Síguenos en redes

Historia

Manuelita Sáenz

Publicado

en

Biografía de Manuelita Sáenz
Google
Información personal
Nombre CompletoManuela Sáenz Aizpuru
Nacimientodiciembre 27, 1795
Fallecimientonoviembre 23, 1856
Causa de MuerteFiebre tifoidea
OcupaciónMilitar y prócer
Apodo/PseudónimoLibertadora del Libertador
NacionalidadEcuatoriana (Imperio español)
Padres

Simón Sáenz de Vergara y María Joaquina Aizpuru

Biografía de Manuela Sáenz (Manuelita Sáenz)

Manuela Sáenz, de nombre completo Manuela Sáenz y Aizpuru o Sáenz de Thorne, también conocida como Manuelita Sáenz, nace en Quito, Ecuador, en 1795 y muere en Paita, Perú, en 1859. Aunque esa información es estimada, puesto que no se sabe exactamente cuándo ni dónde nació, ella misma decía “Mi país es el continente de América. He nacido bajo la línea del Ecuador”. Comúnmente conocida por ser amante de Simón Bolívar (estaba casada con el doctor J. Thorne), su papel es mucho más importante que eso, pues no solo llegó a salvarle la vida sino que participó activamente de la gesta emancipadora. La historiografía del siglo XIX suele omitirla por ser una “mancha” en el buen nombre del libertador, pero sus hazañas han pasado a la historia con la categoría de heroína. Conocida también como Libertadora del libertador, fue participe de grandes momentos históricos como el encuentro entre Bolívar y San Martín de Guayaquil, las batallas de Pichincha y Ayacucho, la rebelión y la disolución de la Gran Colombia.

Apodada como “amable loca”, “la Sáenz” (por los muchos enemigos de Bolívar) y “manuelita la bella”, acompañó a Bolívar de 1822 a 1830. Era hija de Simón Sáenz y Vergara, un español capitán de la milicia del rey y recaudador de diezmos, y de Juana María del Campo. A los veinticuatro años Manuela se casó con un acaudalado inglés, James Thorne. Y había sido condecorada con la Orden del Sol el 23 de enero de 1822 por convencer a su medio hermano, el capitán del regimiento de Numancia del Ejército Realista, para que se pasaran al campo de los patriotas. Antes de ello, había sido criticada por abandonar el convento de Santa Catalina en 1815, después de que su madre muriera.

Su vida hasta entonces tenía mucho contacto con la política, puesto que desde 1809 la aristocracia criolla conspiraba contra el poder de los hispanos, presenciaba desfiles de prisioneros desde la ventana de hogar y se maravillaba con doña Manuela Cañizares, pues la consideraba una heroína por prestar su casa para las reuniones de los conspiradores.

Su ímpetu rebelde haría que aprendiera a escribir y a leer, lo que le permitió iniciar una relación epistolar con su amante Fausto Delhuyar, un coronel del ejército del rey. Se fugó con él y se dio cuenta de su infertilidad además de la charlatanería de su amante. Se dice que nunca amó al médico Thorne, y que solo se casó con él porque su imagen había quedado dañada.

Poco después de la fundación en Angostura de la Gran Colombia, los limeños comenzaban a conspirar y Sáenz era una de sus principales activistas. Hacía reuniones disfrazadas de fiestas en su casa, era una espía y ayudaba a la revolución.

Cuando Manuelita Sáenz regresó a Quito, poco después de unir el país a la República de la Gran Colombia, el 16 de junio de 1822 en el baile en que se celebró la liberación conoció a Simón Bolívar. Se volvieron inseparables y fue la última mujer con quien sostuvo una relación continua desde la muerte de su esposa, María Teresa del Toro. Se la describe como su confidente, cuidadora de sus archivos, de sus intereses políticos y de su vida.

Su relación pasó a ser muy pasional y a pesar de los compromisos del libertador y las labores de consolidación de la independencia del Ecuador por su parte, no se separaron. Hasta tuvo un uniforme, presente de Bolívar, que utilizaba cuando sofocaba algún levantamiento. Fue nombrada miembro del Estado Mayor del Ejército Libertador y peleó hombro a hombro junto a Antonio José de Sucre en Ayachucho, siendo así la única mujer en pasar a la historia como combatiente y heroína de esta batalla.

En los tiempos de esplendor de la Gran Colombia, Manuelita Sáenz viajó a Bogotá junto a Bolívar, militando activamente y llevándole archivos. Vestía de soldado y patrullaba junto a sus esclavas. Fue por esa época que salvó a Bolívar de un atentado dirigido por Francisco de Paula Santander, protegiéndolo mientras éste huía por una ventana. Fue él mismo que al regresar al palacio le dijo: “Eres la libertadora del libertador”

. Llegó a hacer una representación de “La quema de Santander” por su traición hasta que Bolívar huyó a Santa Marta en 1830.

Algunos meses más tarde, se enteró de la muerte de su amante y decidió suicidarse. Manuelita Sáenz fue a Guaduas donde se hizo morder de una víbora, pero fue salvada por los habitantes del lugar. Frente a las calumnias contra Bolívar (por parte de Santander) escribió La torre de Babel (Julio) por lo cual fue perseguida por considerarla peligrosa. El 1 de enero de 1834 fue encerrada en la cárcel de mujeres y enviada a Jamaica. En 1835 volvió a Ecuador pero el presidente Vicente Rocafuerte la desterró.

Su vida después del destierro fue un acto de sobrevivencia a base de dulces, tejidos y bordados, ya que dejaron de mandarle la renta que le correspondía por su hacienda en Quito. Era considerada por la gente con mucho aprecio llamándola Simón o Simona y bautizando niños. Manuelita Sáenz contrajo difteria y murió con sus escasos recursos a los 59 años.

Historia

Historia del telégrafo

Publicado

en

Historia del telégrafo

Historia del telégrafo

El telégrafo, dispositivo que utiliza señalas eléctricas para la transmisión de mensajes, fue el primer medio de comunicación de gran rapidez a larga distancia. Uno de los inventos más revolucionarios del siglo XIX,  fue inventado por Samuel F.B. Morse, el creador del código Morse en 1837. El mismo Morse se encargó de instalar las primeras líneas telegráficas en los Estados Unidos. Antes de la creación del telégrafo eléctrico, de Morse, existieron otros tipos de telégrafos como el telégrafo óptico de Claude Chappe o el telégrafo electrostático de Samuel Soemmering. Estos telégrafos y los aportes otros científicos, como Antoine Nollet y Alessandro Volta, fueron la base para el desarrollo de la telegrafía en el siglo XIX. Con el tiempo, este invento, sería reemplazado por el teléfono.

Antecedentes y primeros modelos

Aunque se suele dar su autoría a un solo hombre, Samuel F. B Morse, la invención del telégrafo fue realmente el resultado de una cadena de aportes realizados por varios científicos e investigadores. El primero, y quizás menos conocido, fue el aporte del científico y religioso francés Antoine Nollet, que en el año de 1746 llevó a cabo un experimento con 200 monjes conectados entre sí con alambres de hierro. Cuando estuvo todo dispuesto, el científico descargó una batería de botella de leyden y al ver reacciones de los monjes,  pudo comprobar la rapidez con la que se propaga la electricidad.

Más adelante, en el año de 1800,  Alessandro Volta inventaba la pila voltaica, dispositivo que reemplazó la botella de Leyden y se convirtió en la nueva fuente de energía artificial. Unos años antes, en 1794,  Claude Chappe había inventado el telégrafo óptico. Sin embargo, este era un dispositivo poco practico, utilizaba un alfabeto basado en la teoría de los semáforos y dependía totalmente de la linea de visión. Por lo que fue remplazado rápidamente.

En 1809 apareció en Baviera telégrafo electrostático, inventado por Samuel Soemmering. Este tenia 35 cables con electrodos conectados al agua y el mensaje viajaba largas distancias gracias al gas producido por electrólisisLa historia de las comunicaciones cambio cuando el científico británico

 William Sturgeon  presentó el electroimán en 1825. Tres años después, Harrison Dyar creaba el primer telégrafo de origen estadounidense.

Le siguieron los telégrafos de Pavel Schilling, basados en el modelo de Soemmering, y  el de Gauss y Weber, quienes en 1833 instalaron una línea telegráfica entre la universidad y el Observatorio de Góttingen. El primer telégrafo eléctrico conocido fue inventado en 1836  por el científico estadounidense David Alter. Y aunque este probó su funcionalidad, el científico decidió no seguir con su desarrollo. Un año después aparecían los telégrafos de Cooke y Wheatstone y de Morse.

El telégrafo eléctrico de Morse.

Mientras impartía clases en la Universidad de Nueva York en 1837, Samuel Morse, quien era pintor y fotógrafo, consiguió crear el primer telégrafo. Además, creó el alfabeto usado para las trasmisiones  también conocido como Código Morse. El sistema era simple, usando el electroimán de Sturgeon, el telégrafo de morse  producía códigos en una tira de papel. El mensaje viajaba grandes distancias, para luego ser interpretado por una persona versada en el código.

El 6 de enero de  1838 se hizo la primera demostración pública, pero no fue hasta cinco años después de que el gobierno de los Estados Unidos, le otorgó 30,000 dólares para construir la primera línea telegráfica experimental de Washington a Baltimore.  La trasmisión del primer mensaje se hizo el 1 de mayo de 1844 y el mensaje era “Lo que Dios ha creado”.

El telégrafo sigue evolucionando

El telégrafo no dejó de evolucionar con el paso de los años, pues desde su primera trasmisión y con el apoyo de varios fondos privados, Morse y sus asociados consiguieron extender la linea telegráfica. Llegó hasta a Filadelfia y Nueva York. Al mismo tiempo otras empresas telegráficas comenzaron a surgir en el Este, Sur y Medio Oeste, con lo que la comunicación telegráfica se extendió a todo el país.  En 1851 comenzaron a funcionar los despachos por telégrafo, mientras que en 1861 aparecía la linea transcontinental de Western Union. Con el tiempo, surgieron los operadores Morse, quienes escuchaban el código en vez de leerlo en el papel; en 1900 fue inventado el sistema telegráfico Creed,  con el que el código era convertido a  texto

Los avances siguieron con la creación de la multiplexación, sistema que permitía trasmitir ocho mensajes simultáneamente por un mismo cable. Más tarde fue introducido el varipolex, permitiendo la trasmisión de 72 mensajes simultáneos en un solo cable. Asimismo, apareció el  teleprinter (1925) y  los dispositivos de facsímil automáticos.

Hasta el año de 1877, toda la comunicación rápida y a distancia dependdel telégrafo. Ese año, fue desarrollada tecnología la rival que a la larga lo reemplazo: el teléfono.

Continúa leyendo

Historia

Pfizer

Publicado

en

Historia de Pfizer

Historia de Pfizer

Pfizer, Inc (anteriormente Charles Pfizer and Company) es una empresa farmacéutica de origen estadounidense fundada por los primos Charles Pfizer y Charles Erhart en 1849. En sus inicios la compañía fabricaba ácido cítrico y vitaminas y en 1945, se convirtió en el primer productor de la penicilina. Su primer medicamento, la terramicina, vio la luz en 1950, seguido de una amplia expansión. La compañía llegó  a países como España, Colombia y Perú, alcanzando el éxito entre los años 80 y 90, gracias a la comercialización del Besitrán, Norvas, Zitromax y el Viagra. Para el año 2000, Pfizer se convirtió en una de las farmacéuticas más exitosas y conocidas a nivel mundial, luego de la incorporación de Warner Lambert.  Pfizer sería la primera de varias compañías en desarrollar una vacuna efectiva para el tratamiento del Covid-19.

Inicios

La historia de Pfizer se remonta hasta mediados del siglo XIX, cuando los primos de origen alemán Charles Pfizer, un químico, y Charles Erhart, pastelero, deciden fundar su propia compañía en el barrio neoyorquino de Brooklyn. Su primera apuesta fue un medicamento antiparasitario con olor almendras. Durante la Guerra Civil estadounidense, la empresa supo aprovechar la demanda de analgésicos y desinfectantes, convirtiéndose en pionera en la producción de acido tartico y duplicando sus ingresos en la década de 1860.

Para 1880 la compañía comienza la fabricación del ácido cítrico, principalmente utilizado en refrescos, y años después desarrolla una nueva y exitosa fórmula. Esto tras la escasez del citrato de calcio provocado por la Primera Guerra Mundial.

En 1936 incursiona en la producción y comercialización de vitaminas.

La compañía supo aprovechar otro momento histórico, cuando se dedicó a la fabricación masiva de la penicilina durante de la Segunda Guerra Mundial

. Su primer medicamento, el antibiótico terramicina vio la luz en 1950, facilitando la expansión de la compañía. Para 1952 nace Pfizer España, seguido de Pfizer Colombia, Perú… entre otros países. La compañía creó sedes tanto en Latinoamérica, como en Europa, al tiempo que incursionaba en el rubro de los medicamentos para animales.

Estabilidad, éxitos y vanguardia

Durante las décadas de 1980 y 1990, la compañía experimentó un crecimiento sostenido gracias al descubrimiento y la comercialización de varias drogas. Comenzando con el antinflamatorio Feldene. Feldene se convirtió en el antiinflamatorio de prescripción más vendido en el mundo en 1982. Más tarde vinieron los exitosos Besitrán, Norvas y Zitromax, seguido del anticolesterol Lipitor y el Viagra. Este último, lanzado en 1998, para tratar la disfunción eréctil, es posiblemente el medicamento más conocido de la farmacéutica, junto al antidepresivo Xanax.

El grupo también ofrece medicamentos para tratar el cáncer, así como las enfermedades cardiovasculares y neurológicas. Algunos de sus mayores éxitos son los tratamientos Xtandi e Ibrance para el cáncer, el anticoagulante Eliquis, la vacuna Prevnar 13 y los productos para la artritis reumatoide Enbrel y Xeljanz.

A comienzos del siglo XXI, Pfizer se convirtió en la farmacéutica con mas valor y de más rápido crecimiento a nivel mundial gracias a la incorporación de Warner Lambert y Pharmacia. Con Warner Lambert llegaron a la compañía los medicamentos Cardyl, Zarator y Viracept. Mientras que con Pharmacia, la farmacéutica se abrió espacio en el área de la endocrinología y oftalmología desarrollando nuevos medicamentos. En 2009 se unió a Pfizer la farmacéutica Wyeth.

Actualmente la compañía emplea a más de 80.000 personas en todo el mundo y vende sus productos en más de 120 países. Pfizer salió a Bolsa en 1942, tiene un valor actual de más de 210 mil millones de dólares y es uno de los líderes en farmacia a nivel mundial.

En 2019 anunció su fusión con el grupo farmacéutico Mylan.

Pfizer y la vacuna contra covid-19

En marzo de 2020, mientras la pandemia del covid-19 se propagaba por todo el mundo, la farmacéutica se asoció con BioNTech para desarrollar una vacuna. Rápidamente, en abril, comenzaron las primeras pruebas, que dieron como resultado a la primera vacuna frente a la pandemia. En julio iniciaron los ensayos clínicos con el Tozinamerán, administrada en dos dosis a más de 40 mil participantes y una vez probada su efectividad comenzó el tratamiento en diferentes países.  Los primeros países en aprobar el uso de la vacuna fueron Estados Unidos y Reino Unido. A la fecha la vacuna, sigue siendo pionera en el tratamiento contra el covid, junto a la vacuna de Oxford, AstraZeneca.

Continúa leyendo

Historia

Historia de la palabra cuarentena

Publicado

en

Historia de la palabra cuarentena
Unknown authorUnknown author, Public domain, via Wikimedia Commons

Historia de la palabra cuarentena

La cuarentena, palabra que originalmente significa “cuatro veces diez”, comenzó a utilizarse para referirse aislamiento en la Venecia del siglo XIV, durante la expansión de la peste negra. Sin embargo, esta medida sanitaria tiene su origen mucho más atrás, como es el caso del aislamiento por la lepra mencionado en el Pentateuco. Otras formas de confinamiento surgieron en los siglos XIII y XIV, hasta que finalmente aparece la cuarentena como el aislamiento de los enfermos por 40 días. Desde entonces la palabra se ha utilizado para referirse a los confinamientos prolongados relacionados con las enfermedades infecciosas.

Origen

Etimológicamente, la palabra cuarentena proviene del italiano Quaranta giorni, que a su vez se deriva del latín quadraginta y traduce “cuatro veces diez”. En el sentido médico, la palabra comenzó a utilizarse en el siglo XIV para referirse al aislamiento de 40 días impuestos a los enfermos de la peste negra en Venecia. Ahora bien, el aislamiento como medida sanitaria tiene su origen mucho antes. Por ejemplo, en el Pentateuco se mencionaba como los enfermos de lepra eran separados bajo la ley mosaica para evitar la propagación de la enfermedad.

Confinamientos y el surgimiento de la cuarentena

Más tarde se verían otros confinamientos durante la plaga de Justiniano, entre el siglo VI y VIII. Y ya a partir de los siglos XIII y XIV, las formas de aislamiento comenzarían a avanzar. Especialmente por la llegada de la peste negra.  Es entonces cuando Venecia toma el liderazgo en materia de medidas sanitarias estableciendo la cuarentena para los enfermos de la peste. Estos eran aislados por un periodo de 40 días ya que en la mayoría de las enfermedades el periodo de incubación es menor a este (existen algunas excepciones). El país también nombró a tres guardianes de la salud publica durante los primeros años de la llegada de la peste.

Desde entonces, hasta la fecha la cuarentena ha sido ampliamente utilizada para la prevención de la propagación de las enfermedades infecciosas. Fue usada contra la fiebre amarilla, la gripe española, las epidemias de ébola, el cólera y en la actualidad con la pandemia por el Covid-19

. El numero de días en aislamiento varía, sin embargo, según la enfermedad.

Covid-19

En el caso del covid-19, la primera cuarentena directa empezó en China, cuando el gobierno ordeno el confinamiento de la provincia de Hubei, que incluye a Wuhan, ciudad donde apareció el SARS-CoV-2 originalmente. La cuarentena extendió hasta abril del mismo año, cuando comenzó a reducirse el número de contagios. Con la expansión del virus por todo el mundo y los rebrotes, se impusieron diferentes medidas de aislamiento y restricciones. Desde periodos de confinamiento prolongados al aislamiento por 14 días, luego de entrar o salir del país o entrar en contacto con alguien enfermo.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad