Síguenos en redes

Políticos

Eduardo Santos

Publicado

en

Biografía de Eduardo Santos
Dominio público

Biografía de Eduardo Santos

Eduardo Santos Montejo fue presidente de la República de Colombia entre 1938 y 1942, además de historiador y periodista. Nació en Bogotá el 28 de agosto de 1888 y murió en la misma ciudad el 27 de marzo de 1874. Su familia tenía una tradición de políticos, puesto que era descendiente de la heroína de la Independencia Antonia Santos, quien fue hermana de su abuelo. Su padre murió en 1900, cuando tenía solo doce años, pero dejó una fortuna suficiente para sus hijos, lo que les permitió estudiar en la capital y en universidades europeas. Por tanto, Eduardo Santos estudió en el Colegio Nuestra Señor del Rosario, después obtuvo el título en Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Nacional en 1908 y se especializó en Literatura y Sociología, unos años después, en la Universidad de París.

Un año después de graduarse de la universidad, comenzó su trabajo como escritor y periodista junto a Tomás Rueda Vargas en La revista, una publicación de difusión política, literaria e histórica. Rápidamente se hizo una consolidada carrera como periodista de opinión pública y lo continuaría al irse al diario El Tiempo, periódico fundado en 1911 por el que después sería su cuñado, Alfonso Villegas. En dos años, es decir, 1912, Eduardo Santos le compró a su cuñado El Tiempo y hasta 1938 se dedicó al periodismo, sacó de quiebra al periódico y lo convirtió en uno de los más importantes del momento. Fue una ardua tarea pues en un inicio era el único autor de todo el periódico; convirtió así el periódico en una empresa familiar puesto que nunca quiso dar participación a alguien desconocido o manejar el periódico en compañía.

En tanto a su vocación como periodista el Banco de la república en su biografía sobre Eduardo Santos propone:

“Consideraba que lo más importante era la independencia que le ofrecía mantener el periódico alejado de cualquier compromiso que limitara de alguna manera su libertad de pensamiento; el periódico fue el órgano de difusión de sus ideas políticas”.

A pesar de su actividad periodística, fue nombrado en 1910 oficial mayor del Ministerio de Relaciones Exteriores y luego jefe del Archivo Diplomático Consular. Por esa época Eduardo Santos se interesó por los temas internacionales al tiempo en que la Guerra de los Mil Días llegaba a su fin gracias a la conciliación propuestas por Carlos E. Restrepo. Desde su posición en el periódico, Santos apoyó, difundió y celebró ésta propuesta de la Unión Republicana, aunque no duró mucho ya que llegó al poder Jorge Holguín quien apartó a los liberales y por tanto Santos escribió un artículo sobre la terminación del partido y el surgimiento de una doctrina completamente liberal.

En 1930, el país llevaba 44 años de hegemonía conservadora, pero en las elecciones de ese año el partido conservador se dividió. Los liberales aprovecharon para lanzar la candidatura de Enrique Olaya que había sido el único en colaborar en otros gobiernos conservadores y Santos fue el director de ésta campaña electoral. Cuando Olaya ganó, Santos ocupó puestos como: canciller de la República, delegado de Colombia a la Asamblea de la Sociedad de Naciones, ministro ante los gobiernos de Europa, consejero municipal de Bogotá y gobernador de Santander. Es importante porque fue Eduardo Santos quien mostró al mundo el altercado con Perú sobre la jurisdicción en Leticia, en donde dejo una buena imagen de Colombia, y en 1933 se firmó el tratado con el Perú para acabar con las hostilidades.

El siguiente presidente fue López Pumarejo quien tras muchos cambios fue cuestionado por su partido y por el partido conservador. Mientras Santos construía una muy buena imagen por su actividad política y periodística formándose así como un candidato elegible para suceder a López. Con la muerte de Olaya Herrera quien debía regresar al poder, se le presentó la oportunidad a Santos. Se tenían grandes expectativas sobre su gobierno desde ambos partidos, para continuar o parar la revolución en Marcha empezada por López. Y efectivamente cumplió las expectativas de los conservadores, el periodo presidencial de Santos fue conocido como el gobierno de la pausa, pues frenó el proceso y frente al reformismo de López fue mucho más conservador en materia social y económica. Aunque a diferencia del otro presidente, Santos se enfocó bastante en la relación con Estados Unidos y su posición frente la guerra fría.

En otros campos fue activamente reconocido como el académico puesto que fue parte de la Academia Colombiana de Historia varias veces y estimuló el Instituto Superior de Historia dándole su pensión de ex presidente.

En 1946 los conservadores volvieron al poder con Mariano Ospina Pérez de 1945 a 1950 y la violencia volvió a estallar con el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán. Mientras tanto Santos había salido del país y no regresaba por la condición violenta en la que se encontraba, y esto empeoró cuando llegó la dictadura del general Gustavo Rojas Pinilla que hasta clausuró El Tiempo a causa de una crítica que Santos publicó.

Finalmente, se reabrió el periódico unos años después, murió su esposa y él regresó al país donde se dedicó a hacer obras sociales como el Hospital Infantil Lorencita Villega o el Hospital Santa clara. Así ocupó sus últimos años de vida.

Biografía

Coluccio Salutati

Publicado

en

Biografía de Coluccio Salutati
Apollonio di Giovanni, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Coluccio Salutati

Coluccio Salutati (16 de febrero de 1331- 4 de mayo de 1406) humanista y político italiano. Canciller de Florencia desde 1375, estudió  derecho en Bolonia y trabajó como aprendiz de notario antes de ejercer por primera vez como canciller. En 1367 comenzó en la cancillería de la comuna de Todi y, desde 1371, en Lucca. Fue autor de varios tratados, amigo epistolar de Petrarca y un ardiente animador de los estudios humanísticos. Su obra principal, en prosa, fue un estudio sobre los doce trabajos de Hércules, De laboribus Herculis, que quedó incompleto.

Vida

Salutati nació en Stignano, Toscana, en 1331. Estudió Derecho en Bolonia, aunque inicialmente odio la carrera. Al morir su padre, dejándolo huérfano, venció su aversión y se hizo aprendiz de notario. Después de la caída de Pepoli en 1351, regresó a Stignano, y más tarde, en 1367, se convirtió en canciller de la comuna de Todi, en el norte de Roma. Fue en este periodo que, amante de las letras, comenzó correspondencia con Petrarca, a quien no llegó a conocer en persona. Estuvo cerca de varios humanistas, entre ellos Giovanni Boccaccio.

Canciller de Florencia

Nombrado  canciller de Lucca en 1371, Salutati accedió más tarde a la Curia Papal en Viterbo. En 1375 asumió el cargo de Canciller de Florencia, empapado en la política y en el ambiente cultural florentino. Ejerció durante treinta y un años como canciller en Florencia, hasta su muerte,   participando en la complicada y turbulenta política de la ciudad y de Italia en general para esa época.  En esas tres décadas su vida estuvo llena principalmente de asuntos políticos y administrativos. Escribió varias obras en contra del Duque de Milán.

Obras

Aunque no fue un humanista muy fecundo, si fue un buen maestro, accesible para las generaciones jóvenes y un entusiasta de los estudios. De sus tratados caben mencionarse, Del siglo y de la religión (1381),  De la nobleza de las leyes y de la medicina (1397)  y De la tiranía (1400). Su obra más interesante ha sido, sin embargo, su correspondencia reunida por Novati  bajo el titulo de Epistolario (1891).  En prosa, se destaca su estudio sobre los doce trabajos de Hércules: De laboribus Herculis, inconcluso a  causa de su muerte

Amante de la poesía y del espíritu cívico de Cicerón, Salutati fue un lector voraz, bibliófilo y coleccionista de manuscritos. A avanzada edad comenzó a estudiar griego.  Por su obra, se lo considera  uno de los primeros escritores de teoría poética y critica literaria del Renacimiento. Fue maestro de Leonardo Bruni y Poggio y a su muerte algunos de sus alumnos se convirtieron en entusiastas discípulos de Manuel Crisoloras, erudito al que había acogido a finales de siglo XIV

Salutati murió en Florencia el 4 de mayo de 1406, a la edad de 75 años.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Ludovico Sforza

Publicado

en

Biografía de Ludovico Sforza
Pinacoteca di Brera, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Ludovico Sforza

Ludovico Sforza, el Moro (27 de julio de 1452 – 27 de mayo de 1508) fue un noble y mecenas del renacimiento italiano. Hijo de Francesco I Sforza, tras el asesinato de su hermano se asoció con el regente de Saboya, siendo nombrado duque de Bari en 1479.  Contó con el apoyo del rey Fernando I de Nápoles durante su regencia y también fue cercano con Lorenzo el Magnífico y papa Alejandro VI. En 1494, ya casado con la hija del duque de Ferrara, Beatriz de Este, accedió al ducado de Milán. Fue mecenas de Leonardo da Vinci, entre otros artistas, e invirtió enormes cantidades de dinero en el embellecimiento  de la ciudad.

Primeros años

Hijo de Francesco Sforza y Bianca Maria Visconti, Ludovico nació en Vigevano, el 27 de julio de 1452. Fue el cuarto hijo de Sforza, entonces duque de Milán, y el segundo del duque con Maria Visconti, por lo que, era poco probable que accediera hereditariamente al ducado. Por medio de varias estrategias con el tiempo lo logró. De niño recibió el apodo de il Moro por su tez oscura y cabello negro. Fue su madre, quien vigilo su buena educación. Hasta 1466 se crio en la corte de su padre; muerto el duque entró al servicio de su hermano mayor Galeazzo Maria.

Intrigas y la regencia

Cuando Galeazzo fue asesinado en 1476, dejando como heredero a su único hijo de siete años, Ludovico reveló su ansia de poder. Conspiró con la madre del niño,  Bona de Saboya para ganar la regencia y aunque inicialmente el plan fracaso más tarde supo reponerse. Mediante amenazas obligó a Bona a abandonar Milán y en 1479 asumió  la regencia de su sobrino, Gian Galeazzo, siendo nombrado duque de Bari. Ludovico había asegurado el control del ducado con una brillante estrategia de alianzas y matrimonios. Primero casó a su sobrino, el heredero de Galezzo, con la nieta de Fernando I de Nápoles para obtener su apoyo y luego, se casó el mismo con Beatriz de Este, hija del duque de Ferrara, a quien había colaborado, entre 1482 y 1484, en la guerra de Ferrara. Además de su cercanía con el rey de Nápoles, también mantuvo buenas relaciones con Lorenzo de Medici el Magnífico  y con el papa Alejandro VI.

Ducado de Milán

No tuvo muchos problemas luego de desterrar a su sobrino a Pavia, pues apoyado por el rey Carlos VIII de Francia y el emperador Maximiliano I de Habsburgo resistió a los ataques y en 1494 fue reconocido oficialmente Duque de Milán. Como tal, invirtió enormes cantidades de dinero en obras, fortificaciones y otras construcciones destinadas a embellecer la ciudad, atrayendo a numerosos escritores y artistas con mecenazgos y patrocinios. Su corte alcanzó gran esplendor mientras era mecenas de Leonardo da Vinci y otros artistas, incluyendo el arquitecto del primer renacimiento Donato Bramante.

Su declive como duque comenzó luego de que se uniera a la liga contra el rey Carlos VIII de Francia. A la muerte de éste, en 1499, Ludovico fue derrocado por el nuevo monarca Luis XII de Francia. En 1500 fue arrestado en Novara y luego encerrado en Loches, donde finalmente murió.

Muerte

Sforza falleció encerrado en Loches, el 27 de mayo de 1508.

Continúa leyendo

Biografía

Gonzalo García de Santa María

Publicado

en

Biografía de Gonzalo García de Santa María
Tomada de phte.upf.edu

Biografía de Gonzalo García de Santa María

Gonzalo García de Santa María (1447 – 1521) fue un jurista, humanista e historiador del renacimiento español. Doctor en derecho, ejerció como jurisconsulto en Zaragoza bajo el reinando de Fernando el Católico. En 1501, Fernando le encargó en la redacción de la biografía de su padre el rey Juan II, que apareció publicada como Serenissimi Principis Joannis Secundi Aragonum Regis Vita. García influyo, como cronista de los reyes aragoneses, en el también humanista Lucio Marineo Sículo.

Bio

Descendiente de una familia de judíos conversos  radicada en Burgos,  se tienen testimonios de su labor intelectual a partir de 1469.  Entonces, aparece como jurista, y luego, ya doctor en Derecho, figura en el concejo de Juan de Lanuza, en el Justicia de Aragón. Fue así consejero y posteriormente lugarteniente del Justicia, puesto que tenia al ser acusado de incumplimiento del deber en el año 1497. Para entonces poseía también estudios de teología.

Amenazada su vida, en el año 1499 pidió la protección del rey Fernando II de Aragón y V de Castilla, más conocido como el Católico. Dos años después, el rey le hace encargo de una biografía de su progenitor Juan II, la cual apareció publicada como Serenissimi Principis Joannis Secundi Aragonum Regis Vita, siendo quizás una de sus obras más famosas.

En su testamento de 1519 da cuenta de su biblioteca, la más importante formada por un erudito del siglo XV. Además de cronista real y jurisconsulto, García fue también colaborador y editor del impresor Pablo Hurus.

Obras

Escribió varias obras de carácter moral y religioso, como los Evangelios y epístolas o la edición de la  Vidas de los santos religiosos de San Jerónimo. Tradujo obras latinas como los Dísticos de Catón y editó las obras Fori Aragonum (1497) y Constituciones Synodales Archiepiscopatus Cesaraugustani (1500).

Escrita en latín, su mayor aportación fue su obra histórica en torno a la Casa de Aragón. Se sabe realizó un árbol genealógico de la dinastía real,  donde planteaba el problema de la sucesión femenina de la Casa, así como una  Crónica de Aragón. Ambos escritos se han perdido. Su obra culminante fue la biografía de Juan II,  con la que influyó en Lucio Marineo Sículo.

García de Santa María falleció en Zaragoza en 1521.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad