Historia

Guillermo I de Alemania

Biografía de Guillermo I de Alemania
Dominio público

Biografía de Guillermo I de Alemania

Wilhelm Friedrich Ludwig von Hohenzollern.  Mejor conocido como Guillermo I (22 de marzo de 1797 – 9 de marzo 1888) Káiser de Alemania y rey de Prusia en Berlín. Segundo hijo de Federico Guillermo III de Prusia y la reina Luisa de Mecklenburgo-Strelitz.  Desde temprana edad se instruyó en el tema militar. Vivenció la ocupación francesa para el año 1806 esto causó mayor motivación para continuar aprendiendo sobre la vida militar. La rebelión en Prusia Oriental fue el momento clave para poner sus conocimientos a prueba, no dudó en participar en ella. En 1813, cuando su padre declaró la guerra a Francia, actuó en ella y socorrió la reconstrucción de Prusia.

En el año 1829 toma por esposa a Augusta de Sajonia. De esta unión resultaron Federico III y la princesa Luisa de Prusia. Su hermano Federico Guillermo IV fue coronado en 1840, durante el reinado de su hermano actuó para sofocar la insurrección republicana de Baden de 1849, y además cuestionó fuertemente la indecisión del rey a la hora de unificar Alemania descartando a Austria. Varios años después, el rey fue declarado incapacitado para gobernar por experimentar episodios de locura, como consecuencia, Guillermo tuvo que tomar los designios del reino.

Guillermo I fue coronado en una ceremonia solemne en el año de 1861. El nuevo rey siguió manejando su postura drástica, emprendió una seria reorganización del ejército con el objetivo de dar nacimiento a la realpolitik, el proyecto de unidad alemana. Esta empresa no tuvo al comienzo un visto bueno, el parlamento bicameral no aprobó las partidas presupuestarias para su financiación. A pesar de la negativa, Guillermo no dejó de lado su ambicioso plan, nombró a Otto Von Bismarck su canciller, lo que le resultó todo un éxito porque Bismarck se caracterizaba por su inteligencia y determinación para concretar sus objetivos políticos o militares. Bismarck hizo caso omiso tanto del voto parlamentario como de las protestas de la oposición y sacó adelante el proyecto de unidad alemana.

“Dadme una mujer a la que le guste la cerveza y conquistaré el mundo.” Guillermo I

Al final de la guerra de los Ducados, el rey autorizó la guerra contra Austria. Tras la victoria militar conseguida en Sadowa, se agregó los estados de Hannover, Hesse electoral, Schleswig, Holstein, Hesse-Nassau y Frankfurt. Consiguió alianzas con la Confederación Alemana del Norte y firmó coaliciones militares con los estados del sur.

En muchas ocasiones la autoridad del rey era inferior a la de su canciller, por ejemplo, en relación a la guerra con Francia, Guillermo I no estuvo totalmente convencido de ella. Sin embargo, Bismarck, decidió no ceder en sus propósitos, perturbó los términos del telegrama real, artimaña que ocasionó el estallido del conflicto franco-prusiano en 1870. Después de una fulgurante campaña, las tropas prusianas vencieron a las francesas en la batalla de Sedán, logrando la ocupación de París y el rey fue investido emperador de Alemania en el en el salón de los espejos del Palacio de Versalles el 18 de enero de 1871.

Durante el reinado de Guillermo I se lograron varias cosas: se consumó la unidad de Alemania bajo la hegemonía de Prusia, se transformó la Confederación Alemana del Norte en el Imperio alemán, fundándose un único Estado de carácter federal, nació una gran potencia económica, que tuvo que lidiar con los avances del socialismo y la progresiva radicalización de las masas obreras, sancionó leyes sociales proteccionistas que buscaban debilitar la influencia de los socialistas, frente a la doctrina socialista dictaron duras medidas represivas que no tuvieron grandes repercusiones. Por último, se sancionaron leyes laicas que ponían en jaque el poder de la Iglesia Católica. Detrás de estas leyes y mandatos el canciller Bismark estaba directamente relacionado. Fue Bismarck quien ciertamente rigió la política, tanto nacional como extranjera; en varias ocasiones consiguió el dictamen favorable de Guillermo amenazando con renunciar.

Sufrió dos atentados en 1878 y resultó gravemente herido, el primero, tuvo lugar el 11 de mayo de 1878, un hombre llamado Emil Max Hodel atentó contra la vida del rey mientras desfilaban en su carruaje en compañía de la princesa Luisa de Prusia en Berlín. Pero Hodel no tuvo suerte en el intento, durante la conmoción una de las personas que intentó detener a Hodel sufrió graves lesiones por un disparo que él le propinó y murió dos días después. Hodel fue decapitado el 16 de agosto de 1878. Ahora bien, el segundo intento de asesinato a Guillermo I sucedió el 2 de junio de 1878 por Karl Nobiling. El asesino aprovechó que el rey pasaba por un carro sin capote y le disparó con una escopeta desde la ventana de una casa del bulevar, Guillermo quedó herido, lo trasladaron rápidamente al palacio donde fue atendido por sus médicos personales. Nobiling se suicidio con un disparo.

Guillermo I falleció en Berlín el 9 de marzo 1888 y su hijo el príncipe liberal Federico Guillermo le sucedió en el trono con el nombre de Federico III de Prusia, aunque murió a los tres meses de reinado a causa de un cáncer, fue sucedido a su vez por su hijo Guillermo II. Los restos de Guillermo I descansan en el Palacio de Charlottenburg, Berlín, Alemania.

Ir arriba