Inicio » Religión » María Magdalena

Biografía de María Magdalena

María Magdalena (Siglo I d.C) Seguidora de Jesús de Nazaret, comúnmente recordada por habar lavado sus pies con lágrimas. Durante muchos años María Magdalena fue considerada una de las devotas de Jesús más apreciadas y cercanas a él. No obstante, en el Siglo VI esto cambio gracias al sermón del Papa Gregorio Magno. Desde entonces Magdalena, fue vista como una prostituta y pecadora arrepentida. En la Biblia se la menciona en cuatro ocasiones, siendo la primera testigo de la resurrección de Jesucristo. Con el paso de los años, ha surgido nueva información sobre su lugar entre los seguidores de Jesús y su importancia.

Datos biográficos

Sobre María Magdalena existe poca información, lo único que se conoce de ella proviene de los Evangelios y otros textos descubiertos. Se sabe que nació cerca del año 20 d.C y su nombre deriva de Magdala, una población ubicada a la orilla del mar de Galilea, cercana a Tiberíades, en la que Jesús la encontró por primera vez. En ese encuentro, San Lucas la introdujo como una pecadora, sin embargo, no afirmó que haya sido prostituta, como se ha mencionado comúnmente.

Unos momentos más tarde, mientras Jesús cenaba, María Magdalena se arrojó a sus pies llorando, los limpió con sus cabellos y ungió con un perfume que llevaba. Aunque muchos de los presentes recriminaron las acciones de María, Jesús la acogió, perdonó sus pecados y permitió que lo acompañara junto los demás seguidores.

María Magdalena, acompañó a Jesús y sus apóstoles en sus viajes por Galilea. Hizo parte del grupo de mujeres que le servían, en el que estaban otras Marías, por lo que es bastante común que se la confunda con María Betania, la hija de Lázaro o con María, otra seguidora de Jesús que fue presentada como la pecadora. Tras la resurrección de Jesús, María Magdalena continuó difundiendo la palabra.

Muerte

Existen diferentes versiones sobre la muerte de María Magdalena. En una se menciona que esta pasó sus últimos años de vida en aislada en una cueva rezando. Mientras que otras ocasiones se comenta que esta vivió con Santa María y San Juan en el Efeso hasta su muerte.

María Magdalena en las Escrituras

María Magdalena fue mencionada en la Biblia en cuatro ocasiones, la primera vez fue en el Evangelio de San Lucas versículo 8,2, en el que se comenta que Jesús sacó de ella siete demonios. Fue mencionada nuevamente en el Evangelio de San Lucas versículo 8,3, en este se comenta que María siguió a Jesús para servirle con sus bienes junto a otras mujeres, también ayudadas por él.

María fue mencionada por tercera ocasión en los evangelios de San Mateo (Mt 27,55), San Juan (Jn 19, 25) y San Marcos (Mc 15, 40), como una de las personas que acompañaron a Jesús durante su crucifixión. Aparece por última vez en el Evangelio de San Juan versículo 20,13, en este se dice que María fue la primera testigo de la resurrección de Jesús.

San Juan 20:13

«Y ellos le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? Ella les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto.

Al decir esto, se volvió y vio a Jesús que estaba allí, pero no sabía que era Jesús.»

El Papa Gregorio Magno y María Magdalena

En el siglo VI, su imagen de mujer devota cercana a Jesús fue cambiada debido al sermón del Papa Gregorio Magno. En este el pontífice resta importancia a la devota, presentándola sólo como una pecadora arrepentida. Desde entonces la Iglesia Católica, se encargó de restarle importancia a la labor de María con los discípulos, su imagen paso a ser la de una prostituta que se arrepintió y siguió a Jesús fielmente.

Lo anterior ha sido cuestionado en los últimos años a luz de los nuevos textos descubiertos. En estos se deja en claro que María Magdalena era una de las seguidoras de Jesús más apreciadas y cercanas a él. Incluso se ha mencionado que esta ocupaba un lugar más alto en la jerarquía que los mismos discípulos, ya que, Jesús compartía con ella sus conocimientos de manera abierta. Todo esto es mencionado en los textos apócrifos comúnmente divulgados por estudiosos del tema y gnósticos.

Evangelio de María Magdalena

En el Evangelio de María Magdalena, uno de los textos apócrifos encontrados en el siglo XIX, puede apreciarse claramente el lugar que esta ocupaba entre los seguidores de Jesús. Sin embargo, la información encontrada en este no ha sido aceptada por la Iglesia Católica.

“Pedro le dijo a María: “Hermana, sabemos que el Salvador te amó más que el resto de las mujeres.

Dinos las palabras del Salvador que recuerdas y que tú conoces, pero nosotros no las conocemos, ni las hemos oído”.

Cabe mencionarse, que el punto de vista de la Iglesia Católica con respecto a María Magdalena ha cambiado con el paso de los años, aunque aún no se acepta lo mencionado en los textos apócrifos sobre su liderazgo.