Síguenos en redes

Activista

Elizabeth Cady Stanton

Publicado

en

Biografía de Elizabeth Cady Stanton
Henry Bryan Hall, Jr., Public domain, via Wikimedia Commons
Información personal
Nombre CompletoElizabeth Cady Stanton
Nacimientonoviembre 12, 1815
Fallecimientooctubre 26, 1902
OcupaciónEscritora, sufragista y abolicionista
NacionalidadEstadounidense
Cónyugue

Henry Brewster Stanton

Padres

Margaret Livingston y Daniel Cady

Movimientos

Feminismo

Biografía de Elizabeth Cady Stanton

Elizabeth Cady Stanton (12 de noviembre de 1815-26 de octubre de 1902) Escritora, sufragista y abolicionista estadounidense, una de las más importantes pioneras del feminismo. Junto con Lucretia Mott organizó en 1848 la primera convención por los derechos de la mujer, cuya declaración es considerada la primera demanda concertada del sufragio femenino. De padres notables, Stanton recibió una buena educación y casada con un abolicionista se dio a conocer como activista. Estuvo contacto con Mott, Susan B. Anthony y otras activistas feministas; sin embargo, no solo luchó por el voto femenino sino también por otras reivindicaciones como los derechos a la custodia, el divorcio y a la propiedad, el control de la natalidad y la paridad en el trabajo. Llegó a escribir The Woman’s Bible, una autobiografía y muchos artículos.

Primeros años

Nacida en Johnstown, el 12 de noviembre de 1815,  Stanton era hija de Margaret Livingston y Daniel Cady. Su padre era entonces miembro de la Cámara de representantes. Recibió su educación en la Johnstown Academy y en el Troy Female Seminary de Emma Willard, donde se graduó en 1832. Mientras estudia derecho en la oficina de su padre, Stanton se enteró de las leyes discriminatorias bajo las cuales vivían las mujeres. Fue entonces que decidió ganar la igualdad de derechos para su sexo haciéndose activista.

Abolicionismo y feminismo

Como muchas otras feministas, Stanton comenzó su actividad como abolicionista. En 1840 se casó con Henry Brewster Stanton, un abogado y abolicionista; en la boda insistió para que se eliminara la palabra “obedecer” de la ceremonia. Acompañada por su esposo, ese mismo año, asistió a la  Convención Mundial contra la Esclavitud que se celebró en Londres. Sin embargo, al igual que la otras mujeres presentes, se decepcionó al ver como eran relegadas a simples asistentes sin derecho a participación. Si bien muchos hombre alzaron su voz para que no se las discriminara, el congreso se realizó sin intervención femenina.

En la Convención conoció a Lucretia Mott, otra aguerrida abolicionista y feminista con quien conecto casi de inmediato. Ya vuelta a los Estados Unidos, Stanton se convirtió en oradora frecuente sobre el tema de los derechos de la mujer. Con sus peticiones, en 1848, ayudo a asegurar la aprobación de un proyecto de ley que otorgaba los derechos de propiedad a las mujeres casadas en la legislatura del  estado de Nueva York.

Convención de Seneca Falls

Ese mismo año, Stanton y Mott organizaron la primera convención sobre los  derechos de la mujer: la Convención de Seneca Falls. Esta se celebró del 19 al 20 de julio  dando como resultado la Declaración de Seneca Falls, documento que inspirado en la Declaración de Independencia, detallaba la condición de la mujer y exigía reformas inmediatas. Este documento se convirtió en la  primera demanda concertada del sufragio femenino por lo que actualmente considerado un texto fundacional del movimiento feminista.

 Stanton y Anthony por los derechos de la mujer

Desde 1851, Stanton trabajó en estrecha colaboración con Susan B. Anthony. Juntas permanecieron activas durante los cincuenta años que siguieron a la convención. Emprendieron varias campañas, dieron conferencias y también hicieron numerosas peticiones ante los órganos legislativos. Stanton no solo escribió sus propios discursos y muchos de los de  Anthony, también redacto innumerables cartas y folletos, así como artículos y ensayos. Fue colaboradora en publicaciones periódicas como Lily, The Una y New York Tribune.

En 1854 fue invitada para dirigirse ante la legislatura de Nueva York; su discurso dio lugar a una nueva legislación en 1860, año en el que se otorgaba a las mujeres casadas el derecho a recibir su salario y la custodia igualitaria de sus hijos. Partidaria del movimiento por la templanza, cofundó y dirigió brevemente la Woman’s State Temperance Society, junto con Anthony. Durante la Guerra civil, volvió a concentrarse en el abolicionismo fundando con Anthony la Women’s National Loyal League, organización que pedía la emancipación inmediata y el voto para los hombres afroamericanos finalizada la guerra.

Una vez lograda la abolición de la esclavitud, realizó numeras giras en nombre del sufragio femenino. En 1868 se convirtió en editora de The Revolution, un semanario a favor de los derechos de la mujer. Al año siguiente ayudo a organizar la Asociación Nacional de Sufragio Femenino; fue su presidenta hasta 1890, cuando la organización se fusionó con la American Woman Suffrage Association, de la que también ejerció como presidenta.

Stanton continuó escribiendo y dando conferencias hasta sus últimos momentos. Fue la autora principal de la Declaración de los Derechos de la Mujer presentada en 1876. Más tarde redactó una enmienda sobre el sufragio federal que se introdujo en todos los congresos de los Estados Unidos desde 1878 hasta la Decimonovena Enmienda, cuando se otorgó el  voto a las mujeres. Destacan sus obras The Woman’s Bible y la autobiografía  Ochenta años y más (1898).

 Stanton falleció en Nueva York el 26 de octubre de 1902.

Activista

Rosa Luxemburgo

Publicado

en

Biografía de Rosa Luxemburgo
Unknown authorUnknown author, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Rosa Luxemburgo

Rosa Luxemburg o, en español Luxemburgo (5 de marzo de 1871 -15 de enero de 1919) fue una revolucionaria y teórica del marxismo alemán, de origen polaco. Jugó un importante papel en la formación de Partido Socialdemócrata Polaco y la Liga de los Espartaquistas (más tarde el Partido Comunista de Alemania). Hija de un judío comerciante, por su gran inteligencia tuvo la oportunidad de estudiar pese a los prejuicios y la discriminación predominante en su época. Joven se involucró activamente en la política, adoptando las ideas del socialismo. En 1889 se vio forzada a emigrar a Suiza, donde estudió leyes y economía política. Vuelta a Polonia, fundó con otros el Partido Socialdemócrata Polaco y luego, en la ortodoxia marxista, ya en Alemania se separó del SPD y de Kautsky y junto con Karl Liebknecht fundó la Liga de los Espartaquistas.

Primeros años

Luxemburg nació el 5 de marzo de 1870 en Zamosc, Rutenia, en la Polonia entonces gobernada por el Imperio ruso. Fue la menor de los cinco hijos del matrimonio judío conformado por Eliasz Luxemburg, un comerciante maderero, y Line Löwenstein. Traslada la familia a Varsovia, en 1880 comenzó clases en el liceo femenino. Pronto sintió gran interés por realidad política y la situación que atravesaban entonces muchos de sus contemporáneos. En la secundaria se involucró en actividades clandestinas y al igual que otros radicales, bajo el entonces Imperio ruso, tuvo que emigrar para evitar la cárcel.

Suiza

Con dieciocho años, ya socialista, Luxemburg emigró a Suiza en 1889. Allí terminó estudios de Derecho y economía política, graduándose con un doctorado en 1898. En Zúrich, se involucró con el movimiento socialista internacional y conoció a Georgy Valentinovich Plekhanov  y a Pavel Axelrod, entre otros  destacados representantes del movimiento socialdemócrata ruso. Pero, pronto comenzó a estar en desacuerdo con estos. Fue entonces que junto a su compañero, Leo Jogiches, quien fuera amigo de toda la vida y amante en cierto tiempo, desafió  tanto a los rusos como al  Partido Socialista Polaco, estableciendo el Partido Socialdemócrata Polaco rival. Más tarde, éste se convertiría en el núcleo del futuro Partido Comunista Polaco.

Enemiga de todo nacionalismo, la cuestión nacional se convirtió en uno de sus temas principales a tratar durante los siguientes años. Con frecuencia subestimó las aspiraciones nacionalistas de muchos de sus compatriotas y enfatizó en la importancia del internacionalismo socialista. El nacionalismo fue uno de sus principales puntos de desacuerdo con Lenin, quien entonces defendía su teoría de la autodeterminación nacional.

Alemania y el Partido Socialdemócrata

En 1898, después de casarse con Gustav Lübeck para obtener la ciudadanía alemana, se instaló en Berlín y comenzó a trabajar con el Partido Socialdemócrata alemán (SPD), entonces el partido más grande y poderoso de la Segunda Internacional. Casi de inmediato saltó a la polémica con el caos  revisionista que agitaba al partido tras la muerte de Marx y Engels. Junto con Karl Kautsky, Luxemburg representó la ortodoxia marxista en oposición al revisionismo de Eduard Bernstein, para quien la teoría marxista estaba esencialmente obsoleta. En respuesta a Bernstein, Luxemburg escribió Reform or Revolution en 1899. Con el tiempo, Luxemburg hizo aportaciones teóricas al partido y a la teoría marxista.

Entre 1907 y 1914, Luxemburg  enseñó en la escuela del Partido Socialdemócrata en Berlín,  mientras escribía La acumulación del capital (1913), donde habló sobre el imperialismo y la eventual el caída del capitalismo, la cual creía inevitable. También por ese mismo periodo, rompió con dirección del SPD, y se alejó de Kautsky, siendo cada vez más radical y apegada a las masas trabajadoras. Cuando el Partido apoyó al gobierno una vez iniciada la Primera Guerra Mundial, inmediatamente se opuso.

Liga de los Espartaquistas

En alianza con Karl Liebknecht y otros radicales afines, en esos años formó a Liga de los Espartaquistas, grupo con el que quería poner fin a la guerra a través de la revolución y el establecimiento de un gobierno proletario. La base teórica de la organización fue el panfleto  Die Krise der Sozialdemokratie (o  La crisis de la socialdemocracia alemana) de 1916, escrito mientras estaba en prisión con el seudónimo de Junius. En el panfleto, Luxemburg estaba de acuerdo con Lenin en el derrocamiento del régimen existente y la formación de una nueva Internacional lo suficientemente fuerte como para evitar otro estallido. Sin embargo, el grupo  tuvo poca influencia durante la guerra.

Últimos años

Una vez fuera de la prisión, en noviembre de  1918, Luxemburg y Liebknecht comenzaron la agitación para forzar el inicio del nuevo orden hacia la izquierda. Ejercieron una influencia considerable en el público y fueron un factor importante en la  serie de enfrentamientos armados que se desataron en Berlín. Como resultado, Luxemburg se ganó el mote de Rosa Sangrienta en la prensa burguesa.

Al igual que los bolcheviques, Luxemburg y Liebknecht exigían más poder político para los soviets de trabajadores y soldados, se vieron frustrados con el establecimiento de un gobierno socialista conservador y dictador. En diciembre de 1918,  la Liga se convirtió en el incipiente Partido Comunista Alemán y Luxemburg intentó limitar la influencia bolchevique dentro del partido. Criticó en su Die russische Revolution (La revolución rusa; 1922) a Lenin y a su partido por sus posiciones agrarias, su autodeterminación nacional y los métodos dictatoriales y terroristas que utilizaba. Luxemburg siempre creyó en la democracia; sin embargo, nunca pudo ejercer mucha influencia en el nuevo partido.

Luxemburg fue arrestada y asesinada en Berlín, el 15 de enero de 1919,  junto a Liebknecht por su participación en el fomento del  levantamiento comunista conocido como la Revuelta de Espartaco.

Otras obras suyas fueron Huelga de masas, partido y sindicatos (1906), Introducción a la economía política (1925)  y Socialism Or Barbarism.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Activista

Errico Malatesta

Publicado

en

Biografía de Errico Malatesta
Dominio Público

Biografía de Errico Malatesta

Errico Gaetano Maria Pasquale Malatesta (14 de diciembre de 1853 – 22 de julio de 1932) fue un anarquista y agitador italiano, uno de los más importantes teóricos del anarquismo moderno. De origen acomodado, joven se adhirió a la ideología anarquista habiendo conocido a Fanelli y Bakunin. En 1871 se unió a la Primera Internacional, siendo luego uno de sus más grandes líderes. Participó en la revuelta de 1874 en Bolonia y tres años después en la de Benevento. Al igual que otros anarquistas italianos, defendió la propaganda por el hecho, la idea de que los principios anarquistas se difundían mejor mediante la insurrección armada.

Primeros años

Malatesta nació en Santa Maria Capua Vetere (Italia), hijo de una familia acomodada. En su adolescencia se volvió políticamente activo; adoptó las ideas del anarquismo tras conocer a Giuseppe Fanelli y al revolucionario ruso Mijaíl Bakunin. En 1871 se unió a la Primera Internacional.  Dinámico orador y propagandista, pronto se convirtió en un líder del movimiento anarquista contribuyendo a la formación de varios grupos revolucionarios en Rumania, Italia y España, así como en otros lugares de Europa. Su influencia creció al punto de llegar a países como Egipto, en África, América del Norte y  Argentina, en América del Sur.

Revolucionario

Aunque a menudo asociado con Piotr Kropotkin, Malatesta puso más énfasis en la organización de revolucionarios y trabajadores como un medio para lograr los objetivos políticos anarquistas. En consecuencia, ayudó a organizar congresos de trabajadores en Francia, Bélgica y Suiza, en los que instó, como defensor de la doctrina de la Propaganda por el hecho, a la revuelta armada. Por su continuo actuar revolucionario,  fue desterrado de cada uno de esos países. Junto con Carlo Cafiero, vio en la Propaganda del hecho la forma más eficaz de difundir y afirmar el ideario socialista.

Exilio

Intervino así en las revueltas en Bolonia en 1874 y en la de Benevento en 1877. Tras ser encarcelado ese último año,  en 1878 partió por primera vez al exilio. Regresó a Italia en 1880 y fundó la Questione Soziale, revista que continuó publicando después de trasladarse a Buenos Aires, en 1885. Cuatro años después se marchó a Londres (1889) y posteriormente estuvo brevemente en España, donde contribuyó a la propagación del ideario anarquista. En 1897 volvió a Italia, se sumó a otra agitación campesina y terminó siendo detenido.

Últimos años

Después de dos años de confinamiento en la isla de Lampedusa, Malatesta escapó del cautiverio y se afinco brevemente en Estados Unidos; allí editó un revista anarquista. Estuvo en Londres hasta su regresó a Italia en 1913. Participó activamente en la llamada Semana Roja de junio de 1914. Después de esto volvió a exiliarse en Londres y no volvió a Italia hasta su amnistía en 1919. Pasó sus últimos años en Roma siendo vigilado por el régimen fascista de Benito Mussolini.

Malatesta falleció en Roma el 22 de julio de 1932.

 

Artículos relacionados

Continúa leyendo

Activista

Malcolm X

Publicado

en

Biografía de Malcolm X
Tomada de pixabay.com

Biografía de Malcolm X

Malcolm Little, también El-Hajj Malik El-Shabazz (19 de mayo de 1925 –  21 de febrero de 1965), más conocido como Malcolm X, fue un orador, ministro religioso y líder revolucionario de la minoría negra estadounidense. Hijo de un pastor protestante, durante su infancia tuvo que cambiar constantemente de residencia huyendo de las agresiones de los grupos racistas. Muerto su padre, y separada la familia, luchó con las drogas y la delincuencia común. En 1946 fue condenado a siete años en prisión. Durante su condena, abandonó las drogas y entró contacto con el movimiento religioso musulmán, Nación del Islam (NOI). Al salir de prisión se unió a la NOI, cambió su apellido a “X” y  emprendió un fuerte activismo político en defensa de la minoría racial negra. Con los años se convirtió en un héroe y portavoz de los afroamericanos y un referente revolucionario del Islam. Su activismo y las intrigas en últimas le costaron la vida.

Primeros años

Malcolm X nació en Omaha, Nebraska.  Cuando era un niño, la familia se mudó a Lansing, Michigan. Tenía seis años cuando su padre, el reverendo Earl Little, murió atropellado por un tranvía victima de asesinato por parte de un grupo racista blanco. Su madre, Louise Little, recurrió entonces a  cocinar hojas de diente de león en la calle para alimentar a la familia. Pero, después de un tiempo terminó  internada en un manicomio y Malcolm y sus hermanos fueron enviados a hogares adoptivos a la casa de algunos familiares.

Como estudiante, Malcolm se destacó en sus primeros años. Perdió interés y  terminó su educación formal después de que uno de sus profesores de octavo grado le dijera que debería convertirse en carpintero en lugar de abogado. Vuelto un joven rebelde, en 1942 se trasladó a Nueva York y se convirtió en un criminal. Fue traficante de drogas, proxeneta y ladrón hasta ser condenado a prisión en el año 1946.

Prisión  y los inicios en la NOI

Con una condena de siete años, Malcolm abandonó las drogas, retomó sus estudios, estudiando por correspondencia, y entró en contacto con la Nación del Islam (NOI), un movimiento religioso musulmán creado por Wallace Fard Muhammad y liderado por Elijah Muhammad, que consideraba a la minoría negra el pueblo favorito de Alá, mientras que los blancos eran la personificación del demonio.  Malcolm pasó entonces del crimen y la marginalidad a la que lo habían llevado las circunstancias a un activismo político en defensa de la comunidad afroestadounidense. Tras salir de la cárcel en 1952, Malcolm se unió a la NOI, cambiando su apellido de Little a “X”. La X representaba el apellido africano que los negros americanos habían perdido.

En poco tiempo, su oratoria y activismo extendieron la influencia de la Nación del Islam en ciudades como Detroit, Boston y Filadelfia. Más tarde fundó el el periódico Muhammad Speaks y se convirtió en el responsable de la NOI en Nueva York. Su activismo, en ocasiones radical, le convirtió pronto en un blanco de persecuciones y críticas. Desde fines de los años cincuenta, Malcolm fue presentado por los medios como un propagador de la violencia; su mensaje de rechazo a la dominación blanca y defensa contra el racismo fue tergiversado. Su popularidad también creó problemas dentro de la NOI, como la rivalidad con Elijah Muhammad, que terminó con su salida en 1964. Ese año, Malcolm tuvo conocimiento de la existencia de un plan para asesinarle.

Salida de la NOI y últimos años

Para Malcolm, se hacia necesaria una participación más activa en la lucha política; consideraba que las reformas individuales de la Nación del Islam o la campaña por los derechos civiles en auge gracias al liderazgo de Martin Luther King,  por sí solas no conducirían a la liberación de los negros. De acuerdo con esto, fundó su propio movimiento: la  Asociación de la Mezquita Musulmana (1964).

En ese mismo año cumplió con su peregrinaje a La Meca, aprovechando para visitar otros países musulmanes. Con el viaje se convirtió a una forma más ortodoxa del Islam, viendo posible la hermandad de todas las razas.  Es así como abandonó el racismo de la NOI y empezó a predicar la idea de un nacionalismo negro, un estilo de emancipación que diera a la minoría negra el control de sus propias organizaciones y comunidades.

Durante un segundo viaje también realizado en 1964, Malcolm tuvo contacto con importantes líderes africanos, como los entonces presidentes Gamal Abdel Nasser (presidente de Egipto), Julius Nyerere (presidente de Tanzania), Kwame Nkrumah (presidente de  Ghana) y  Jomo Kenyatta (presidente de Kenia). Fue entonces que añadió a su discurso la lucha en contra del imperialismo norteamericano, reflejado en la fundación de la Organización de la Unidad Afro-Americana, también en 1964.  La organización era del tipo laico y tenía una tendencia socialista. Todas estas transformaciones no llegaron a dar fruto, pues Malcolm fue asesinado al año siguiente, probablemente debido a Elijah.

Muerte

X  murió asesinado el 21 de febrero de 1965, por hombres presuntamente relacionados con la NOI, mientras daba una conferencia en la Organización de la Unidad Afro-Americana en Nueva York ante 400 personas y su familia. De los tres detenidos, Thomas Hagan fue el único que reconoció su participación en el asesinato.

Su autobiografía, The Autobiography of Malcolm X, publicada un año después acrecentó su fama, convirtiéndolo en un héroe ideológico, especialmente entre la juventud negra.

Desde entonces se han publicado varios films, series y obras retratando su vida. Destaca la película Malcolm X de 1992, adaptando su autobiografía; la serie ¿Quién mató a Malcolm X? (2020) de Netflix  y el documental Hermanos de sangre: Malcolm X y Muhammad Ali (2021).

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad