Atanasio Kircher

Biografía de Atanasio Kircher
Cornelis Bloemaert / Public domain

Biografía de Atanasio Kircher

Atanasio o Athanasius Kircher (1602 – 1680) Sacerdote jesuita, inventor, filósofo y erudito alemán, uno de los científicos más destacados de su tiempo. Es considerado el ultimo renacentista y el inventor de la linterna mágica. Polímata, trabajó en diferentes campos de la ciencia, interesándose especialmente por la física, la óptica y el magnetismo. Inventó varias máquinas muy adelantadas a su tiempo y como jesuita, fue profesor en Wurzburgo y Francia. Pasó gran parte de su vida en Roma, donde trabajó inicialmente como profesor, para luego dedicarse a la actividad científica. Su obra, aunque exitosa, fue criticada por Descartes. Destacan: Magnas sive De arte magnetica, Mundus subterraneus y Oedipus Aegyptiacus.

Vida

Nacido en Geisa, Kircher estudió humanidades, filosofía y teología y se unió joven a la orden jesuita. También se interesó por las ciencias naturales y las lenguas y fue un estudioso orientalista. Fue llamado a enseñar Filosofía y Lenguas Orientales en Wurtzburgo, antes de que la Guerra de los Treinta Años lo llevara a trasladarse a Francia. Estuvo primero en Lyon y luego se unió a los jesuitas de Aviñón.  Más tarde se trasladó a Roma (hacia 1636), donde residió el resto de su vida. Enseñó primero matemáticas en el Colegio Romano y luego de unos años abandonó la docencia, para dedicarse al cultivo de las ciencias.

Intereses

Kircher cultivo una amplia variedad de intereses; escribió sobre biología, volcanología, geología, medicina, óptica, magnetismo, música, tecnología y astronomía y

sus obras fueron bastantes exitosas, al punto que podía vivir de ellas si así lo quería. Era leído desde China a América y todo el que se considerara intelectual, tenía al menos una de sus obras.  Algunos de sus lectores fueron, Huygens, Espinoza, Locke, Leibniz y su mas aguerrido crítico Descartes, para quiera era solo un charlatán.

La gran cantidad de obras que escribió no pareció ocupar todo su tiempo, pues además intercambió cartas con alrededor de 800 corresponsales en diferentes idiomas, incluyendo el que él mismo invento.  Asimismo, dedicó gran parte de su carrera a crear artefactos y maquinas que se adelantaba por mucho a su tiempo.  Como la maquina que vomitaba, un Jesús magnético que caminaba sobre las aguas o unas estatuas parlantes.

Atanasio Kircher: Legado, creaciones y estudios

Hacen parte de su legado varios aciertos y unos tantos desaciertos. Fue el inventor de la linterna mágica, pilar de la fantasmagoría, y el primero en emplear un microscopio para analizar la sangre de los enfermos de peste. Atinó además al suponer que un organismo microscópico era el causante de la enfermad y que el cuidado de la higiene podía prevenir el contagio. Estudió también los fósiles, y los volcanes y sus estudios sobre Egipto, fueron considerados la piedra angular de la egiptología. No obstante, su intento de traducción de los jeroglíficos fue un total disparate, así como su teoría de las mareas causadas por un océano subterráneo.

Creyó además que el movimiento de los planetas era a causa del magnetismo y pensó que el armadillo era un hibrido entre la tortuga y el erizo, así como que del leopardo y el camello se obtenía la jirafa. Su creencia en grifos, unicornios y dragones, tampoco le hicieron bien a su reputación, o su supuesto hallazgo de la ubicación de la perdida Atlántida.

Con todo y sus errores y su imaginación, a veces aberrante, criticada por Descartes, Kircher fue uno de los científicos mas destacados de su tiempo. Fue considerado el último hombre renacentista, diestro en todas las áreas.

Sus principales obras son: Ars magna lucis et umbrae; Mundus subterraneus; Magnas sive De arte magnética; Ars magna seiendi; Turris Babel; Prodromus coptus; Specula melitensis encyclica; Lingua aegyptia restituta; agneticum naturae regnum; Arca Noe, etc.

Falleció en Roma en 1680

To Top