Cultura

Historia del Barroco

Historia del Barroco
Diego Velázquez [Public domain]

Historia del Barroco

El Barroco (1600 a 1750) es un periodo de tiempo en la cultura occidental que se caracterizó básicamente por los avances en el campo de la literatura, la escultura, la pintura, la arquitectura, la danza y la música. Normalmente, es situado entre el Renacimiento y el Neoclásico. En el barroco la Iglesia Católica europea enfrentó muchos movimientos revolucionarios culturales que produjeron una nueva ciencia y una religión diferente que afectaba las bases de catolicismo dominante: la Reforma protestante.

En la parte artísticas estamos ante un periodo que creó una sensibilidad barroca que se caracterizó por una tendencia hacia lo decorativo, dejó de lado las reglas de la estética clásica, buscó la originalidad, le dio mayor espacio a la fantasía sobre las fieles representaciones de las cosas, y una exploración meticulosa de la psicología humana. La Iglesia católica supo que las artes debían fortalecer y demostrarse en rechazo a la reforma liderada por los protestantes. Otra de las acciones en contra fue el Concilio de Trento. Ahora bien, el arte barroco, especialmente la arquitectura fue un ejercicio de poder utilizado por la aristocracia, la idea era impresionar a los visitantes y expresar su poderío.

En la parte estética, el Barroco se caracterizó, por la complicación de las formas y el predominio del arte sobre la armonía de la naturaleza; el ideal renacentista. En cuanto a la poesía surgieron corrientes que se pueden enmarcar en el culteranismo y el conceptismo. Los poetas vieron la necesidad de innovar y renovar el lenguaje poético culto del Renacimiento. La palabra Barroco ha tenido varias interpretaciones, no fue sino hasta 1888 que el historiador alemán de arte Heinrich Wölfflin, lo identificó como oponente al Renacimiento y como una clase diferente dentro del arte “elaborado”.

El arte barroco alcanzó su momento de madures en Italia hacia 1630 y experimentó gran auge durante cuarenta años. A partir de ese momento se difundió por todas las naciones de Europa. La Iglesia Católica usó para sus fines litúrgicos la grandiosidad y la complejidad barrocas. Además, La arquitectura, la escultura y la pintura fueron ejes fundamentales para expresar los sentimientos contra la Reforma, este movimiento se llamó la Contrarreforma. Entonces, el arte barroco fue utilizado para dotar de prestigio a la autoridad papal e ilustrar las verdades de la fe. En pocas palabras, el barroco es la expresión estética de la Contrarreforma.

El arte barroco también fue utilizado por la realeza y por la burguesía, la primera lo hizo para difundir mensaje a su favor por medio de la suntuosidad, y la segunda lo utilizó para expresar sus ideas y trascender más allá de su tiempo. La serie de pinturas ejecutada por Pedro Pablo Rubens para Marie de Medici en el Palacio de Luxemburgo en París son un gran ejemplo de la pintura barroca. También debemos indicar que, en la parte de la escultura, Gian Lorenzo Bernini fue, indudablemente, el escultor barroco más importante.  También era fino escultor de retratos en forma de bustos lo que generaba gran demanda entre Las familias poderosas.

El Barroco es una época contrapuesta al Renacimiento, se caracteriza por la acumulación de formas y excesos de superposición de elementos ornamentales y en el cual aparecen columnas sin ningún fin. Además, figuras en los cuadros iluminados de forma poco común y esculturas que buscan efectos ilusionistas. Se puede diferenciar el barroco en: lujoso y cortesano, teatral y católico; y el barroco burgués destinado a representar la vida real, cotidiana y que toca la cuestión del protestantismo.

En la literatura es abundante el uso de la metáfora y la alegoría. Representa un estado de ánimo diferente, más cerca del romanticismo que del renacimiento. El virtuosismo y el realismo fueron importantes en la literatura. Todo fue enfocado alrededor del hombre individual, como una relación directa entre el artista y su cliente. El arte barroco de cierta manera le dio una solución al vacío cultural porque la relación entre el arte y el individuo fue más cercana.

Los arquitectos barrocos Piero de Cortona, Gian Lorenzo Bernini y Borrominni entre otros. Fueron los encargados de retomar el poder de las grandes basílicas romanas y enlazarlas entre sí por medio de calles que facilitasen sus visitas a los peregrinos. Y también lograron solventar las necesidades de tipo económico y social de Roma, como una ciudad en crecimiento constante. En la Basílica de San Pedro los dos arquitectos por excelencia fueron Borromini y Bernini. Ahora bien, las ciudades de Nápoles y Sicilia aceptaron con entusiasmo el arte barroco. La arquitectura fue libre, fastuosa y pintoresca. Esto no quiere decir que en otras ciudades de Europa no haya sido aceptado este estilo artístico.

Existió entonces el barroco francés, la obra más imponente es la residencia que Luis XIII hizo construir en Versalles, originariamente una pequeña construcción de ladrillos que Luis XIV hizo embellecer y ampliar. Le Vau y Lenotre fueron los encargados de ello. En España el barroco llegó en el siglo XVIII, se caracterizó por ser muy religioso, aunque también hay otros temas que representan a las clases bajas. Los artistas barrocos españoles más destacados son: Ribera, Zurbarán, Murillo y Valdés Leal, todos pintores. La arquitectura barroca comenzó a expandirse por los Estados absolutistas europeos y prevaleció por más de un siglo.

La arquitectura barroca española influyó activamente en América del Sur, sus principales figuras representativas son José de Churriguera, José de Ribera, Hipólito Rovira, Casas Novoa y Leonardo de Figueroa. El arte barroco en America Latina se destacan en: La basílica de Guadalupe, la fachada de El Sagrario de la Catedral, la capilla del Pocito y las iglesias poblanas, en México, y en Perú la Santa Teresa en éxtasis (1645-1652). Volviendo a Europa, podemos decir que la Iglesia del Gesù de Roma, construida a partir de 1568 según el proyecto de Vignola es el punto de partida de la arquitectura barroca. Representa una síntesis entre la arquitectura renacentista, manierista y barroca.

En suma, respondía a las exigencias de la Contrarreforma. Otro ejemplo de arquitectura Barroca es la Catedral de Morelia, en Michoacán, México, construida por Vincenzo Barrochio. De este modelo derivaron una serie de iglesias. En la cuestión de la escultura vemos que surge un pequeño movimiento. Se desarrolló a través de las creaciones arquitectónicas, sobre todo en estatuas, y también en la ornamentación de ciudades en plazas, jardines o fuentes. Las grandes pinturas murales vienen a corroborar el gusto por la teatralidad, se destaca el dinamismo; las imágenes muestran acciones violentas, lentas y exaltadas. Ahora bien, la pintura del Greco y de Caravaggio encajaron nuevos contenidos religiosos y morales.

Se desarrollan nuevos géneros como los bodegones, paisajes, retratos, cuadros de género o costumbristas, así como se enriqueció la iconografía de temas religiosos. El color, la luz y el movimiento, son los elementos esenciales en este estilo artístico y pictórico. En el tema del teatro se caracteriza por su pluralidad temática. El teatro se volvió una experiencia de múltiples medios, utilizando un espacio arquitectónico real. En cuanto a la música debemos decir que nacieron diversas formas musicales: como el concierto y la sinfonía. También, las formas como la sonata, y la cantata y oratorio florecieron. Fue una época muy fecunda e importante para la música occidental.

Ir arriba