Síguenos en redes

Historia

Antonio Caballero y Góngora

Publicado

en

Biografía de Antonio Caballero y Góngora
Dominio público

Biografía de Antonio Caballero y Góngora

Antonio Caballero y Góngora (24 de mayo de 1723- 24 de marzo de 1796), religioso, arzobispo de Santafé y virrey del Nuevo Reino de Granada. Nació en Priego, Córdoba, España.  Creció en el seno de una familia noble, conformada por Juan Caballero y Espinar, escribano, regidor y alcalde del Cabildo, y la cordobesa Ana Antonia de Góngora. Desde muy joven fue encaminado por la vida religiosa.  A le edad de 15 años ganó una beca para estudiar teología en el colegio de San Bartolomé y Santiago. Ulteriormente, Antonio estudió en Granada en el Imperial Colegio de Santa Catalina. En 1750 se ordenó como presbítero y capellán real. Desde este momento se destacó por ser un sacerdote bastante culto y subordinado, su formación también permitió que actuara ocasionalmente como diplomático.

En 1767, Antonio Caballero y Góngora se retiró al convento de San Felipe Neri en Córdoba huyendo de la polémica que se dio con la expulsión de los jesuitas. Vivió un periodo de aislamiento, en donde se dedicó a leer y escribir, en 1774 regresó a la vida pública y dos años después fue nombrado obispo de Yucatán, suceso que cambió el curso de su vida. Varios años después, fue canónigo lectoral de Córdoba, labor que desempeñó hasta 1775, se diferenció por su oratoria y por su celo en el ejercicio de la censura eclesiástica. En 1776, fue elegido obispo de Mérida ubicado en Yucatán, Venezuela. Fue consagrado obispo de Mérida en una ceremonia solemne en la catedral de La Habana en el año 1776. En su diócesis, realizó labores apostólicas; hizo la visita pastoral, moralizó los gravámenes del clero y reorganizó el colegio de San Pedro, que había sido abandonado tras la expulsión de los jesuitas.

La estadía en Mérida fue realmente corta, apenas vivió un año, ya que en 1777 fue nombrado arzobispo de Santa Fe de Bogotá.  Llegó por mar a Cartagena el 29 de junio de 1778 y respectivamente a la capital el 5 del siguiente mes. Su llegada fue muy comentada, no solo por el prestigio que lo acompañó sino por su gran sabiduría, además, se comentó en sobremanera sobre su valiosa colección de libros de su autoría y otras de autores muy reconocidos. Antonio Caballero y Góngora inició una radical labor pastoral, expresada en la modificación de la renta de los diezmos, reajustó la arquidiócesis mediante la creación de los obispados de Mérida (Venezuela) y Cuenca (Quito). Pretendió fundar un nuevo obispado en Antioquia, colocar la diócesis de Panamá bajo la jurisdicción santafereña, excluyéndola de la jurisdicción de Lima. Pero en esta ambiciosa tarea fracasó. Aunque sí logró organizar un Concilio provincial neogranadino para restablecer la disciplina eclesiástica.

En 1777, llegó a estas tierras un visitador, Juan Francisco Gutiérrez de Piñeres, enviado por la corona española,  Gutiérrez de Piñeres estableció impuestos y normas absurdas, como el impuesto al estanco del tabaco, prohibición del cultivo del tabaco en tierras no autorizadas por las autoridades, erigió  rentas estancadas de naipes y de aguardiente, especialmente en el Socorro y Chiriquí, además organizó la institución encargada del cobro de las rentas, que se llamó la Dirección General de Rentas, estableció las aduanas en Cartagena y Santafé y finalmente, el 12 de octubre de 1780, publicó la Instrucción de nuevos gravámenes, aumentado dos reales la libra de tabaco y otros dos la del aguardiente. Ante esta situación explotó la furia de los habitantes de la Nueva Granada, y nació el movimiento comunero, inicialmente en el Socorro. Esta reacción popular y revolucionaria contra el nuevo régimen de impuestos ordenado por Carlos III, generó que indígenas, mestizos, criollos, esclavizados, cimarrones, y blancos pobres desencadenaran todo tipo de desórdenes públicos, muertes, quemas, ataques violentos contra las autoridades y militares reales y una gran movilización de casi veinte mil hombres hacia la capital para exigir la derogación de los nuevos impuestos.

En el ejercicio de su arzobispado, Antonio Caballero y Góngora tomó una postura fuerte en contra de esta situación.  Antes de que el movimiento tomase un aspecto social más peligroso, Los oidores con ayuda del arzobispo Caballero, enviaron una delegación, en la que se encontraba Juan Francisco Pey y Eustaquio Galavis, para detener el avance violento de los comuneros, lograron hallarlos en Zipaquirá, en donde se les llamó a negociar, el arzobispo de santa Fe, tuvo una participación activa durante esta negociación con los comuneros, se firmó unos acuerdos que terminaron por apaciguar al movimiento popular. Estratégicamente al tiempo las capitulaciones fueron anuladas y Caballero y Góngora instó para que se persiguiera a los cabecillas populares de la rebelión entre los cuales se subrayó a José Antonio Galán. Luego, de ser condenado el arzobispo influyó en la cruel sentencia que se le cargó al líder comunero. No contento con ello, encabezó la represión social y moral contra el movimiento.

Merced a esto, el 6 de julio de 1782 fue nombrado virrey interino por la corona española en recompensa a su valiente y férrea actuación política en la resolución de la amenaza popular. En 1784 se trasladó a Cartagena por una misión que buscaba organizar en poblados a los indígenas de la costa atlántica, dirigió la colonización del Darién, en la que fracasó. Emprendió además nuevas misiones en los llanos de Casanare y San Martín, completadas con las del Caquetá y Putumayo.

Antonio Caballero y Góngora fue reconocido entonces como un personaje cruel e implacable, que no tuvo reparo en reprimir a los comuneros neogranadinos. Aunque también fue un hombre que contribuyó al influjo y aparición de nuevas corrientes educativas y de pensamiento en el virreinato. Por ejemplo, apoyó el desarrollo de la Expedición Botánica en Santa Fe, fomentó el desarrollo de la minería y favoreció la enseñanza de las matemáticas y de las nuevas tendencias científicas que circulaban en Europa. Su ejercicio religioso en la Nueva Granada culminó en el año de 1789, cuando regresó a su Córdoba, ciudad en la cual fue obispo. Antonio Caballero y Góngora falleció a la edad de 73 años en Córdoba, el 24 de marzo de 1796.

Historia

Historia del Cubo de Rubik

Publicado

en

Historia del Cubo de Rubik
Foto pixabay.com

Historia del Cubo de Rubik

El Cubo de Rubik es rompecabezas mecánico tridimensional inventado por el arquitecto húngaro Ernő Rubik  en 1974. El cubo surgió como un instrumento, usado por Rubik, para explicar conceptos geométricos a sus estudiantes. Inicialmente se difundió en círculos científicos; en 1977 comenzó a comercializarse abiertamente en Hungría. Sin embargo, su popularidad  estalló luego de que fuera presentado en la Feria del Juguete de Nuremberg en 1979. Así, la década de 1980 quedó marcada con su aparición a nivel internacional. Desde entonces se han vendido más de 350 millones de cubos.

Inicios

 

La idea y la realización del primer prototipo del cubo de Rubik nació en 1974. Entonces, Rubik era docente en la Facultad de Artes Aplicadas de Budapest y el invento se llamaba Cubo Mágico. Había sido creado como un instrumento para explicar conceptos de espacio y geometría tridimensional a estudiantes arquitectura. Pero, con el paso del tiempo, el objeto dejo de ser un instrumento de aprendizaje para convertirse en juguete.  Uno de los más vendidos de la historia.

 

El cubo se difundió inicialmente sólo en algunos círculos científicos y de forma muy limitada. Por ese entonces, los únicos interesados en el prototipo eran matemáticos, amigos y alumnos. Después de presentar el prototipo, y gracias al conocimiento de su padre, Rubik decidió patentar el juguete en 1975. Tuvieron que pasar dos años más para comenzara comercializarse en Hungría, en 1977.

Primeros cubos

Los primeros cubos mágicos fueron fabricados y distribuidos en Budapest en la década de 1970. Durante esos años, Hungría pertenecía al régimen comunista, por lo que la exportación del juguete resultaba difícil. Con todo, el invento llegó a diferentes partes gracias al entusiasmo mostrado por varias personas.

Feria del Juguete de Nuremberg y la popularidad

La historia del cubo cambió cuando llegó a las manos de Tibor Laczi, un entusiasta de origen magiar, quien lo vio y llevó hasta la Feria del Juguete de Nuremberg de 1979. En la feria el cubo hizo delicias de los asistentes, tanto que un especialista del mundo de los juguetes, llamado Tom Kremer, se comprometió a comercializarlo por todo el mundo.  Finalmente, Rubik se asoció con la compañía estadunidense Ideal Toy para su fabricación a gran escala. El cubo llegó entonces a Estados Unidos y de ahí a todo el mundo. Para 1982 se habían vendido más de 100 millones de unidades.

Difusión

La década de los ochenta quedó marcada con la aparición del Cubo de Rubik a nivel internacional. Este con su dificultad desafió a millones de personas a resolverlo. Con los años, se convirtió en el juguete más conocido y vendido del mundo. Un item frecuente en todo hogar. De hecho, con su popularidad, el cubo hizo de Rubik el hombre más rico de Hungría.

Debido a que no había tutoriales para lograr que  sus filas de cuadros quedaran del mismo color, el cubo rompió varios récords. De hecho, al mismo Rubik le costo un mes solucionarlo. El cubo se convirtió en uno de los juguetes más atractivos y con más libros publicados.

Desde su creación se han constituido varios campeonatos y competencias. En la actualidad el récord de armado gira en torno a los 3-4 segundos.

Continúa leyendo

Historia

Historia de la Torre Eiffel

Publicado

en

Historia de la torre Eiffel

Historia de la Torre Eiffel

La Torre Eiffel es una construcción de hierro pudelado de 300 metros de altura diseñada por los ingenieros Maurice Koechlin y Émile Nouguier, con motivo de la Exposición Universal de París de 1889; dicha exposición marcaba el centenario de la Revolución Francesa. La preparaciones para la torre comenzaron en el año 1884, pero fue hasta tres años después que inició su construcción.  La torre fue prevista de su aspecto arquitectónico- arcos y base- por el arquitecto  Stephen Sauvestre y construida finalmente por el empresario francés Alexandre Gustave Eiffel. Actualmente la Torre Eiffel es el símbolo más representativo de París, así como uno de los monumentos más visitados del mundo.

El nacimiento de la torre

En junio de 1884, los ingenieros de la empresa Eiffel, Maurice Koechlin y Emile Nouguier, comenzaron el proyecto para la elaboración de una torre metálica de 300 metros de alto. La apuesta era construir una torre, en el Campo de Marte, con base cuadrada, de 300 metros de alto y 125 metros de ancho, que fuera el centro de atención durante la celebración de la Exposición Universal de 1889, fecha en el que se conmemoraban los 100 años de la Revolución Francesa.

Primer boceto

Primer dibujo de Maurice Koechlin Maurice Koechlin, Émile Nouguier, Public domain, via Wikimedia Commons

El 6 de junio de 1884, Koechlin realizaba el primer boceto del edificio. El dibujo representaba una torre con cuatro caras curvas unidas por plataformas cada 50 metros hasta llegar a la cumbre. Originalmente, Effiel no estaba interesado en el proyecto, sin embargo dio permiso a los diseñadores para continuar con el estudio. Para hacer el proyecto más aceptable, Nouguier y Koechlin solicitaron la ayuda Stephen Sauvestre, el arquitecto en jefe de la empresa de Eiffel. Sauvestre volvió a dibujar completamente el edificio dándole una apariencia más artística y pulida. Así, al diseño original, Sauvestre añadió patas recubiertas con mampostería, arcos monumentales para unir las columnas, salas acristaladas para cada planta y una forma de bulbo para la cima. Más adelante, el proyecto se simplifico, aunque conservó varios detalles proporcionados por Sauvestre.

 

El nuevo diseño

Proyecto revisado por Sauvestre
Stephen Sauvestre, Public domain, via Wikimedia Commons

La nueva versión del proyecto, embellecida con barniz, obtuvo la aprobación de Eiffel. A tal punto que el 18 de septiembre, el mismo patentaba el proyecto, con su nombre y el de los dos ingenieros. Más tarde, Eiffel compró los derechos de Koechlin y Nouguier, para obtener la titularidad exclusiva sobre la torre; de ahí que esta lleve su nombre.

Con todo, el genio de Eiffel no radico tanto en el diseño del monumento sino en la energía que empleo para que este se construyera. Eiffel no sólo dio a conocer la idea a las figuras más importantes del país; entre ellos varios gobernantes, magnates y el publicó en general,  sino que también recolecto fondos y uso los propios para la empresa. Inicialmente, Eiffel, intentó convencer a Édouard Lockroy, el entonces Ministro de Industria y Comercio, para que lanzase un concurso que tuviese por objeto la exploración de la posibilidad de construir una torre de gran altura en el Campo de Marte. Aunque su idea no lo convenció, el concurso sí tuvo lugar. Para 1886, la idea de Eiffel era seleccionada entre otros 107 proyectos.

Acta

La ubicación, construcción y forma operar del monumento estuvieron sujetas al acuerdo que fue firmado el 8 de enero de 1887 entre Édouard Lockroy, actuando en nombre del Estado francés, Eugène Poubelle, prefecto del Sena, como representante de la ciudad de París y Gustave Eiffel, actuando en su propio nombre y no en el de la empresa. El acta especificó el coste estimado de construcción en 6,5 millones de francos pagados en ese momento, otros 1,5 millones para gastos no previstos (emergencias, situaciones no planeadas) y los demás gastos serían costeados por una sociedad anónima creada por Eiffel.

El texto también establecía disposiciones, como: el precio de la entrada durante la Exposición Universal y  la creación de 300 entradas gratuitas por mes; además cada piso debía tener una sala reservada  para la realización de experimentos científicos y/o militares. Asimismo, se establecía  que después de la exposición la ciudad se convertirá en propietaria de la torre con todos sus beneficios y costes, aunque el Eiffel conservaría ciertos beneficios por su construcción hasta un plazo de 20 años contando desde 1890. Terminado este plazo todo sería devuelto a la ciudad de París.

 

Construcción

La fase de construcción de la torre comenzó el 28 de enero de 1887 y terminó el 31 marzo de 1889, poco antes de la apertura oficial de la Exposición universal. La construcción tomó poco más de dos años, terminando en tiempo récord, más teniendo en cuenta la gran envergadura del proyecto. En tan sólo cinco meses se construyeron los cimientos y en veintiún meses se ensambló la parte metálica.La unión de las grandes vigas del primer nivel culminó el 7 diciembre de 1887. Desde ahí, la construcción no se detendría hasta finalmente acabar en marzo de 1889. El número de trabajadores nunca superó los 250.

Una vez construida la torre, Eiffel fue condecorado con la Legión de Honor; esta le fue puesta en la plataforma de la cima.

Debates y polémicas sobre la torre

Incluso antes de su construcción, la torre ya estaba en el ojo del huracán de los debates. Muchas de las criticas provenían de los grandes nombres del mundo de las letras y las artes, aunque la torre supo sobreponerse. El 14 de febrero 1887 tuvo lugar la protesta de los artistas contra la torre. Dirigida al director de obras de la Exposición, Sr. Alphand,  la manifestación fue publicada en el periódico Le Temps, y entre sus firmantes se encontraban nombres, como el de Guy de Maupassant,Charles Gounod, Alexandre Dumas, Leconte de Lisle, , Ernest Meissonier, así como otros menos favorecidos por la posteridad. Las polémicas se terminaron por sí solas una vez la torre estuvo construida, ante la presencia indiscutible de la obra  y el inmenso éxito que cosechó. Durante la exposición de 1889, la torre recibió dos millones de visitantes .

Tras finalizar su función como parte de las Exposiciones Universales de los años 1889 y 1900,  el monumento fue utilizado en pruebas del ejército francés con antenas de comunicación. Actualmente  además de ser un atractivo turístico, la torre sirve como emisora de programas radiofónicos y televisivos. Con los años se ha convertido en el símbolo más representativo de París.

Curiosidades

Continúa leyendo

Historia

Noche de Paz

Publicado

en

Historia del villancico “Noche de Paz”
Pixabay

Historia del villancico “Noche de Paz”

El villancico Noche de paz, noche de amor  (en alemán:Stille Nacht, heilige Nacht) fue escrito  originalmente en 1816 por el sacerdote austriaco Joseph Mohr. La música estuvo a cargo del organista Franz Xaver Gruber, a quien Mohr conoció tras trasladarse a Oberndorf en 1817. El villancico se interpretó por primera vez un año después, la noche del 24 de diciembre.  Desde entonces su difusión no cesó, ha sido  traducido y grabado  a más de 300 idiomas y es uno de los villancicos más conocidos de la historia. En 2011, la Unesco lo declaró Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad.

 

Origen

Sobre la composición de la obra existen numerosas versiones. La historia verdadera no se conoció hasta 36 años después de que fuera interpretado por primera vez en la Misa del Gallo celebrada en  iglesia de San Nicolás de Oberndorf en 1818. En una carta, Gruber dio a conocer la historia del villancico y su autor, pero años después de que este muriera.

 

La historia del villancico comienza en 1816, año en el que el sacerdote Joseph Mohr lo escribía. Mohr fue ordenado sacerdote en 1815 y ese mismo año enviado a Mariapfarr. En Mariapfarr, Mohr compuso el poema Stille Nacht, heilige Nacht,  luego  convertido en el famoso villancico.

 En 1817  Mohr se trasladó a Oberndorf debido a una grave enfermedad. Allí, conoció al organista y maestro de escuela Franz Xaver Gruber, quien finalmente compuso la música. De acuerdo a la versión más conocida de la historia. En la navidad de 1818, mientras Mohr se encontraba preparando la tradicional Misa del Gallo o de Nochebuena, descubrió que el órgano de la Iglesia estaba inutilizable. No tardo mucho  tiempo en encontrar una solución, pues le pidió a su amigo Gruber que compusiera la música  para el poema, adaptando el tema para ser interpretado por el coro y una sola guitarra.

El 23 de diciembre de 1818, tras unas  unas cuantas de ensayo, el villancico quedó terminado. Fue interpretado por primera vez la noche del 24 de diciembre en la iglesia de Oberndorf.

 

Mundo Canticuentos (2015) Noche de Paz. [Video] .YouTube https://www.youtube.com/watch?v=C0YImrwIypo

Difusión

La difusión del villancico fuera de aquella población comenzó  unos años después gracias al constructor de órganos Carlos Mauracher, quién,  tras conocer el texto y la partitura, se los llevó a Tirol. Desde allí, sus dos amigos, los hermanos Strasser, se dedicaron a difundirla interpretando el tema por todo el país. La canción tardo algún tiempo popularizarse. Trece años después de su composición,  era cantada por grupos de católicos en Leipzig, Alemania. Lenta pero exitosamente,  fue llevada al resto del mundo.

Desde entonces, Noche de Paz  ha sido traducido a más de 300 idiomas e interpretada y grabada por numerosos artistas. Son particularmente célebres las versiones de Bing Crosby ,  Stevie Nicks, Enya y Mahalia Jackson, así como las versiones instrumentales de Mannheim Steamroller.  También existen versiones corales muy apreciadas en todo el mundo, aunque en la actualidad el tema difiere levemente de su original.

En 2011, la  UNESCO declaró Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad