Historia de los New England Patriots

Historia de los New England Patriots

Los New England Patriots nacen en la década de 1960, bajo el nombre de Boston Patriots, una de las franquicias fundadoras de la Liga Americana de Fútbol Americano (AFL). En la siguiente década la NFL y la AFL fueron fusionadas, motivo por el cual su nombre fue cambiado a New England Patriots. Desde entonces esta ha representado los Estados de Massachusetts, Vermont, New Hampshire y Connecticut. Con el paso los New England Patriots  han conseguido consolidarse como uno de los equipos más relevantes de la NFL,  junto a su eterno rival Los Angeles Rams. 

 

Comienzos

El equipo nace como los Boston Patriots a comienzos de la década de 1960, momento en el que se estaba gestando la Liga Americana de Fútbol Americano (AFL). En los primeros años el equipo intentó darse a conocer y ganarse un espacio entre los equipos destacados de la AFL, sin embargo, no consiguieron brillar a lo largo de los años sesenta; en 1963 pierden el juego de campeonato ante el San Diego Chargers, con un marcador total de 51-10. En los setentas la fusión de la AFL y la NFL cambia el ambiente en el que se movían las franquicias de la liga. Para los Patriots esto significó un cambio en su nombre, así como el paso a representar a los Estados de Massachusetts, Vermont, New Hampshire y Connecticut.

Durante esos años los Patriots llevarían  a acabo variadas actuaciones destacadas, entre estas se destaca,  su actuación en la temporada de 1974, en la que terminaron con un 7-7 y la temporada de 1976, en la que lograron su primer gran marcador con un 11-3, clasificando a los playoffs por primera vez.  No obstante, caerían poco después ante los Oakland Raiders. Para este entonces el equipo era dirigido por Steve Grogan y Chuck Fairbanks, juntos se crearon una de las mejores escuadras del equipo. Dos años más tarde vuelven a clasificar a los playoffs, sin tener buenos resultados, racha que se extendió hasta los comienzos de los ochentas.

 

Primeros logros y la crisis económica

En 1984, es contratado como nuevo entrenador Raymond Berry, con quien el equipo logró entrar al Super Bowl como comodín en 1985. Ese mismo año conseguirían sus primeros triunfos en los playoffs ante Jets, los Raiders y los Dolphins, sin embargo, más adelante pierden ante los Chicago Bears con un total de 46-10.  El siguiente año con una buena temporada de 11-5, clasifican a los playoffs, pero pierden en la primera ronda ante los Broncos. En esta misma década los Patriots enfrentan una seria crisis económica derivada de la inestabilidad del mismo. La familia dueña de esta había invertido gran cantidad de dinero en numerosos entrenadores que no habían dado resultados positivos en el equipo, por lo cual los Sullivan venden la franquicia a Victor Kiam, aunque continúan dirigiendo al equipo. Por este mismo periodo aparece en la historia del equipo el magnate Robert Kraft, admirador del equipo que tenía una fuerte influencia en el estado.

En la siguiente década el equipo atraviesa uno de los momentos más difíciles de su carrera, al tener la peor temporada de su historia la cual terminó con un 1-15, bajo el mando de Rod Rust. Ese mismo año el equipo se vio implicado un serio escándalo de acoso sexual en el cual estaban involucrados tres de los jugadores. El equipo pagó una multa de 50.000 dólares y los jugadores pagaron multas entre los 12.500 dólares y los 5.000. En 1992 el equipo fue comprado por James Orthwein y dos años después  este lo vendió a Robert Kraft por 172 millones de dólares. Al año siguiente fue contratado como entrenador Bill Parcells, quien encaminó de nuevo al equipo hacia el Super Bowl, sin embargo, estos no logran mantenerse, perdiendo ante Green Bay Packers. Los siguientes años el equipo no consigue brillar en los playoffs.

 

Los Patriots y el Super Bowl en el 2000

Tras el despido de Pete Caroll en 1999, el equipo comienza su época dorada bajo la dirección de Bill Belichick

, entrenador en jefe que cambio la historia de la franquicia. Con la dirección de Belichick el equipo consiguió su primer triunfo en el Super Bowl XXXIV ante Los Angeles Rams en 2001. Tras una excelente campaña que terminó con un 11-5, consiguieron entrar a los playoffs. Luego ganaron el Juego del Tuck Rule y posteriormente se enfrentaron a los St. Louis Rams, ganando con un 20- 17 y  con la actuación destacada del entonces quarterback Tom Brady. Por su actuación fue escogido MVP del Super Bowl. Desde entonces el equipo logró consolidarse como uno de los equipos más fuertes de la liga, obteniendo varios triunfos consecutivos.

En 2004 y 2008 consiguen clasificar, pero pierden en último momento ante los New York Giants. Entre 2008 y 2013, el equipo tuvo actuaciones destacas, sin llegar a obtener el título, situación que frustró a los aficionados. Sin embargo, en 2014 vuelven a brillar ganando 8 de sus 9 partidos de playoffs. Dos años después cierran temporada con un 14-2, siendo los mejores de la Conferencia Americana (AFC). En 2018 perdieron su décimo Super Bowl ante los Philadelphia Eagles con un 33-41.

El 3 de febrero de 2019 los Patriots jugaron su onceavo Super Bowl ante Los Angeles Rams, equipo al que derrotaron con un marcador de 13- 3, obteniendo así el titulo del Super Bowl LIII.

To Top