Ciencias

Galileo Galilei

Biografía de Galileo Galilei
Dominio público

Biografía de Galileo Galilei

Galileo Galilei fue un astrónomo, físico, matemático, filósofo e ingeniero italiano, reconocido por ser uno de los personajes más emblemáticos e influyentes de la historia, por sus trabajos en las ciencias y el conocimiento. Nació en Pisa (Toscana) el 15 de febrero de 1564, y fue hijo de Giulia Ammannati y de Florentino Vincenzo Galilei.

En el año 1574 cuando sus padres se trasladaron a Florencia, quedó a cargo de un vecino religioso llamado Jacobo Borhini. El pequeño ingresó al convento de Santa María de Vallombrosa, allí recibió una formación piadosa por lo que pensó unirse a la vida religiosa, pero como su padre era muy escéptico aprovechó que Galileo tenía una infección en el ojo y lo sacó del convento alegando falta de cuidados.

Para el año 1581, Galileo ingresó en la Universidad de Pisa, donde se matriculó como estudiante de medicina por voluntad de su padre. Cuatro años más tarde, abandonó la universidad sin haber obtenido ningún título, aunque con un buen conocimiento de Aristóteles. Ahí fuel el momento donde Galileo se dio cuenta de que su verdadera pasión eran las ciencias, especialmente la filosofía y las matemáticas.

En el año 1585 regresó a Florencia dedicándose por varios años al estudio de las matemáticas, Galileo interesado también por la filosofía y la literatura, en la que mostraba prioridad por Ariosto frente a Tasso; desde esa época data su primer trabajo sobre el baricentro de los cuerpos y la creación de una balanza hidrostática para la determinación de pesos específicos, dos contribuciones situadas en la línea de Arquímedes, a quien Galileo no dudaría en calificar de sobrehumano. También comenzó por demostrar muchos teoremas sobre el centro de la gravedad de ciertos sólidos, continuando con sus estudios sobre las oscilaciones del péndulo pesante e inventó el pulsómetro. Este aparato permitó ayudar a medir el pulso y aporta una escala de tiempo, que no existía aún esa época.

En el año 1588, fue invitado por la Academia Florentina a presentar dos lecciones sobre “la forma, el lugar y la dimensión del infierno de Dante Alighieri”.

Simultáneo a sus actividades, buscó un empleo de profesor en una universidad y se encontró con grandes personajes, como el padre Jesuita Christopher Clavius, excelencia de la matemática en el Colegio pontifical, y con el matemático Guidobaldo del Monte, quien recomienda a Galileo ante el duque Fernando I de Médici, para que lo nombre para la cátedra de matemáticas de la Universidad de Pisa.

Entre los años 1590 y 1591, Galileo Galilei descubrió la Cicloide y se sirvió de ella para dibujar arcos de puentes. Igualmente realizó experimentos sobre la caída de los cuerpos y redactó su primera obra de mecánica, titulada “Motu”.

Para el año 1592 se trasladó a la Universidad de Padua y trabajó como profesor de geometría, mecánica y astronomía hasta el año 1610. Allí inventó un compás de cálculo con el que se podían resolver problemas prácticos de matemáticas.

En 1599 conoció a Marina Gamba con la que mantuvo una relación sin casarse hasta 1610, y con la que tuvo tres hijos.

El año 1604 fue exitoso para Galileo Galilei, ya que en el mes de julio probó su bomba de agua en el jardín de Padua; en octubre, descubrió la ley del movimiento uniformemente acelerado el cual asoció a una ley de velocidades erróneas; y en diciembre, comenzó sus observaciones de una nova.

Para el mes de febrero del año 1605 publicó: “Dialogo de Cecco da Ronchitti da Bruzene in Perpuosito de la Stella Nova” junto con Girolamo Spinelli.

En 1606, Galileo Galilei construyó su primer Termoscopio, el primer aparato de la historia que permitió comparar de manera objetiva el nivel de calor y de frío. Ese mismo año, él y dos de sus amigos contraen una enfermedad infecciosa de la cual solo sobrevivió Galileo, razón por la cual permaneció lisiado de reumatismo el resto de su vida. En los dos años siguientes, él estudió las estructuras de los imanes.

Para el mes de mayo del año 1609, recibió una carta del francés Jacques Badovere, uno de sus antiguos alumnos, confirmándole un rumor insistente: la existencia de un telescopio que permitía ver los objetos lejanos, este telescopio ya habría permitido ver estrellas invisibles a simple vista. Con esta única descripción, Galileo construyó su primer telescopio. Único de la época que consigue obtener una imagen derecha gracias a la utilización de una lente divergente en el ocular, este invento da un giro importante en su vida.

Galileo Galilei continuó desarrollando su telescopio y en noviembre de ese mismo año, fabricó un instrumento que aumenta veinte veces, lo colocó hacia el cielo observando las fases de la Luna con montañas y cráteres descubriendo los cuatro satélites mayores de Júpiter, más adelante publicó su libro “El mensajero de los astros”.

El 7 de enero de 1610, Galileo hizo un descubrimiento capital: percibió tres estrellas pequeñas en la periferia de Júpiter. Pero después de observar muchas noches, descubrió que son cuatro y que giran alrededor del planeta. El 4 de marzo de ese año, publicó en Florencia sus descubrimientos dentro de “El Mensajero de las Estrellas”. El 25 de julio, también orientó su telescopio hacia Saturno descubriendo su extraña apariencia, después encontró la manera de observar el Sol en el telescopio y descubrió las manchas solares.

Galileo Galilei continuó descubriendo cosas, y en septiembre del año 1610, descubrió las fases de Venus, lo que fue para él, una nueva prueba de la verdad del sistema de Nicolás Copérnico.

El 29 de marzo de 1611 fue invitado por el Cardenal Maffeo Barberini a presentar sus descubrimientos al Colegio pontifical de Roma y en la Academia de los Linces. Galileo permaneció en de la capital pontifical un mes completo, durante el cual recibió todos los honores. Para el 24 de abril de ese mismo año, el Colegio Romano, confirmó al cardenal Roberto Belarmino que las observaciones de Galileo eran exactas. El 4 de junio, Galileo Galilei retornó a Florencia, con el objetivo de continuar con sus investigaciones.

En el mes de marzo del año 1628, Galileo Galilei se enfermó gravemente, sin embargo, logró recuperarse después de un tiempo, para continuar con sus trabajos.

El 21 de febrero de 1632, publicó en Florencia su diálogo de los “Massimi Sistemi”.

Para el año 1633, Galileo Galilei fue sentenciado a cadena perpetua con prisión domiciliaria. La otra parte del fallo, ordenó quemar todas las copias de algunos de sus libros y la sentencia en su contra debía ser leída públicamente en todas las universidades.

Su último libro fue publicado en el año 1638, en el cual discutía y mejoraba sus primeros estudios en el movimiento y los principios de la física. Este libro comenzó un lento camino que luego seguiría nada menos que Isaac Newton. Galileo perdió su vista antes de que su último libro fuese publicado.

Galileo Galilei falleció el 8 de enero de 1642 en Arcetri, a la edad de de 77 años, su cuerpo fue inhumado en Florencia el 9 de enero.

 

Obras publicadas en vida y póstumamente

  • 1586:La Bilancetta (publicada póstumamente).
  • 1590: De motu.
  • 1606: Le Operazioni del compasso geometrico et militare.
  • 1600: Le meccaniche.
  • 1610: Mensajero Sideral, Siderus nuncius.
  • 1615: Carta a la señora Cristina de Lorena, gran duquesa de Toscana, (publicada en el año de  1636).
  • 1616: Discorso del flusso e reflusso del mare.
  • 1619: Discorso delle comete (publicado por Mario Guiducci).
  • 1623: Il. Saggiatore.
  • 1632: Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo, Diálogo sopra i due massimi sistemi del modo tolemaico e copernicano.
  • 1638: Discurso y Demostración Matemática, en torno a dos nuevas ciencias, Discorsi e dimostrazioni matematiche, intorno a due nuove scienze attenenti alla meccanica & i movimenti locali.
  • Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo ptolemaico y copernicano (Antonio Beltrán Marí, ed.), Alianza, Madrid: 1995.
  • Carta a Cristina de Lorena y otros textos sobre ciencia y religión (Moisés González, trad, introd.), Alianza: 2006.
  • Cartas del Señor Galileo Galilei, Académico Linceo: escritos a Benedetto Castelli y a la Señora Cristina de Lorena, gran duquesa de Toscana (Pere de la Fuente, Xavier Granados y Francisco Reus, eds.), Alhambra, Madrid: 1986.
  • Consideraciones y demostraciones matemáticas sobre dos nuevas ciencias (C. Solís y J. Sádaba, eds.) Editora Nacional, Madrid: 1981.
  • Diálogo sobre los sistemas máximos: Jornada primera (José Manuel Revuelta, trad. y ed.), Aguilar, Buenos Aires: 1980.
  • El ensayador (José Manuel Revuelta, trad. y ed.), Aguilar, Buenos Aires: 1984.
To Top