Síguenos en redes

Religión

Jesús de Nazaret

Publicado

en

Biografía de Jesús de Nazaret
El Cristo Pantocrátor del mosaico Deesis (siglo XIII) en Hagia Sophia (Estambul, Turquía)
Información personal
Nombre CompletoYeshúa o Yahshua
Causa de MuerteCrucifixión
OcupaciónLíder religioso, predicador
SeudónimoJesucristo
NacionalidadImperio Romano
Padres

María y José de Nazaret

Biografía de Jesús de Nazaret

Jesucristo, también conocido como Jesús de Nazaret, Cristo, o simplemente Jesús; cuyo nombre hebreo original era Yeshúa o Yahshua que significa “La salvación” o “Yahweh salva” que es una contracción de Yahoshua, que significa “El Señor que es la Salvación”. Es la figura sobre la cual se fundamenta el cristianismo y una de las más difundidas en la cultura de occidente, ya que no solamente es considerado por las diversas denominaciones cristianas como el hijo de Dios, sino también como su encarnación, es decir, es Dios hecho hombre, que vino a la tierra con la misión de dar salvación a la humanidad del pecado, a través de su mensaje y su sacrificio en la cruz. Motivo por el que se le llamó “Cristo” un término griego que significa “Ungido”, equivalente al hebreo “Mashíaj”, traducido como “Mesías”.

Como ocurre con la mayor parte de los fundadores de las religiones, la vida de Jesús de Nazareth se encuentra muy poco documentada por parte de escritores no creyentes. Sin embargo, podemos mencionar a Josefo (año 93), Plinio (112), Tácito (116), Suetonio (120), como algunos de los escritores, cuyas menciones corroboran la existencia histórica de Jesús. Su vida y obra es vastamente cubierta por parte de sus discípulos y seguidores, como es el caso de los cuatro Evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), los cuales constituyen la principal fuente histórica acerca de su vida.

 

Ubicación histórica de la existencia de Jesús

Los historiadores han reconstruido, a grandes rasgos y en lo esencial, lo que fue la existencia de Jesús en términos de espacio y tiempo. Jesús vivió en Palestina, sobre todo en Galilea; en Cafarnaum, así como en Jerusalén, capital de Judea. Su existencia puede situarse históricamente gracias a un punto seguro de referencia: Juan comenzó a predicar y a bautizar en el Jordán durante el año que siguió a octubre del 27, o al mes de agosto del año 28. Jesús murió un viernes 14 de Nisán (la víspera de Pascua judía), lo que permite dos dataciones probables: el 7 de abril del 30, o el 3 de abril del 33.

«El hijo de Dios con su encarnación se ha unido, en cierto modo, con todo hombre. Trabajó con manos de hombre, pensó con inteligencia de hombre, obró con voluntad de hombre, amó con corazón de hombre. Nacido de la Virgen María, se hizo verdaderamente uno de nosotros, en todo semejante a nosotros, excepto en el pecado». Concilio Vaticano II

Antes de la era cristiana, los años se contaban a partir de la fundación legendaria de la ciudad de Roma, (año 754 a. C). Con la expansión del cristianismo, se empezaron a contar los años a partir del nacimiento de Cristo. Un error de cálculo de Dionisio el Exiguo (quien introdujo en el siglo VI el cómputo actual), hizo creer que el nacimiento de Cristo había tenido lugar 754 años después de la fundación de Roma, mientras que una serie de estudios más precisos, llevaron a la conclusión que había sido el 747 o 748.

Así se explica, justamente, porque el nacimiento de Jesús se sitúa 6 o 7 años antes de la era cristiana.

 

Vida de Jesús de Nazaret

Según las dataciones históricas mencionada, se cree que nació aproximadamente en el año 6 a. C., en el seno de una familia humilde de Nazaret

. Siendo la joven María (Miriam) y José (Yosef), quienes se hicieron sus padres adoptivos, ya que, como se afirma en la Biblia, el nacimiento de Jesús fue de carácter sobrenatural debido a que no fue producto de una intervención sexual, sino que el mismo Dios escogió a María (cuando esta era virgen) para que llevara a su hijo en el vientre, de manera que este fuera una concepción por el espíritu, hecho del que ella tuvo noticia por el ángel Gabriel que se le apareció y se lo comunicó.

Pese a que tradicionalmente en el calendario romano (que es el que la mayoría del mundo está inscrito) se cree que el nacimiento de Jesús de Nazaret fue el 24 o 25 de diciembre, la verdadera fecha según el calendario hebreo es en el mes de Tishrei (septiembre-octubre), en el cual los judíos celebran la fiesta de Sukkot.

Luego de sufrir las persecuciones del Rey Herodes que llevaron a que la familia se refugiara durante un tiempo en Egipto, su infancia se desarrolló sin alteraciones en la ciudad de Nazaret. Alrededor de los 30 años, Jesucristo, comenzó a constituirse como un maestro de la Ley o Rabino, a través de sus predicas, adhiriéndose a las predicaciones que venía dando Juan El Bautista.

«Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros». Jesús de Nazaret

Un día, luego de una de sus predicas, Jesús de Nazaret, se hizo bautizar por Juan en el río Jordán, y en ese momento tuvo lugar el primer anuncio de su vínculo con Dios, ya que Juan, afirmó que Jesucristo era el mesías que Dios que había prometido. Posteriormente, el Bautista fue capturado y decapitado por Herodes por hacer tales afirmaciones. Entonces Jesús, se hizo cargo de la tarea iniciada por él y comenzó a predicar su verdad.

Durante ese tiempo, Jesucristo, reclutó a algunos hombres que se dedicaban a profesiones como la pesca o la cobranza de impuestos, que más tarde, se convirtieron en sus doce apóstoles y lo acompañaron en su recorrido evangelizador.

La predicación de Jesucristo, consistía en una revisión de lo establecido en la Ley a través del uso de palabras sencillas y un lenguaje poético, sumándole a lo ya establecido, conceptos como el amor al prójimo, el desprendimiento de los bienes materiales, el perdón, y la esperanza en la vida eterna. Además, el uso de métodos de enseñanza como la parábola. Así, los más humildes comenzaron a identificarse con su propuesta y se propagaron las noticias de los numerosos milagros (sanidades, resurrección de personas fallecidas, etc.) que iba realizando.

Su gran acogida en el pueblo, más las acusaciones de hipocresía moral a los fariseos, provocaron que la autoridad oficial viera en Jesús de Nazaret una amenaza.

Así es que, fue denunciado ante el gobernador romano: Poncio Pilatos, por supuestamente haberse autoproclamado Rey de los Judíos y Mesías. Cabe señalar, que, en realidad, Jesús siempre habló del reino de Dios y no de uno terrenal.

Entonces el gobierno comenzó a cercarlo, sin embargo, Jesús ya sabía que el final de sus días en esta tierra estaba pronto, así que reunió a sus discípulos en lo que se denominó “La última Cena”

para despedirse de ellos y encomendarles una misión especial.

Así, fue apresado en el Monte de los Olivos mientras oraba, según se narra, con la colaboración de uno de sus discípulos: Judas Iscariote, quien lo traicionó por treinta monedas de plata. Tal situación, dio inicio a un proceso en el cual fue violentamente maltratado, antes de ser finalmente crucificado en el Gólgota. Según los relatos bíblicos, tres días después, resucitó y ascendió a los cielos.

Así, los apóstoles fueron los responsables de continuar la difusión de su mensaje por todo el mundo, lo cual hicieron de manera tan exitosa que hoy en día el cristianismo goza de gran acogida y popularidad alrededor del planeta.

«Yo soy la resurrección y la vida: el que tiene fe en mí, aunque muera vivirá; y todo el que está vivo y tiene fe en mí, no morirá nunca». Jesús de Nazareth (Juan 11, 25)

 

Datos curiosos de Jesús

Jesucristo: Jesu-Cristo no es un nombre compuesto, sino una profesión de fe que dice «Jesús es el Cristo». Con esto se quiere decir que Jesús de Nazaret, único, es simultáneamente el Cristo enviado por Dios, el señor y Mesías ungido por el Espíritu Santo.

Mito de Jesús: En el siglo II, numerosos escritos apócrifos han permitido a la imaginación popular representarse a Cristo de manera legendaria. El tratamiento que dan dichos escritos a su vida es de una serie de acontecimientos maravillosos, los cuales no pueden sustentarse históricamente, y que pertenecen al mito de Jesús.

No escribió nada: Conversaba, convivía con el pueblo bajo y hablaba a un público oprimido. Las ideas del Nazareno nunca fueron escritas por él, fueron transmitidas en una literatura popular oriental, helenizadas después, y convertidas en la más difundida religión de la historia.

Historia

El Árbol de Navidad

Publicado

en

Árbol de navidad
Tomado de: https://www.instagram.com/p/BqZ9YlqA4WT/

Historia del Árbol de Navidad

El Árbol de Navidad. Es un elemento muy popular en la temporada navideña. En los primeros tiempos se utilizaban los árboles de pino de menor tamaño. Aunque ahora, se compran arboles sintéticos de plástico y otros materiales con forma de pinos. Se decora con adornos como bolitas de colores de cristal u otro material menos frágil, luces, estrellas, lazos, espumillones, guirnaldas u otras decoraciones. La estrella es la representación de la estrella de oriente mencionada en San Mateo, fue la estrella que referenciaron los Tres Reyes Magos para guiarse y llevar los regalos al niño Dios. Los regalos se suelen ubicar debajo del árbol y son repartidos el día de Noche Buena. En el árbol de Navidad también se suele poner motivos alusivos a la Navidad, y luces que significan la esperanza y la alegría de esta época de reflexión y unión.

 

Origen del Árbol de Navidad

Según hipótesis su origen se remonta a los Celtas de Europa Central, quienes representaban con los árboles sus Dioses. Se celebraba la existencia del Dios del Sol y la fertilidad con un gran árbol, el Árbol del Universo, del cual se decía que en su copa se encontraba el cielo y en sus raíces profundas el infierno. Con los años y la expansión de la religión católica se empezó a reemplazar el árbol al Dios Odín por un pino para honrar al Dios cristiano. Se dice que esto fue gracias a las enseñanzas de San Bonifacio, evangelizador de Alemania. Él cortó un árbol que representaba al Yggdrasil (o un árbol consagrado a Thor), y en su lugar plantó un pino, especie perenne, que sirvió para simbolizar el amor de Dios.

El árbol fue decorado con manzanas que representaban el pecado original y con velas que representan la luz de Jesucristo. Como podemos ver el cristianismo empezó a adoptar la idea del árbol para honrar a Cristo. En este sentido, el primer árbol de Navidad formal apareció en Alemania en el año 1605, y de ahí fue extendiéndose a todo el mundo cristiano. Décadas después se sumó la figura de Santa Claus, conocido también como Papá Noel en las regiones latinoamericanas, y como una estrategia comercial se empezaron a regalar presentes en la noche de Navidad, estos regalos se ubican previamente debajo del árbol de Navidad.

Este elemento tan popular en la actualidad, llegó A Finlandia en el año 1800, mientras que a Inglaterra lo hizo 29 años después, y en el Castillo de Windsor se vio por primera vez en 1841, de la mano del príncipe Alberto. En España empezó a popularizarse desde el año 1870, luego de que una princesa de origen ruso llamada Sofía Troubetzkoy, viuda del duque de Morny, contrajo segundas nupcias con el aristócrata español José Osorio y Silva, marqués de Alcañices. Por ello, la viuda instaló el primer árbol navideño en su residencia: el palacio de Alcañices ubicada en Madrid.

En Guatemala, la costumbre de armar el Árbol de Navidad llegó durante la guerra cuando se instalaron bases norteamericanas, los soldados y oficiales fueron los responsables de propagar la costumbre, cuando se celebró la Navidad en el Club Americano. Por ende, las familias guatemaltecas pudientes de la época copian la costumbre. Pasando los años la costumbre se propagó a varias capas de la sociedad. La del pinabete guatemalteco empezó a escasear por lo que las autoridades ambientales prohibieron su comercialización y sugirieron el uso de árboles sintéticos.

 

Elementos decorativos del árbol de Navidad

Bolas de motivo navideño: estas asemejan las manzanas que colgó San Bonifacio en representación del pecado capital.  Actualmente son bolas de color llamativos y alusivos a la Navidad: rojo, blanco y verde.

Estrella: ubicada en el pico del árbol, representa la fe que guía la vida del cristiano, recordando a la estrella de Belén.

Esfera: representando con ellas las tentaciones. Hoy día, se acostumbra a simbolizar los dones de Dios a los hombres.

Lazos y guirnaldas: se usan para representar la unión de las familias y personas queridas alrededor de la Navidad y el nacimiento del Niño Dios.

Luces: representan la luz de Cristo.

El árbol de Navidad también representa al árbol de la Vida o la vida eterna, por ser un pino, una especie de tipo perenne. Por otro lado, el árbol navideño, simboliza la descendencia y brote del Árbol de Jesé que sería Jesús.  La forma triangular del árbol representa a la Santísima Trinidad.

Continúa leyendo

Historia

Historia de la Navidad

Publicado

en

Historia de la Navidad
Pixabay / Libre de derechos

Historia de la Navidad

La Navidad es una festividad cristiana celebrada en la mayor parte del mundo desde el siglo IV d.C. Se conmemora el 25 de diciembre debido al sincretismo cultural entre el nacimiento de Jesús de Nazaret y varias fiestas paganas de origen romano y celta. Debido a la primera causa, la palabra Navidad guarda relación con Natividad en español.

Aunque es cierto que ni el Antiguo Testamento ni el Nuevo Testamento dicen de manera explícita la fecha en que nació Jesús, si se puede dilucidar el día del nacimiento a partir del Evangelio según Lucas. Aquí se afirma que Jesús nació seis meses después de Juan el Bautista. Y en Crónicas se dice que en el templo había 24 sacerdotes que oficiaban por turnos. Y que Abdías era el octavo, por lo que se puede deducir que sirvió en los primeros días de junio. Siguiendo estos cálculos, y suponiendo que tanto la madre de Juan como la de Jesús tuvieron embarazos normales, Bautista debió nacer en marzo y Jesús en septiembre. Aunque hay varias hipótesis, una de ellas basada en los Manuscritos del Mar Muerto, en la que Jesús nació el 6 de enero o en el mes de diciembre o en el de junio.

Sin embargo, no fue sino hasta el año 350 d.C. cuando el 25 de diciembre quedó como la fecha oficial del nacimiento de Cristo. Todo ocurrió en el Imperio Romano, donde se acostumbraba a celebrar los saturnales, una festividad que duraba siete días en honor a Saturno (Cronos), y que llegaba a su clímax el 25 de diciembre. El papa Julio I solicitó entonces que el nacimiento de Jesucristo tuviera lugar en esa fecha para que los romanos pudieran convertirse con mayor facilidad al cristianismo. Y ya en el año 354 d.C., el papa Liberio convierte en realidad la petición de su antecesor. En el año 379, se puede encontrar por primera vez la referencia a un banquete en Constantinopla, como los realizados hoy en día, bajo el arzobispado de Gregorio Nacianceno.

Hasta nuestros días, la Navidad ha estado prohibida en varias partes y por varias razones. En la época de la Reforma protestante, se prohibió por su estrecha relación tanto con la iglesia católica como con las antiguas tradiciones paganas. En Inglaterra, mientras tenía lugar la Guerra civil inglesa en el año de 1647, fue prohibida por los gobernantes puritanos; pero la gente no estuvo de acuerdo y se manifestó en varias ciudades, al punto de tomar Canterbury. En 1660, la prohibición fue levantada, aunque parte del clero seguía viendo la celebración con recelo. De la misma forma, en 1659, la Navidad fue declarada ilegal hasta 1681 por la influencia de los puritanos provenientes de Nueva Inglaterra. Fue necesario entonces que, en la primera mitad del siglo XIX, algunos intelectuales salvaran la tradición. Por ejemplo, Charles Dickens escribió en 1843 Un cuento de Navidad, que resultó indispensable para la restauración de la festividad.

En un comienzo, la Navidad era una fiesta donde se compartía en familia, pero luego pasó a ser una celebración en la que se repartían regalos. Esto se debe a la antigua tradición romana de los saturnales de compartir presentes, y a la figura de Papá Noel, que tiene su origen en San Nicolás de Bari. Este nació en Turquía aproximadamente en el año 280 d.C., y es en este país donde se han recogido varios relatos claves para su transición al Papa Noel actual. En uno de ellos, restaura la salud de varios niños acuchillados. Por esto se le asocia con la niñez. Y se le relaciona con los obsequios gracias a un relato en el que ayuda al padre de tres jovencitas sin dote, a las cuales les da bolsas llenas de oro para que pudieran casarse.

Ya en 1863, San Nicolás pasa a ser un gordito con barba y traje de mangas blancas por las ilustraciones que hace Thomas Nast para sus tiras cómicas de Navidad en la revista Harper’s Weekly. Luego la Lomen Company le agrega a la figura de Papá Noel su residencia en el Polo Norte y el trineo tirado por renos. Y en 1931, Coca-Cola contribuye a la popularización de los colores rojo y blanco, así como de la figura en sí. Es así como a la costumbre de recibir la época en familia, se volvió una necesidad de dar obsequios a los demás, y en especial a los niños.

Entre sus costumbres, más allá del intercambio de presentes, podemos encontrar la decoración luminosa y el introducir un pino en la casa, debajo del cual se pondrán los regalos; la corona de Advenimiento puesta en algún sitio del hogar y la cena de pavo, cordero o cerdo; la Novena de Aguinaldos y los villancicos; la realización de un pesebre, las medias llenas de dulces y las tarjetas Navideñas; entre muchas otras.

Continúa leyendo

Biografía

Sem

Publicado

en

Biografía de Sem
James Tissot, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Sem

Sem (en árabe Sām o en hebreo Šēm o Shem), fue uno de los tres hijos del patriarca Noé. Era el segundo mayor, seguido por Cam y menor que Jafet. Al igual que sus hermanos se salvó del Gran Diluvio con el arca que construyo su padre. Los judíos lo han considerado una figura histórica: es el padre de los semitas y de su descendencia brotó el pueblo de Israel. Debido a la maldición que impuso Noé sobre Cam, los hijos de Canaán serían esclavos de su estirpe.

Sem

Sem salvo del Diluvio junto con su mujer, sus padres, hermanos, las mujeres de estos y una pareja de cada especie animal, al abordar el arca construida por Noé, siguiendo las instrucciones de Dios. Esta los protegió durante los 40 días que duró el fenómeno, usado por Dios para eliminar la corrupción en la tierra.

Una vez termino el Diluvio, la familia se instaló en tierra, dando origen a las diferentes razas humanas. Sem, quien fuera el primogénito, se convirtió en el padre de los semitas, de cuyo tronco brotó más tarde el pueblo de Israel.

Aunque se cree es el primogénito, ya que fue mencionado primero en el Génesis 5:32, en otros momentos se menciona a su hermano Jafet como el mayor, lo que ha generado dudas sobre su primogenitura.

Cuando Sem engendró a su hijo Arfaxad, tenía 100 años de edad y habían pasado dos años del Diluvio. Si el diluvio sucedió cuando Noé, tenía 600 años y Jafet nació cuando este tenía 500, se puede decir que Jafet era mayor que Sem por dos años.

Otro hijo de Sem fue Elam, quien posiblemente fue el fundador del reino de Elam.

Si bien Sem es mencionado como el padre de los hijos de Heber, esto posiblemente alude a que fue su maestro. Entre los hijos de Heber sobresalen los patriarcas Isaac y Abraham.

El castigo de Cam

Más adelante, se menciona que Jafet y Sem, protegieron el honor de Noé, mientras que Cam se mofó de este. Es por esto que, los hijos de Canaán, el hijo de Cam, se convirtieron en esclavos de la estirpe de Sem, los semitas.

Sem es mencionado en el Génesis 5:32, 6:10; 7:13; 9:18,23,26-27, 10 y 11:10; en el Evangelio según Lucas 3:36 y en 1 Crónicas 1:4.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad