Historia y biografía de

Escritores

Óscar Castro Zuñiga

Óscar Castro Zuñiga
Dominio Público

Biografia de Óscar Castro Zuñiga

Óscar Castro Zuñiga nació el 25 de marzo de 1910 en la comuna de Rancagua de la provincia chilena de Cachapoal y de la región del Libertador General Bernardo O’Higgins y murió el 1 de noviembre de 1947 en Santiago de Chile. Fue un escritor que navegó tanto en el género lírico como en el narrativo, cultivando en el primero un estilo reaccionario al subjetivismo y al hermetismo propio del vanguardismo histórico, ubicándose entonces en la conocida “poesía de la claridad” que estaba, a su vez, influenciada por las letras del español Federico García Lorca; y cultivando en el segundo género un estilo de índole más realista que sus contemporáneos, al punto de poder ser considerado como un criollista, aunque sin dejar de ser visceral y poético, por paradójico que suene.

Óscar Castro Zúñiga fue el tercero de los hijos de María Esperanza Zúñiga y de Francisco Castro, siendo hermano de Irma, Javier, Elba y Graciela. Para 1917, viviendo en la comuna de Rancagua, Óscar Castro fue inscrito en la Escuela Superior Número 3 como alumno regular en 1917, aunque poco tiempo después le fue imposible continuar debido a que comenzó a padecer tos convulsiva. Luego de esto, el padre de Castro Zúñiga los abandonó, por lo que Óscar perdió esperanza de volver a estudiar debido a la mala situación en la quedó su familia. No obstante, para 1923 los Castro Zúñiga recibieron la ayuda económica de uno de sus familiares, Julio Valenzuela, tío de Óscar, con lo cual le fue posible al futuro poeta volver a sus estudios, siendo matriculado en el Instituto O’Higgins de Rancagua. Pese a esto, el orgullo del ya joven Óscar hizo que sólo durara un año estudiando, pues le daba vergüenza depender de su tío, por lo que comenzó a estudiar por su cuenta.

Poco tiempo después de esto, Óscar Castro Zúñiga comenzó a escribir sus primeras poesías para la revista Don Fausto desde 1926, ocultando su nombre con el seudónimo de Raúl Gris, en honor a su hermanito pequeño. No sería sino hasta tres años después en que, a partir de su Poema a su ausencia, empezaría a usar su nombre real. Siguiendo este camino, y sufriendo la muerte de su hermano Javier en 1934, Óscar fundaría el colectivo literario Los inútiles, conformado por ocho autores entre periodistas y escritores que buscaban sustituir al recientemente desaparecido Círculo de Periodistas de Rancagua, y del que se destacan miembros como Agustín Zumaeta Basalto y Nicomedes Guzmán. Un año más tarde, Óscar ingresaría en el diario La Tribuna como redactor y contraería matrimonio con la también poeta Ernestina Zúñiga, conocida usualmente como Isolda Pradel, su seudónimo artístico; aunque dicha unión era prohibida por su madre María Esperanza Zúñiga. Por esta razón, la pareja fue expulsada del hogar materno de Óscar y ambos pasaron momentos difíciles hasta que finalmente fueron perdonados por María.

Si bien Óscar Castro ya publicaba, no fue sino hasta la escritura de Responso a Federico García Lorca, poema en honor al poeta homónimo fusilado en la guerra civil española, que cobraría gran notoriedad en las letras nacionales. Seguido a este gran éxito, Castro Zúñiga tuvo que enfrentar dos noticias el año siguiente: la trágica muerte de su madre y la publicación de su primer libro, Camino en el alba, con la editorial Nascimiento. A este primer título, le seguiría su descubrimiento como narrador en 1939, obteniendo un premio argentino por una colección de cuentos y publicando con Editorial Zig-Zag la compilación de relatos Huellas en la Tierra. Dos años después de esto, el Ministerio de Educación decretó que fuera nombrado bibliotecario en el Liceo de Hombres de Rancagua, el cual sería renombrado como Liceo Óscar Castro Zúñiga en 1971 por iniciativa de los miembros del colectivo Los inútiles y por varios estudiantes, incluidos los de la misma institución educativa. Tras ser bibliotecario, Óscar también fue docente de lengua castellana y periodista del liceo; además de que crearía, junto a otros maestros, el Liceo Nocturno de Rancagua. Poco tiempo después, Isolda Pradel dio a luz a Ivelda y luego a Leticia Esmeralda, quien moriría en 1945 con tan sólo once meses de edad. Para esa misma época, Óscar sería diagnosticado con tuberculosis pulmonar, por lo que hubo de guardar reposo por espacio de dos meses hasta que en 1946 aceptaría un cargo procedente de Santiago y al año siguiente comenzaría a realizar labores en el Liceo Juan Antonio Ríos. No obstante, luego de publicar libros como Viaje del alba a la noche, Reconquista del hombre, Llampo de sangre y Comarca del jazmín, la salud de Óscar Castro Zúñiga se resquebrajaría. Por este motivo, fue internado en el Hospital del Salvador el 12 de septiembre de 1947, falleciendo el 1 de noviembre de ese mismo año. Luego de su muerte, se publicarían de forma póstuma libros como Glosario gongorino, Rocío en el trébol, Lina y su sombra y El valle de la montaña; además de la antología de sus cuentos completos.

To Top