Síguenos en redes

Historia

Grigori Rasputín

Biografía de Grigori Rasputín
Dominio Público

Biografía de Grigori Rasputín

Grigori Yefímovich Rasputín (10 de enero del 1869 – 30 de diciembre de 1916), conocido como El Monje Loco, fue un místico ruso. Nació en un pueblo llamado Pokróvskoe, de la región de Tiumen, situada en Siberia Occidental. Se crió en el campo junto a su familia que vivía de lo que la tierra les proveía, afrontó varios momentos de escasez por esporádicas crisis en la economía del campo. Cuando se convirtió en una persona madura Rasputín se marchó de Siberia viajando por tierras rusas, Grecia y Tierra Santa. También estuvo en monasterios como peregrino, pero nunca fue monje. En 1904, Rasputín llegó a San Petersburgo y se presentó como un importante místico. Conoció a la princesa Militsa de Montenegro, y ésta lo presentó a la emperatriz Alejandra, la cual quedó fascinada por su misticismo. A partir de ese momento, comenzó a consultarle y pedirle consejos basados en sus visiones.

El momento clave para que Rasputín entrará totalmente a la corte imperial, fue en el momento en que usando sus poderes espirituales y místicos logró salvar la vida del único hijo del Zar Nicolás II, zarevich Alexei, que sufría de hemofilia, una enfermedad genética, que impedía la exitosa coagulación de la sangre, y cualquier golpe o pequeña herida, le ocasionaba importantes hemorragias. Gracias a este campesino analfabeta la enfermedad desapareció, cuestión que ninguno de los afamados médicos de la corte logró. Por esto, el zar y la zarina le brindaron todos los apoyos y depositaron en él mucha confianza.

Tiempo después, se rumoraba por la corte que la zarina tenía por amante a Rasputín. Cabe mencionar que este hombre tenía la fama de ser un excelente amante porque su capacidad de cautivar era impresionante y además era muy bueno en la cama.  Por otro lado, su físico enamoraba las habitantes de la corte, su carisma y su penetrante mirada. Otra causa que llamó la atención entre los miembros de la aristocracia, tanto positiva como negativamente, fue sus prácticas que respondían a fiestas y orgías. Este fue uno de los motivos por los cuales miembros de la aristocracia rusa no veía con buenos ojos su presencia en la corte, pero era tal su cercanía con el zar, que nada pudo detener su ascenso.

Su pensamiento bastante polémico, iba en contra del orden establecido, Rasputín afirmaba que Dios sentirá un mayor agrado al perdonar a los pecadores. Por eso, su forma de vivir era bastante escandalosa y obscena. Mantenía encuentros sexuales con sus admiradoras, que iban desde mujeres de alta sociedad rusa, mujeres del común y prostitutas que divagaban en las calles marginales de Rusia. Además, Rasputín bebía mucho y no se preocupaba por su aspecto físico; y mucho menos por lo que pensaran de él. A menudo se le encontraba en los establecimientos nocturnos, donde protagonizaba escándalos. Esto provocaba discusiones entre los zares y los enemigos de Rasputín.

Rasputín, estuvo en Siberia, recuperándose de un ataque efectuado por una mujer demente que lo atacó con un cuchillo. Desde allí, le enviaba telegramas al Zar Nicolás II expresando su postura en contra de la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial. Pero, esto no fue suficiente para convencerlo. El zar decidió seguir los consejos de los ministros y consejeros que insistían que Rusia tenía que entrar en la guerra. Y estos ganaron. La participación de Rusia en esta guerra fue fatal; el ejército ruso no tenía ni armas ni provisiones adecuadas.

En septiembre del año 1916 el zar Nicolás II precedía una reunión de la Duma (el parlamento ruso), cuando Rodzianco toma la palabra y afirma que si él pudiera mataría a Rasputín. Muchos de los asistentes a la reunión aplauden la idea. Desde este momento, la animadversión por Rasputín fue abierta. Posteriormente, debido a la participación del Zar en el ejército rojo durante la Guerra Mundial, Rasputín tuvo que asumir el poder. Pero muchos aristócratas cercanos a la corte imperial, como Demetrio, estuvieron en desacuerdo con su poder e influencia en la corte imperial y su pésima actuación por sus actos de depravación y vicio, específicamente por las orgías que realizaba públicamente.

En ese sentido, decidieron planear su asesinato, los protagonistas fueron el príncipe Felix Yusupov, heredero de la familia más rica de Rusia, el gran duque Dimitri Pavlovich y el diputado Purishkévich. La fecha en que se llevó a cabo el asesinato fue la noche del 29 de diciembre de 1916. Los hombres invitaron a Rasputín a una cena en el Palacio del príncipe Yusupov, situado en el malecón del río Moika. En el sótano del palacio se encontraban los vinos, bizcochos y pasteles que eran de su predilección, pero lo que él no sabía es que estos contenían una gran cantidad de arsénico. Aunque se dice que el arsénico no le hizo efecto y deciden dispararle en el corazón. Finalmente, fue lanzado al río Neva desde el puente Petrovski.

Tras la muerte de Rasputín, se dice que había expresado que, si algún día moría en manos de nobles, la dinastía Romanov perecerá durante veinticinco años, deberán abandonar Rusia, se enfrentaran entre hermanos y el país quedará en manos de otra dinastía. Misteriosamente, Demetrio fue desterrado a la frontera persa, y casi al tiempo estalla la Revolución Rusa. Por ello, se trasladó a Europa Occidental. Mientras tanto en Rusia, el Zar Nicolás II abdicó y al año siguiente él y su familia fueron ejecutados. Los aristócratas, entre los que se encuentra Yusúpov, fueron expulsados del país.

La reacción de la sociedad de Petrogrado estuvo dividida, unos celebraron su muerte; mientras otros, en especial, sus seguidoras le lloraron. Rasputín fue enterrado en el parque del palacio de Alejandro, donde habitaban los zares que tanta protección le dieron. Después de la revolución de febrero de 1917, el jefe del gobierno temporal, Alexander Kerenski, ordenó sacar los restos de Rasputín y quemarlos.

Escritores

Celebridades