Escritores

Mary Montagu

Biografía de Mary Montagu
John Simon [Public domain], via Wikimedia Commons

Biografía de Mary Montagu

Lady Mary Wortley Montagu (15 de mayo de 1689 – 21 de agosto de 1762) Nació en Londres, Inglaterra, Reino Unido. Aristócrata, escritora y viajera británica, considerada una de las mujeres más destacadas del siglo XVII, actualmente es vista como icono del feminismo. Como la mayoría de las jóvenes descendientes de familias adineradas Montagu, recibió una educación esmerada, la cual le permitió entender desde temprana edad el contexto en el que vivía; este conocimiento le llevó a criticar y profundizar sobre diversas temáticas políticas, así como satirizar la obra de algunos escritores, estos primeros escritos aparecieron bajo un seudónimo, practica frecuentemente utilizada en la época por mujeres escritoras. A comienzos de la década de 1710, huyó de su casa con Edward Wortley Montagu, con quien vivió en Constantinopla por varios años; durante su estancia observó las practicas que la llevaron a experimentar con la inoculación, el primer paso que llevó al descubrimiento de la vacuna de la viruela, uno de los logros más destacados de su carrera.

Nacida en el seno de una familia acomodada, sus padres fueron el Quinto Conde de Kingston y Lady Mary Fielding, prima del novelista Henry Fielding. Montagu fue instruida durante su infancia y juventud en la casa de su padre, la cual contaba con una amplia colección de libros; desde temprana edad se mostró interesada por la escritura y la literatura, pasión que cultivó con el paso del tiempo. Mientras estudiaba comenzó a escribir sus primeros ensayos y poemas, los cuales compartía en las tertulias organizadas en su casa; por este mismo periodo entabló una relación cercana con la escritora Mary Astell, promotora de la igualdad de oportunidades en el ámbito educativo para las mujeres, por su lucha es llamada la primera feminista inglesa. La relación con Astell influyó profundamente en el pensamiento de Montagu, quien desde joven luchó por alejarse del sistema opresivo impuesto a las mujeres de la época.

 

Viaje a  Constantinopla

A comienzos de la década de 1710, Montagu huyó de su hogar con el destacado miembro whig del Parlamento, Edward Wortley Montagu, en lugar de contraer matrimonio con el candidato escogido por su padre; tras la llegada el poder de los whigs, Edward Wortley, fue nombrado embajador en Constantinopla (actual Estambul), cargo que ejerció entre 1716 y 1718. Durante su estancia en Constantinopla, Montagu, escribió numerosas cartas en las que describía detalladamente sus experiencias, las costumbres y la cultura del territorio, en ellas se presenta una visión diferente de este, sin los prejuicios y mitos que eran presentados por los viajeros ingleses con anterioridad. Por su atención al detalle las cartas de Montagu, se convirtieron una de las fuentes más sobresalientes sobre viajes, incluso son consideradas pioneras del orientalismo. Mientras vivía en Constantinopla, observó el papel de las mujeres y las libertades que están tenían como el salir de viaje, comprar y vender sin consultar a sus esposos, asimismo, entendió que el valor de las mujeres en la cultura otomana dependía de los hijos que estas tenían, aspecto que criticó fuertemente, así como otros detalles que no le gustaron de la cultura; cabe mencionar que sus escritos no se centraron en los aspectos negativos de esta.

Viruela

Durante su estancia en Constantinopla observó cómo unas ancianas realizaban una serie de inoculaciones, a través de las cuales era insertado en el cuerpo una pequeña porción de pus de viruela. La persona que se sometía a este tratamiento tenia síntomas por corto tiempo y quedaba inmunizada; fascinada por la técnica y temerosa por los estragos que causaba la viruela por este entonces, decidió someter a su hijo al tratamiento, obteniendo buenos resultados; motivada por los resultados del procedimiento decidió dar a conocer esta práctica en Inglaterra. Al regresar al país en 1718, convenció a varios amigos y figuras importantes de practicarse el procedimiento, con el paso del tiempo esta práctica comenzó a ser aceptada y practicada en el país. Las inoculaciones de Montagu, dieron paso la creación de la vacuna de la viruela en 1796, por Edward Jenner.

Tras regresar a Inglaterra la familia Wortley Montagu se estableció en Twickenham, donde Lady Mary continuó con su carrera literaria. Los primeros escritos de este periodo fueron Town eclogues un conjunto de seis poemas inspirados en la obra de Virgilio; a estos le siguieron la crítica anónima contra el satírico Jonathan Swift, una obra de teatro, titulada Simplicidad (1735) y una serie de ensayos en los que abordó temas relacionados con la política del país y el rol femenino, asimismo, en estos criticó la moral de la época y ciertos aspectos de la sociedad que le disgustaban En este mismo periodo fue criticada y satirizada por Alexander Pope en el  libro The Dunciad; cabe resaltar que el joven poeta y Montagu, solían trabajar en conjunto, sin embargo, esto cambio en el trascurso de la década de 1730.

En 1742, se trasladó a Avignon (Francia), donde vivió hasta 1746, durante su estancia conoció al joven Conde Ugo Palazzi, con quien se mudó a Italia y vivió los siguientes diez años en Brescia. En 1756 se mudó a Venecia, ciudad en la que vivió hasta 1761, año en el que su esposo falleció; tras la muerte de este decidió regresar a Londres, donde paso los últimos meses de su vida, por este entonces la escritora estaba gravemente enferma de cáncer, padecimiento que acabo con su vida el 21 de agosto de 1762. Un año después de su muerte fue publicada una copia no autorizada de sus cartas, la cual se fue vendida por toda Europa. Años más tarde estas fueron compiladas por Robert Halsband en el libro The Complete Letters of Lady Mary Wortley Montagu (1965-67), primera edición completa de su correspondencia

Ir arriba