Empresas

Historia de Jaguar

Historia de Jaguar
Tomado de: https://www.instagram.com/p/BpCPiCBFgY1/

Historia de Jaguar

Jaguar (1922) su fundador fue Sir William Lyons. Funcionó en Whitley, Coventry, West Midlands, Inglaterra. En un principio, Lyons tenía una compañía de sidecards para motocicletas llamada Swallows Sidecar Company. En 1927, decidió incursionar en la creación de carrocerías para automóviles. En el año de 1931 se lanza el legendario SS1, este sería el germen de lo que será el primer Jaguar. La compañía comenzó a crecer exponencialmente y por ello su nombre fue cambiado al de Jaguar, asemejando la velocidad del crecimiento.

Con la eclosión de la II Guerra Mundial Jaguar se vio obligada a prestar sus instalaciones, trabajadores y materiales para apoyar la causa bélica, lo que afectó totalmente la producción de automóviles y el avance de la industria automovilística, aunque algo positivo es que iniciaron conocimientos sobre el diseño de aviones y las técnicas de producción. La marca presenta en 1948 su modelo XK120 equipado con un motor de 160 CV, fue uno de los deportivos más populares de toda la historia.

En 1950, Lyons piensa que Jaguar puede convertirse en una gran marca deportiva. De esa manera nace el XK120C, más conocido como C-Type. Este modelo participa en la carrera de resistencia más famosa del mundo en 1951, conducido por Peter Walker y Peter Whitehead, que logran ganar la carrera debut. Posteriormente, continúan trabajando en el mejoramiento del modelo, crearon un freno de disco. Con este sistema, el coche puede frenar más tarde que sus rivales. Como resultado, los Jaguar siempre ocupaban los primeros puestos en las carreras deportivas. Hacia finales de la década, los C-Types y los D-Types se llevan la victoria en cinco ocasiones en tierras francesas.

En la década de los sesenta se anuncia el E-Type que, al igual que el XK120 de 1948, fue una total sensación. En tal sentido, se convirtió en un icono de la automoción; de ahí que, se construyeron 70.000 Jaguar E-Type en los trece años siguientes, la mayoría fueron exportados a los Estados Unidos. En 1968 llega el XJ, un modelo más sofisticado. En la década del 70 Lyons dejó su puesto y fue reemplazado por Lofty England, se encargó de continuar con la filosofía de innovación y desarrollo de la marca. Cinco años después del cambió se lanza el XJ-S, un sport coupé y descapotable que revolucionó en diseño de coches de alta gama.

Esta década supone el comienzo de una nueva era en Jaguar. John Egan es elegido presidente y director general de la marca, y la demanda aumenta en los Estados Unidos. Asimismo, continúa fabricando modelos de gran calidad: XJR-9LM (1988) y el XJR-12 (1990). Era una tarea de la compañía promover su producción a nivel internacional. Una de las acciones concretas fue la venta de Jaguar a Ford. Se inició un programa de modernización y expansión que da como resultado la creación de los XK8 y XKR, y el lanzamiento del S-Type. Como consecuencia, la automovilística entra en la competencia del nuevo milenio batiendo récords de manufactura y distribución de un gran número de modelos, con una gama más amplia de productos.

En febrero de 2001, el X-Type es la estrella indiscutible del Salón de Ginebra. En 2002 se presenta el nuevo XJ, con una carrocería de aluminio, en París. Posteriormente, el Grupo Tata se hizo con la marca Jaguar y sus tres subsidiarias: Daimler, Lanchester y Rover. La operación se concretó con un coste de mil setecientos millones de libras esterlinas. El legado de Lyons continua vigente. Los modelos más importantes son en la categoría deportiva: Jaguar SS-100, XK140, Tipo-E, y XK. En la categoría de turismo están los siguientes: Jaguar Mark V, Jaguar Mark VII, Jaguar Mark IX, Jaguar Mark I, Jaguar S-Type, X-Type.

Nos detendremos en el Jaguar XJ220 un automóvil superdeportivo producido por el fabricante Jaguar en colaboración con Tom Walkinshaw, que compitió por la escudería inglesa Jaguar, alcanzaba los 386,7 km/h, por ello, consiguió el récord mundial de velocidad. Su motor de gasolina un V6 de 3.6 L de cilindrada con turbocompresor y 542 CV de potencia máxima fue un vehículo que rivalizó con la nueva y última creación del fabricante alemán Porsche, el Porsche 959.

Ir arriba