Historia

Antonio José de Sucre

Biografía de Antonio José de Sucre
Dominio público

Biografía de Antonio José de Sucre

Antonio José Francisco de Sucre y Alcalá nace en Cumaná (actualmente Venezuela) el 3 de febrero de 1795 y muere en Sierra de Berruecos, Colombia el 4 de junio de 1830. Fue un militar y político, considerado un prócer de la independencia hispanoamericana. Se unió desde muy temprano a la causa emancipadora, pero cobró protagonismo cuando, cerca de 1819, se volvió uno de los lugartenientes más importantes de Simón Bolívar, y donde sobresalió por ser buen estratega y ser muy leal.

Actualmente José de Sucre es de los héroes más reconocidos, laureados y admirados de la independencia latinoamericana. Su mayor y más importante obra bélica fue la batalla de Ayacucho contra los españoles. En la parte política, fue presidente de Bolivia y hay registros de sus mayores intereses como los servicios públicos, el buen funcionamiento de la administración pública, impulsó causas en relación con la abolición de la esclavitud, un trato humano con los indígenas y creó colegios superiores y escuelas primarios en todos los departamentos del país. También participó activamente en el armisticio de 1820.

De su infancia se sabe poco pero su madre murió cuando él tenía 7 años y fue educado hasta los 15 años por su tío José Manuel. Su familia era de tradición militar al servicio de la corona española pero su padre también apoyaba la causa emancipadora. Estudió matemáticas en la escuela de Ingenieros de Caracas en 1808.

Después habría de enlistarse en el ejército y en 1810 asciende a alférez. En 1812 asciende bajo el mando de Francisco de Miranda a teniente. Entre 1813 y 1817 viajó bajo distintas órdenes y organizando diferentes ejércitos. Hasta que regresa para continuar sus esfuerzos para la independencia. En 1817 es nombrado coronel por parte de Simón Bolívar con quien se fue para el cuartel general donde se ofreció su discurso de Angostura. Éste no fue su último ascenso pues habría de ser designado como General de la Brigada por Francisco Zea.

Por esa época Bolívar comenzaba a cumplir su sueño político; la conformación de una gran federación con las colonias liberadas del dominio español. En 1819 se consolida la liberación de Venezuela, pero también la liberación del virreinato de Nueva Granada tras el triunfo en la batalla de Boyacá. En el congreso de Angostura, su ya llamada cuartel general, se creó la República de la “Gran Colombia”, conformada por Venezuela, Colombia, Panamá y Ecuador.

En angostura, Antonio José de Sucre se hizo muy cercano de Bolívar pues se ganó su amistad y su respeto; lo describía como un buen militar y un elevado sentido de la moralidad. Desde esa época, su amistad hacia Bolívar y su compromiso con la Gran Colombia se haría parte de sus prioridades. Fue enviado a la Antillas para obtener armas para su ejército para después lograr el armisticio y la regulación de la guerra en Santa Ana de Trujillo en 1820 con el general Pablo Morillo.

Se le encomendó la campaña del Sur que constaba de liberar los territorios correspondientes a la Real Audiencia de Quito e intentar adherirlo a la Gran Colombia, logrando así una hegemonía. Pero no todo fue sencillo puesto que, aunque ya se habían alzado en armas contra España, no estaban de acuerdo con la integración a la Gran Colombia (Preferían Perú o ser autónomo). Aun así, logró la victoria y se anexo Ecuador quedando expedito el camino para la liberación de Perú. Un poco después en febrero de 1824 Bolívar tomó los poderes de Perú y se hizo cargo de las operaciones militares.

En su labor política, Sucre tuvo que abandonar la presidencia porque los peruanos estaban presionando al oponerse a la independencia de Bolivia que llevaron a las revueltas en el motín de Chuquisaca el 18 de abril de 1828. Sucre fue herido en el brazo derecho y encargo a José María Pérez de Urdininea que lo sustituyese.

En 1828 sucede el atentado contra Bolívar en Colombia mientras Sucre acababa de casarse con Mariana Carcelén, marquesa de Solanda. Sucre, aún muy leal, apoyó a Bolívar al declararse dictador de Colombia para mantener la Gran Colombia pero con muchas otras revueltas, a principios de 1830 se convocó en Bogotá su último congreso. Ahí fue requerido Sucre quien fue como representante de Cumaná y fue nombrado presidente del evento. Su propuesta era la concertación de departamentos de la República y tras muchos problemas al movilizarse y lograr una reunión la negociación fracasó y al volver a Bogotá con las malas noticias, decidió abandonar Colombia. De regreso a Quito con su esposa e hija fue asesinado en una emboscada cuyos autores materiales, José Erazo y Apolinar Morillo, fueron apresados y fusilados diez años después del crimen, se dice que su muerte fue ordenada por José María Obando, jefe militar de la provincia de Pasto.

Ir arriba