Marco Antonio

Biografía de Marco Antonio
Dominio Público

Biografía de Marco Antonio

Marco Antonio (83 a.C – 30 a.C) Nació en Roma. Militar y político romano, conocido como Marco Antonio el Triunviro. Antonio fue uno de los militares más sobresalientes al servicio de Julio César, a quien apoyó en su lucha por el control de Roma, durante la guerra civil (49 a. C – 45 a. C) en la que se enfrentó a Pompeyo y sus partidarios. Poco tiempo después accedió a cargos políticos, como la gobernación de Italia, y el consulado, puesto desde el cual promovió el gobierno de Julio Cesar, ganándose el favor de este y el apoyo de los ciudadanos; tras la muerte de Cesar fue escogido como gobernante de Roma, mientras ejercía este cargo, el territorio romano fue dividido entre Antonio, Cayo Julio César Octaviano y Marco Emilio Lépido. A finales de su gobierno fue criticado por su relación con Cleopatra, por quien dejó a su esposa Octavia, desatando la ira de Octavio Augusto y el pueblo romano.

Antonio nació en el seno de la familia de patricios gens Antonia, su padre fue Marco Antonio Crético, hijo de Marco Antonio el Orador, personaje ilustre romano, el cual fue asesinado por los partidarios de Cayo Mario en el año 87 a.C. Antonio Crético falleció cuando este y sus hermanos eran jóvenes dejando a estos sin una figura paterna que los guiara. Mas tarde su madre se enlazó con el político Publio Cornelio Léntulo Sura, quien se vio implicado en la Conspiración de Catilina, orquestada por Lucio Sergio Catilina contra el Estado y las familias oligárquicas romanas, al ser descubierto este plan Cicerón condenó a muerte a Léntulo, suceso que marcó la vida de Antonio, quien desde entonces tuvo una complicada relación con Ciceron.

El joven militar pasó su juventud gastando la fortuna de la familia junto a sus hermanos en lugares de apuestas y entretenimiento. Fue un joven rebelde que se vio involucrado en numerosos escándalos amorosos y otras problemáticas, debido a esta despreocupada y relajada juventud empezó a tener problemas económicos por lo cual recurrió a prestamistas, lo que empeoró la situación viéndose forzado a huir a Grecia en el año 58 a. C.. Tras esta problemática etapa se concentró en su formación, aprendiendo sobre retorica en Atenas guiado por varios filósofos; ese mismo año inicio su carrera como militar,

área en el cual se destacó en poco tiempo.

 

 Trayectoria militar y política de Marco Antonio

Hacia mediados del siglo I a. C inicio su carrera militar, participando en las campañas llevadas a cabo en Palestina y Egipto, posteriormente trabajó bajo las ordenes de Julio Cesar, con quien estuvo estrechamente ligado desde entonces. Luchó en Galia por cuatro años sobresaliendo por sus habilidades y liderazgo, gracias a esto accedió a distintos puestos políticos como el cargo de cuestor y tribuno del pueblo. Posteriormente las tensiones entre Pompeyo y Julio Cesar por el poder aumentan debido a la muerte de Marco Licinio Craso, llevando al estallido de la guerra civil, enfrentamiento bélico librado entre los años 49 a. C y 45 a. C.

A lo largo de este enfrentamiento Antonio apoyó a Julio Cesar, siendo nombrado el jefe de César en Italia, territorio que gobernó hasta la muerte de este en el año 44 a. C; ese mismo año fue nombrado cónsul. Tras la muerte de Julio Cesar, Antonio llevó a cabo el elogio fúnebre de este, el cual conmovió a los ciudadanos, quienes lo escogieron como nuevo gobernante dejando de lado a Octavio Augusto, descendiente de Julio Cesar quien esperaba tomar el poder.

 

Gobierno de Marco Antonio

El gobierno de Antonio estuvo marcado por las pugnas entre este y Octavio Augusto, quien era el sucesor de Cesar. En los dos primeros años de su gobierno se libró la Guerra de Módena (44-43 a. C.), enfrentamiento bélico que enfrentó a los dos reconocidos militares; Antonio es derrotado en el 43 a.C, por lo cual se vio forzado a compartir el poder con Octavio, a través de la formación del triunvirato del cual también fue miembro Marco Emilio Lépido. Poco tiempo después continuó su campaña contra los asesinos de Cesar, derrotando a dos de estos; luego extendió su poder hasta Asia, Siria y Egipto.

  La adquisición de estos nuevos territorios fue planteada en el Tratado de Brindisi (40 a. C) en este se repartieron los territorios entre los miembros del triunvirato; Occidente era controlado por Octavio Augusto, África quedó en manos de Lepido y Oriente era controlado por Antonio, por este mismo periodo de tiempo se casó con la hermana de Octavio Augusto, Octavia.

La relación duró poco tiempo, puesto que, al reanudarse las tensiones con Octavio Augusto por la parte occidental del territorio romano, Antonio dejó a esta e intimó con Cleopatra, reina de Egipto; por este entonces el gobernante planeaba construir un reino helenístico en el territorio oriental del Mediterráneo, sin embargo, al comenzar su relación con Cleopatra sus planes se vieron truncados, cedió parte de los dominios romanos a esta e inició un nuevo tipo de alianza, por medio de la cual tomaron Armenia hacia el 34 a.C.. Las acciones del gobernante suscitaron la ira de Octavio Augusto y el pueblo romano, el cual empezó a verle de manera negativa y poco tiempo después estallo la Guerra Ptolemaica, que terminó con la derrota de las tropas de Antonio en la Batalla de Actium; Antonio intentó mantenerse firme en tierra, sin embargo, al entrar Octavio a Alejandría, se quitó la vida.

To Top