halley diciendo que ya había hecho las derivaciones hacía algún tiempo; pero que no pudo encontrar los papeles con los cálculos. Debido a esto, Halley tuvo que esperar hasta que Newton “encontrara” los resultados, y en noviembre de 1684, Newton le envió a Halley una versión ampliada de su trabajo. Este trabajo, tomó la forma del manuscrito de 9 páginas “De motu corporum in gyrum (Del movimiento de los cuerpos en una órbita)”, tratado que derivó en lo que ahora se conoce como las tres leyes de Kepler.

 

Publicación

Principia (1867) / Tomada de nypl.getarchive.net

Dos años años después, el 28 de abril de 1686,  Newton publicaba el primer volumen de Philosophiæ naturalis principia mathematica  o “Principios matemáticos de la filosofía natural, obra que dio un vuelco a la historia de la ciencia. Los otros dos libros fueron enviados a la imprenta, más tarde, ese mismo año.

El libro completo se publicaría el 5 de julio de 1687 a instancias de Halley. Halley corrió con los gastos de impresión, corrección y demás temas editoriales desde la publicación del primer volumen en 1686  y  hasta la publicación de la obra completa en 1867.

Su publicación se había demorado debido a la reticencia de Newton a ver publicados sus descubrimientos. Sin embargo, Halley continuó presionando hasta que se publicara, lo cual Newton agradeció en las primeras páginas del libro.

Contenido de “Principia”

Basándose en la aportaciones de Kepler y Galileo, en “Principia”, Newton recoge sus descubrimientos  en mecánica y cálculo matemático, consiguiendo por primera vez construir un modelo matemático general que explique, tanto el movimiento de los cuerpos celestes como el de los terrestres. La obra se compone de tres libros: “De motu corporum” (Sobre el movimiento de los cuerpos), “De motu corporum 2” y  “De mundi systemate” y puede ser dividida en cinco partes.

El libro comienza con un conjunto de definiciones de los conceptos que va usar durante toda la obra, a saber materia, magnitud, fuerza, velocidad, fuerza centrípeta y movimiento. Le sigue la parte conocida como “Axiomas o leyes del movimiento”, donde introduce sus famosas tres leyes del movimiento.

Leyes del movimiento

  • Primera ley o ley de la inercia: Todo cuerpo continúa en su estado de reposo o de movimiento uniforme en línea recta, salvo que se vean forzados a cambiar ese estado por fuerzas impresas.
  • Segunda ley o ley fundamental de la dinámica: El cambio de movimiento es directamente proporcional a la fuerza motriz impresa, y ocurre según la línea recta a lo largo de la cual aquella  fuerza se imprime.
  • Tercera ley o el principio de acción y reacción: Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria. Las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido opuesto.

Libros 1, 2 y 3

Después de los axiomas,  la obra continúa en los tres libros y sus respectivos escolios. El Libro I  refiere al movimiento en ausencia de cualquier medio de resistencia,  contiene el método de las “primeras y últimas razones” y en una sección establece las relaciones entre las fuerzas centrípetas y la ley de las áreas ahora conocida como la segunda ley de Kepler.  En el Libro II, también llamado como “El movimiento de los cuerpos en medios resistentes”, se ocupa como su nombre lo dice del movimiento de los cuerpos que son resistidos en la razón de la velocidad. En estos dos libros, Newton establece las bases teóricas de la mecánica clásica.

El tercer libro, titulado “El sistema del mundo”, se centra en los movimientos celestes, determinando y precisando la existencia de la gravitación universal.

Las mareas

Entre otras muchas cosas, Newton también explicaba en los “Principia” el fenómeno de las mareas causado por la desigual fuerza gravitatoria ejercida por la Luna sobre los hemisferios terrestres.

Por sus trascendencia y aportaciones, “Principia”  está considera una de las obras más importantes de la historia de la ciencia. El ejemplar de la primera edición que perteneció a Newton, con sus anotaciones y correcciones manuscritas, se conserva en la Biblioteca Wren del Trinity College en Cambridge.

Principiafue la culminación del movimiento que había comenzado con Copérnico y Galileo: la primera síntesis científica de un método para el estudio de la naturaleza por medio de la matemática.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Historia

Historia del Sutra del diamante

Publicado

en

Historia del Sutra del diamante
Tomada de Twitter

Historia del Sutra del diamante

El Sutra del diamante es un sutra majaiana publicado en el año 868.  Es libro impreso más antiguo del que se tiene conocimiento, adelantándose por casi 600 años a la Biblia impresa por Gutenberg en el siglo XV. Durante siglos permaneció oculto hasta ser descubierto en una cueva en China en el año 1907. El texto original había sido traducido del sánscrito al chino alrededor del 400 para luego publicarse bajo la autorización del chino Wang Jie. En mayo de 2010 se conmemoró el 1142 aniversario su impresión.

Historia

La historia completa del texto es desconocida. Se cree fue publicado el 11 de mayo  del año 868 bajo la autorización del chino Wang Jie. El texto original había sido traducido del sánscrito al chino en el año 401 por el monje budista Kumārajīva. Fue precisamente esta versión traducida la que se encontró en el pergamino hallado en las cuevas de Dunhuang por el arqueólogo y sinólogo Aurel Stein en 1907.  Desde entonces, este sutra pasó a ser en el libro impreso más antiguo de la historia.

Aunque no es el primer texto impreso de la historia, sí el más antiguo que se conserva.  El término «sutra» proviene del sánscrito, la antigua lengua sagrada de la India,  y significa ‘cuerda’ o ‘hilo’. Un sutra es un texto sagrado que recoge  mayoritariamente los discursos dados por Buda. Más tarde, sus discípulos aprendían de memoria estos discursos y los transmitían de generación en generación. La copia que se tiene del sutra esta basada en la original traducida al chino hallada por Stein.

Origen

De su traductor Kumarajiva se tienen pocos datos históricos, que refieren a que  vivió entre los años 344 y 413 siendo hijo de un padre chino y una princesa de Kucha. Aparentemente había sido  educado algunos años en Cachemira, luego llevado como cautivo por la expedición de Lu Kuang, y finalmente habría trabajado en una gran capital imperial.

Se lo considera uno de los mejores traductores de textos Buddhistas. Bajo su supervisión se tradujeron cerca noventa y cuatro obras al chino, entre ellas  el Dasabhumika, el Vajrachedika,el Shurangama Sutra y  el Sadharma Pundarika Sutra o  Sutra del Loto.

Contenido del Sutra del Diamante

Buda / Imagen de Leonid Radashkovsky en Pixabay

Como muchos otros sutras, el Sutra del diamante comienza con la frase «Así he oído» . Lo que sigue son los momentos recogidos después de que Buda ha terminado su paseo diario junto a los monjes recogiendo ofrendas. Cuando Buda se sienta a descansar  uno de sus monjes más veteranos, de nombre Subhuti, se adelanta y le plantea una pregunta.

A partir de ahí comienza un diálogo extenso, y a menudo repetitivo, sobre la naturaleza de la percepción y los apegos. En el texto, Buda emplea con frecuencia frases paradójicas  para ayudar a Subhuti a desprenderse de sus nociones preconcebidas y limitadas acerca de lo que es la realidad, la compasión y la naturaleza de la Iluminación. Sin duda uno de los momentos más notables del texto ocurre cuando Buda trasmite a Subhuti que lo que hace tan grande a un Bodhisattva (la persona que se ha embarcado en el camino del Buda).  De acuerdo, al Buda un Bodhisattva no se enorgullece de su trabajo para salvar a los otros, su compasión no es forzada o calculada, sino que nace de la compasión sincera que procede de lo más hondo del ser. No viene del ego o del  provecho.

En otra sección del texto, Subhuti expresa su preocupación a Buda sobre que el Sutra del Diamante  sea eventualmente olvidado. Buda entonces le asegura que aún mucho después de que se haya marchado, seguirán habiendo personas que puedan obtener el significado del Sutra y ponerlo en práctica.

Popularidad

Debido a su brevedad (puede ser leído en aproximadamente cuarenta minutos), este sutra ha sido  memorizado y cantado en monasterios budistas, conservando un alto grado de popularidad. El Sutra del Diamante es, de hecho,  uno de los más recitados dentro de la escuela de meditación. Enseñado y comentado, incluso en la actualidad.

De acuerdo a la tradición quien logre poner en práctica al menos cuatro líneas del Sutra, será grandemente bendecido.

Otros sutras populares son:  el Sutra del loto,  el Sutra del corazón y el Sutra de la guirnalda.

En mayo de 2022 se conmemoran el 1153 aniversario su impresión.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Historia

Publicación del Manifiesto Comunista

Publicado

en

Historia de la publicación del Manifiesto Comunista
Dominio Público

Historia de la publicación del Manifiesto Comunista

El Manifiesto comunista escrito por Marx y Engels se publicó por primera vez en febrero de 1848. El tratado que nacía como programa del incipiente Partido Comunista fue publicado un año después de ser encargado a sus autores por la Liga de los Justos, en 1847. Fue escrito en base los Principios del Comunismo de Engels y sentó las bases del movimiento comunista siendo publicado inicialmente en alemán. Debido a esto, su difusión estuvo limitada primeramente a los círculos comunistas alemanes. No fue hasta entrada la segunda mitad del siglo XIX que empezó a traducirse y difundirse con el crecimiento del movimiento obrero en Europa y otras áreas de influencia.

El pedido de la Liga de los Justos

Fundada por inmigrantes alemanes en París, en 1847 la sociedad revolucionaria  secreta la Liga de los Justos aceptó a Karl Marx y Friedrich Engels entre sus miembros. Ambos expusieron sus ideas en el congreso de junio, donde se aprobó la adhesión de su Comité Comunista de Correspondencia, creado un año antes. Entonces, la organización pasó a tener el nombre de la Liga de los Comunistas, por lo que para orientar su nueva doctrina, se encargó a Marx y Engels la elaboración de un nuevo manifiesto que sirviese a la vez como programa de partido. Pronto la sociedad sustituyó las ideas del socialismo utópico de Weitling por las tesis marxistas.

El manifiesto de Marx y Engels

Inspirándose en los Principios del Comunismo escrito por Engels en 1847, Marx redactó durante este periodo el Manifiesto comunista.  Un panfleto de veintitrés páginas bajo el titulo de Manifiesto del Partido Comunista se publicó por primera vez en febrero de 1848 por la Workers’ Educational Association de Londres. Aunque el Manifiesto anunciaba su publicación en inglés, francés, italiano y danés inicialmente solo tuvo su distribución en alemán. Debido a ello, su difusión se vio limitada primeramente los círculos comunistas alemanes. El manifiesto fue así reimpreso tres veces y publicado de forma serializada en periódicos alemanes antes del auge de su traducción.

Durante las siguientes dos décadas el manifiesto no llegó lejos. A fines de la década de 1840 se publicó su traducción al sueco y en 1850 al inglés, pero de estas no quedo rastro. Posteriormente se publicaron dos ediciones de poco tiraje en Londres y Berlín. No fue hasta entrados los años 1860 que el interés por la obra reavivó con el surgimiento de la Asociación Internacional de Trabajadores y la fundación de los partidos obreros comunistas en Alemania y otras partes de Europa. La obra alcanzó así la notoriedad durante la consolidación del movimiento obrero socialista en Europa.

El proletariado y la revolución comunista

En la obra, Marx abarca la existencia de dos clases sociales: la burguesía, dueños de los medios de producción y el proletariado, los trabajadores asalariados que son obligados a vender su fuerza de trabajo al  no disponer de los medios de producción en manos de la burguesía. También introduce el concepto de lucha de clases, que terminaría con la revolución comunista en manos de un proletariado emancipado, la consiguiente abolición de las clases sociales, la propiedad privada y el Estado basado en el orden capitalista. Estos preceptos revolucionarios marcaron para siempre el desarrollo de la historia mundial.

Numerosos conflictos, guerras e intentos revolucionarios fueron realizados en base a las ideas declaradas por Marx en el Manifiesto, siendo quizás el mas destacado la Revolución Rusa, que llevó al poder a los bolcheviques  y demostró al mundo que existe una alternativa diferente a la vía capitalista.

Auge del Manifiesto

El auge del Manifiesto comenzó en 1872, cuando durante el juicio por traición a los socialdemócratas Wilhelm Liebknecht, August Bebel y Adolf Hepner, se leyó parte del  Manifiesto del Partido Comunista. Gracias a esto los socialdemócratas alemanes tuvieron la oportunidad  de publicar legalmente la obra, en forma de actas del juicio. Varias ediciones con nuevos prefacios y actualizaciones vieron la luz durante este periodo, publicadas en diferentes idiomas.

Con el aumentó la influencia del pensamiento de Marx entre los partidos obreros,  la obra vio un nuevo auge en la década 1880. La circulación del Manifiesto del Partido Comunista se extendió así por por todo el mundo, entre 1871 y 1917. Entonces se publicaron cientos de ediciones en una treintena de idiomas, incluyendo: más de sesenta ediciones en ruso, una decena en polaco, cinco  en ucraniano, cincuenta y cinco en alemán, ocho en checo, treinta y cuatro en inglés, veintiséis en francés, once en italiano, y una en chino.

Desde su publicación, la obra no dejo de actualizarse aunque su esencia permaneció intacta. Pese al crecimiento y consolidación de la obra de Marx, no fue hasta 1918 que los partidos socialistas adoptaron la denominación de Partido Comunista incluida en el titulo del manifiesto. Esto ocurrió tras la Revolución de Octubre, cuando los bolcheviques transformaron el Partido Obrero Socialdemócrata ruso por el Partido Comunista de Rusia. La revolución marcó así el inicio de una nueva etapa para el Manifiesto con los partidos de la Tercera Internacional dispuestos a eliminar la brecha entre teoría y práctica del comunismo. Se esperaba entonces que todos los miembros del partido comunista entendieran la teoría marxista; por ello, la difusión de los textos de Marx y Engels se convirtió en un ejercicio fundamental del movimiento. Los partidos de la Tercera Internacional editaron textos en tiradas masivas y multitud de idiomas, en gran parte con el apoyo de la Unión Soviética.

Clásico de la política

Tras la Segunda Guerra Mundial y con el ascenso de la Unión Soviética a superpotencia, el Manifiesto dejo de ser un clásico del marxismo comunista para convertirse en un clásico de la política mundial. A partir de entonces,  la obra fue incluida en programas universitarios  para su estudio y  publicada por editoriales para el público en general. Su difusión ha permanecido globalmente, incluso tras el fin de la Unión Soviética, con  el  establecimiento en China y Cuba de distintos modelos de comunismo.

En  2013 el Manifiesto fue incluido en el Memoria del Mundo de la Unesco.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad