Andrés Eloy Blanco

Biografía de Andrés Eloy Blanco

Andrés Eloy Blanco Meaño (6 de agosto de 1896 – 21 de mayo de 1955) Nació en Cumaná, Venezuela. Escritor y político venezolano, considerado uno de las figuras más importantes de la poesía venezolana, siendo conocido como El poeta del pueblo. Formado como abogado, Blanco se dedicó a escribir poesía social, artículos de opinión para revistas y obras teatrales.  De su profusa obra sobresalen los títulos: Tierras que me oyeron (1921), El amor no fue a los toros (1924), Barco de piedra (1937), Abigaíl (1937), Baedeker 2000 (1938), y Vargas, albacea de la angustia (1947). Comenzó su carrera política a finales de la década de 1920, apoyando a los movimientos de protesta contra el gobierno de Juan Vicente Gómez. Fue elegido presidente del Concejo Municipal del Distrito Federal y de la Asamblea Nacional Constituyente, así como Diputado por el Distrito Federal y Ministro de Relaciones Exteriores.

Familia e inicios

Hijo de Luis Felipe Blanco y Dolores Meaño, Blanco paso su infancia en la isla Margarita, lugar en el que fue confinada su familia tras manifestarse en contra del gobierno de Cipriano Castro. Criado como opositor e inconforme con la forma en que se gobernaba, Blanco se manifestó en contra de Juan Vicente Gómez, mucho antes de las manifestaciones estudiantiles del Carnaval de 1928. Tras trasladarse a Caracas a comienzos de la década de 1910, Blanco se incorporó al ambiente intelectual y cultural de la ciudad. En 1913, se unió al círculo de Bellas Artes y tres años más tarde ganó su primer premio en los juegos florales de Ciudad Bolívar (1918). Por ese entonces se encontraba estudiando Derecho en la Universidad Central de Venezuela.

En 1918, publicó su primer libro El huerto de la epopeya (1918) y fue detenido por manifestarse junto a grupo de estudiantes en contra del régimen de Gómez. Blanco estuvo encerrado por corto tiempo en La Rotunda. En la década de 1920, compaginó su trabajo como abogado con la escritura. Iniciando esta década publicó Tierras que me oyeron (1921) y poco tiempo después quedó primero en el concurso literario Juegos Florales de Santander (Cantabria), con el poema Canto a España.

Antes de regresar a su patria, fue nombrado miembro de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras.

Trayectoria de Andrés Eloy Blanco

Tras la publicación de sus primeras obras El huerto de la epopeya (1918) y Tierras que me oyeron (1921), Blanco paso corto tiempo en España y la Habana, entrando en contacto con importantes escritores. A finales de la década de 1920, incursionó en la política participando activamente en diversos movimientos de protesta. Por este entonces trabajaba como editor del periódico de oposición El Imparcial y simpatizaba con el grupo revolucionario Frente de Acción Revolucionaria (FAR).

Fue encarcelado nuevamente tras el golpe del 7 de abril de 1928; estuvo encerrado en La Rotunda y posteriormente fue trasladado al Castillo Libertador en Puerto Cabello. También estuvo en las cárceles de Timotos y Valera. Los años de cruel encerramiento terminaron en 1935, año en el que al deteriorarse su salud fue dejado en libertad con la condición de no publicar prensa o hablar por radio. Poco tiempo después de salir publicó Poda: saldo de poemas 1923-1928, poemario escrito durante su encierro.  Tras la muerte del dictador publicó sus obras más notables, como lo son Barco de piedra (1937) y Baedeker 2000 (1938), obras escritas durante su encierro y conservadas gracias a sus hermanas, quienes sacaban sus escritos durante sus visitas.

En la década de 1930, presentó la obra teatral, Abigaíl (1937), tragedia lirica estructurada en tres épocas denominadas con nombres de aves (fénix, pelicano y grulla). Todo esto ligado a la resurrección de la joven Abigail a manos de un iluminado. Por este entonces comenzó a escribir su obra La Juanbimbada (1960), libro de estilo costumbrista en el que se refleja la sensibilidad popular del autor y su acercamiento a la realidad venezolana. Esta forma de acercarse al pueblo y sus costumbres fue bautizada con el nombre de «colombismo». Sin dejar de lado su pasión por la política y su lucha por la democracia, Blanco retomó su carrera política uniéndose a las filas del Partido Democrático Nacional (PDN),

con el cual llegó a ser elegido presidente del Concejo Municipal del Distrito Federal a comienzos de la década de 1940.

En 1941, Blanco participó en la fundación del partido Acción Democrática y colaboró en la redacción del semanario político, El Morrocoy Azul.  El siguiente año trabajó activamente en la redacción del nuevo Código Civil (1942), el cual se mantuvo vigente los siguientes cuarenta años. En 1945, fue elegido diputado por el Distrito Federal y un año más tarde trabajó como presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (1946), puesto en el que se destacó por su talento como orador. Fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores (1948), durante el gobierno de Rómulo Gallegos. Al ser derrocado Gallegos en noviembre de 1948, Blanco se exilió por corto tiempo en Cuba y posteriormente se radicó en México, donde se dedicó por completo a la escritura.

Un año antes de partir al exilio, publicó su biografía de José María Vargas, titulada Vargas, albacea de la angustia (1947). En los primeros años de la década de 1950, publicó la comedia Los muertos las prefieren negras (1950), obra de teatro en la que satiriza los dramas y las novelas policiales. Seguido publicó los poemas, A un año de tu luz (1951) y Giraluna (1955). Su última obra, La Juanbimbada fue publicada de manera póstuma en 1960. Este prolífico poeta, falleció en un trágico accidente automovilístico, el 21 de mayo de 1955 en Ciudad de México (México).

To Top