Ciencias

Leonardo Torres Quevedo

Biografía de Leonardo Torres Quevedo
dominio público

Biografía de Leonardo Torres Quevedo

Leonardo Torres Quevedo (28 de diciembre de 1852 – 18 de diciembre de 1936) ingeniero de caminos, matemático e inventor. Nació en Santa Cruz del Valle de Iguña, España. Nació el 28 de diciembre de 1852, en Santa Cruz de Iguña, en Molledo, Cantabria. Su padre, Luis Torres Vildósola y Urquijo, fue quien lo influenció en su carrera como ingeniero de caminos, ya que trabajó en la estación de ferrocarriles de Bilbao. Su padre también dirigió la construcción del puente del ferrocarril de Santander a Alar del Rey. Su madre fue Valentina de Quevedo y Maza. Durante su infancia estuvo largos periodos de tiempo separado de sus padres debido a sus labores. Por ello fue cuidado por las señoritas de Barrenechea, que lo declararon heredero de sus bienes.

Luego de cursar estudios secundarios viajó a París. Pero, al año siguiente inició sus estudios superiores en la Escuela Oficial del Cuerpo de Ingenieros de Caminos. En 1873 fue voluntario en la Tercera Guerra Carlista para defender a Bilbao que estaba siendo atacada por las tropas carlistas. ​ Una vez se levantó el sitio de Bilbao, el 2 de mayo de 1874, volvió junto a su hermano a Madrid, donde finalizó sus estudios en 1876. Consiguió un puesto en la empresa de ferrocarriles en la que trabajaba su padre, pero su visión de progreso lo llevo a realizar un largo viaje por Europa con el fin de conocer los avances científicos y técnicos, especialmente en el área de la electricidad. De regreso a España se instaló en Santander, donde inició una actividad de investigación.

Su intención era difundir el naciente conocimiento, así que apareció la publicación de su primer trabajo científico en 1893. Trabajó en sus primeros transbordadores en 1887, y los presentó en Suiza, aunque no fueron aceptados. Tuvo el apoyo de su esposa Luz Polanco y Navarro con quien tuvo ocho hijos: Leonardo y Julia, que no alcanzaron la mayoría de edad, Luz, Valentina, Luisa, Gonzalo, Leonardo y Fernando. Fue un académico entregado a la vida social, literaria y científica. Uno de sus mayores trabajos es Memoria sobre las máquinas algébricas presentado a la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. En 1895 presenta la memoria Sur les machines algébriques en un congreso en Burdeos y en 1900 Machines a calcular en la Academia de Ciencias de París.

Torres Quevedo, patentó un sistema de camino funicular aéreo de alambres múltiples. Logró un alto nivel de seguridad para el transporte de personas. La mecánica era la liberación de un punto fijo de apoyo del cable por el que discurre la barquilla y reemplazarlo por una polea con pesos, asegurando la tensión correcta en dichos cables a lo largo de todo el trayecto; como los cables eran múltiples, en caso de rotura de uno de ellos la tensión se distribuía equitativamente entre el resto. El español construyó varias máquinas de calcular. El gobierno español lo apoyó con la creación del Laboratorio de Mecánica Aplicada.

La actividad de Torres Quevedo en el campo de la aeronáutica merece también atención, puesto que realizó un proyecto para desarrollar un globo dirigible, lo que más tarde se conoció como globo dirigible semirrígido o dirigible T.Q. para el año de 1902 existían dos tipos de dirigibles: los rígidos, compuestos de un armazón metálico cubierto de tela y lleno de gas; y los flexibles, que carecían de armazón alguno. Los primeros fueron conocidos con el nombre de su inventor, Zeppelin. El invento de Torres Quevedo procuraba disminuir el riesgo que corrían los globos rígidos de perder el control mientras estaban en el aire, en caso de chocarse con algún obstáculo.  Los dirigibles flexibles, tenían la capacidad de disminuir su volumen para el transporte o maniobra en tierra, mientras que en el aire resistían mejor cualquier choque con un obstáculo.

Sin embargo, tenían problemas en cuanto a la estabilidad y calidad en el vuelo, puesto que eran fácilmente deformables, y a causa del peso tendían a doblarse. Así que, comenzó a adelantar modificaciones hasta lograr en el interior del globo una armadura flexible destinada a impedir que se deformase por causa del peso de los aeronautas, motores y lastres; básicamente la armadura era conformada por telas y cuerdas que se mantenían tirantes por efecto de la presión del gas del globo, lo que permitía que pudiese ser deshinchado en tierra y reducir su volumen.

 

Principales inventos de Leonardo Torres Quevedo

En 1905 fue construido, con la colaboración de Alfredo Kindelán, el primer globo dirigible flexible. Sin embargo, España no prestó mucha atención a este invento y Torres Quevedo lo compartió en tierras francesas: la casa francesa Astra en 1909 le compró la patente, comenzó inmediatamente a construir el nuevo tipo de aerostato y lo vendió en varios países. Tal fue la popularidad que los dirigibles Astra-Torres lucharon en la Primera Guerra Mundial contra los Zeppelin alemanes, y resultaron más rápidos y versátiles que estos últimos. Para realizar las pruebas sin arriesgar la vida de las personas desarrolló la radiodirección a distancia, sistema mejor conocido como Telekine, fue presentado al público español.

Este hombre fue importante en todos los campos de la investigación, la innovación y el desarrollo de la ciencia en el mundo. Para el año de 1912, inició algunos experimentos en el campo de la automática, la cibernética y la computación: creó su primer Autómata Ajedrecista, el primer jugador de ajedrez automático del mundo. Se consideró el padre de la informática. En 1914 escribió sus Ensayos sobre automática. En 1920 construyó un segundo ajedrecista autómata mejorado. Además, Torres Quevedo realizó toda la construcción del Aritmómetro electromecánico, una máquina de calcular capaz de sumar, restar, multiplicar y dividir, manejada a cierta distancia por medio de una máquina de escribir ordinaria dotada de contactos eléctricos y un dispositivo para escribir automáticamente los resultados. Poseía memoria electromecánica y un coordinador o cerebro automático. Muchos de sus inventos están consignados en las memorias descriptivas de sus múltiples patentes. Este importante hombre murió el 18 de diciembre de 1936. En su honor se erigió una escultura suya en el Museo de Aeronáutica y Astronáutica de España.

Ir arriba