Connect with us

Religión

Historia del Islam (Religión)

Publicado

en

Historia del Islam
Pixabay / Libre de derechos

Historia de la religión Islam

Los orígenes del Islam como sistema social y religioso datan aproximadamente desde el siglo VI. En aquel tiempo Arabia contaba con una amplia diversidad de creencias e idiomas, por lo que no era un pueblo muy unificado. La población principal estaba compuesta por tribus seminómadas, las cuales se desplazaban a La Meca en camino de peregrinación para adorar a sus diferentes dioses. La ciudad era un crisol de diferentes culturas que aglomeraba muchas deidades en un edificio similar a un cubo negro denominado Kaaba. A las afueras de este centro de poder sagrado nacería el profeta de la religión Islam: Mahoma.

Mahoma nació aproximadamente entre el año 570 a 571 d.C. Tras la muerte de su padre fue criado por su tío Abu Talib. Posteriormente para subsistir se desempeña como un comerciante hasta el día que se casa con Khadija, una mujer de alcurnia con la que viviría tranquilamente hasta el final de sus días. Sin embargo a sus 40 años edad, mientras meditaba a fueras de La Meca, es asaltado por un presagio divino. Alrededor de los años 610 al 622, luego de un estado dubitativo sobre aquella visión, proclama ante un número considerable de personas en La Meca haber sido elegido como profeta de un dios conocido como Alá. Entre sus predicas anunciaba la necesidad de arrepentimiento, la sumisión a este dios, pues el único y verdadero, incluso la llegada del fin del mundo que conocemos. Este acto le valió la consagración de muchos adeptos como enemigos.

En el Año 622 d.C. Mahoma es perseguido, por lo que huye con muchos de sus seguidores conocidos como musulmanes a la ciudad de Medina, consagrando sus inicios como líder religioso. Las creencias, leyes santas y dictámenes de la religión islámica están consolidados en el Corán, un libro sagrado dictado a Mahoma por Alá por medio del ente de la revelación Yibril. Debido a la expansión de la religión cristiana por parte del emperador Constantino, que obligaba a los pueblos dominados a inscribirse forzosamente en esta fe, el islam comenzó a ganar más adeptos, terminando por unificar las tribus árabes en una misma creencia en contra de la cristiana. En el año 629 d.C. Mahoma invade la ciudad de La Meca sin necesidad de batallar, elimina la adoración de múltiples dioses e estableciendo la religión islámica.

Luego de la muerte del profeta Mahoma en el año 632 d.C. Se esperaba que la  religión se disolviera, sin embargo el camino de esta fue tomado por sus sucesores, estos eran conocidos como califas. Estos se encargaron de solidificar la fe y guiar al pueblo árabe según las enseñanzas de su maestro, expandiéndose aún más su territorio de influencia. En el año 636 d.C. Logran la invasión exitosa de Persia, la cual resiste hasta su derrota en el año 640 d.C. Los alrededores serían invadidos desde el 644 al 654 d.C. En este periodo se instaura el carácter político de la religión, sentando bases políticas en Siria, Persia, Judea y Egipto, encargadas a califas ortodoxos de alta confianza.

En el año 661 d.C. se pone en duda el buen manejo que realiza el califa Alí, por lo cual otro miembro perteneciente a la dinastía Omeya se hace con el poder, transformando el sistema político a uno monárquico con afán de expandirse aún más. En el liderazgo de los califas omeyas los musulmanes intentan conquistar Constantinopla por medio de una invasión por mar, la cual no tiene éxito. No obstante logran conquistar Cartago, Marruecos y partes de España y Galia. El gobierno de esta dinastía llegaría a su fin en el 750 d.C. Tras un golpe de estado iraní en que se asesinan a la mayoría de sus miembros, posicionando a la dinastía de Abul-Abás como la siguiente en el poder.

Luego de esto, aproximadamente en el siglo XI los territorios en que se arraigaba la religión islámica sufren constantes invasiones, perdiendo de a poco su poder e influencia. Pese a este hecho, el islam vuelve a resurgir en el siglo XIV al XV, considerado el tiempo de oro para esta religión, ya que todos los miembros pertenecientes a ella realizaron grandes aportes en diferentes campos de la ciencia, arte, industria, escritura, filosofía, etc. Creando las bases culturales y fundamentos de la sociedad árabe actual, en la que el Islam juega un papel determinante.

Debido a las diferencias de interpretación sobre las enseñanzas y la figura de Mahoma el pueblo musulmán se divide en dos grupos: chiita y sunní. Si bien comparten algunos de sus puntos de vista como el reconocimiento de Alá como único dios, su división se debe a la inclusión e importancia de diferentes valores. Así pues, los chiita se centran en la guía sobre los aspectos sagrados a mundanos, las justicia para realizar acciones bondadosas por mandato de Alá, la resurrección y la selección por mandato divino de sus gobernantes. Por otro lado, los sunníes se cimientan en acciones intrínsecas del propio individuo, entre estos: compartir los bienes y alimentos con los que lo necesitan, ayuno en el mes de ramadán, realizar sin falta la oración en dirección a La Meca y peregrinar hacia esta al menos una vez en la vida para estar en contacto con Alá.

Biografía

Buenaventura de Fidanza

Publicado

en

Biografía de Buenaventura de Fidanza
Francisco de Zurbarán / Public domain

Biografía de Buenaventura de Fidanza

Juan de Fidanza o San Buenaventura (1221 -1274) fue un teólogo, místico y filósofo franciscano de origen italiano. Estudió teología en La Sorbona y fue discípulo de Alejandro de Hales. Pronto comenzó a dar lecciones a los frailes menores; intervino en favor de los clérigos mendicantes y en 1257, se convirtió en general de los franciscanos. Posteriormente fue nombrado obispo y cardenal de Albano por el papa Gregorio X. Por su obra es considerado uno de los máximos representantes de la filosofía medieval franciscana. Destacan: Quaestiones disputatae: De Scientia Christi (1254) e Itinerarium mentis in Deum (1259). Fue canonizado en 1482 y luego nombrado doctor de la Iglesia por el papa Sixto V.

Vida

Nació Bagnorea (Italia) hacia el año 1221. Su nombre de nacimiento era Giovanni o Juan da Fidanza. Cuando era pequeño fue curado milagrosamente por San Francisco de Asís, lo que le inspiro a unirse a la orden con el nombre de Buenaventura (palabra que habría mencionado el santo al curarlo). Ingresó a la orden hacia el año 1240

y luego de realizar estudios en el convento de su ciudad, se mudó a París estudiar teología en La Sorbona. Allí tuvo como maestro a Alejandro de Hales; al poco tiempo comenzó a enseñar. Compartió con Santo Tomás y junto a este defendió los intereses de los clérigos mendicantes.

Tras ser nombrado general de los franciscanos en el año 1257, tuvo que dejar su cátedra en la universidad. Esto no impidió que siguiera escribiendo. Respetado por su obra y pensamiento, fue nombrado cardenal y obispo de Albano por el mismo papa Gregorio X en 1273. Murió al poco tiempo, mientras se encontraba participando en el concilio de Lyon, el 15 de julio de 1874.

Obra de Buenaventura de Fidanza

Prolífico autor, e inspirado ciertamente en el pensamiento de San Agustín y Santo Tomas, San Buenaventura llego a publicar varias obras carácter teológico, en las cuales queda patente su misticismo y cercanía al neoplatonismo cristiano.  Al igual que Santo Tomas de Aquino, intento conciliar el pensamiento aristotélico con la tradición iniciada por San Agustín, rechazando, sin embargo, la metafísica

aristotélica. Para San Buenaventura la teología comenzaba con Dios y la filosofía, como el conocimiento de lo sensible, siempre estaba supeditada a la teología. Es por esto que en su obra se mantiene el apriorismo teológico agustiniano. Se preocupo también por la belleza y escribió algunas obras en contra de los averroístas.

Sus principales obras son: Commentarii sententiarum (1250-54); Quaestiones disputatae: De Scientia Christi (1254); Breviloquium (1254-57); De mysterio Trinitatis (1254); Reductio artium ad Theologiam (1254-55); De perfectione evagelica (1255); e Itinerarium mentis in Deum (1259).

Canonizado por el papa Sixto IV en 1482, el papa Sixto V le nombró doctor de la Iglesia. Su fiesta se celebra el 15 de julio.

Te puede interesar

Continúa leyendo

Biografía

Junípero Serra

Publicado

en

Biografía de Junípero Serra
Dominio Público

Biografía de Junípero Serra

San Junípero Serra (24 de noviembre de 1713 – 28 de agosto de 1784) Religioso franciscano español, famoso por su labor fundadora en California. Su nombre de nacimiento era José Miguel Serra y Ferrer. Fue ordenado en 1738 y enviado a México en 1749. Tras la expulsión de los jesuitas, estuvo al mando de las misiones en la Baja y Alta California. Jugó un importante papel en el establecimiento de las misiones de San Diego, San Antonio y San Francisco en la segunda mitad del siglo XVIII. Fue canonizado por el papa Francisco en 2015.

Primeros años

Nació en la localidad mallorquina de Petra el 24 de noviembre de 1713. Hijo de los modestos labradores Antonio Serra y Margarita Ferrer, desde muy joven sintió el llamado religioso. Cursó estudios en el convento franciscano de Petra y luego asistió a los San Francisco y Jesús de Palma en Mallorca.  Al terminar ingresó a la congregación como religioso y una vez pasó la aprobación cambio su nombre al de fray Junípero.

Doctorado en teología, en 1738, fue ordenado sacerdote y entre 1743 y 1749, sirvió como docente en la Universidad de Palma, ocupando la Cátedra de Teología.

Fray Junípero en México y California

Comprometido con la evangelización, en agosto 1749 sería enviado a México (entonces virreinato de Nueva España) como misionero apostólico. En el mismo viaje iba el que sería su biógrafo, Francisco de Palou. Inicialmente estuvo destinado la región de Sierra Gorda, aunque con la expulsión de los jesuitas termino manejando las misiones de la Baja California.

Durante su estancia en México, ocupó varios cargos directivos; incluso fue conocido por su participación en la inquisición. Una vez instalado en la Baja California, durante la segunda mitad del siglo XVIII, Junípero participaría activamente en la conquista de la Alta California y su evangelización. Fue participe del descubrimiento de Monterrey y tuvo rol destacado en la fundación de las misiones de San Diego, San Carlos, San Antonio y San Francisco entre 1769 y 1776. En 1782 fue fundada San Buenaventura. Todas estas misiones terminarían convirtiéndose en grandes urbes de lo que hoy se conoce como California.

La labor de Junípero en esta región fue tanto alabada como criticada. Las relaciones entre los nativos y los colonos fueron complejas; Junípero fue visto más como un conquistador que como un religioso. Se sabe que durante su estancia (queriendo o no) la población nativa se redujo drásticamente; y es que tras ser bautizados (a la fuerza en muchos casos), los nativos eran forzados a mudarse a las misiones, donde terminaban muriendo a causa de las pocas medidas de salubridad.

Los nativos tenían que enfrentarse entonces a las enfermedades, las misiones y los castigos de los evangelizadores y los conquistadores. Aunque muchos religiosos intervinieron en favor de los indígenas se sabe esto no cambio su situación frente a los colonos.

Muerte

Fray Junipero falleció el 28 de agosto de 1784 en la misión de San Carlos.

A pesar de las críticas, Junípero fue beatificado en 1988 por el papa Juan Pablo II y canonizado por el papa Francisco en 2015.  Su fiesta se celebra el 1 de julio.

Continúa leyendo

Biografía

Alberto Magno

Publicado

en

Biografía de San Alberto Magno
Dominio Público

Biografía de San Alberto Magno

Alberto Magno (c. 1193 – 1280) Filósofo y teólogo alemán, doctor de la Iglesia y figura prominente de la química del siglo XIII. Estudió matemáticas, filosofía y medicina en París y Padua y teología en Bolonia. Perteneció a la orden de los dominicos y fue maestro de Tomás de Aquino en Colonia. Entre sus obras sobresalen los Comentarios a la obra de Aristóteles y su Suma teológica.

Vida y obra

Nació en Lauingen (Baviera) y cursó estudios en Italia y Francia. Fue ordenado en su tierra natal, donde luego se inició como docente. En 1246 recibió el magister en teología y paso ocupar la cátedra de esta área en la universidad de París. Mas tarde se trasladó a Colonia para enseñar en los colegios de orden dominicana. Tuvo entonces entre sus discípulos a Tomás de Aquino.

Fue rector de la Universidad de Colonia en 1249 y provincial de los dominicos de Alemania entre 1254 y 1257. Al surgir las disputas en torno a las órdenes mendicantes, se trasladó a Anagni, para defenderlas a capa y espada, frente a sus adversarios. El éxito que tuvo en esta tarea y el reconocimiento que esto trajo, le llevo a ser nombrado obispo de Ratisbona por el papa Alejandro IV, en 1260.

Renunció a su sede en 1262, tras la llegada del papa Urbano VI. Un año después fue nombrado predicador de las cruzadas y representante del papa en los países de habla alemana. Predicó por ese entonces la cruzada de Gregorio X en Alemania y Bohemia, y asistió en 1274, al II Concilio de Lyón, donde se continuó deliberando la conquista de la Tierra Santa y lo que esto representaba.

Sin sus escritos enciclopédicos, la empresa de Tomás de Aquino, habría sido imposible. Entre sus obras filosóficas sobresalen sus Comentarios

a las obras de Aristóteles y Boecio y su De animalibus. En cuanto a la teología, destacan Suma de criaturas, Tratado acerca de la naturaleza del bien y Suma teológica.

Fue un gran investigador, sobre todo en el campo de la química.

Muerte

Falleció en Colonia en 1280. Sus restos reposan en la iglesia de San Andrés de Colonia.

Fue declarado santo y doctor de la Iglesia en 1931 por el papa Pio XI. Su festividad se celebra el 15 de noviembre.

Es el patrón de los que estudian las ciencias naturales.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas