Síguenos en redes

Filósofos

Parménides de Elea

Publicado

en

Biografía de Parménides de Elea
Foto: / CC BY-SA 3.0
Información personal
Nombre CompletoParménides de Elea / Παρμενίδης
OcupaciónFilósofo
NacionalidadGriega

Biografía de Parménides de Elea

Parménides de Elea (530 a. C. – 470 a. C.) filósofo y fundador de la ontología. Nació en la ciudad de Elea, colonia del sur de Magna, Grecia. Su padre, Pires, era parte de una familia rica y noble. Parménides fue discípulo desde edad temprana de Jenófanes, y luego se asoció con un pitagórico, Aminias, con el que tuvo una mejor conexión. Por otro lado, dice la tradición que fue discípulo de Anaximandro. En realidad, debemos mencionar que muchos datos sobre su vida son poco verídicos debido a la escaza información sobre su vida.

Parménides fue seguidor de Jenófanes de Colofón, fundador de la escuela eleática. Desde su juventud demostró el potencial de sus planteamiento e ideas. Enfatizó en el pensamiento político y aunque no fue un gran escritor, existen algunos testimonios que reflejan su postura. Su intervención en el gobierno, aunque no fue directa fue muy importante, realizó varias disertaciones sobre las leyes de la ciudad. Actualmente y desde que se conoció su pensamiento filosófico ha sido muy importante para el avance de esta disciplina gracias al rigor de sus argumentaciones y la profundidad de sus análisis.

Platón lo caracterizó como un hombre venerado y terrible, y lo más importante es que lo reconoció como padre espiritual. Su prestigio se justificó desde que Parménides sostuvo, y fue el primero, la superioridad de la interpretación racional del mundo y negó la veracidad de las percepciones sensibles: ver, oír o sentir esto no produce certezas, sino sólo creencias y opiniones. Lo anterior fue producto de múltiples debates, y hoy por hoy sigue siendo un tema de debate, a pesar de que se fundamente en fragmentos que se conservan de su única obra: Sobre la naturaleza, un extenso poema didáctico.

El poema consta de dos partes; en la primera de ellas se señala y recorre el camino necesario para llegar a la verdad, usando la razón como medio. La segunda parte explica el camino que conduce meramente a la opinión, en este caso el medio son los sentidos, estos posibilitan la llegada de las cosas. Naturalmente, su postulado y su idea de razón es lo que ha causado gran admiración por ser un planteamiento innovador en la filosofía del momento.  Es necesario mencionar que Parménides se alejó del principio común defendido en ese momento, el de los seres de la naturaleza.

Esto con la intención de acercarse a la cuestión desde una perspectiva racional, Parménides dejó de lado la observación naturalista y optó más bien, por la vía del intelecto, qué es lo que tienen en común todos los seres. Innegablemente todos los seres son, existen, hasta el punto de que los seres que no son no pueden considerarse seres. Siguiendo esta línea, el ruido o la luz son seres; el silencio o la oscuridad no existen, ya que esta es la ausencia de ruido y de luz. Claramente de esta consideración surgió su reconocido y muy estudiado principio: el ser es y el no-ser no es.  Parménides presenta este punto de partida en su poema como la primera de las revelaciones que recibe de una diosa.

Sólo a posteriori se capta su verdadero sentido y la naturaleza cuanto menos problemática de ese axioma. En síntesis, para este importante filósofo griego «el no-ser no es» significa que no existen la nada, el vacío o el espacio. Siguiendo los postulados de Parménides el ser o lo real es imperecedero y eterno: no puede proceder del no-ser, debido a que como mencionamos anteriormente este no existe. El ser es uno, continuo y macizo: no puede estar dividido en varios seres. El ser o lo real es idéntico a sí mismo en todas partes. Por último, el ser o lo real, es inmóvil e inmutable.

Por lo anterior, Parménides es considerado el fundador de la ontología; es una vertiente de la filosofía que enfatiza en el estudio del ser en cuanto ser. Parménides fue el primer filósofo que, sólo a través de la razón (y no por los sentidos) se llega a una verdad necesaria y racional. Dicho en otras palabras, Parménides identifica el plano lógico con el ontológico; según él, nada en el mundo puede contradecir lo que es forzosamente verdadero desde el punto de vista del pensamiento lógico. Su tesis afirma que la pluralidad y el movimiento al ser sometidos a un riguroso análisis lógico manifiestan su irracionalidad y, por ende, su imposibilidad.

Esta doctrina ha sido comparada y ha dado pie para muchas polémicas en la que no es posible afirmar si primero fue postulada por su contemporáneo Heráclito de Éfeso, para quien lo real se caracteriza precisamente por hallarse inmerso en un perpetuo devenir. El hecho es que dicha antinomia, fue percibida por los filósofos posteriores, que tomaron como labor la conciliación de ambas posturas. Para agrandar la labor se tomaron los postulados de otros filósofos como Empédocles y Anaxágoras, también el atomismo de Leucipo y Demócrito. Zenón de Elea fue el discípulo que más respeto los planteamientos de su maestro Parménides, cuya doctrina trató de probar a través de una serie de paradojas (como la de Aquiles y la tortuga) que luego de mucho tiempo fueron muy reconocidas y analizadas.

Para mencionar algunos filósofos y pensadores que analizaron y dieron un punto de vista sobre su pensamiento se encuentran: Platón, quien reconoció la importancia de sus planteamientos, pero no dudo en decir que era complejo entenderlo. Aristóteles reconoció la importante posición que ocupa Parménides dentro de los primeros filósofos, lo destaca del grupo de los monistas. Ahora bien, personajes como Hegel y Heidegger han reconocido los postulados de Parménides como el comienzo de la historia de la metafísica. Es correcto expresar que sus doctrinas tuvieron un fuerte impacto en el ambiente ateniense.

 

Artículos recomendados

Biografía

Giulio Cesare Scaligero

Publicado

en

Biografía de Giulio Cesare Scaligero
Rijksmuseum, CC0, via Wikimedia Commons

Biografía de Giulio Cesare Scaligero

Giulio Cesare Scaligero (23 de abril de 1484- 21 de octubre de 1558), también conocido como Julio César Escalígero o Julius Caesar Scaliger, fue un filósofo, médico y humanista italiano, cuya carrera discurrió principalmente en Francia.  Padre del reconocido erudito francés, Joseph Justus Scaliger, cambió su apellido de Bordon a Scaligero afirmando ser descendiente de la poderosísima familia Della Scala. En 1525 dejó Italia y se estableció en Agen como médico del obispo Angelo Della Rovere. Aunque arrogante y problemático, gozó del reconocimiento de sus contemporáneos. Se le debe la primera gramática científica del latín, su De causis linguae latinae.

Bio

Scaligero nació en Rocca di Riva, Italia, el 23 de abril de 1484, bajo el nombre de Giulio Cesare Bordon. Poco se sabe sobre sus primeros años, excepto que cambió su apellido por el de Scaligero para sustentar así su descendencia de los antiguos señores de Verona, la familia Della Scala. Estudió medicina e historia natural en Bolonia o también en Padua. En 1525, ya doctor, dejó Italia y se instaló en Agen, convertido en el médico del obispo Angelo Della Rovere. A partir de entonces, su vida transcurrió casi por completo en Agen. Con el tiempo se convertiría en ciudadano francés.

Erudito

Poco después de su llegada, Scaligero se dio conocer como erudito con la publicación de dos virulentos discursos, en 1531 y 1536, contra el Ciceronianus de Erasmo. Sin embargo, sus criticas escritas en un vigoroso y mordaz latín, se quedaron cortas al malinterpretar en gran medida el propósito de la burla de Erasmo a los excesos estilísticos de los ciceronianos. Pese a su disposición contenciosa, su reputación entre los contemporáneos fue alta. Gozó de un gran reconocimiento por sus investigaciones naturalistas y su defensa del aristotelismo contra el Nuevo Aprendizaje.

Obras

Excepto por un tratado sobre Hipócrates, De insomniis (1539), su trabajo académico se publicó tarde en su vida y consistió en gran parte en discusiones sobre autores estándar. Destacan, su diálogo De plantis (1556), un comentario en torno  al libro de las plantas atribuido erróneamente a Aristóteles, y su Exercitationes exotericae de subtilitate (1557), donde discute problemas científicos y metafísicos planteados por el eminente naturalista italiano Gerolamo Cardano en De subtilitate rerum. También dejo un comentario inacabado sobre Aristóteles, que se publicó en 1619, y otro sobre Teofrasto aparecido en 1644.

Entre sus obras más conocidas se encuentra De causis linguae latinae (1540), un temprano intento de discutir los principios de la gramática latina. No obstante, Poetice (1561), fue su libro más leído. En él, la retórica y la poética grecorromanas son utilizadas como base para la crítica literaria, y su exposición de los criterios aristotélicos para la tragedia contribuyó mucho a que sus contemporáneos se inclinaran posteriormente hacia el clasicismo. Como humanista, estuvo principalmente interesado en la comprensión y evaluación crítica de las obras y escritores antiguos. Su enseñanza impresionó a toda una generación de eruditos en la gran era del renacimiento francés.

Con su Exercitationes, influyó sobre historiadores naturales, filósofos y científicos como Francis Bacon, Lipsius,  Gottfried Wilhelm Leibniz, y Johannes Kepler.  Leibniz y Sir William Hamilton lo consideraron el mejor exponente moderno de la física y la metafísica de Aristóteles.

Vida personal

En 1528 se casó con Andiette de Roques Lobejac, una huérfana de 16 años, con la que tuvo quince hijos, entre ellos el erudito francés Joseph Justus Scaliger.

Scaliger falleció en Agen  el 21 de octubre de 1558, a la edad de 74 años.  

Continúa leyendo

Biografía

Lorenzo Valla

Publicado

en

Biografía de Lorenzo Valla
Rijksmuseum, CC0, via Wikimedia Commons

Biografía de Lorenzo Valla

Lorenzo Valla (1407 -1457) fue un filósofo, educador y humanista italiano. Enseñó en Pavía hasta 1433. Tras viajar por varias ciudades, se estableció en Nápoles en 1437, donde junto con Antonio Beccadelli estuvo bajo la protección de Alfonso V de Aragón, futuro rey de Nápoles.  Con los años fue nombrado secretario apostólico, trasladándose a Roma en 1448. Su obra  Declamatio (1440), le valió una acusación en el tribunal de la Inquisición y sus ideas anticiparon las opiniones de los reformadores protestantes

Vida

Valla nació y creció Roma, hijo de un abogado que trabajaba empleado en la corte papal.  Su familia era de Piacenza. Hasta los 24 años, pasó la mayor parte de su vida en Roma, donde estudió gramática y retórica latina. Incapaz de obtener un puesto como secretario en la corte papal, en el año 1430 abandonó Roma y pasó los siguientes años vagando por las ciudades del norte de Italia. Así, hasta 1433, enseñó retórica en la Universidad de Pavía. Durante su estancia, hizo pública la obra De voluptate, un diálogo sobre el placer y  la naturaleza del verdadero bien que sorprendió a muchos de sus lectores al defender el pensamiento de Epicuro,  ya pasado de moda por ese entonces.

Más tarde, Valla atacaría el estoicismo. Causo una mayor sensación cuando atacó el latín utilizado por el célebre abogado del siglo XIV Bartolus. Entonces, la facultad de derecho en Pavía se ofendió y Valla consideró conveniente irse.

Corte napolitana

Vivió en Milán y Génova antes de establecerse en 1437 en Nápoles, bajo la protección Alfonso V de Aragón, quien fuera rey de Nápoles entre 1442 y 1458.  Al igual que el humanista Antonio Beccadelli, fue secretario e historiador en la corte del rey. Permaneció más de una década al servicio de Alfonso y fue durante ese periodo que escribió sus libros más importante, como Disputationes dialecticae (1439),  en la que fue critico con el aristotelismo medieval y el tratado latinista Elegantiae linguae latinae (1444).

Declamatio

Su obra más conocida y también más controversial fue Declamatio (1440), cuyo titulo completo era De falso credita et ementita Constantini donatione declamatio. En la obra, Valla no sólo atacaba el crudo latín de Constantino, sino que también negó que el emperador  hubiera dado  territorio alguno a la Iglesia. La obra fue, entonces, muy discutida por cuestionar el poder temporal del papa. Por ello, se lo acusó ante la Inquisición, sin embargo Lorenzo supo defenderse con la publicación de Apologia adversus calumniatores en 1444. También  jugó un papel importante la protección que tenía como secretario de la corte del rey napolitano.

Últimos años en Roma

Nombrado secretario apostólico, Valla regresó a Roma en 1448. En Roma, ejerció varios cargos en la curia papal y enseñó retorica hasta su muerte. Además de sus comentarios y escritos, Valla tradujo y difundió  textos griegos y latinos. Tradujo, entre otros, los trabajos de Homero, Esopo y Herodoto e hizo una comparación entre Cicerón y Quintiliano, titulada Comparatio Ciceronis Quintilianique (1428), la cual se perdió.

Poco después de su regresó a Roma,  escribió In Novum Testamentum adnotationes (1449), con el consejo y apoyo de los cardenales Bessarion y Nicolás de Cusa.  La obra no comenzó a imprimirse hasta 1505, pues en ello le faltaba respeto a San Jerónimo, el presunto autor de la traducción latina de la Biblia. Durante la Contrarreforma, la obra fue puesta en el Índice, la lista de libros condenados por la iglesia católica. Sus criticas y opiniones en contra de las tradiciones medievales, anticiparon en cierto grado los puntos de vista de los reformadores protestantes.

Valla falleció en Roma el 1 de agosto de 1457.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Prosper Enfantin

Publicado

en

Biografía de Prosper Enfantin
Bibliothèque nationale de France, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Prosper Enfantin

Barthélemy Prosper Enfantin (8 de febrero de 1796 – 1 de septiembre de 1864) fue un reformador social y teórico político francés, miembro fundador del movimiento sansimoniano. Hijo de un banquero, tras sus estudios en la École polytechnique, Enfantin viajó mucho. En París, entró en contacto con varias sociedades secretas y presentado al  reformador social Claude-Henri de Rouvroy St. Simon, se convirtió en uno de sus más fervientes seguidores. Después de la muerte de St. Simon en 1825, Enfantin y Amand Bazard emergieron como los lideres del movimiento.

Bio

Enfantin nació en París, hijo de un banquero del Delfinado. Cursó sus primeros años de formación en un liceo y en 1813 fue enviado a la École polytechnique de París.  Una vez graduado, comenzó a trabajar inicialmente para un comerciante de vinos, con el que viajó a Alemania, Rusia y Reino Unido.

 En 1821 ingresó en una casa bancaria recién establecida en la ciudad de San Petersburgo, pero dos años más tarde regresó a París. Ya en París, fue nombrado cajero de la Casa Hipotecaria.  Entró en contacto y frecuentó diversas sociedades secretas, siendo miembro de la sociedad de los Carbonari.

Saint-Simon y el movimiento sansimoniano

Cuando su amigo Olinde Rodríguez, le presentó al reformador social Claude-Henri de Rouvroy St. Simon  en 1825,  se convirtió inmediatamente en uno de sus más fervientes seguidores. Enfatin se afilió desde entonces a la versión del socialismo utópico de Saint-Simon. Ayudó a organizar Le Globe, un foro importante para las ideas sansimonianas, y una vez muerto Saint-Simon, emergió como uno de los líderes más reconocidos del movimiento.

Junto con Amand Bazard, fue nombrado padre supremo del movimiento. A diferencia de Barzad, quien se había inclinado por el cambió político, Enfantin favorecía una revolución moral y social apolítica. El antagonismo entre los dos creció cuando Enfantin anunció su teoría de la relación entre la mujer y el hombre, sustituyendo la “tiranía del matrimonio” por un sistema de “amor libre”.

A menudo fue llamado “Père Enfantin” (Padre Enfantin) por sus seguidores, quienes habían formado su propia comunidad modelo en Ménilmontant para mayo de 1832. La comunidad duró poco, pues el “Père” fue encarcelado en agosto del mismo año, acusado de patrocinar una sociedad secreta ilícita y fomentar prácticas contrarias a la moral pública.

Enfantin en Egipto

Tras su liberación, Enfantin y algunos discípulos se trasladaron Egipto. Allí por corto tiempo predicó con fuerza sus puntos de vista acerca de las relaciones de género y el nuevo cristianismo. Al mismo tiempo, impuls la construcción de un canal que uniera el Mediterráneo y el Mar Rojo: el futuro canal de Suez. Sin embargo, tras fallar en ambas empresas regresó a París en 1837. Por sus talentos técnicos, se convirtió en miembro de la Comisión Científica de Argelia.

Obras

A lo largo de su vida, Enfantin fue un prolífico escritor . En 1829 publicó Doctrine de St. Simon y tres años después  Religion Saint-Simonienne. Économie politique et politique (Religión de San Simón. Economía política y política). A este le siguieron sus Correspondencias Políticas (1835-1840), Correspondencias filosóficas y religiosas (1843-1845) y Colonización de Argelia (1843).

Poco antes de su muerte escribió La Vie eternelle, passée, présente, future (Vida eterna, pasado, presente, futuro, 1861), una especie de testamento espiritual. Asimismo, se publicó una edición de 47 volúmenes de obras combinadas de Saint- Simon y Enfantin.

Últimos años

Gracias en gran parte a la influencia de amigos y antiguos alumnos,  Enfantin fue invitado en 1845 a unirse a la formación de la Compañía de Ferrocarriles de Lyon. Pronto se convirtió en su primer director y protagonista. Fue una voz influyente en la planificación técnica y fiscal de Francia y uno de los primeros en abogar por la creación del Crédit Foncier, el banco hipotecario francés.

Enfantin falleció en París el 1 de septiembre de 1864.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad