Cheo Feliciano

Biografía de Cheo Feliciano

Cheo Feliciano (3 de julio de 1935 − 17 de abril de 2014) cantante y compositor. Nació en Ponce, Puerto Rico. Su nombre de pila fue José Luis Feliciano Vega. Sus padres Margarito Feliciano y Crescencia Vega de Feliciano, aunque tenían trabajos humildes; su padre era carpintero, siempre lo apoyaron en lo que pudieron e hicieron lo posible por brindarle una buena educación. Es considerado uno de los intérpretes de música latina más destacados durante la segunda mitad del siglo XX. Su música va desde los más variados géneros y estilos: ritmos más tropicales del son y la guaracha hasta el bolero y la canción romántica. Su familia era modesta y en su mayoría eran emigrantes.

En una entrevista Cheo Feliciano expuso que la pobreza no fue sinónimo de tristeza, en las reuniones familiares solía cantar boleros junto a su padre, con quien también apreciaba pasar el tiempo cocinando. Desde ese momento, comenzó a tocar la percusión en su ciudad natal y en 1952 se trasladó a Nueva York con su familia. El primer trabajo que obtuvo mientras estudiaba fue el de mensajero, y luego en el año 1955, se encontraba trabajando como atrilero en la orquesta del músico y cantante Tito Rodríguez. Desde la secundaria decidió que se dedicaría a la música. Empezó a tocar con varios grupos musicales como Ciro Rimac’s Review, Marianaxi de Luis Cruz y Kako y su Trabuco, además tuvo la oportunidad de colaborar con la orquesta de Tito Rodríguez.

Cheo Feliciano fue elegido cantante del Sexteto dirigido por Joe Cuba, esta formación fue muy importante en los sonidos tropicales porque innovaron con nuevas propuestas. Así que, pudo darse a conocer internacionalmente. Su carrera era fructífera, pero por desgracia se vio interrumpida por un grave problema de adicción a las drogas. Para el año 1965 tuvo que ausentarse de los escenarios porque este problema le quitó importantes contratos y la confianza de muchos artistas en su trabajo. Cheo Feliciano

vuelve al ruedo en 1971 invitado por las Estrellas de Fania para grabar el mítico concierto que reunió a los principales artistas salseros de la época: Ray Barretto, Pete Conde Rodríguez, Yomo Toro, Bobby Valentín, Héctor Lavoe y Willie Colón.

Gracias a Anacaona (1972), compuesto por Curet Alonso, se expresó que su forma de hacer música salsa era única, conservo algo de los ritmos del Caribe, como el son, el guaguancó, el merengue y la guaracha. Con el sello Fania tuvo un gran trabajo, grabó quince discos en solitario. Pero, para tener mucha más independencia decidió en 1983 fundar su propia empresa discográfica, Coche Records; ese mismo año grabó en directo un concierto celebrado en el Centro de Bellas Artes de la capital de Puerto Rico con el nombre 25 Años de Sentimiento. En 1984 fue homenajeado por Joe Cuba y Ruben Blades, en el concierto Tributo a Cheo Feliciano.

Estuvo en conciertos en varios países del mundo, Cheo Feliciano fue una de las estrellas invitadas del prestigioso Carnaval de Tenerife, en tres versiones entre 1982 y 1985. En 1992 retornaría a su tierra para actuar junto a otros artistas puertorriqueños en el marco de la Exposición Universal de Sevilla. Para ese momento, había firmado un contrato con el sello RMM del productor Ralph Mercado, uno de los más destacados de la música latina durante los años noventa, con el cual grabó cinco discos: Los feelings de Cheo, Cantando, Motivos (con este incursiono en el género del bolero), Un sólo beso y Una voz… mil recuerdos.

A lo largo de su vida recibió varios premios, distinciones y homenajes por ser uno de los mayores cantantes y compositores de salsa

y boleros. Tan solo en América recibió el Daily News Award, concedido por este prestigioso periódico neoyorquino; en Suramérica, la Copa de Oro en Venezuela, uno de los países que más le aplaudió; también el Latin New Award; y el premio Agueybaná, que le fue concedido en su isla natal. Sus principales temas y los más exitosos fueron: Anacaona, Canta, Sobre una tumba humilde, A las seis, Cómo ríen, El pito, El ratón, Salí porque salí, Juan Albañil y Amada mía.

Antes de morir lanzó sus últimas producciones como solista, fueron: En Cuba (1999), Una Voz… Mil Recuerdos (1999), Cosas del Alma (2002), En la Intimidad (2004), y Eba Say Ajá (2012). Lamentablemente, se supo la noticia de la muerte del gran Cheo Feliciano el 17 de abril de 2014, la muerte ocurrió por un accidente de tránsito en el Barrio de Cupey (Bajo) en la capital de Puerto Rico. Al parecer tuvo un microsueño mientras conducía y chocó contra un poste de tendido eléctrico. Recibió un fuerte golpe en el cráneo. La noticia fue confirmada por Oscar D’ León. Fue velado el 19 de abril en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan y fue sepultado en su ciudad natal de Ponce.

To Top