Alexander Graham Bell

Biografía de Alexander Graham Bell
Dominio público

Biografía de Alexander Graham Bell

Alexander Graham Bell (3 de marzo de 1847 – 2 de agosto de 1922), su ciudad natal fue Edimburgo, Escocia. Sus padres Alexander Melville Bell y Eliza Grace Symonds Bell. El segundo nombre «Graham» fue agregado cuando tenía 10 años. Tenía dos hermanos, Melville James Bell y Edward Charles Bell, ambos de los cuales murieron de tuberculosis. Su padre y su abuelo  eran expertos en la mecánica de la voz y la elocución, por su parte,  Eliza, estaba casi sorda, fue  una gran pianista y le inspiró a emprender grandes desafíos, además ella siempre inculcó en Alexander una curiosidad infinita por el mundo. Recibió un año de educación formal en una escuela privada y dos años en la Royal High School de Edimburgo. Aunque no fue un estudiante destacado, mostró una capacidad impresionante para resolver problemas.

Durante su juventud, Alexander Graham Bell asistió un periodo a la Universidad de Edimburgo y el University College londinense, pero no consiguió culminar sus estudios, así que su formación fue básicamente autodidacta. En su ciudad natal, conocida como la Atenas del norte, por su rica cultura de las artes y la ciencia, permitió a Bell explotar y potenciar los proyectos que tenía en su cabeza. Uno de ellos la investigación sobre la transmisión del habla.

La súbita muerte de su hermano mayor a causa de la tuberculosis, enfermedad que también había acabado con la vida de su hermano menor, repercutió negativamente tanto en la salud física y emocional de Alexander Graham Bell, por ello él y su familia se traslada en 1870 a Brantford, Canadá. Un año después Alexander se marcha a Boston, Estados Unidos, donde trabajó impartiendo clases Escuela Clarke para Sordos en Northampton, Massachusetts, y en la Escuela Americana para Sordos en Hartford, Connecticut. Y aprovechó para popularizar el sistema denominado lenguaje visible. Empezó a ser conocido en el mundo académico, la fama y los ingresos que adquirió permitieron que en 1872 fundara una escuela para sordomudos en Boston, Massachusetts, que más adelante se anexó a la Universidad de Boston, donde se desempeñó como profesor de fisiología vocal. Además, en este mismo año obtuvo la nacionalidad estadounidense.

«Cuando una puerta se cierra, otra se abre, pero a menudo vemos tanto tiempo y con tanta tristeza la puerta que se cierra que no notamos otra que se ha abierto para nosotros.» Alexander Graham Bell

Los espectaculares resultados de su trabajo pronto generaron una merecida reputación entre la comunidad científica, recibiendo ofertas de universidades para dar diversas conferencias, sus conferencias fueron de gran calidad, siempre mencionaba la obra de su padre, Visible speech, y daba pequeños avances sobre la máquina que hoy conocemos como teléfono. Para 1876 se desarrolló la exposición del Centenario en Filadelfia, en ese momento se lanzó su invento a todo el mundo. Luego se alió con un grupo de inversionistas liderados por Gardiner Hubbard con el fin de establecer una compañía de telégrafos federales para competir con Western Union, entablaron un acuerdo con la Oficina de Correos para enviar telegramas de bajo costo. Hubbard vio una gran oferta en el telégrafo armónico y defendió los experimentos de Bell. Organizando en 1877 la Compañía de Teléfonos Bell.

La compañía generó ingresos altos, tanto así que, con las ganancias, Bell en 1878 abrió la primera central telefónica en New Haven, Connecticut, Estados Unidos. En esta trabajó intensamente, pasaron más de 10 años para que se efectuara la primera llamada de larga distancia entre las ciudades de Boston y New York. En un primer momento, el teléfono elevó todo tipo de comentarios irónicos y poco creyentes, pero al revelarse como un medio de comunicación a larga distancia funcional, avivó controvertidos pleitos por la comercialización de la patente debido a que otros científicos estaban trabajando en la misma línea, incluyendo a un italiano-estadounidense Antonio Meucci. En 1880 le concedieron el premio francés Volta, otorgándole 50.000 francos, por su innovador invento y aporte a la humanidad. Con este dinero fundó el Laboratorio Volta en la ciudad de Washington, trabajando en colaboración con Charles Sumner Tainter, invirtieron el dinero y todas sus fuerzas en el desarrollo de un nuevo aparato, el fonógrafo, uno de los primeros sistemas de grabación de sonidos conocido. También realizó experimentaciones en comunicación, investigación médica y métodos de enseñanza del habla a los sordos, trabajando mancomunadamente con Helen Keller, entre otros personajes destacados.

«Una persona sin un fin práctico a la vista se convierte en una manivela o un idiota». Alexander Graham Bell

El padre de su esposa Mabel Gardiner Hubbard, se convirtió en el principal promotor de sus investigaciones. Fue uno de los cofundadores de la National Geographic Society y desde 1897 hasta 1904 se convertiría en el presidente. Esta ayuda le aporto mucho a la difusión de los inventos de Bell, por ejemplo: el audiómetro, utilizado para medir la agudeza de oído, la balanza de inducción y el primer cilindro de cera para grabar.

Tras su muerte el 2 de agosto 1922 en su propiedad en Nueva Escocia a consecuencia de complicaciones derivadas de su diabetes, dejó como herencia dieciocho patentes a su nombre y doce más con sus colaboradores. A lo largo de su vida, Bell trató de promover el avance del conocimiento científico, su labor fue reconocida por eso el día de su entierro los servicios telefónicos de los Estados Unidos se pararon durante un minuto en su honor.

To Top