Isabel II de Reino Unido

Biografía de Isabel II de Reino Unido

Isabel II de Inglaterra (21 de abril de 1926) reina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Nació en Londres, Inglaterra. Su nombre secular es Elizabeth Alexandra Mary Windsor. Su padre fue Jorge VI, fue coronado en 1936, gracias a la abdicación de su hermano. Isabel fue la primera hija de Jorge VI y su esposa Isabel. Fue bautizada bajo la religión anglicana. Fue educada en su hogar por su madre y su institutriz llamada Marion Crawford, sus enseñanzas se enfocaron en historia, lenguaje, literatura y música. Crawford publicó un libro biográfico sobre los primeros años de Isabel y su hermana Margarita titulado The Little Princesses. El libro habla sobre el gusto de Isabel por los caballos y los perros, y su gran responsabilidad.

Cuando creció Isabel contrajo matrimonio con el teniente Felipe de Mountbatten, príncipe de Grecia y Dinamarca, en ese sentido, Felipe e Isabel recibieron el título de duques de Edimburgo. Fruto de esta unión nacieron: Carlos, príncipe de Gales y heredero del trono, la princesa Ana, Andrés, duque de York, y Eduardo, conde de Wessex. Cuando su padre murió ella se encontraba junto a su madre en Kenia, en ese momento era colonia británica. Así que fue el 2 de junio de 1953 cuando Isabel fue coronada bajo el nombre de Isabel II; fue coronada reina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en la antigua abadía de Westminster.

Este magno evento fue televisado y asistieron jefes de Estado y representantes de las casas reales europeas. En su papel de reina Isabel II asumió el deber de perpetuar el carácter unificador de la Corona en el espacio político del antiguo imperio británico, convertido en la Commonwealth tras el proceso de descolonización iniciado en los años 60. Aunque claramente el poder político de la monarquía británica tras la Segunda Guerra Mundial se redujo. Entonces, empezó a jugar un papel simplemente simbólico, existieron cambios notables en la relación con las antiguas colonias. Isabel II a diferencia de los anteriores monarcas británicos realizo muchos viajes para mejorar las relaciones políticas.

En tal sentido, estrechó vínculos con súbditos de las más diversas razas, creencias y culturas. Aunque obtuvo gran popularidad no escapó de las críticas y polémicos escándalos dentro de su familia. Se habló mucho sobre las desavenencias conyugales de sus hijos: el príncipe Andrés se separó de Sarah Ferguson, las tensiones entre Carlos de Inglaterra y la popular Diana de Gales pasaron al dominio público, y se consumó el divorcio de la princesa Ana y Mark Phillips.  Ese mismo año, se incendió Palacio de Windsor, residencia de la reina, dejando importantes daños materiales y monetarios. El gobierno anunció precipitadamente que correría con los gastos de las reparaciones.

Pero lo anterior fue muy cuestionado por la opinión pública, lo que provocó un fuerte descenso de la popularidad de la institución. Nuevamente el príncipe Carlos fue víctima de la polémica por la muerte de la princesa Diana de Gales en un accidente automovilístico, la insensibilidad de la familia real fue notable. Isabel II tuvo que realizar varios acercamientos con el pueblo y estrechar los lazos, mostrar a su familia menos fría y protocolaria. En la celebración de las bodas de oro de su matrimonio con el duque de Edimburgo, afirmó que abriría la monarquía a los ciudadanos. La idea era dar un tono popular y familiar a las celebraciones de la corona o visitar a las víctimas de actos terroristas, gestos que dieron lentamente sus frutos.

Ha sido una reina muy apegada a la tradición; es ordenada y práctica. Ahora bien, con las celebraciones de su jubileo de plata como reina por varios lugares del Reino Unido, Isabel aumentó su popularidad, además realizó giras nacionales y viajes por países miembros de la Mancomunidad. Fue una reina muy saludable, pero en 2003 desarrolló un problema en sus rodillas: artroscopia en sus rodillas, así que fue operada y tuvo que cancelar ciertos compromisos. En marzo de 2013, sufrió una infección estomacal con síntomas de gastroenteritis y estuvo internada en el hospital Eduardo VII. Se expresó que la reina no estaba conforme con las políticas impuestas por el primer ministro británico Tony Blair, en relación a las Fuerzas Armadas Británicas fueran sobrecargadas en Irak y Afganistán y su temor por las cuestiones rurales.

No obstante, Isabel apoyó los esfuerzos de Blair por alcanzar la paz en Irlanda del Norte. En 2010, tuvo un encuentro en Escocia con el papa Benedicto XVI. Sus jubileos; de diamante y de zafiro, han sido grandes celebraciones en el Reino Unido. Su reinado ha sido admirado por su importante gestión de unificación nacional, Isabel II ha evitado la separación del Reino Unido con sus países constituyentes. Fue responsable de una clara transición de un sistema imperial a una asociación libre de naciones, en esta sus fines principales son: la cooperación mutua, la democracia y el intercambio cultural.

Su reinado, es uno de los más largos de la historia del país. Isabel II siempre se ha mantenido popular pero fuera de la banalización mediática de su imagen. Han surgido en el nuevo milenio varios intentos, referéndum, para abolir la monarquía inglesa, pero no ha tenido resultado. Aunque muchos afirman que esta institución es antidemocrática y anacrónica, muchas personas siguen defendiéndola. Por otro lado, se asegura que las finanzas de la Casa Real no son transparentes.

To Top