Francisco Amorós

Biografía de Francisco Amorós
Dominio Público

Biografía de Francisco Amorós

Francisco Amorós y Ondeano (1770-1848) Militar y pedagogo español, uno de los fundadores de la Educación Física moderna. Perteneciente a una noble familia, su carrera como militar le llevo a ocupar varios cargos importantes. Fue, entre otros, consejero de indias, tutor del infante Francisco de Paula y secretario del rey Carlos IV. Tras la Guerra de Independencia, se vio obligado a exiliarse en París, donde se dedicó al cultivo de la gimnasia y la propagación de la Educación Física. Inventó varios aparatos de ejercicios y escribió un gran número de textos sobre gimnasia.

Primeros años

Proveniente de una familia noble, Amorós nació en Valencia, hijo de un militar. Desde muy temprana edad comenzó en la carrera militar; cuando tenia ocho años de edad acompañó a su padre en un destacamento de Badajoz. Luego de que este partiera a América, recibió lecciones de economía política y administración de su tío. En 1779 se convirtió en cadete en el regimiento de infantería del Rey.

Carrera militar y otros cargos

Pasado unos años fue nombrado subteniente del regimiento de Infantería de Córdoba (1787) y en 1794, se desempeñó como capitán durante la guerra contra Francia. Por sus servicios y reputación, fue nombrado más tarde secretario del Rey Carlos IV (1802) y en 1803, fue ascendido a consejero de Indias.

Conforme pasaba el tiempo, más responsabilidades recibía. Le fue encargada la formación del infante don Francisco de Paula; también se le encomendó todo lo relativo a la Sanidad y en 1806, dirigió el Instituto Pestalozziano, fundado por Godoy. Fue, asimismo, regidor de Sanlúcar de Barrameda. Más tarde fue nombrado Consejero de Estado, puesto que ostento hasta 1809. Al mismo tiempo fue gobernador militar de Santander e intendente de su provincia. Fue en ese entonces que comenzó a mostrar su posicionamiento afrancesado, escribiendo en 1808 una proclama a favor de Napoleón

.

De formación humanista, había leído la obra de Rousseau y Montaigne. En 1809, mientras se desempeñaba como Intendente de Policía en Madrid, escribió una carta al arzobispo de Zaragoza, en la que juraba fidelidad a José I; sin embargo, su fuerte carácter le trajo varios problemas con militares franceses. Es por esto que, en abril de ese mismo año, la junta central ordenó la confiscación de todos sus bienes. Luego de ser apedreado en Burgos, Amorós regresó a Madrid, donde en 1810 fue nombrado ministro interino de Policía a cargo de las provincias andaluzas.

Examinó entonces la situación de los hospitales, prisiones y establecimientos benéficos. Al año siguiente fue enviado a Ávila, con el fin de vigilar la administración del ejército de Portugal. Estuvo también en Extremadura, Toledo, y Talavera y demostró ser un genio reformista.

Exilio en París: Amorós como fundador de la educación física

Al terminar la Guerra de la Independencia, en 1814, se vio forzado a emigrar a París, donde unos años después se nacionalizó francés. Instalado en la capital francesa, fundó en 1818 un gimnasio y a partir de entonces se dedicó casi por completo a la gimnasia y la propagación de la educación física. Es considerado el padre de la gimnasia francesa y fue autor de varios escritos sobre gimnasia. De estos cabe citarse: Extrait du recueil de cantiques gymnastiques (1818); Gymnase normal militaire (1820); Gymnase Normal, Militaire Et Civil, Idée Et État De Cette Institution Au Commencement De L’année 1821 (1821); Manuel d’Education physique, gymnastique et moral (1830).

Por este último se le confió la dirección del gimnasio militar francés en 1831.

Escribió también Traits de la vie du Duc d’Orléans y Mémoire contre le Comte Cornier du Medic. En una visita a España en 1839, fue nombrado socio del Liceo Valenciano, lo que le permito pronunciar un discurso en el que mencionó querer conciliar sus dos nacionalidades; reafirmó además la importancia que tenía la educación física. Esperaba que sus métodos se extendieran en el país y de hecho lo hicieron; sin embargo, esta labor fue comenzada por Juan Miguel Roth y su Proyecto gimnástico-militar.

Amorós y Odeano falleció en París en 1848.

To Top