Escritores

Emily Dickinson

Biografía de Emily Dickinson
Dominio Público

Biografía de Emily Dickinson

Emily Elizabeth Dickinson (10 de diciembre de 1830-15 de mayo de 1886) Nació en Amherst, Massachusetts, Estados Unidos. Poeta estadounidense, considerada una de las figuras más relevantes de la poesía norteamericana junto a reconocidos escritores como Edgar Allan Poe, Walt Whitman y Ralph Waldo Emerson, asimismo, es reconocida como una de las exponentes más destacadas de la poesía inglesa del siglo XIX. La mayoría de su obra fue escrita mientras esta vivía en aislamiento, estilo de vida que escogió durante su juventud; entre los poemas más destacados de esta, se encuentran: Sentí un funeral en mi cerebro, Bueno es soñar. Despertar es mejor, En mi flor me he escondido, Cuando cuento las semillas, Yo que siempre amé y Él era débil y yo era fuerte.

Hija de Edward Dickinson y Emily Norcross, nació en el seno de una familia acomodada, su padre era un reconocido político y abogado, hijo del fundador de la Universidad de Amherst, Samuel Fowler Dickinson y su madre una dama respetable de la cual heredó su nombre. Durante su infancia y adolescencia fue educada de manera estricta, acudió a la Academia de Amherst y el seminario Femenino de Mount Holyoke, en este fue instruida rígidamente en los principios calvinistas, este modelo de educación marcó la personalidad de la joven. Por este periodo de tiempo conoció a través de Benjamín F. Newton la obra de Ralph Waldo Emerson, destacado escritor del siglo XIX, asimismo, leyó y fue influenciada por la obra de Henry David Thoreau, Nathaniel Hawthorne y Harriet Beecher Stowe.

 

Aislamiento y escritura

Durante su juventud decidió aislarse del mundo, manteniendo contacto con personas cercanas como parientes y amigos, entre estos Samuel Boswell, escritor con el cual mantuvo una larga correspondencia. En el trascurso de su reclusión leía a diversos escritores como Hawthorne, Thoreau, Emerson, Keats, Shakespeare y Brönte, asimismo, leía la Biblia y trataba de mantenerse devota a su fe; durante los primeros años de reclusión esta salía en algunas ocasiones especiales, sin embargo, esto cambio con el paso del tiempo, llegando a alejarse del mundo casi por completo en la década de 1860, cuando esta tenia treinta años de edad, dejó de salir y se dedicó de lleno a las labores domésticas de la casa paterna, en donde residía; durante este periodo de aislamiento  vistió de blanco, color que representaba la pureza, sensibilidad y transparencia de su poesía.

En el trascurso de estos años escribió la mayoría de su obra, la cual era escrita en pequeños trozos de papel que posteriormente guardaba; la primera persona en reconocer su obra fue Thomas Higginson, escritor y clérigo, quien le recomendó no publicar sus escritos puesto que estos iban en contra de las convenciones literarias de su época, poco tiempo después, sus escritos fueron leídos por Helen Jackson, novelista e influencia de la joven escritora, está la impulsó a publicar algunos de sus poemas; mientras esta vivía fueron publicados seis poemas, entre estos cuatro aparecieron en el diario local dirigido por su amigo y admirador de su obra, Samuel Boswell. A lo largo de su vida dejó que muy pocas personas leyeran su obra como sus amigos y familiares, entre estos Boswell, Newton y Susan Huntington, entre otros, con estos también compartió una larga correspondencia.

Tras varios años de vida aislada, Emily Dickinson, falleció el 15 de mayo de 1886, debido a la enfermedad de Bright, actualmente conocida como Nefritis degenerativa aguda o crónica, una enfermedad renal que deteriora seriamente la salud. Tras la muerte de esta, su hermana encontró la mayoría de sus escritos, entre poemas y cartas, las cuales fueron publicadas de manera póstuma, poco tiempo después de la publicación de estos Dickinson, empezó a ser considerada una de las escritoras femeninas más sobresalientes de su época, con el paso del tiempo su fama a perdurado, siendo alagada por la delicadeza, honestidad y sensibilidad con la que abordó sus pensamientos y sentimientos en sus escritos, en los que refleja su amor, miedo, soledad, dolor y tristeza.

 

Obra de Dickinson

Los primeros escritos de la poeta reflejan las convenciones de la época, sin embargo, en 1860 su estilo cambio, empezó a experimentar con el uso de ciertos elementos prosódicos, por medio de los cuales su obra se tornó melódica y precisa, sin alegorías, ni palabras innecesarias, aspecto característico de su obra. Su obra poética puede dividirse en cinco apartados, La vida (Life), La naturaleza (Nature), El amor (Love), El tiempo y la eternidad (Time and Eternity) y Muerte y vida (Death and Life), en estos abordó su diario vivir, experiencias y su manera de sentir tan profunda, en ellos se refleja la oscuridad, la luz, el amor y la pasión de la escritora.

Su obra empezó a publicarse casi cinco años después de su muerte, sin embargo, esta comenzó a destacarse a partir de la publicación de The Life and Letters of Emily Dickinson (1920) de Martha Dickinson Bianchi, sobrina de la autora en la década de 1920, desde entonces ha sido publicado gran variedad de poemarios en los cuales se recoge la extensa y desigual obra de la poeta, entre estos se destacan, Poemas (2005), The Poetry of Emily Dickinson (Word Cloud Classics) (2015), Carta al mundo y otros poemas (2016) y Preferiría ser amada (2018). Su obra influyó en escritores como Elizabeth Bishop y Adrienne Rich, entre otros.

Califica este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]
Ir arriba