Felipe de Edimburgo

Biografía de Felipe de Edimburgo
Tomado de: https://www.instagram.com/explore/tags/felipedeedimburgo/?hl=es-la

Biografía de Felipe de Edimburgo

Felipe de Edimburgo (10 de junio de 1921) príncipe de Grecia y de Dinamarca. Nació en la villa Mon Repos en Corfú, isla griega del mar Jónico. Fue bautizado en la iglesia de San Jorge, en Corfú. Estudió en Schloss Salem en Alemania y en Gordonstoun, una escuela situada en el norte de Escocia. Es esposo de la reina Isabel II de Inglaterra. Su padre es el príncipe Andrés de Grecia. Mientras que, su madre es la princesa Alicia de Battenberg. Cuando era tan solo un niño su padre comandó una división del ejército involucrada en la Guerra greco-turca. Su padre fue arrestado cuando los turcos se quedaron con la victoria. Luego, un tribunal revolucionario desterró al príncipe Andrés de Grecia de por vida. Felipe y su familia se trasladaron a Francia, donde se establecieron en el suburbio parisino de Saint-Cloud, en una casa prestada por su adinerada tía, la princesa Marie Bonaparte.

Felipe aprendió a hablar inglés, francés y alemán. A los siete años se mudaron al Reino Unido. En el año 1928 viajó a Gran Bretaña para estudiar en la Cheam Preparatory School. A los doce años fue enviado a la Escuela de Salem, en el sur de Alemania. Finalmente, completó su formación en la exclusiva Gordonstoun School de Morayshire. En su juventud solicitó la nacionalidad británica y adoptó el apellido materno con la intención de servir en la Marina Real del Reino Unido, donde alcanzó el grado de teniente. En octubre de 1942 se convirtió, en el más joven subcomandante de la Armada y ocupó el cargo en el Wallace; buque que intervino en el desembarco aliado en Sicilia. En marzo de 1945 participó en la batalla de Matapan contra la flota italiana y en 1945 presenció la rendición japonesa en la bahía de Tokio.

Para ese momento ya conocía a la adolescente Isabel, quien estaba completamente atraída por su físico y belleza. Lamentablemente era un chico con muchos vacíos emocionales porque su madre padecía esquizofrenia y su padre murió cuando era un niño, buscó consuelo en una amante y en las mesas de juego de Montecarlo. Desde 1922, Felipe tuvo que sobrevivir con las ayudas de parientes lejanos por la ausencia de su madre. El 20 de noviembre de 1947, se casó con la futura reina Isabel en la abadía de Westminster, y renunció a todos sus derechos a la Corona griega. A raíz de este matrimonio, el monarca británico Jorge VI, padre de Isabel, otorgó a Felipe los títulos de duque de Edimburgo,

conde de Merioneth, barón de Greenwich y caballero de la Jarretera; de este modo el príncipe consorte, empezó a ser conocido como Felipe de Edimburgo.

Felipe de Edimburgo sirvió en la Segunda Guerra Mundial. Con el fallecimiento de su suegro, Isabel tuvo que suceder a su padre, y esto realmente afectó su armoniosa relación. El equilibrio de poder en la pareja se rompió. Felipe se quejaba de los múltiples compromisos oficiales de su pareja. Él pasó a ser simplemente el «príncipe consorte». El día de la coronación de Isabel II, el 2 de junio de 1953, decidió no renunciar al apellido Windsor en favor de Mountbatten, que había adoptado Felipe. Para el año de 1956 decidió tomarse un largo periodo de vacaciones, de donde surgieron diversos rumores sobre infidelidades por su parte. Desde aquella época se le relacionó sentimental con la escritora Daphne du Maurier.

Finalmente, la pareja decidió seguir en una especie de matrimonio por conveniencia. Ambos quisieron demostrar altura y ser un ejemplo para sus hijos, pero lo anterior no fue posible porque sus tres hijos afrontaron separaciones. El primogénito y heredero de la Corona, Carlos de Inglaterra, se casó en 1981 con Diana Spencer, de quien se divorció en 1996; y luego, se casó con Camilla Parker-Bowles, con quien ya mantenía una relación extramatrimonial. La relación entre Felipe y su primogénito nunca fue buena. Sus personalidades eran totalmente contrarias, Felipe era un hombre rudo y tosco, mientras que su hijo era tímido y afeminado, además de ser muy sensible.

Se caracteriza por ser un hombre de naturaleza ruda y muy alejado de los actos de protocolo, sin ningún reparo demuestra su animadversión. Por ello, se ha ganado el desprecio de muchos miembros radicales de la aristocracia. Es un hombre apasionado por los deportes, especialmente el polo, la navegación y la caza.  Es miembro activo del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) desde 1959. Treinta años después se convirtió en su presidente.

Es una de las ocupaciones que más energía le ha dedicado; posteriormente fue su presidente honorario. Fue asimismo presidente de la Federación Ecuestre Internacional durante cuatro años, presidente del Concilio Central de Investigación Física y almirante del Escuadrón del Yate Real. Usualmente ha desarrollado un gran interés por los centros de investigación científica y técnica de su país; probablemente se debió a su cargo como presidente de la Asociación para el Avance de la Ciencia.

Para el año 2011 su salud no fue buena, fue ingresado al hospital por urgencia, tras sentir dolores en el pecho, y tuvo que ser sometido por la noche a una angioplastia para desbloquear una arteria coronaria. La intervención quirúrgica fue exitosa. Años después, desde el palacio de Buckingham anunció que para otoño de 2017 se retiraría de la vida pública. Ese mismo año fue hospitalizado en el hospital King Edward VII como medida preventiva porque habían sospechas de una posible infección, su hijo mayor tuvo que sustituirlo en la ceremonia de apertura del Parlamento británico.

To Top