Historia de Cream

Historia de Cream
Foto: Omroepvereniging VARA / CC BY-SA 3.0 NL </a

Historia de Cream

Cream (1966 – 1968) banda de rock progresivo. Fue creada en la capital inglesa de Londres. Eric Clapton, uno de los mejores guitarristas de blues en el Reino Unido decidió  abandonar la agrupación John Mayall & the Bluesbreakers con el fin de crear una nueva banda. Así que se reunió con Ginger Baker, batería de The Graham Bond Organisation, para plantearle el proyecto que tenía en mente. Baker aceptó pero le pidió que integrara a la nueva banda a Jack Bruce, su compañero en The Graham Bond Organisation, como bajista. Integrado el trio, eligieron el nombre de The Cream, pero a partir de lanzamiento de su primer trabajo se le conoció solo como Cream.

La banda realizó su debut oficial en el Sixth Annual Windsor Jazz & Blues Festival a mitad de 1966. Como no tenían canciones propias interpretaron temas clásicos de blues. En octubre, la banda invito a Jimi Hendrix  para que actuara en un concierto. Posteriormente, grabaron su álbum: Fresh Cream, tuvo buena acogida. El disco escaló hasta el puesto número seis en la lista de Reino Unido; en Estados Unidos no tuvo la misma suerte pero consiguió un puesto rescatable en las listas musicales. En el álbum hay temas compuestos por Baker, Bruce y su esposa, Janet Godfrey. Por ejemplo: I Feel Free. Del álbum impactó a la critica la pista que cierra el álbum Toad, un tema instrumental que incluye un solo de batería de Baker.

Este álbum hizo que Cream fuera catalogado como una banda de «rock progresivo». Aunque el más conocido del trio era Clapton, todos los integrantes de la banda fueron vistos como maestros de sus respectivos instrumentos. Su fama fue tal que los fanáticos más desenfrenados escribían sus nombres y el de la banda por las calles de Londres. Clapton era el más aclamado, su aporte a la agrupación fue inmenso, incluyó los estilos como el rhythm and blues, especialmente siguió la influencia de los guitarristas de blues y de rock’n’roll, tales como Chuck Berry,  B. B. King y Buddy Guy.

Algo que fortalecía y particularizaba a la banda Cream era su formación en base a la amistad, así que todos se servían mancomunadamente con el fin de resaltar el virtuosismo de cada uno. Cada uno tenía mucho por ofrecer al grupo musicalmente: Baker con su conocimiento en el jazz; Bruce en la música clásica y Clapton con sus grandes conocimiento sobre el blues. Cream consiguió un contrato con Robert Stigwood, director de la recién fundada discografica Reaction. Realizaron un concierto en el Twisted Wheel de Manchester. Desde aquel momento, Cream mostró una entidad musical. A la banda no le interesaba no seguir por completo las leyes del mercado, que solicitaba canciones pop-rock estructuradas en una duración de tres o cuatro minutos.

Lo que hizo Cream fue admirable, derribó completamente la convencionalidad de este formato. Cada integrante decidió tomarse su tiempo en cada tema para demostrar sus habilidades instrumentales. Tiempo después esta costumbre se evidenció en los conciertos de otras bandas. En su canción Sweetwine, Clapton usaba el feedback y una fuerte distorsión de la guitarra, mucho antes de que este efecto se pusiera de moda. La banda introdujo  largos fragmentos instrumentales  en I’m so glad y Spoonful. En Toad se incluía un solo de batería nunca antes escuchado en el escena del rock.

Cream viajó a Norteamérica, para realizar diez actuaciones en el programa televisivo Murray The K Show. Los integrantes aprovecharon para visitar los estudios Atlantic de Nueva York, donde empezaron a trabajar en su segundo álbum. Cream inició una gira por Gran Bretaña, y lanzó su tercer single Strange brew, que rápidamente se ubicó entre el Top 20. En el mismo año volvieron a los Estados Unidos, esta vez a San Francisco, a uno de los míticos locales de Bill Graham. Los músicos de Cream no estaban preparados para la intensidad del entusiasmo generado por sus actuaciones: definitivamente estaban en la cumbre de su carrera.

Se convirtieron en iconos de la contracultura hippie y psicodélica. Jack Bruce había formado un equipo creativo con Martin Sharp  a la cabeza para crear las portadas de sus álbumes, especialmente el álbum Disraeli gears, publicado en noviembre de 1967. Dicha portada quedó como un paradigma del arte psicodélico, con su alucinante estilo espacial. Además el trabajo representó un sustancial avance respecto al blues.

El grupo continuaba en lo más alto, sus presentaciones eran diarias, pero por tanta presión, empezaron a perder el entusiasmo de tocar juntos. Se perdió lo que caracterizaba al grupo, y sin eso solo quedaron tres personalidades egocéntricas que competían por obtener un espacio mayor. Luego de que la agrupación volvió de Inglaterra se anunció su separación a finales de año. Antes Cream publicó Wheels of fire, el primer álbum doble de la historia del rock, este incluía un disco de estudio y otro en directo.

En este disco cada uno, como era costumbre, mostró sus habilidades. Alcanzó el primer puesto en Estados Unidos y el tercero en las listas inglesas. Su última aparición se dio el 26 de noviembre de 1968 en el Albert Hall de Londres. Aunque se separon en 1969, se publicó Best of Cream. A pesar de la corta existencia de la banda, lograron resultados nunca antes esperados.

To Top