Inicio » Biografía » Artistas » Luciano Pavarotti

Biografía de Luciano Pavarotti

Luciano Pavarotti (12 de octubre de 1935- 6 de septiembre de 2007), tenor italiano. Nació en Módena, provincia de Módena, Italia. Su familia era pequeña, fue el único hijo varón. Luciano estuvo rodeado por sus hermanas y su padre, un panadero y amante de la ópera, durante su infancia. Al salir de la escuela, realizó estudios en la Scuola Magistrale. Con el conocimiento adquirido en la escuela y las enseñanzas de su padre se valió para dictar clases de canto de la mano de Arrigo Polo y Ettore Campogalliani. Luego, profundizo sus estudios al estudiar licenciatura en ópera para dedicarse a la enseñanza.

Para 1961, Luciano Pavarotti comenzó a realizar intervenciones musicales en espacios como el Reggio Emilia en La Bohème, su potencia en la voz, causó admiración en los espectadores y rápidamente su voz se popularizó. Uno de sus mejores conciertos fue en Amsterdam en el año 1963, cantó Edgardo (Lucia di Lammermoor), un drama trágico divido en tres actos que se inspira en la novela The Bride of Lammermoor. Un año después, cantó Idamante de Mozart en Glyndebourne, e hizo su debut en Covent Garden, barrio popular de Londres, como Rodolfo.

Ahora bien, el debut fue tan bueno que lo repitió en Miami, y luego la compañía Sutherland-Williams lo contrató para que realizara una gira por Australia. A su regresó cantó por primera vez en el famoso teatro de ópera ubicado en Milán, aquí realizó la representación de Requiem de Verdi para celebrar el centenario de Toscanini. El teatro que tiene una capacidad de 2030 personas estaba esa noche totalmente lleno. Esta ha sido uno de las funciones más significativas en la carrera de Luciano Pavarotti. Posteriormente, regresó a Estados Unidos, esta vez a San Francisco realizando la interpretación de Rodolfo, también, cantó los roles de Nemorino, Gustavus, Calaf y Enzo (La Gioconda de Ponchielli).

Es difícil definir los momentos más gloriosos de Pavarotti, pero sin duda, uno de ellos fue la interpretación de Nemorino del L’Elisir d’Amore, este lo convirtió en uno de los grandes tenores contemporáneos y el mejor pagado de la historia. La fama de Luciano Pavarotti aumentó con la transmisión televisiva en 1977 en vivo desde el Metropolitan Opera House, la audiencia de esta transmisión fue arrasadora, siendo la opera televisada con mayor audiencia en la historia.

Luego de este suceso, cantó en varios escenarios, durante años, interpretando algunos papeles como el de Alfredo, Elvino (La sonnambula), Tonio (La Hija del Regimiento) Gustavus III (Un ballo in maschero), Riccardo, Cavaradossi, Rodolfo (Luisa Miller), Radamés y Nemorino (L’elisir d’amore), el Duque (Rigoletto), Tebaldo (I Capuleti e i Montecchi de Bellini) y Des Grieux (Manon de Massenet). También, cantó Manrico (Il trovatore), Fernando, (La favorita de Donizetti), Ernani, Idomeneo, Arturo (I puritani), Radamés, Rodolfo (Luisa Miller, 1991) y el Cantante Italiano (El caballero de la rosa). Estas menciones no son ni la mitad de todas las interpretaciones que realizó Luciano, pero son una pequeña muestra de su luminosa, resonante e inconfundible voz y de la importante labor artística que desarrolló.

Recorrió el mundo actuando en recitales populares con personajes como los españoles José Carreras y Plácido Domingo. Sus más exitosos conciertos fue el que presentó en Roma en el año 1991 y el otro en Los Angeles en 1994 bajo el título de «Los tres tenores». Para ese momento, el nivel de sus ventas era impresionante. Así que, su discografía le convirtió en el tenor más popular de la segunda mitad del siglo XX y un referente de ese momento y de la actualidad.

Pero, su tiempo en la ópera terminó por decisión propia el 13 de marzo del 2004, tras su última intervención en la Ópera Metropolitana de Nueva York. En aquella presentación interpretó a Mario Cavaradossi en la ópera Tosca, de Giacomo Puccini. Muchas hipótesis afirman que la muerte en el año 2003 de uno de sus mellizos recién nacidos con su exsecretaria Nicoletta fue uno de los motivos de la finalización de su carrera. Luciano Pavarotti tuvo una relación secreta con ella mientras estaba casado con Adua. Luego que la unión legal se disolvió, Luciano se casó con Nicoletta en una ceremonia civil celebrada en el teatro de Módena.

Meses después, con el fin de despedirse de su público fiel, emprendió un tour por varias partes del mundo denominado el Tour del adiós, compuesto por 40 conciertos. No obstante, Pavarotti no dejó la ópera del todo, en febrero de 2006 interpretó el aria Nessun dorma, del Turandot, de Puccini, en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006 en el Estadio Olímpico de Turín. Esta fue la última vez que el mundo escuchó la tremenda voz de Luciano Pavarotti.

Su legado es inmenso, fue un hombre que ayudó a la popularización y valorización de la ópera. Fue merecedor de un Grammy al mejor cantante clásico (1991) y años después recibió el Premio Libertad de la City de Londres y la Cruz Roja por Servicios a la Humanidad, los dos en 2005. Otro de sus logros fue su aparición en el Libro Guinness Record por la ovación más larga del mundo; ovación que duró una hora y siete minutos que le tributó la Opera de Berlín en 1988. Finalmente, su voz se apagó cuando tenía 71 años. Luciano Pavarotti falleció en Módena, el 6 de septiembre de 2007 debido a un cáncer de páncreas que lo atacó por varios meses. Su entierro fue en el cementerio Montale Rangote, enterrado junto a sus padres y su hijo recién nacido Ricardo.