Apolodoro de Atenas

Biografía de Apolodoro de Atenas

Apolodoro (180 a.C – 110 a.C) historiador, escritor, arquitecto y poeta. Nació en Antigua Atenas. Es conocido por ser el creador de un compendio conocido como Biblioteca de Apolodoro. Por ello, se le conoció como Apolodoro el Gramático. Desde el año el 150 a.C. desarrolló su actividad intelectual.

Sus tutores fueron Aristarco y el estoico Diógenes de Seleucia. Luego de acumular cierto conocimiento, se trasladó a Alejandría, para fundar una escuela que tenía como pilar el modelo alejandrino. Durante esta etapa realizó varios trabajos de catalogación, una de las obras que catalogó fue De las naves; preparó también un libro de Etimologías y la obra De los dioses. Apolodoro tuvo que ir producto de las persecuciones de Tolomeo Fiscón, quien en el año 164 a. de C., ordenó perseguir a los literatos, Apolodoro se dirigió a Pérgamo. Allí mantuvo una buena relación con el rey Atalo II Filadelfo (159-138), a quien dedicó una especie de historia universal encuadrada en la cronología de Eratóstenes: Crónicas.

Su nombre fue muy conocido por sus obras apócrifas, entre las cuales la más célebre es la llamada Biblioteca de Apolodoro. La Biblioteca es un vasto tratado mitológico, compilado, según inmejorables fuentes, no antes del siglo I d. de C. La razón por la que se atribuyó a Apolodoro esta obra no se comprende claramente. La fama de Apolodoro se debía más que nada a las Cronologías y a la mitología.

Apolodoro, examinó críticamente la literatura poética, principalmente la de Homero y Hesíodo. Gracias a un análisis detallado y racional logró hallar la génesis de la idea de divinidad; el substrato humano al modo de Evémero, el substrato astral cosmogónico, y también léxico y etimológico.

El aporte de su biblioteca fue muy importante y se evidenció en la cantidad de compendios que de la Biblioteca se hicieron en los posteriores siglos; en la actualidad sigue representando el más vasto y completo repertorio mitológico, y sobre la tradición del helenismo épico y dramático.

To Top