César Vallejo

Biografía de César Vallejo
Dominio público en los Estados Unidos

Biografía de César Vallejo

César Abraham Vallejo Mendoza, conocido mejor por su primer nombre y su primer apellido, César Vallejo, nació el 16 de marzo de 1892 en Santiago de Chuco, Perú, y murió el 15 de abril de 1938 en París, Francia. Es un reconocido poeta peruano considerado como uno de los mejores del siglo XX tanto en américa latina como en el resto del mundo.

César Vallejo fue el menor de los once hijos que tuvieron Francisco de Paula Vallejo Benítez y María de los Santos Mendoza Gurrionero. De niño estudió en el Centro Escolar Nº 127 en su pueblo natal, Santiago de Chuco, y terminó sus estudios secundarios en el Colegio San Nicolás de Huamachuco en 1909. Un año después, se matriculó primero en la Universidad Nacional de Trujillo en la Facultad de Letras, pero tuvo que retirarse por problemas económicos; luego ocurrió lo mismo en 1911 cuando se matriculó en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en la Facultad de Medicina de San Fernando.

En 1913 ingresa en la Facultad de Letras de la Universidad Nacional de Trujillo y se costea sus estudios trabajando de profesor, primero en el Centro Escolar de Varones Nº241 y luego en el Colegio Nacional de San Juan, lugar en el que llegó a dictarle clases a Ciro Alegría. En 1915 obtiene su título de bachiller gracia a su tesis El romanticismo en la poesía castellana.

«Hay soledad en el hogar sin bulla, sin noticias, sin verde, sin niñez». César Vallejo

A partir de ahí, comienza a frecuentar al grupo de la Bohemia trujillana, nombre con el cual se reunían varios intelectuales jóvenes de la época y de la ciudad de Trujillo; publica varios poemas en diarios y revistas y conoce a María Rosa Sandoval, quien lo inspiraría para la construcción de varios de los poemas de su libro más famoso. Sin embargo, María desaparece de su vida sin previo aviso. Años después se logró saber que escapaba de César Vallejo porque poseía una enfermedad mortal y no quería decírselo. Tal como ella sospechaba, la enfermedad cerró sus ojos en 1918.

En 1917, Vallejo llega a Lima, donde conoce a varios intelectuales de la capital, como José Carlos Mariátegui, Abraham Valdelomar, Juan Parra del Riego y Luis Alberto Sánchez. Aquí publica algunos de sus poemas en las páginas de la revista Suramérica. Al año siguiente, se hace profesor del colegio Barrós de Lima, y luego director cuando el anterior muere. Sin embargo, César Vallejo tuvo que retirarse del cargo por problemas amorosos que involucraban a la hija de un colega suyo, la cual tenía sólo 15 años. En 1919, se hace profesor de Gramática Castellana para el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe e inspector disciplinario. Para esta misma fecha, publica el que se volvería su libro más famoso, Los heraldos negros, aunque las ventas iniciales no fueron muchas.

En 1920 vuelve a Santiago de Chuco atormentado por la muerte de su madre, ocurrida dos años antes, y es ahí donde se le acusa de forma injusta de haber asaltado e incendiado la casa de la familia Santa María Calderón. De este encierro de 112 días sale el 26 de febrero de 1921 bajo libertad condicional, pues el caso nunca fue aclarado, aunque se sospecha que el juez que dictaminó la sentencia quería usar a Vallejo como escarnio para los jóvenes intelectuales comprometidos con la denuncia social. Una vez afuera, vuelve a Lima donde publica Trilce en 1922 y Escalas melografiadas en 1923. Sin embargo, aburrido de las dinámicas de su país, que ya lo habían encarcelado injustamente, decide usar el dinero que le debía el Ministerio de Educación para viajar a Europa en 1923, donde desembarca en París.

En esta ciudad sobrevivió gracias a las publicaciones que hacía para Alfar, para el diario España, para El Norte y para L’Amérique Latine, llegando algunas veces a dormir en la calle. Sin embargó, aquí conoció a grandes intelectuales como Vicente Huidobro, Pablo Neruda

, Tristan Tzara y Juan Larrea. Gracias al apoyo de Georgette Marie Phillippart Travers y la influencia que tuvo para él la lectura de Marx, viaja a Rusia en varias ocasiones, deteniéndose en importantes ciudades europeas como Praga, Viena y Budapest. En 1929, ya era corresponsal de El Comercio y de las revistas Mundial y Variedades. Pese a que por estas fechas escribió en los momentos que pudo, César Vallejo no pudo concluir ninguna de las obras en las que trabajaba por estar imbuido en la producción de los artículos que le daban de vivir.

De 1929 a 1934, es rechazado por varias editoriales debido al carácter ideológico de sus nuevas obras, profundamente marxistas. Así son rechazadas obras como Lock-out, Moscú contra Moscú, Entre las dos orillas corre el río, Rusia ante el segundo plan quinquenal, El arte y la revolución, Colacho Hermanos o presidentes de América y Contra el secreto profesional. En 1934 se casa con Georgette, quien abortó en varias ocasiones. Para 1936, y durante la Guerra Civil de España, apoya junto a Neruda la fundación del Comité Iberoamericano para la Defensa de la República Española.

Finalmente, el 15 de abril de 1938, César Vallejo muere debido a la reaparición de un paludismo que había sufrido en la infancia.

To Top