Síguenos en redes

Escritores

Salvador Rueda

Salvador Rueda
https://www.instagram.com/p/B5neyx7iCkV/

Biografía de Salvador Rueda

Salvador Rueda (3 de diciembre de 1857 – 1 de abril de 1933) poeta. Nació en Benaque, Málaga, España. Es uno de los exponentes del movimiento del modernismo literario. Se crió en una familia humilde de origen campesino. Estudió latín y lírica española en la iglesia de su localidad. Se trasladó a Málaga para tener mejores opciones laborales. Su acercamiento a las letras comenzó con su interés por el periodismo. Trabajó en un diario de Andalucía y también en El Mediodía de Málaga. Escribió y compartió un poema en 1880, el poema se tituló Arcano. Gracias a este Gaspar Núñez de Arce le ofreció trabajo en La Gaceta de Madrid.

Durante su vida fue colaborador en importantes periódicos y revistas. Fue un escritor muy versátil; incursionó en géneros como la narración, teatro, ensayo y poesía, pero es más conocido en el mundo de la poesía. Su poesía muestra un espíritu poco disciplinado, por ello sus textos poseen diversos matices. Rueda es considerado un precursor del modernismo, de este modo, los poetas hispanoamericanos lo aceptaron como un referente.

En 1880 publicó: Renglones cortos, se caracterizó por el prosaísmo quintanesco. Posteriormente, publicó: Noventa estrofas, fue admirado por innovar en el tema de las formas métricas. El prólogo lo realizó Gaspar Núñez de Arce. Fue un estudioso de los clásicos españoles del Siglo de Oro, alentado por su amigo Alfredo Vicente, publicaba sus primeros “cuadros andaluces” en el diario madrileño El Globo. Publicó una serie de colecciones de cuentos ambientados en el folclor regional:

El patio andaluz (1886)

El cielo alegre (1887)

Bajo la parra (1887)

Granada y Sevilla (1890)

Tanda de valses (1891)

Sinfonía callejera (1896).

Debemos mencionar, sus primeras novelas:

El gusano de luz (1889)

La reja (1890)

La gitana (1892)

La cópula (1906) causó polémica por su visión del amor y el sexo, aunque estaba alejada de rayar con el moralismo fue tildada de impúdica.

Juan Ramón Jiménez lo nombró el colorista nacional. En sus siguientes años como poeta escribió:

Fuente de salud (1906) y Lenguas de fuego (1908). Luego viajó a Cuba, por orden de la Junta Facultativa de Archivos para estudiar los archivos de La Habana. En esta ciudad recibió varios reconocimientos. Posteriormente, estuvo en Argentina, Brasil y Filipinas. Tuvo una afección pulmonar que lo alejó de la actividad literaria, luego de su recuperación escribió: El milagro de América (1929). Al tiempo recibió su jubilación. Su vida terminó de manera tranquila, rodeado de familiares y amigos.

Escritores

Celebridades

Hostnew