Religión

Judas Iscariote

Biografía de Judas Iscariote
Giotto di Bondone [Public domain]

Biografía de Judas Iscariote

Judas Iscariote (Siglo I) Nació en Carioth, Judea. Apóstol de Jesús de Nazaret, reconocido por ser quien comentó la ubicación de Jesús a los miembros del Sanedrín, sellando su condena con un beso en la mejilla, señal por medio de la cual indicó a los captores de Jesús su identidad. La traición de Judas a su maestro ha pasado a la historia como uno de los hechos más viles y despreciados, sin embargo, muchos estudiosos y conocedores han destacado la figura del apóstol y amigo de Jesús, puesto que sin este la obra de Jesús no habría sido llevada a cabo, la traición, el dolor y la muerte eran acontecimientos claves en el plan de Jesús para poder cumplir con su misión como salvador del hombre. Sobre la vida del apóstol se conocen pocos detalles con certeza, dado que tras la captura y muerte de Jesús, los relatos sobre este quedaron marcados por su crimen, la mayoría de estos relatos se tornaron novelescos, agregando detalles y anécdotas sobre la personalidad del apóstol que lo mostraban como una persona malvada.

 

Judas Iscariote el apóstol

Tras unirse al grupo de seguidores cercanos a Jesús, Judas se convirtió en el tesorero del grupo y estrechó su relación con el maestro, quien lo veía como uno de sus apóstoles más cercanos, confiaba plenamente en él y le tenía gran estima; en algunos relatos sobre estos se menciona que Judas era el preferido del maestro, sin embargo, su pasado y actitudes despertaron dudas en los otros apóstoles que le veían con recelo, en gran medida por que sospechaban que este robaba dinero al maestro, hecho que ha sido comentado en la Leggenda di Giuda, obra de un escritor anónimo publicado en el siglo XIV. Junto a los otros apóstoles acompañó a Jesús en su peregrinación por Palestina  y con el paso del tiempo llego el momento en el que se desarrollaron los sucesos que marcaron la vida de Judas, tras las acusaciones contra Jesús y la animadversión contra su predicaciones, Judas fue convencido por los miembros del Sanedrín para traicionar a Jesús por treinta denarios.

Más tarde Jesús reunió a sus apóstoles para compartir con estos lo que sería conocido como la última cena, reunión en la cual se dio según el cristianismo la institución de la eucaristía. Tras compartir el pan y el vino, llevo a cabo el lavatorio de los pies y seguido mencionó dos profecías, estas eran la traición de uno de sus apóstoles y la negación de otro de estos, profecías que se cumplieron poco tiempo después. Al terminar la reunión Jesús y sus apóstoles salieron de Jerusalén, más tarde se desarrolla el inició de la Pasión de Cristo, Jesús oró en el monte de los olivos y seguido fue capturado por los miembros del Sanedrín que siguieron a Judas, apóstol que al darle un beso en la mejilla a su maestro selló su destino, Jesús fue capturado y luego sentenciado a perecer en la cruz.

Después de entregar a Jesús fue recompensado con treinta denarios, pasado poco tiempo se arrepintió de su traición, intentó corregir su error devolviendo las monedas a los sacerdotes, pero estos no las aceptaron, conociendo la magnitud de su pecado y desesperado por ello terminó ahorcándose en un árbol. Con el paso del tiempo se añadieron detalles a la historia del apóstol, como los datos compartidos por Jacobo de Voragine en la Leyenda áurea, colección de relatos sobre vidas y leyendas de santos de mediados del siglo XIII, en esta se basó el escritor anónimo de la obra Leggenda di Giuda (Leyenda de Judas) escrito en el que se comenta sobre la vida del apóstol.

En la Leggenda di Giuda, el autor menciona que los padres del apóstol, Rubén y Ciborea, al ser advertidos en sueños sobre su hijo y la ruina que este traería, decidieron abandonarlo en el mar; el niño sobrevivió llegando a la costa de la isla Iscariote, de donde proviene el nombre del apóstol, allí fue educado por la reina de la isla y años más tarde asesinó al hijo de su protectora, tras cometer tal crimen huyó y se refugió en Jerusalén, ciudad en la que se unió al servicio de Poncio Pilato. Durante su servicio le fue ordenado conseguir frutas, para llevar a cabo el pedido mató al dueño de un huerto, el cual resulto ser Rubén, su padre. Tras la muerte de este Pilato lo nombró dueño de la propiedad y lo casó con la hija del dueño, poco tiempo después se enteró del parricidio y el incesto, para redimirse se unió al grupo de seguidores de Jesús, convirtiéndose en discípulo y tesorero del grupo, más tarde continua con su actuar robando a su maestro y luego le traicionó por dinero, arrepentido por sus acciones terminó ahorcándose.

 

El Evangelio de Judas

En 2006 fue revelado por National Geographic el Evangelio de Judas, documento descubierto en la década de 1970; tras variadas evaluaciones se confirmó la autenticidad del escrito, que contiene diversos detalles sobre la vida del apóstol y su relación con Jesús. En el documento escrito en copto se comenta que fue Jesús quien le pidió a su apóstol más querido que lo traicionara, puesto que su traición era parte fundamental en el plan de Jesús, era necesario que este sufriera y muriera para así poder salvar al hombre y liberar al Espíritu Santo de su cuerpo mortal; cabe mencionar que la Iglesia católica no ha aceptado lo mencionado en este texto, pues no es uno de los evangelios canónicos y su contenido dista de lo enseñado por la Iglesia sobre el apóstol.

Ir arriba