Jesús de Nazaret

Biografía de Jesús de Nazaret
Pixabay / Libre de derechos

Biografía de Jesús de Nazaret

Jesucristo, también conocido como Jesús de Nazaret, Cristo, o simplemente Jesús; cuyo nombre hebreo original era Yeshúa o Yahshua que significa “La salvación” o “Yahweh salva” y es una contracción de Yahoshua, que significa “El Señor que es la Salvación”. Es la figura sobre la cual se fundamenta el cristianismo y una de las más difundidas en la cultura de occidente, ya que no solamente es considerado por las diversas denominaciones cristianas como el hijo de Dios sino también como su encarnación, es decir, es Dios hecho hombre, que vino a la tierra con la misión de dar salvación a la humanidad del pecado, a través de su mensaje y su sacrificio en la cruz. Motivo por el que se le llamó “Cristo” un término griego que significa “Ungido”, equivalente al hebreo “Mashíaj”, traducido como “Mesías”.

Su vida y obra aparece en la Biblia en los libros de los Evangelios, escritos por quienes fueron sus primeros seguidores y apóstoles.

Se cree que nació aproximadamente en el siglo VI A.C, en el seno de una familia humilde de Nazaret. Siendo la joven María (Miriam) y José (Yosef), quienes se hicieron sus padres adoptivos, ya que, como se afirma en la Biblia, el nacimiento de Jesús fue de carácter sobrenatural debido a que no fue producto de una intervención sexual, sino que el mismo Dios escogió a María (cuando ésta era virgen) para que llevara a su hijo en el vientre, de manera que este fuera una concepción por el espíritu, hecho del que ella tuvo noticia por el ángel Gabriel que se le apareció y se lo comunicó.

Pese a que tradicionalmente en el calendario romano (que es el que la mayoría del mundo está inscrito) se cree que el nacimiento de Jesús de Nazaret fue el 24 o 25 de diciembre, la verdadera fecha según el calendario hebreo es en el mes de Tishrei (septiembre-octubre), en el cual los judíos celebran la fiesta de Sukkot.

Luego de sufrir las persecuciones del Rey Herodes que llevaron a que la familia se refugiara durante un tiempo en Egipto, su infancia se desarrolló sin alteraciones en la ciudad de Nazaret. Alrededor de los 30 años, Jesucristo, comenzó a constituirse como un maestro de la Ley o Rabino, a través de sus predicas, adhiriéndose a las predicaciones que venía dando Juan El Bautista.

«Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros». Jesús de Nazaret

Un día, luego de una de sus predicas, Jesús de Nazaret, se hizo bautizar por Juan en el río Jordán, y en ese momento tuvo lugar el primer anuncio de su vínculo con Dios, ya que Juan, afirmó que Jesucristo era el mesías que Dios que había prometido. Posteriormente, el Bautista fue capturado y decapitado por Herodes por hacer tales afirmaciones. Entonces Jesús, se hizo cargo de la tarea iniciada por él y comenzó a predicar su verdad.

Durante ese tiempo, Jesucristo, reclutó a algunos hombres que se dedicaban a profesiones como la pesca o la cobranza de impuestos, que más tarde, se convirtieron en sus doce apóstoles y lo acompañaron en su recorrido evangelizador.

La predicación de Jesucristo, consistía en una revisión de lo establecido en la Ley a través del uso de palabras sencillas y un lenguaje poético, sumándole a lo ya establecido, conceptos como el amor al prójimo, el desprendimiento de los bienes materiales, el perdón, y la esperanza en la vida eterna. Además, el uso de métodos de enseñanza como la parábola. Así, los más humildes comenzaron a identificarse con su propuesta y se propagaron las noticias de los numerosos milagros (sanidades, resurrección de personas fallecidas, etc.) que iba realizando.

Su gran acogida en el pueblo, más las acusaciones de hipocresía moral a los fariseos, provocaron que la autoridad oficial viera en Jesús de Nazaret una amenaza.

Así es que, fue denunciado ante el gobernador romano: Poncio Pilatos, por supuestamente haberse autoproclamado Rey de los Judíos y Mesías

. Cabe señalar, que, en realidad, Jesús siempre habló del reino de Dios y no de uno terrenal.

Entonces el gobierno comenzó a cercarlo, sin embargo, Jesús ya sabía que el final de sus días en esta tierra estaba pronto, así que reunió a sus discípulos en lo que se denominó “La última Cena” para despedirse de ellos y encomendarles una misión especial.

Así, fue apresado en el Monte de los Olivos mientras oraba, según se narra, con la colaboración de uno de sus discípulos: Judas Iscariote, quien lo traicionó por treinta monedas de plata. Tal situación, dio inicio a un proceso en el cual fue violentamente maltratado, antes de ser finalmente crucificado en el Gólgota. Según los relatos bíblicos, tres días después, resucitó y ascendió a los cielos.

Así, los apóstoles fueron los responsables de continuar la difusión de su mensaje por todo el mundo, lo cual hicieron de manera tan exitosa que hoy en día el cristianismo goza de gran acogida y popularidad alrededor del planeta.

To Top