Historia y biografía de

Historia

Haile Selassie

Biografía de Haile Selassie
Dominio público

Biografía de Haile Selassie

Haile Selassie, nombre cristiano que hace referencia al poder de la Santísima Trinidad. Su nombre de pila es Tafari Makonnen (23 de Julio de 1892 – 27 de agosto de 1975), emperador de Etiopía. Nació en la ciudad amurallada de Harar, Etiopía. Fue el único hijo sobreviviente de diez. Su padre Ras Makonnen, asumió el cargo de gobernador de la mencionada ciudad durante el gobierno del Emperador Menelik II, tío de Tafari. A la edad de un año Tafari perdió a su madre, la cual murió durante un parto. Dicho suceso, generó un vínculo muy fuerte padre e hijo. Debido a esto, la ausencia de su padre que debió unirse al Emperador Menelik II durante las guerras contra las fuerzas invasoras italianas en 1896, conocida como Batalla de Adowa, generó un gran dolor en él.

Ras, sabía que la situación de su país merecía muchos cambios, por ello, procuró cabalmente educar a su hijo como un instrumento de cambio de su país y que fuera él quien evitara que cayeran subyugados ante las potencias imperialistas.  Debido a las largas ausencias de su padre, Tafari estuvo bajo la tutela de Fitawrari Selassie Abayneh, padre de su primo Imru. Fueron educados en casa bajo la tutela del Dr. Joseph Vitalien, un físico originario de Guadalupe, les enseñaba francés. Del mismo modo, asistían a la escuela de la Iglesia.

A finales de 1903, fue trasladado a la escuela de Capsucin, donde tuvo como tutor a Abba Samuel, responsable de las dotes intelectuales del joven y reforzó los amplios conocimientos sobre asuntos religiosos y espirituales. Citaba el libro sagrado de Etiopía, Kebra Nagast, Los Siete Libros de Moisés, el Libro del Edén y los 31 libros de la Biblia Hebrea, con gran propiedad. Abba descubrió que el joven tenía la habilidad de comunicarse con los animales, tales como bestias feroces que ante él parecían mansos animales. Como resultado, fue condecorado en Gara Huleta con el título de Comandante de la Puerta del Rey, a la edad de 13 años.

“Sabiendo que el progreso material y espiritual es esencial para el hombre, debemos trabajar incesantemente por el mismo logro de ambos”. Haile Selassie

Lamentablemente, su padre murió en Kulibi, cerca de Harar, en el mes de marzo de 1906. El Emperador Menelik II por el gran aprecio que le tuvo a su padre decidió nombrarlo Gobernador de la provincia de Solali. Y llamarlo Addis Abeba, Tafari aceptó. Simultáneamente continúo estudiando en la escuela Menelik. Al culminar sus estudios, el Emperador lo nombra Gobernador de Sidamo, una vasta y rica provincia al sur de Etiopía. Su papel fue realmente bueno, manejo los ramos militares, legales, administrativos y comerciales que afrontaba el distrito.

Luego pasó a dirigir la gobernación de su ciudad natal. En el mismo momento en que se casa con Woyzaro Menen Asfaw, nieta del Rey Mikael de Wollo. De la unión nacieron tres hijos y tres hijas. Con la muerte del Emperador en 1913, él pasó a manos de un nieto totalmente desubicado que trajo graves situaciones al país. Así que, fue destituido y reemplazado por la nieta de Menelik II, Zauditu. Durante su mandato Tafari fue nombrado Ras (príncipe) y regente plenipotenciario. Las reformas generadas en este tiempo fueron varias, reguló estrictamente el sistema judicial, convirtiéndolo en independiente, creó la Armada y la Policía, restableció las finanzas etíopes, perfeccionó carreteras y las comunicaciones telegráficas, fundó escuelas y hospitales y mantuvo la unidad de algunos reinos del país. Otro suceso muy importante fue la inclusión y reconocimiento de Etiopía a la Liga de las Naciones. En pocas palabras, hizo todo lo que su padre había soñado.

Antes de la muerte de la Emperatriz Zeodita, Haile Selassie fue coronado Negus (Rey) en 1928. Sin pensarlo dos veces el Ras asumió el papel de Emperador, luego de tener el aval de la Iglesia Ortodoxa Etíope. Dos años después, debido al poder divino que se le adjudicó fue coronado por la Iglesia Ortodoxa como el Restaurador Nro.225 de la Dinastía Salomónica.

La liturgia fue desarrollada por Su Santidad Abuna Kyril, que lo bautizó como Haile Selassie I, Rey de Reyes, Señor de Señores, León Conquistador de la Tribu de Judah, Elegido de Dios. El Emperador, juró defender la religión Ortodoxa de la Iglesia. La ceremonia terminó con un recorrido de la Catedral acompañado de su esposa la Emperatriz Menen; obispos, sacerdotes, príncipes, altos dignatarios, y miles de asistentes que llevaban Ramas de Palmera y cantaban alabanzas al Triple Rey Coronado.

En 1931, introdujo instituciones democráticas, promulgó una nueva constitución, creó un Parlamento, creó una red de enseñanza primaria y secundaria para las personas iletradas del campo; igualmente redactó una reforma agraria, e impulsó el turismo con la inauguración de Aerolíneas Etíopes. Aunque ciertamente estos cambios chocaban con la cultura tradicional de sus habitantes, que no estaban acostumbrados a tan modernos planes. Tuvo que enfrentar príncipes y clérigos; y potencias imperialistas europeas. Ejemplo, de esto fue la lucha que tuvo que librar con el pueblo etíope por la invasión de Benito Mussolini a las zonas de Eritrea y Somalia, luego de Etiopía. En 1936, Haile Selassie se exilió en Jerusalén y Gran Bretaña, respectivamente.

Desde el exilio atacó fuertemente la poca ayuda de la Liga de las Naciones, acusándolos de ser una institución racista e imperialista. Expresó su dolor por la muerte de cientos de etíopes y acusó a la doble moral internacional. El Emperador encontró apoyo en la asociación fundada por Marcus Garvey, la U.N.I.A. fue hasta la explosión de la Segunda Guerra Mundial que su pueblo logró librarse de la guerra, con la ayuda conveniente de Inglaterra, bajo el apoyo del Primer Ministro británico Winston Churchill.

Luego de esta victoria el Emperador Haile Selassie regresó y decidió no tomar represalias contras los italianos capturados, más bien se preocupó por extender sus dominios hasta los puertos del Mar Rojo. Luego de los siguientes diez años, Etiopía se restableció, en 1955 se promulgó el sufragio universal. Algunos años después, su esposa Menen muere. Casi al mismo tiempo, empezó a pensar el proceso de la Repatriación en compañía de cuatro miembros jamaiquinos de la cultura rastafari, bajo el lema Etiopía para los etíopes. Inspirado en este suceso, en 1963 estableció la Organización de Unidad Africana con sede en Addis Ababa.

En 1966, Haile Selassie persuadido por las autoridades de Jamaica, emprende el viaje con el propósito de conocer el Movimiento Rastafari. En el momento de su arribo fue recibido como un dios. Durante sus intervenciones por varias partes del país, instó al pueblo a liberarse del yugo inglés.

En su país, debido a las políticas centralistas dictadas por el Emperador se empezó a gestar un grave problema de corrupción política, suceso de desató hambrunas y convulsiones sociales. Algunos años después de su regreso de Jamaica se alzó en 1974 una revuelta por parte de oficiales izquierdistas en las provincias norteñas de Welo y Tigre contra su gobierno. Fue asediado y le propinaron un golpe militar, Haile Selassie tuvo que rendirse. Fue conducido como prisionera a un cuartel del ejército. Prácticamente fue la última vez que se vio al Rey de Reyes. Se rumora que murió el 27 de agosto de 1975. Las causas de su muerte nunca fueron esclarecidas, y no hay registro de su entierro. El movimiento rastafari afirma que Haile Selassie no está muerto y está referenciado como un enviado de Jah, dios de los rastafari.

To Top